Edición Nº 999 - viernes 19 de julio de 2024        

Los "clase A" de la peor política

El Prof. Yamandú Orsi ganó la interna y al día siguiente se tomó un avión a España, evitando así los micrófonos "no compañeros", que tanto temor generan en su comando de campaña. Ya en el viejo continente, y con rostro triunfante, pactó un encuentro con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. En la reunión discutieron la "hoja de ruta de la izquierda en Uruguay" e intercambiaron "experiencias y estrategias políticas". La elección de Sánchez como consejero revela mucho sobre el tipo de liderazgo que Orsi aspira a ofrecer: uno que sigue el modelo de políticos divisivos y mediocres.

Pedro Sánchez es un claro ejemplo de la política de los "clase A" que Orsi ha cultivado en estos años. Quién mejor para aconsejar a un candidato frentista que alguien cuya gestión ha sido sinónimo de caos económico, social y político. España, bajo las administraciones de Sánchez, ha visto como su economía se estanca, el desempleo se dispara y la polarización política alcanza niveles alarmantes. La corrupción, lejos de ser un mal erradicado, ha encontrado en Sánchez un facilitador.

Entre los escándalos que rodean a Sánchez, destacan los casos de corrupción en su partido, el PSOE, pero particularmente las acusaciones que pesan sobre su esposa, Begoña Gómez, que es acusada por su vinculación con entidades financieras y empresas que han recibido contratos públicos. En su haber más reciente, también se encuentra el controversial pacto con los independentistas catalanes. Este acuerdo, calificado por muchos como una traición a la unidad de España, demuestra la disposición de Sánchez para aliarse con cualquier grupo que le permita mantenerse en el poder, sin importar las consecuencias para la cohesión del país.

En esta línea, el "sanchismo" y sus socios de gobierno han mantenido una postura ambigua y, en ocasiones, de apoyo hacia las dictaduras caribeñas de Cuba y Venezuela. Sánchez ha evitado calificar el régimen cubano como una dictadura, y ha mostrado una actitud amistosa hacia figuras del gobierno venezolano, como la vicepresidenta Delcy Rodríguez. Esta postura se refleja también en otros aliados de Sánchez, como Yolanda Díaz, quien ha elogiado el legado de Hugo Chávez; o Pablo Iglesias, quien ve a los Castro con orgullo; y ni hablar de figuras de partidos independentistas que consideran a Cuba y Venezuela como modelos a seguir.

Desde ya que nada de lo que escribimos nos causa sorpresa. En otra de sus sorprendentes y reiteradas demostraciones de mal juicio, Orsi había mostrado su afinidad por líderes incompetentes al calificar nada menos que a Alberto Fernández, el expresidente argentino, como un "clase A de la política". Al igual que en Madrid, en Buenos Aires también se sacó una foto y pidió consejos, junto al entonces candidato frentista, Daniel Martínez, del que Orsi era jefe de campaña. Fernández, recordado en la vecina orilla como uno de los peores presidentes en la historia reciente, dejó su país con un 40% de pobres y una inflación cercana al 200%. Cuando finalizó su mandato, se radicó en la España de Sánchez, quien lo recibió en el Palacio de la Moncloa como un "gran Presidente". No es de extrañar que Orsi, quien parece tener un imán para los malos amigos, se sintiera atraído por Sánchez, otro "clase A" de la peor política.

Que los posibles desdobles de Orsi -si es que alguien le pregunta seriamente los porqué de su encuentro con Sánchez- no nos confundan, no fue una simple visita de cortesía -que es lo que dirán si se los cuestiona-, es una declaración de intenciones. Orsi busca replicar en Uruguay un modelo de gobierno que ha fracasado estrepitosamente en otros lugares. Pedro Sánchez, conocido por su habilidad para polarizar, es un maestro de la política del enfrentamiento, que ha demostrado avezadamente ser un líder que prefiere las tácticas divisivas a la construcción de un consenso real y duradero.

Al alinear su visión con la de Sánchez, la izquierda vernácula deja claro que no tiene problemas en adoptar las peores prácticas de la política internacional. Digámoslo sin medias tintas, este es el tipo de liderazgo que Orsi le propone al Uruguay, uno basado en la división, el enfrentamiento y la incompetencia.

Es nuestro deber insistir. Los uruguayos deben ser conscientes de lo que está en juego. Nuestro futuro no puede estar en manos de alguien que ve en Pedro Sánchez y Alberto Fernández un modelo a seguir. Lo ha dicho nuestro candidato, el Dr. Ojeda, con razón, son la peor expresión de lo antiguo.


Antiguos y modernos

Por Julio María Sanguinetti

Cuando el Dr. Andrés Ojeda, en nombre del Batllismo, dice que más importante que hablar de derecha e izquierda, es hacerlo de antiguos o modernos, recobra un concepto muy afín a Felipe González, que fue un modernizador de la vieja idea del solidarismo. Y ahí está el nudo: se puede ser liberal antiguo o moderno, socialista antiguo o moderno, lo que nos lleva, una vez más, al debate histórico sobre el Batllismo. Tanto ha sido fundamental en la construcción del Estado uruguayo, que sigue estando en el centro del debate.

En su tiempo, el Batllismo era repudiado por el liberalismo conservador por haber configurado un Estado de Bienestar que se consideraba abusivo, y por el socialismo histórico por burgués, al perpetuar la propiedad privada y la economía de mercado.

¿Algo ha cambiado? Veamos.

Los liberales conservadores del Partido Nacional han llegado hasta nuestro tiempo proponiendo la privatización de las grandes empresas del Estado, como se discutió y resolvió en el célebre referéndum de la Ley de Empresas en el gobierno del Dr. Lacalle de Herrera. Hoy Lacalle Pou aparece en otra posición, tanto que permanentemente defiende el valor del Estado, como lo ha hecho esta semana con la llegada de la energía a barrios carenciados o como lo hizo rotundamente en su discurso en Buenos Aires en la Fundación Libertad.

Allí, el 23 de abril dijo que se necesita un "Estado fuerte", aunque "para ser fuerte no tiene que tener tanta dimensión. Se necesitan instituciones fuertes". Luego defiende a los partidos porque sin ellos "es más riesgosa la democracia". Son los que "limitan y contienen, ayudando a la actitud de un gobernante".

En un concepto inconcebible para un liberal conservador, afirma que "sin cohesión social no hay posibilidad de gozar de la libertad individual". "Es difícil gozar de la libertad individual si se vive en un rancho, si no se tiene acceso a una buena salud, si nuestros hijos no estudian y por ende no tienen una luz final del camino".

Podrá decirse que nuestro Presidente es un liberal conservador, como dicen los frentistas, pero tendrán que reconocer que es un liberal moderno, que ha incorporado la visión social que al Estado añadió el Batllismo. Esa es la razón por la cual hemos podido trabajar con comodidad en el actual gobierno.

En el campo contrario, el socialismo propugnó la revolución y en nuestro país hasta se intentó desde 1963 a 1973, con el nefasto resultado de un violencia que derrumbo las instituciones. Por entonces, se despreciaban las garantías constitucionales porque se consideraban "libertades formales" que de nada valían si no había igualdad. Cuando vino el autoritarismo a la fuerza, entendieron que esas libertades "formales" son la base del Estado de Derecho y que sin ellas no hay libertad ni dignidad ciudadana.

Hoy ya no se habla de revolución y , en cambio, se invoca falaciosamente al Batllismo, cuando: 1) el PIT CNT sigue reivindicando la lucha de clases; 2) el Frente Amplio no asume a Cuba como un Estado totalitario y fracasado y ni siquiera se atreve a condenar la dictadura venezolana; 3) porque no acepta los cambios que el reformismo batllista, esencial en su definición, propugna para que las empresas del Estado sirvan a la sociedad, en competencia, y no en anacrónicos monopolios que sigue defendiendo; 4) porque sostienen una concepción de la educación desinsertada de los sistemas de producción y empleo de la nueva economía, condenando así a la desocupación a las nuevas generaciones; 5) porque en nombre de prender "velitas" al socialismo, hay que mantener empresas que den pérdidas, aunque ello signifique malgastar recursos imprescindibles para atender obligaciones sociales; 6) porque al pie de sus prejuicios, no tienen reparos en abrazar a movimientos internacionales como Hamas, expresiones máximas de la violencia y el retraso social.

