Setiembre de 1810, movimientos independentistas en México y Chile

Por Daniel Torena

En el entonces Virreinato de Nueva España, los criollos mejicanos querían una política de mayor autonomía y libertad ante la política conservadora, monárquica y centralista del Rey Fernando VII y luego del Consejo de Regencia de Sevilla, que postergaba a los criollos de los cargos públicos más importantes. Además, había grandes masas campesinas mestizas e indígenas casi sin derechos y en condición de servidumbre.

Se formó un partido criollo, en la casa del cura Pbro. José María Sánchez, los Capitanes de Milicias Ignacio Allende y Juan Almada y el prestigioso e influyente cura párroco de Dolores, Pbro. Miguel Hidalgo y Costilla, con gran ascendencia sobre las masas campesinas. Al ser descubiertos adelantaron la fecha del mismo y se nombró el Cura Don Miguel Hidalgo y Costilla como Jefe o Caudillo del Movimiento Emancipador.

A las dos de la mañana del domingo 16 de setiembre de 1810, Hidalgo como Comandante del grupo se lanzó a la calle, con un pelotón de hombres armados pobremente, liberó presos por razones políticas y sociales y toco misa a rayar el alba, convocando al Pueblo de Dolores, a levantarse por los derechos de la "Patria Mejicana". De inmediato Hidalgo reunió 600 hombres entre mestizos e indígenas, tomando el Santuario de Atolonilco, de donde retiran un lienzo de la "Imagen de la Virgen de Guadalupe", Santa Patrona de México, que será llevada al frente del Ejército Patriota, como símbolo de la Independencia.

A los gritos de "Viva la Virgen de Guadalupe y mueran los gachupines", comenzó una guerra por la libertad. Con una movilización de masas campesinas bajo el mando del Cura Hidalgo, su caudillo y líder indiscutido, nombrado Generalísimo del Ejército Patriota.

El 15 de diciembre de 1810, Hidalgo apoyado pos sus compañeros del partido criollo, cuyos integrantes militares serán comandantes, de un gran ejercito de masas campesinas, muy pobremente equipado y sin experiencia de guerra, con escasos militares profesionales. A pesar de las carencias, se continuó con una lucha por la libertad, estableció una "proclama" desde Valladolid, por la libertad y los derechos del Pueblo Mejicano. Donde se reconocían los legítimos derechos de los pueblos indígenas, como el establecimiento de una justicia basada en el humanismo cristiano, para todos los mejicanos sin distinciones sociales o étnicas. Como el derecho de México a ser una Nación Soberana en lo político institucional.

Luego fue derrotado por fuerzas militares mejor equipadas del gobierno colonial español, no se rindió a renunciar a la independencia, ni a reconocer al Rey Fernando VIII. Expresando que "dios natural ha otorgado a todos los hombres, derechos inalienables" y "lucharía hasta la muerte para los defensores de su país". Fue capturado y juzgado sumariamente, Hidalgo con entereza hasta el final de sus días, fue fusilado en el frente del Hospital de Chihuahua, el 1 de agosto de 1811. Sus restos descasan en la monumental e histórica, Catedral Metropolitana de Ciudad de México, junto a otros héroes de la Independencia.

Finalmente México después de años de guerra logró la Independencia, luego se estableció la Junta Provisional Gubernativa y el 28 de setiembre de 1821 se proclamó la "Independencia del Imperio de Mejicano", con el General Agustín Iturbide que se declaró primer Emperador de México. Durará dos años hasta 1823. Es considerado como el mayor héroe de la Independencia de México, el Cura Miguel hidalgo y Castilla y la fecha oficial de la Independencia es el 16 de setiembre de 1810.

En la Capitanía General de Chile, el patriciado criollo, tanto militares como civiles, se sentían desplazados de los cargos más importantes del gobierno colonial por miembros de la élite y la aristocracia española o peninsular. El 18 de setiembre de 1810, los criollos nombran una "Junta Gubernativa de Gobierno" con fines emancipadores, presidida por el ilustre Mateo de Toro y Zambrano, Conde de la Reconquista, que fallece a los pocos meses, en febrero de 1811, siendo sustituido por el respetado y culto Juan Martínez de Roca, figura del patriciado que quería un movimiento claramente emancipador. Los diputados electos para un Congreso General de la Capitanía General de Chile, emulando los hechos ocurridos en Buenos Aires, crearon una "Junta de Guerra" en mayo de 1811, con destacados militares criollos e ilustres figuras de la sociedad chilena.