En una palabra, siguen invocando al socialismo, pero desde una posición antigua. Los socialistas modernos, que se abrieron camino desde Felipe González en España o Ricardo Lagos en Chile, asumieron todas las reglas de la democracia liberal y la economía de mercado, simplemente reivindicando la garantía social del Estado. Justamente eso es lo que significó el Batllismo en Uruguay. Podemos llamarle "liberalismo progresista" en versión norteamericana o "socialdemocracia" en versión europea, pero es eso.

Cuando hace 28 años fundamos el Círculo de Montevideo lo hicimos con socialistas modernos como Felipe o Ricardo y con conservadores modernos como Belisario Betancur, el gran presidente colombiano que con gracia decía: "soy la izquierda de la derecha y la derecha de la izquierda, o sea el profundo centro".

De eso se trata, entonces, antiguos o modernos.

No es casual que el Frente no reconozca a Felipe González y sí a Pedro Sánchez, a quien visitó Orsi estos días.

Son antiguos, no están en los tiempos. Vivimos una revolución tecnológica profunda. Si no nos metemos adentro para conducirla, como decía Luis Batlle, nos pasará por arriba.


Abelardo García Viera

A los 86 años, falleció Abelardo García Viera, investigador, profesor, Director del Archivo General de la Nación, Presidente de la Comisión del Archivo Artigas y muy especialmente colaborador entusiasta e inteligente de Don Juan Pivel Devoto, a quien acompañó a lo largo de sus extensos años de trabajo en las instituciones culturales del Estado.

De ese magisterio le venía la pasión por la independencia nacional como epopeya de nuestros caudillos y su combate a todos quienes dudaron en su tiempo de la viabilidad del país o acuñaron la errática teoría del Uruguay como "invento" inglés. En el Archivo Artigas tiene sobre esos temas algunos trabajos interesantísimos como el que hizo para los documentos sobre los Corsarios, que le llevaron a sostener nuestra independencia nacional como un hecho ya consumado en 1814 luego de la rendición de Montevideo y la ratificación real en la batalla de Guayabos ganada por Rivera.

En el cuidado del patrimonio histórico empeñó permanentes esfuerzos, que le llevaban a perseguir objetos en cuanto remate existiera para incorporarlo a las colecciones estatales. Incluso en lo personal vivió años en unos apartamentos del Palacio Salvo atestados de libros y objetos antiguos en los que en los últimos años apenas se podía entrar. De cada asunto hacía una causa, como del propio edificio, al que defendió ardorosamente como emblema montevideano.

Colorado y batllista de convicción y militancia, apoyó con fervor todas nuestras causas. Incluso colaboró con entusiasmo para que en 1994 pudiéramos lograr la reincorporación de Hugo Batalla al Partido Colorado, que culminó con la victoria electoral y su acceso a la Vicepresidencia de la República.

Casado con Renata Gerone, diplomática italiana vinculada a las instituciones culturales, vivió años felices con ella, mujer de calidades por su cultura, amabilidad y contagiosa bonhomía.

Amigo leal, nos acompañó en la vida política tanto como familiar, entrando y saliendo de nuestra casa con su alegría y afecto. Marta, nuestros hijos y nietos, ya lo estamos extrañando.

J.M.S.



194o. aniversario de la Jura de la Constitución

"¿Juráis a Dios y a la Patria cumplir y hacer cumplir en cuanto de Vos dependa, la Constitución del Estado Oriental del Uruguay sancionada el 10 de Setiembre de 1829 por los representantes de la Nación? ¿Juráis sostener y defender la forma de gobierno Representativo Republicano que establece la Constitución? Si así lo hiciéreis Dios os ayudará; si no, Él y la Patria os lo demandarán".

Con esa fórmula, en un acto multitudinario celebrado en la Plaza Matriz de Montevideo (luego redenominada como "Plaza Constitución") encabezado por el gobernador provisorio Juan Antonio Lavalleja, se juró nuestra primera Constitución. Esa que en su art. 4° estableció -y continúa vigente- el carácter indispensablemente democrático de esta nación soberana: "La soberanía en toda su plenitud existe radicalmente en la Nación, a la que compete el derecho exclusivo de establecer sus leyes, del modo que más adelante se expresará". Y en su art. 9°: "Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación".

Ese acto se llevó a cabo simultáneamente en todos los pueblos del flamante Estado.

Con mentalidad anacrónica, muchos han señalado los múltiples paréntesis -que no fueron tantos- que tuvo la vigencia de la Constitución a lo largo del siglo XIX. Es de hacer notar, empero, que ninguno de quienes encabezaron esos períodos de facto se atrevieron a autodenominarse Presidente de la República. Todos ellos tenían claro que encabezaban situaciones de excepción, por fuera del marco jurídico y no pretendían legitimarse con un título que no les cabía en buena ley. Tal la fuerza moral de la Constitución de 1830.

Salvo el período de facto presidido por el general Baldomir, en razón de las peculiaridades del origen bastardo de la Constitución de 1934 y por su ejercicio mismo del poder en ese brevísimo interregno, los paréntesis constitucionales ocurridos durante el siglo XX, el régimen "marzista" y la dictadura militar, fueron traumáticos y dejaron abiertas heridas de enorme magnitud.

Todo ellos no hace sino ratificar la profunda sabiduría de Artigas en la llamada Oración de Abril, pronunciada en la apertura del congreso de Tres Cruces, el 5 de abril de 1813, cuando expresó:

"Ciudadanos: los pueblos deben ser libres. Su carácter debe ser su único objeto y formar el motivo de su celo. Por desgracia, 1810-1813 va a contar tres años nuestra revolución y aún falta una salvaguardia general al derecho popular. Estamos aún bajo la fe de los hombres y no aparecen las seguridades del contrato. Todo extremo envuelve fatalidad: por eso una confianza desmedida sofocaría los mejores planes; ¿pero es acaso menos temible un exceso de confianza? Toda clase de precaución debe prodigarse cuando se trata de fijar nuestro destino. Es muy veleidosa la probidad de los hombres; sólo el freno de la constitución puede afirmarla. Mientras ella no exista, es preciso adoptar las medidas que equivalgan a la garantía preciosa que ella ofrece. Yo opinaré siempre que sin allanar las pretensiones pendientes, no debe ostentarse el reconocimiento y jura que se exigen. Ellas son las consiguientes del sistema que defendemos y cuando el ejército la propuso no hizo más que decir quiero ser libre".


Falacia de falsa oposición...

El Frente utiliza este viejo recurso retórico para criticar la compra de seis aviones de combate por parte del gobierno de coalición, argumentando que hay otras necesidades.

Es claro que la adquisición de estos aviones es una medida estratégica para blindar nuestras fronteras y asegurar la defensa nacional; no debería ni explicarse. Durante quince años de gobierno frentista, la inversión en la modernización y equipamiento de nuestras Fuerzas Armadas fue prácticamente nula, dejando al país vulnerable y con una infraestructura militar obsoleta. Ahora, esta compra de aviones busca revertir esa dejadez y dotar a Uruguay de una defensa aérea moderna y eficiente.

Las críticas del Frente Amplio se centran en cuestionar esta inversión, alegando que existen otras prioridades, como los centros CAIF. Sin embargo, utilizar la falta de funcionamiento de algunos CAIF como un argumento en contra de la compra de aviones es una clara falacia de falsa oposición. No se trata de elegir entre una cosa u otra; el país necesita fortalecer tanto su seguridad como su infraestructura social. Es más, la afirmación de que los CAIF están desatendidos es cuestionable, ya que el gobierno, por pedido expreso de nuestro Partido, ha continuado destinando importantes recursos para su funcionamiento y mejora.