Los elementos independentistas más destacados lograron formar un "Directorio Ejecutivo", que duró hasta el 4 de julio de 1811, que depositó su autoridad en el Congreso General de Chile. Posteriormente los militares criollos más destacados fueron los Coroneles Bernardo O´Higgins, los Comandantes José Miguel Carrera y el Juan Mckennna, apoyados por los Doctores Juan Martínez de Rozas y Gaspar Marín.

El Virrey del Perú, Abascal en agosto de 1812, resolvió enviar un ejército colonial desde Lima, para sofocar la revolución en Chile, por ser separatista de España, poniendo al mando al Brigadier de los Reales Ejércitos Antonio Pareja. Pareja llegó a Chile en 1813 y comenzó una dura guerra de resistencia de los chilenos frente a las fuerzas realistas mayores en número y medios.

El Comodoro de la Marina Real Inglesa, Hylliar, en 1814 ofreció sus servicios como mediador al Virrey Abascal, aceptando un armisticio hasta que culminara la guerra en Europa contra Napoleón. Luego de la Batalla de Rancagua, donde los chilenos con 1700 hombres fueron derrotados por un ejército realista de 5.000 hombres del General Osorio. El Brigadier O´Higgins que había sido ascendido por los patriotas, logró salvar parte del ejército y cruzó la cordillera de los Andes, llegando a Mendoza.

El Brigadier General José de San Martín viendo la situación en Mendoza, comenzó a reclutar más efectivos para el "Ejército de los Andes", con el tiempo logró formar una fuerza de casi 5.000 hombres integrada por militares profesionales, voluntarios, milicianos de distintas provincias del norte argentino y bonaerenses, como chilenos y varios orientales.

En el "Plumerillo" campamento general del Ejército Patriota, San Martín lo organiza en tres columnas en enero de 1817, O´Higgins será parte del comando del Ejército y luego de cruzar la cordillera de los Andes, con grandes dificultades, el 12 de febrero de 1817 se derrota al Ejército Realista en la Batalla de Chacabuco. Posteriormente, llegan a Santiago los patriotas y un Cabildo abierto, designa a San Martin Director Supremo de Chile, renunciando y al cargo en su lugar es elegido su gran amigo el General Bernardo O´Higgins. Posteriormente, los Generales San Martín y O´Higgins resolvieron publicar solemnemente el "Acta de Declaratoria de la Independencia chilena".

San Martín será nombrado por el Gobierno de Chile con el grado militar más alto de Capitán General, por sus altos servicios a Chile, el mismo grado que tendrá O´Higgins. La guerra continuará pero Chile ya era una nación soberana, culminando el proceso emancipador iniciado el 18 de setiembre de 1818.




Delito infraganti, no pesquisa secreta
Así no podemos seguir
Julio María Sanguinetti
Reedición de libro sobre la fundación de Montevideo
La Policía, los piquetes ilegales y la LUC
Una Intendencia negligente
¿Estrategia electoral o presión política?
La farsa de las firmas fraguadas
A propósito del caso de acoso no revelado en el último gobierno del Frente Amplio
La hora de la política para potenciar el crecimiento
La Agricultura Familiar también es parte del Agro negocio...
Tomás Laguna
Convivencia
Consuelo Pérez
Doloroso y angustiante
Jorge Ciasullo
La República que pudimos ser en 1815
Leonardo Vinci
Historia abreviada de los museos (II)
Daniel Torena
Javier Milei: un profeta exitoso, un rey en apuros
El nuevo régimen quiere opiniones a modo
Macron llama a elecciones anticipadas
Europa se derechizó
Frases Célebres 994
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2021 Correo de los Viernes. Publicación de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.