En esta línea, es importante recordar que si hay algo que no tiene el frentismo es autoridad moral a la hora de hablar de gestión de los recursos públicos. La debacle de ANCAP con pérdidas de USD 800 millones, la quiebra de PLUNA con un costo de USD 300 millones, y el fiasco de Gas Sayago con USD 200 millones dilapidados son sólo algunos ejemplos de cómo los recursos se desperdiciaron en administraciones anteriores. Estos casos demuestran que el problema no es la falta de dinero, sino la mala administración del mismo.

Como es costumbre, las críticas del Frente Amplio son infundadas y falaces...


Don Luis Batlle Berres (26-11-1897 / 15-07-1964)

El lunes 15 de julio se cumplieron 60 años del fallecimiento de Don Luis Batlle Berres, una figura emblemática en la historia del Uruguay. Don Luis, apodado cariñosamente "Luisito" en su círculo íntimo, dejó una huella imborrable en la vida del país. Su legado trasciende su tiempo como servidor público en los que ocupó importantes cargos, como la Vicepresidencia y la Presidencia de la República.

Luis Batlle Berres fue, ante todo, un líder visionario. Durante su presidencia, impulsó políticas que beneficiaron a las clases trabajadoras y fortalecieron la economía del país. Su enfoque en la industrialización y el desarrollo de infraestructura creó un panorama de prosperidad que definió a Uruguay durante décadas. Su compromiso con la justicia social y el bienestar de los uruguayos fue una constante en su carrera política, legado de su ilustre tío, Don José Batlle y Ordóñez.

Recordamos a Don Luis por sus logros políticos, pero también por su carácter y dedicación. Su capacidad para conectar con la gente "de a pie" y su espíritu incansable en la búsqueda de un Uruguay mejor lo convirtieron en un líder querido y respetado. Hoy, al cumplirse 60 años de su partida, rendimos homenaje a su memoria y celebramos el legado de un hombre que dedicó su vida al servicio de su país.



La autocandidateada del año

El presidente del Frente Amplio, conocido por sus habilidades en el arte de la autopromoción y su gusto por los reflectores, mencionó en una reciente entrevista que "analizaría" ser candidato a la Intendencia de Montevideo en 2025 si su partido se lo pidiera. Suponemos que esta declaración ha causado más de una carcajada entre quienes lo conocen, ya que suena más a una autocandidateada descarada que a un verdadero llamado a la responsabilidad.

Es casi imposible no ver esta movida como una táctica desesperada para mantenerse en el centro de atención. Pereira parece estar más preocupado por inflar su imagen pública que por cualquier otra cosa, lanzándose al ataque de candidatos y fórmulas de otros partidos en cada oportunidad que se le presenta.

El contexto no podría ser más claro: el Frente Amplio todavía no ha definido quién será su candidato para la Intendencia de Montevideo en las próximas elecciones, pero Pereira ya se ha lanzado a la carrera, aunque sea de manera "condicional". Porque claro, siempre es más fácil decir que uno está dispuesto a sacrificarse por el bien del partido cuando en realidad lo único que se quiere es un poquito más de protagonismo.

Quizás, y solo quizás, en lugar de preocuparse tanto por autopostularse y criticar a los candidatos presidenciales, Pereira debería enfocar sus energías en consolidar propuestas que realmente beneficien a la ciudadanía. Pero eso requiere un nivel de compromiso y trabajo que va más allá de las cámaras y los micrófonos. Al final del día, las intenciones políticas deberían ser claras y honestas. Si se tiene fe en una causa, adelante. Si sólo busca figurar, despertará risas y aplausos vacíos como consuelo.


Una responsabilidad que no quieren asumir

El flamante intendente de Montevideo, Mauricio Zunino, ha optado por un camino bastante esperable en un frentista promedio: culpar al resto de un problema que le compete; en este caso puntual el de la basura. Zunino dice que la suciedad que inunda la capital en culpa del gobierno nacional, que no erradica a las personas en situación de calle. Este argumento, francamente ridículo, ignora por completo la responsabilidad de sus innumerables predecesores en la deplorable gestión de la limpieza urbana hace más de tres décadas y media.

Es insólito que quienes gobernaron a nivel nacional durante quince años, y justificaban la basura alegando que era un reflejo del buen pasar de los montevideanos, ahora intenten deslindar responsabilidades. ¿Acaso olvidaron cuando decían que dormir en la calle era un derecho? Las declaraciones del novel Intendente, además de absurdas, demuestran una total falta de compromiso con la realidad que viven sus conciudadanos.

Durante la administración de Cosse, y ahora con Zunino, Montevideo ha sido transformada en un verdadero "Mugre-video". La gestión ineficiente y la falta de políticas efectivas para la limpieza urbana han dejado a la ciudad en un estado lamentable. Los montevideanos están hartos de vivir entre la suciedad y de la indiferencia de sus gobernantes. Sólo hay que salir a la calle...

Parece absurdo tener que recordarle a Zunino que la gestión de Montevideo está en sus manos. La responsabilidad de la limpieza, la recolección de residuos y el mantenimiento urbano recae directamente sobre su administración. Culpar al gobierno nacional es una excusa que no convence a nadie y evidencia la incapacidad de asumir las responsabilidades para la que es llamado.

La ciudadanía necesita soluciones reales. Montevideo merece una gestión eficiente y responsable que no busque chivos expiatorios, sino que enfrente los problemas con seriedad y dedicación. Sr. Zunino, en el poco tiempo que tiene, deje las excusas y comiencen a trabajar en serio por una ciudad limpia y ordenada.


¿"Confusión" de la IM?

La reciente polémica generada a partir de las diversas notificaciones que recibieron vecinos adherentes de la coalición -que fueron intimados a "regularizar" su situación ante la IM- ha levantado serias suspicacias sobre las verdaderas intenciones de la comuna capitalina. Los voceros del frentismo han salido a desmentir las versiones que afirmaban que los cedulones recibidos por vecinos buscaban amedrentarlos y crear confusión respecto a la colocación de carteles partidarios en sus domicilios particulares, pero sus explicaciones dejan más dudas que certezas.

La IM aclaró que su mensaje sobre la cartelería se refería únicamente a la regulación de publicidad comercial y electoral en espacios públicos, y no a la colocación de carteles en propiedades privadas. Sin embargo, la insistencia en esta aclaración y la manera en que fue comunicada generan dudas legítimas sobre las motivaciones detrás de esta confusión.

Es difícil no sospechar de una posible motivación política, especialmente en un contexto donde la IM es el principal espacio de poder del Frente Amplio. La confusión creada podría estar dirigida a sembrar el miedo entre los ciudadanos, llevándolos a retirar cualquier tipo de cartelería por temor a multas o sanciones, lo cual sería una forma indirecta de controlar la expresión pública.

La reacción de la IM, esta semana, aclarando "una vez más" el propósito de su mensaje, mientras sigue notificando vecinos, parece más una estrategia para cubrir sus pasos que una auténtica corrección de un malentendido. Si la confusión fue genuina, la comunicación inicial debería haber sido clara y precisa, evitando la necesidad de múltiples aclaraciones y desmentidos.

La pregunta se impone: ¿estamos ante un simple error administrativo o se trata de una estrategia deliberada para intentar limitar la expresión pública en Montevideo?


Dos velocidades...

El diputado colorado Felipe Schipani se ha mostrado preocupado respecto a la lentitud con la que la Fiscalía General ha manejado el caso de las licencias sindicales "truchas". El legislador recordó que la denuncia, que reveló "irregularidades, omisiones y presuntas ilicitudes" por parte del Consejo de Secundaria frentista y la cúpula de Fenapes, se presentó hace más de dos años, en junio de 2022; no obstante, hasta la fecha, no se ha citado a una sola persona a declarar, lo que demuestra una alarmante falta de avance en el caso.

El propio Presidente Lacalle Pou ha expresado su preocupación sobre el tratamiento desigual de diversos casos por parte de la Fiscalía. "No estoy descubriendo la pólvora. Hay causas que van a 180 kilómetros por hora; y otras, no van o están quietas", dijo hace un tiempo, subrayando una inquietud compartida por muchos ciudadanos sobre algunos fiscales.

En el caso que hoy nos compete, la investigación parlamentaria reveló una magnitud inusitada de corrupción. Según la información que procesó la Comisión Investigadora, los sindicalistas presentaron 380 certificados fraguados en 70 liceos de todo el país para justificar 536 días de inasistencias. Estos certificados permitieron a los delegados sindicales ausentarse injustificadamente de sus obligaciones docentes, afectando gravemente el sistema educativo.

A pesar de la clara evidencia, la inacción de la Fiscalía ha permitido que los responsables no enfrenten aún las consecuencias de sus actos. Es imperativo que ésta actúe con la misma celeridad y rigurosidad en todos los casos. La disparidad en la velocidad no solo afecta la percepción de justicia, sino que también erosiona la confianza pública en las instituciones encargadas de velar por el cumplimiento de la ley.

Mientras tanto, lo que deberían estar en el banquillo de los acusados, se dedican a cocorear por redes...


Luis Batlle, hombre de bien

Por Santiago Torres

Hace 10 años, publiqué en CORREO esta columna cargada de vivencias personales.¿Qué puede significar la figura de Luis Batlle para alguien que favorece soluciones liberales en el campo de la economía? Al cumplirse 60 años de su fallecimiento, entendí del caso publicarla nuevamente como sentido tributo a su gigante figura.

Recuerdo que tenía 17 años cuando cayó en mis manos "Pensamiento y acción", la recopilación de discursos y artículos de Luis Batlle Berres que realizara Santiago Rompani. Me devoré los dos tomos y quedé fascinado con el personaje. Por ese tiempo, además, ingresé a militar en un grupito de gente más bien joven que lideraba Washington Abdala, dentro de la Lista 15, al que decidimos llamar Movimiento "Luis Batlle Berres". Eran tiempos de lucha por la recuperación de las libertades conculcadas por la dictadura y qué mejor que ese héroe cívico de la república para inspirar nuestra pequeña epopeya política.

Muchos años pasaron y yo, de a poco, no a través de una epifanía intelectual que me iluminara como un rayo que se recorta en la oscuridad, empecé a cambiar mi pensamiento en muchos aspectos. No soy de los que crea que pensar siempre de la misma manera sea una particular virtud. Uno lee, reflexiona, madura y aprende cosas nuevas que, eventualmente, determinan cambios en el pensamiento. En mi caso, entendí que el dirigismo, el estatismo, especialmente los monopolios del Estado, no favorecían a la gente. Creo que la realidad me exonera de demostrar nada, pero voy a poner un ejemplo de lo que digo: hasta que durante el último gobierno colorado se abriera el mercado de la telefonía celular, el servicio era caro y sólo accedía una minoría al mismo. ANTEL afirmaba que la demanda estaba "satisfecha". Bastó que el mercado se liberalizara para que aquella demanda "satisfecha" demostrara claramente que no lo estaba y directamente explotó. El efecto democratizador ha sido tan evidente que a nadie en su sano juicio se le ocurre retornar a la situación anterior. Como a nadie se le ocurriría hoy retornar al contralor de exportaciones e importaciones y los cambios múltiples.

El mundo de Luis Batlle Berres, en el que se formó, era muy otro. El pensamiento vigente, lo que podríamos dar en llamar el conventional wisdom de la época, era completamente diferente. Por ejemplo: en 1931, a raíz de la crisis de 1929, el entonces Ministro de Hacienda Javier Mendívil nombró una comisión de notables para sugerir rumbos de acción ante la pérdida de valor de la moneda. Integraron la comisión Eduardo Acevedo Álvarez, Ricardo Cosio, Emilio Frugoni, Julio Ma. Llamas, Pablo Ma. Minelli, Octavio Morató, Carlos Quijano, José Serrato y Luis Supervielle. El banquero Supervielle propuso la flotación de la moneda. Frugoni, un retorno al patrón oro. Cualquiera de ambas soluciones eran "de mercado". El resto de la comisión, empero, se volcó por sugerir el control del precio y de la cantidad de dinero y, siguiendo su recomendación, en octubre el gobierno instaura el control de cambios que derivó en el contralor de exportaciones e importaciones.

Pero además de ello, el mundo de la guerra y la post-guerra era uno, por un lado, de escasez y, por otro, de un proteccionismo monumental. EEUU y una Europa devastada, impidieron cualquier intento de liberalizar el comercio mundial. La OMC no pudo concretarse sino en 1995, recién luego de la ronda Uruguay del modesto GATT. La sustitución de importaciones no era la aplicación de una teoría económica sino el resultado, en buena medida, de un mundo que en la guerra no producía.

Luis Batlle dio una feroz batalla por conquistar mercados. En EEUU hasta se enfermó por los enfrentamientos que tuvo con los poderosos empresarios textiles. Incluso propuso, en una verdadera audacia política para la época, el ingreso de China comunista a la ONU. Batlle Berres sabía que el desarrollo del país no podía pasar nunca por nuestro diminuto mercado interno y apostaba a la exportación, procurando -sin éxito- derribar o aunque más no fuere abrir un resquicio en aquellas murallas comerciales. ¡El proteccionista era el mundo, no Luis Batlle!

Batlle sabía que algo había que hacer para superar las dificultades que empezaron a aflorar en la segunda mitad de los 50, ante el evidente agotamiento del modelo "ISI" (industrialización por sustitución de importaciones). Pero lógicamente le costaba visualizar por dónde ir, aunque claramente intuía que un comercio libre era parte de la solución. Pero ningún economista -una profesión que recién se abría paso- pudo acercarle una receta. Porque el país no la tenía. La reforma cambiaria y monetaria del primer gobierno blanco, fue una solución limitada aunque en aquel entonces se lo viera poco menos que como un giro copernicano. Hasta Alejandro Vegh Villegas en 1974, nadie se animó a dar un giro tan profundo en el manejo cambiario y monetario. Y no por casualidad ocurrió en dictadura: semejante solución, que hoy con el diario del lunes parece tan obvia, no era obvia para nadie. ¿Cómo juzgar entonces a Luis Batlle, que se había formado en aquel país intervencionista y estatista, que se extendió hasta 1974? Batlle Berres intuía que un cambio se precisaba, pero no se le puede reprochar que no viera el panorama claramente porque, en rigor, nadie lo veía. Ni en Uruguay, ni en ninguna parte.

El Luis Batlle Berres que yo respeto y al que también rindo homenaje, es el demócrata a carta cabal. El que marchó al exilio durante el régimen de Terra. El que apoyó la causa de la República Española. El que dio asilo a los argentinos perseguidos por el régimen de Perón. El que condenó y fustigó la invasión estadounidense a Guatemala, en 1954, y el derrocamiento de Jacobo Arbenz. El que batalló incansablemente por las exportaciones industriales. Ese es el Luis Batlle Berres que yo quiero y respeto. Y siento que sería un miserable si hoy -reitero- con el diario del lunes, me dedicara a demoler y señalar errores en quien no era sino un hombre que expresaba una visión que no era sólo la del país, abrumadoramente, sino la del mundo desde 1929. Todo el mundo era keynesiano y proteccionista. ¿Y yo le voy a reprochar a los batllistas de la época, como Luis, que no fueran liberales de la escuela austríaca? Sería un insensato, por lo menos.

Por lo tanto, yo también rindo homenaje a Luis Batlle Berres. Como dijera Juan Carlos Onetti en el obituario que le dedicara a su amigo, un hombre de bien.


Una denuncia manifiestamente improponible

Por Elena Grauert

Hace unos días se realizó la audiencia ante la Corte Interamericana de Justicia, donde el gremio de los Fiscales denunció al gobierno por presuntas "afectaciones a la Independencia del Ministerio Público y Fiscal de Uruguay", de acuerdo a la denominación que dio el organismo.

La prueba aportada por los abogados de la parte actora (fiscales uruguayos) son trascendidos de prensa de opiniones de periodistas o políticos, donde se los acusa en los diversos casos que han tenido participación, y donde ellos se sienten acosados por legisladores y algunos representantes del ejecutivo, calificándolo como "acoso permanente del sistema político". No existe en la acusación un acto del Estado que infrinja su libertad; toda la acusación son dichos, dimes y diretes de trascendidos de prensa, ya sea como la demora del tratamiento del asunto Antel Arena, el caso de la fiscal en el tema de la violación del Cordón, o las permanentes filtraciones de comunicaciones privadas.

Asombra que la acusación se base en la opinión dada en forma libre por personas, políticos o periodistas que en ejercicio de la plena libertad de expresión, tienen todo el derecho de discrepar e incluso sacar conclusiones sobre el accionar de la fiscalía, que sin duda ha dejado mucho que desear, no sólo en los asuntos mediáticos, sino también en los corrientes, donde las demoras son enormes y la falta de ejecutividad es un dato.

El intentar decir que hay una acusación con intencionalidad de acoso orquestada por el Estado es un dislate que ellos mismos no pueden creer, porque las críticas vienen de lugares diversos, tanto de la política como de la sociedad civil. Esto claramente demuestra la cero autocrítica que tienen ellos mismos, donde siempre la culpa la ponen en el afuera y no en el propio servicio que ellos brindan.

Otra asombrosa acusación es la presunta falta de presupuesto, cuando a pesar de todos los avatares que ha padecido el país en los últimos cinco años, como pandemias, sequías, guerras e hiperinflación en Argentina, fue el período donde a pesar de los pesares, se crearon varios juzgados de violencia doméstica en el interior, que estaban en el debe durante el período frenteamplista.

Este argumento, si tuviera andamiento, podría ser una clara intromisión en la política administrativa de cada país, ya que la Corte Interamericana de Justicia no tiene la más mínima competencia para manifestarse sobre la administración de los recursos económicos que asignan los Estados, ya que eso depende de la economía. Mucho menos podría formular observaciones por no llegar a acuerdos por el nombramiento de Fiscal de Corte, dado que en un país democrático como Uruguay, la Corte no puede ni debe pronunciarse sobre la forma de designación de jerarcas de organismos públicos, ni en la facilidad o no de llegar a las mayorías, ya que todo está dentro de los marcos de la más absoluta legalidad.

La Corte Interamericana de Justicia tiene competencia en "conocer de cualquier caso relativo a la interpretación y aplicación de las disposiciones de la Convención que le sea sometido, siempre que los Estados Partes en el caso hayan reconocido su competencia contenciosa". Y sólo puede accionar si en la denuncia el Estado firmante viola "derechos consagrados en la Convención Americana o en otros tratados de derechos humanos aplicables al Sistema".

¿Qué derecho vulneró el Estado uruguayo al respetar la libertad de expresión de periodistas y actores políticos que se manifiestan libremente al amparo del derecho humano de su propia libertad? ¿A quién podría condenar, si no fue el Estado?

Lamentablemente, como lo he expresado en otros artículos, el derecho humano que sí se ha vulnerado, generando todas estas reacciones que tanto molestan a los fiscales, es el deber de secreto y el derecho a la intimidad que tienen las personas inocentes e incluso los acusados, donde de la propia fiscalía o al menos en su ámbito, han filtrado conversaciones íntimas entre las personas, cuestiones que ni siquiera son delito, pero cuyo trascendido tiene un enorme impacto político y eso sí es responsabilidad de quienes están en la fiscalía con acceso a la carpeta fiscal que es secreta y que tienen el deber ético, legal y constitucional de proteger a las víctimas y ciudadanos y no lo han hecho.

En ese caso no tengo duda de que sí hay la violación de un derecho humano consagrado y la omisión del Estado en amparar a las víctimas y nada se ha hecho.

La crítica al accionar de políticos, fiscales o jueces o actores que inciden públicamente en la sociedad, es parte del juego democrático. La libertad de expresión es un derecho fundamental y jamás puede ser sancionado. La Corte Interamericana de Justicia, ¿qué podría decir? ¿Condenar a políticos que no se manifiesten contra nada que haga la fiscalía o sus integrantes aunque fuera un disparate? ¿Amparar cómo se intentó, denuncias donde se violaba el secreto de las fuentes que tienen los periodistas?

Claramente la Corte Interamericana de Justicia debería manifestar que en el asunto no tiene competencia, que la denuncia es manifiestamente improcedente, porque no hay un solo acto del Estado que afecte el libre ejercicio del accionar de los fiscales afectando su autonomía o independencia. Lo único que hay son críticas en ejercicio de la libertad de expresión por acciones de algunos fiscales, que no son todos, ya que muchos, la mayoría, sin duda se destacan por dedicación, diligencia, discreción e imparcialidad.


Erradicación de la "bichera", más vale tarde que nunca...

Por Tomás Laguna

Luego de un largo proceso de discusión para su implementación, será sobre fines de este año que se dará inicio al programa para la erradicación de la bichera. Largo anhelo de la ganadería uruguaya en todas sus expresiones productivas.

Mencionábamos en nuestra anterior nota que la competitividad depende de multiplicidad de condicionantes, todas necesarias, ninguna de por si suficiente. En particular para la ganadería la sanidad animal es una de esas condiciones para que su producto se proyecte al mundo. No siempre bien comprendida o aquilatada en su valor, cualquier claudicación en el status sanitario puede ser razón para que la condición exportadora del rubro colapse de un día para el otro. Basta recordar aquel fatídico abril de 2001, cuando desde Argentina, ingresando por los departamentos de Soriano y Colonia, la aftosa hizo implosión haciendo colapsar el agro negocio de exportación de la ganadería de carne. Quemados con leche, en el país hay un antes y un después de aquella fatalidad en cuanto a la toma de conciencia por parte del productor ganadero y la sociedad rural en su conjunto.

El campo de la sanidad animal es basto y complejo, cada enfermedad o parasitosis es un tema en sí mismo. Los hay que nos inhabilitan directamente a exportar en tanto otros son de incidencia económica en la producción. Entre estos últimos ha merecido atención la Cochliomyia hominivorax (el 2do término significa "devoradora de hombres"), más conocido por gusano barrenador o mosca de la bichera. Se trata de una miasis, esto es la infestación de los tejidos cutáneos por larvas nacidas de huevos depositados por dípteros, las que luego se alimentan de estos mismos tejidos pudiendo llevar a la muerte del animal infestado. Su incidencia en la economía ganadera está bien cuantificada a partir de evaluaciones nacionales. Considerando los costos en "curabicheras", producto para combatir las larvas cuando la herida ya se produjo, más los costos operativos para la identificación de animales enfermos y posterior aplicación del producto veterinario, sin considerar la mortandad que indefectiblemente se produce, evaluaciones actualizadas indican costos anuales próximos a los U$S 48:000.000. Las estimaciones de FAO son aún mayores. Encuestas nacionales de hace 10 años determinaron que el 8,4% de los ovinos y el 3,7% de los bovinos son afectados por la miasis. La mortandad en la majada alcanza el 2,5% de las existencias, en los bovinos no llega al 0,5%. Considerando estas tasas de mortandad las pérdidas totales solo por este concepto alcanzarían los 42,5 millones de dólares (valores de hace 10 años).

En definitiva, existen suficientes argumentos para encarar su erradicación, más aún cuando existen técnicas exitosas utilizadas Centro América a partir de la producción artificial y liberación de machos estériles. El programa requiere de barreras biológicas, uno de los aspectos que en su momento más cuestionaban el posible éxito en nuestro país, pero que en la actualidad resulta más acotada. En el año 2009, financiado por el BID, se llevó a cabo un plan piloto de carácter demostrativo, tomando como región de referencia el norte de nuestro país. Se contó para entonces con la participación de Brasil, Paraguay, México y en carácter de observador de Argentina. Posteriormente en los años 2015 y 2018, financiados por un FPTA del INIA, se llevaron a cabo estudios epidemiológicos orientados a aspectos muy técnicos para la implementación de un posible programa de erradicación. Compatibilidad sexual de las cepas nativas con las producidas en Panamá (por entonces centro de referencia), sobrevivencia de la pupa durante el invierno además del estudio de las posibles barreras naturales para la concreción del programa.

Vale este largo racconto de antecedentes, que procuramos abreviar, para demostrar de que el Programa para la Erradicación de la Bichera no es una iniciativa más, surgida de una inspiración espontánea. Por el contrario, existen años de estudios, vínculos técnicos y científicos con referentes del exterior, además de la participación de científicos locales. Precisamente, apenas asumido el actual gobierno de la República, una de las iniciativas más trascendentes para la producción que tuvo el Poder Ejecutivo a través del MGAP fue implementar este programa. Y es entonces que ingresamos en un "pantano" más difícil de cruzar que la misma implementación de tan ambicioso programa.

Corresponde señalar que no hubo quien no estuviera de acuerdo con la oportunidad de la iniciativa. Pero que difícil resulta en nuestro país poner a las organizaciones y las personas que las integran de acuerdo, aún en temas que son de interés común. Llevamos 4 años discutiendo el financiamiento del programa y su forma de ejecución. Las autoridades del MGAP de la época llegaron a proponer la creación de un instituto específico para llevar a cabo el programa. Con buen tino las gremiales se opusieron de plano. Una nueva institución que seguramente luego de cumplido su objetivo se prolongaría indefinidamente en el tiempo. Gran parte de la discusión a partir de entonces fue que formato de ejecución otorgarle al programa. Otra razón de discrepancia fue su financiamiento. Desde las gremiales entendieron que ya se aportaba a los fondos para la sanidad, aun cuando estos estuvieran dirigidos a enfermedades específicas. Tampoco había disposición de las autoridades de gobierno por aportar recursos de rentas generales. Finalmente, el presupuesto de 77 millones de dólares para 10 años de ejecución se financiará a través de un fideicomiso administrado por la Corporación Nacional para el Desarrollo y que se alimenta de los recursos con los que cuenta el Fondo de Seguros para el control de Enfermedades Prevalentes (brucelosis y tuberculosis) y al que ya aporta la producción.

En todo este tiempo algunas oportunidades quedaron por el camino, ya no corre la posibilidad de importar los machos estériles de Panamá luego que reapareciera la mosca en ese país. En su lugar se los traerá de Mendoza, Argentina, donde existe experiencia en estas técnicas, si bien no hay quienes entienden que sin el grado de fiabilidad del proveedor original. Queda pendiente la opción de producción local de individuos estériles genéticamente modificados por parte del instituto Pasteur a través de la tecnología de edición génica CRISPR. De lograrse este desarrollo se podría implementar un programa similar para el caso de la garrapata, y tal vez la mosca de la fruta. Queda de por medio convencer a los ambientalistas más celosos.

Lo importante es que a partir de noviembre, con la participación de la Fuerza Aérea para la liberalización de los machos estériles, de una buena vez el programa dará comienzo bajo un adecuado formato institucional, dependiendo de la Dirección de Servicios Ganaderos del MGAP, bajo la gobernanza de una comisión integrada por tres representantes del sector público y tres de las gremiales rurales.

Solo resta esperar que, de aquí a algunos años, la "bichera" no sea más que un mal recuerdo en la ganadería de nuestro país.


Comprando rifles en el súper

Por Fátima Barrutta

El sábado nos sorprendimos con una noticia inesperada: el atentado que casi cuesta la vida del expresidente Donald Trump en un acto que realizaba en Pensilvania.

La moda actual de filmar todo con los teléfonos celulares permitió que lo viéramos al instante en el mundo entero: la política estadounidense tiene una triste tradición de magnicidios, como los de los hermanos John y Robert Kennedy, que también fueron registrados en forma audiovisual, o el de Lee Harvey Oswald (el presunto asesino del primero) que tuvo la particularidad de que fue el primer crimen transmitido en vivo y en directo por la televisión.

El atentado sufrido por Trump habilita algunas reflexiones. La primera e indudable tiene que ver con una paradoja: el Partido Republicano ha sido siempre (y sigue siendo) un defensor de la venta de armas a los ciudadanos, entendida como un derecho a la autodefensa que proviene de la primera Constitución de EE.UU.

Esta tradición cultural, sumada al lobby de la industria de armamentos y de la Asociación Nacional del Rifle, ha llevado a los republicanos a defender con uñas y dientes una política cuestionable, que pone las armas al alcance de cualquier persona en cualquier circunstancia.

Cuando se basan en la primera Constitución, se les escapa que en aquellos tiempos, a fines del siglo XVIII, las escopetas no tenían el poder de fuego que tienen las armas actuales. Los fabricantes hasta se han esmerado en crear unos rifles de asalto que reproducen el poder de fuego de las armas de guerra, pero en versión "doméstica", y que en EE.UU. se adquieren libremente en los comercios.

El tema ha sido explorado a fondo en un recordado documental de Michael Moore, "Bowling for Columbine", que se adentra en el horror de las masacres que se producen con inquietante frecuencia en centros escolares o lugares públicos estadounidenses.

Que el propio Donald Trump haya sido víctima de esta cuestionable liberalidad en la posesión de armas, es indicativo de una política que obligatoriamente debe cambiar, empezando por sus propias propuestas de campaña.

Como este trágico acontecimiento en cierto modo impulsa la carrera de Trump a la Casa Blanca, algunos hablan de un auto atentado, pero este es un extremo muy difícil de creer. Lo indudable es que un candidato que ha debido enfrentar a la justicia por múltiples delitos, ahora aparece en una posición heroica, gritando "Fight" ("luchen") con el puño en alto y la cara ensangrentada, en una imagen icónica que queda para la historia.

Tal vez allí se haya producido un hecho tan grave como el del atentado mismo, en la glorificación de una pelea a muerte que se polariza a extremos sanguinarios, donde debería haber un pacífico y constructivo debate de ideas propio del sistema democrático.

Es la misma polarización que está dando la victoria electoral a extremismos de distinto signo en países occidentales que antaño daban lecciones de centrismo. La misma polarización que embarra las discusiones en las redes sociales, donde importa más el insulto que la reflexión.

Con estas evidencias, da la sensación de que el lobby armamentista da resultado: mantiene a líderes mesiánicos como Putin, que invaden países, y glorifica a otros como Trump, que en su momento envió hordas de fanáticos a causar destrozos y muerte en el Congreso.

Hoy más que nunca, los uruguayos debemos reivindicar la senda de republicanismo liberal que nos caracteriza: un camino del medio que es de respeto, tolerancia y solidaridad.


La gestión de Carolina Cosse

Por Jorge Ciasullo

Finalmente, el pasado martes 9 de julio, la Intendente de Montevideo Ing. Carolina Cosse renunció a su cargo, para dedicarse de lleno a la campaña electoral, como candidata a la vicepresidencia por el Frente Amplio.

A esos efectos, organizó un acto político, al cual asistieron unas 300 personas, la mayoría directores, mandos medios y funcionarios de su administración. El acto se realizó en el Espacio Modelo, en el que se invirtieron casi 2 millones de dólares para transformarlo, según sus ideólogos, en: "el parque techado más grande del Uruguay".

Fiel a su estilo, se adjudicó una gestión exitosa. Por supuesto, no mencionó que la IM recauda casi dos millones de dólares por día y que el resultado de su gestión es negativo en unos 425 millones de dólares, hecho que adjudicó a medidas tomadas por el gobierno central, particularmente en la manera de asignar los fondos a los gobiernos departamentales, lo que afirmó significó una reducción del 20,6%.

Su accionar en toda su gestión fue para intentar catapultarse como candidata a la presidencia de la República por el FA. Sin embargo, a su pesar, luego de las elecciones internas de su partido, deberá conformarse, aunque convengamos que no es poco, con acompañar la candidatura de Orsi.

En todo caso, sí será recordada su gestión por los problemas que deja. Según publicó el diario El Observador, de acuerdo a un pedido de acceso a la información, seis de cada 10 kilómetros de las calles de la ciudad presentan un estado malo o deplorable.

Contra viento y marea dispuso destinar 140 millones de dólares en un complejo, que luego cedió a un privado para su explotación y que resulta carísimo para desarrollar cualquier actividad en él.

Y qué decir de las ciclovías, particularmente las de la rambla y 18 de julio, cuyo resultado ha sido un enorme enlentecimiento del tránsito en las horas pico y un aumento sustancial de accidentes.

El problema de la basura, muy grave en todo Montevideo, pero mayor aún en los barrios periféricos y el retiro de papeleras en los espacios públicos. Calles que se inundan, árboles que no se podan y falta de iluminación en toda la capital, son algunas de las "perlas" con las que será recordada su gestión.


Hitos de la Constitución de 1830

Por Daniel Torena

Tras la firma de la Convención Preliminar de Paz el 4 de octubre de 1828 entre el Imperio del Brasil, las Provincias Unidas del Río de la Plata y el Reino de Inglaterra como garante, se reconoció formalmente al Estado Oriental del Uruguay como nación soberana.

La Asamblea Constituyente

El 24 de noviembre de 1828 se estableció la Honorable Asamblea General Constituyente del Estado, comenzando en la Villa de San José de Mayo y trasladándose posteriormente a la Villa de Nuestra Señora de Guadalupe. Finalmente, sesionó en Montevideo desde el 28 de abril de 1829 hasta la conclusión de la redacción de la constitución.

Redacción de la Constitución

La redacción estuvo a cargo de una Comisión Legislativa y Constituyente integrada por destacados juristas y humanistas: Dr. Jaime Zudáñez, Dr. José Ellauri, presbítero Solano García, Juan Francisco Giró, Luis B. Cavia y José Félix Zubillaga. Tras un año de arduo trabajo, la Constitución fue aprobada el 26 de mayo de 1830 en Río de Janeiro.

Principios y estructura de la Constitución

La Constitución de 1830 reflejaba los ideales del liberalismo del siglo XIX, adoptando una forma de gobierno republicana-representativa con división de poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. La soberanía residía en la nación, y la religión oficial era la Católica, Apostólica y Romana.

Poder Ejecutivo

El Poder Ejecutivo estaba encabezado por el Presidente de la República, elegido indirectamente por la Asamblea General. Se crearon tres ministerios iniciales: Gobierno, Guerra y Marina, y Relaciones Exteriores y Culto. El Presidente designaba a los Jefes Políticos y de Policía de cada Departamento, quienes combinaban las funciones de los actuales intendentes y jefes de policía.

Poder Legislativo

El Poder Legislativo se componía de dos cámaras: Senadores y Representantes. Los Senadores eran elegidos por departamento, mientras que los Representantes se elegían por cada 3,000 habitantes.

Poder Judicial

El Poder Judicial incluía la Alta Corte de Justicia, cuyos miembros eran designados por la Asamblea General, así como Tribunales de Apelaciones y Juzgados de Primera Instancia. La Asamblea General tenía la autoridad final en las designaciones judiciales.

Exclusión de Partidos Políticos y restricciones electorales

La Constitución no mencionaba a los partidos políticos, siguiendo la idea liberal de que entre el Estado y el individuo no debía haber ninguna otra agrupación. Además, se estableció un régimen censitario de votantes, excluyendo a peones, jornaleros, soldados de línea, analfabetos y mujeres.

Juramento y aplicación de la Constitución

Tras la aprobación diplomática en mayo de 1830, se llevaron a cabo ceremonias de juramento a lo largo del país. El 18 de julio de 1830, en una solemne ceremonia en la Iglesia Matriz de Montevideo, el Gobernador y otras autoridades juraron lealtad a la Constitución.

Conclusión

El 18 de julio de 1830 marcó el nacimiento oficial del Estado Oriental del Uruguay con su Constitución legítima, concluyendo un largo proceso de emancipación iniciado en 1811 por el General José Artigas. Aquel día fue una gran fiesta cívica que celebró la soberanía y libertad de la nueva nación.


Uruguay debe impulsar y renovar estrategias en el Mercosur

Por Alvaro Valverde Urrutia

En la reciente Cumbre del Mercosur en Asunción, el gobierno uruguayo, a través de su presidente Lacalle Pou y el canciller Paganini, enfatizó en la necesidad de fortalecer el Mercosur. Reiteraron la flexibilidad en las negociaciones externas para avanzar a distintas velocidades, retomar el mecanismo de diálogo con China para buscar un acuerdo en conjunto con el Mercosur, así como apoyar el cierre de las negociaciones con la UE, entre otros similares.

En ese contexto, se hace imprescindible que el actual gobierno y el nuevo apunten eficazmente a impulsar la suscripción de acuerdos comerciales ágiles más tendientes a zonas de libre comercio que a los TLCs, que no parecen ser la tendencia actual en lo internacional.

Para ello, se requiere favorecer una política comercial y exterior enfocada a alcanzar en lo intra y extra un Mercosur dinámico para facilitar la integración regional e internacional, en especial, potenciar la capacidad de negociación conjunta, sin perjuicio de seguir insistiendo en el tema de los avances bilaterales a una diferente velocidad del conjunto del Mercosur.

Hasta el presente, Uruguay no ha logrado avances en su postura en la vía bilateral que no funcionó, solo ha tenido de parte de Argentina y Brasil respuestas negativas que lo han inmovilizado, aunque pareciera que ahora habría posturas flexibles en los países miembros, que podrían hacer variar ese rumbo.

Como resultado de esa situación, el gobierno desde la presidencia y la coalición en el ejercicio durante el presente semestre de la Presidencia Pro Témpore, deberán propiciar un nuevo modelo del Mercosur para avanzar en negociaciones intra esquema, que permitan y faciliten, a su vez, la celebración de nuevos acuerdos comerciales de libre comercio con terceros países y áreas de integración, continuando impulsar las negociaciones externas pendientes, ya sea la UE, EFTA, China y otros asiáticos.

Uruguay deberá seguir comprometido con el cierre de la firma del acuerdo con la UE por las importantes ventajas comerciales, ya que esa es una negociación conjunta que lleva a cabo el Mercosur, que no nos provoca conflictos dentro del grupo, como sí acontece en el caso con China.

También, para Uruguay resulta imprescindible tomar el camino de solicitar un "waiver" o excepción a la Decisión 32/00 del Mercosur, que obliga a los miembros a negociar en conjunto los acuerdos comerciales con terceros países o áreas de integración.

Esa Decisión 32/00 es anacrónica, no se basa en argumentos jurídicos ni está internalizada en los sistemas jurídicos de los países miembros, no es obligatoria para los Estados Parte ni condice con el Artículo 1 del Tratado de Asunción, por no contar con la Unión Aduanera, con el AEC perforado, ni política comercial común. Estos constituyen argumentos a favor de la solicitud de "waiver" a dicha Decisión. En suma, solo se trata de una decisión política, que se ha vuelto consuetudinaria.

Por último, en el caso de China, una negociación conjunta con el Mercosur, la cual parece complicada, implicaría una negociación trabajosa y compleja, pero hay que intentarlo, ya que favorecería a todos los socios. Si bien algunos miembros tendrían mayores beneficios, a todos les implicaría mejorar la actual relación comercial, así como en otras áreas.

Si bien un acuerdo en conjunto con China favorecería a todos los socios, es complicado, pero la negociación bilateral intentada por Uruguay ya demostró que no conduce a ningún lado y no se advierte la conveniencia en insistir en la misma.


Dos caminos para Estados Unidos

Entre la sensatez y la confrontación, el futuro de la paz pública en el país norteamericano depende hoy de Donald Trump, reflexiona el periodista León Krauze en una interesantísima columna para la revista Letras Libres que deseamos compartir con nuestros lectores.

La historia ha dado una segunda llamada de atención a la sociedad estadounidense. El atentado contra Donald Trump, que estuvo a un par de centímetros de convertirse en un magnicidio, debe leerse como una advertencia.

La historia de Estados Unidos está llena de episodios de violencia política. Cada momento fundacional de sus 250 años de existencia registra un episodio de esta naturaleza. El atentado del sábado es producto directo del ambiente que propició el mismo Trump al negarse a reconocer los resultados de la elección presidencial de 2020. Hay estudios que identifican claramente esa negativa como el punto de inflexión de la polarización, la desconfianza y el encono público en Estados Unidos. El ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021, la primera llamada en esta espiral de violencia política, fue consecuencia de la obstinación irresponsable e irracional de Trump. Que ese uroboros ahora haya tratado de volver por el propio Trump augura tiempos oscuros.

Estados Unidos se enfrenta a dos caminos posibles.

El primero es la reconciliación. Se antoja improbable. Joe Biden, que podrá ser muchas cosas pero no es un hombre indecente, ha reaccionado con altura y prudencia. En días consecutivos ha dado discursos invitando a ambos lados del espectro político a moderar el tono, a concentrarse en el debate de ideas antes que en las recriminaciones vengativas. Es la reacción correcta, pero habrá que ver si encuentra eco.

El discurso del odio tiene consecuencias y es muy difícil extirparlo. La sociedad estadounidense se ha acostumbrado a la política del agravio y la descalificación. No sobra decir, de nuevo, que el principal exponente de esta degradación del discurso público ha sido el propio Trump, quien no conoce otro discurso que no sea el de la retribución y la ira. Incluso en su notable reacción a los disparos, el instinto lo llevó a gritar con el puño en alto: "peleen, peleen, peleen". Es un hombre armado por y para el conflicto. Por desgracia, el partido Republicano carece de voces que ofrezcan un contrapeso. Ahora que el incentivo político parece estar en la indignación y la venganza, habrá muchas menos.

Si ambos lados del espectro político no encuentran la manera de atender el sensato mensaje de Biden, un segundo camino para Estados Unidos podría ser el abismo. En el país hay 400 millones de armas en manos de civiles, incluidos decenas de miles de rifles de asalto. Quizá suene como una exageración, pero la población civil en Estados Unidos está mejor armada que varios ejércitos nacionales. En ese sentido, la laxitud con la que la segunda enmienda ha sido interpretada ha cumplido su cometido: en Estados Unidos hay, en efecto, una milicia bien armada.

La posibilidad de que las diferencias políticas den paso a una conflagración mayor es digna de consideración. Lo es, primero, porque la contención de los ánimos parece improbable. Pero lo es también porque la elección de noviembre puede desencadenar pasiones brutales.

El escenario es particularmente peligroso si de alguna manera Biden, u otro candidato demócrata, logra vencer a Trump. En el debate con Biden, el propio Trump se negó de nuevo a aceptar de antemano el resultado de la votación. Es alto el porcentaje de republicanos que han caído en la patraña del fraude electoral promovida por Trump y creen que Biden es un presidente ilegítimo. Si Biden gana de nuevo en noviembre, su triunfo será interpretado por esas mismas personas como una usurpación. Recurrir a las armas es, por increíble que parezca, un siguiente paso natural para demasiada gente.

En el fondo, el futuro de la paz pública en Estados Unidos depende hoy de Donald Trump. ¿Cómo habrá emergido de la experiencia límite de casi ser asesinado? ¿Habrá reconsiderado su retórica o entendido que él también ha alimentado al monstruo que por poco lo engulle? ¿O habrá digerido esos primeros momentos de ira en forma de algo peor, una renovada voluntad de retribución, un activo deseo de venganza?

Para bien o para mal, millones de personas estarán atentas a su decisión. Si sigue pidiendo pelea, el futuro se nublará.


Maduro y su guerra de encuestas

El régimen puso en marcha una sofisticada operación de propaganda para, a través de encuestadoras fantasmas, confundir a la opinión pública nacional e internacional. A propósito, compartimos un interesante análisis publicado en el portal Infobae 

En las últimas semanas, firmas de dudosa procedencia han aparecido en la opinión pública con estudios fantasmas sobre intención de voto en las elecciones presidenciales. Una de las firmas que ha salido a relucir en esta contienda electoral lleva por nombre Data Viva, una compañía que apenas empezó a realizar encuestas de opinión en julio del 2023, sus estudios son difundidos por medios controlados por el régimen o influencers que defienden oscuros intereses. El portal Cazadores de Fake News (@cazamosfakenews) destacó que el "consultor externo" de la supuesta empresa de análisis de datos es el académico chavista Miguel Ángel Contreras Natera.

De tal manera que el régimen de Maduro ha venido adelantado una sofisticada operación de propaganda para, a través de encuestadoras fantasmas, confundir a la opinión pública nacional e internacional con respecto a la posibilidad de un triunfo de Maduro. La verdad es que todos los estudios de opinión realizados por empresas serias, tanto nacionales como internacionales, muestran una fotografía nítida y cónsona con lo que se respira en la calle: Edmundo González tiene una diferencia significativa e irrevocable sobre el dictador Maduro.

Una de las últimas encuestas serias que se dio a conocer recientemente fue elaborada por DavidBluestone y Consultores 21. Se trata de uno de los instrumentos más serios en esta época, ya que abarcó 1500 hogares venezolanos con votantes seguros, es decir con quienes aprueban previamente un test de 10 preguntas sobre su disposición de votar el 28 de Julio. La encuesta fue hecha en vivo y directo, no a través de teléfono o redes sociales, algo difícil de encontrar en la Venezuela de hoy en día.

En cuanto a los resultados de dicho estudio, tenemos varias premisas relevantes. Lo primero es que 66% de los encuestados quiere un cambio de rumbo, desea que Maduro no siga en Miraflores. Es decir, hay una decisión que la inmensa mayoría ya tomó producto del hartazgo con la situación económica, política y social, no se trata entonces de un país polarizado o de dos bloques enfrentados; se trata de una mayoría apabullante que pide cambio a gritos.

Lo otro que refleja el estudio es que 67% de los venezolanos está decidido totalmente a votar el 28 de julio. Esto es muy relevante, ya que venimos de años de desconfianza en la ruta electoral, dado las condiciones desventajosas del sistema electoral y las pocas garantías para el ejercicio del voto libre. No podemos olvidar que la sola inscripción del candidato de la Unidad Edmundo González significó una carrera de resistencia, luego de las inhabilitaciones de María Corina Machado, la abanderada de la oposición en elecciones primarias, y su posterior sustituta Corina Yoris, a quien tampoco se le permitió inscribirse.

Aunado a ello, el estudio arrojó que, a pesar de las condiciones adversas de la campaña y el clima de represión, el candidato Edmundo González tiene una ventaja de 21 puntos sobre el dictador Nicolás Maduro. Si la elección fuera hoy, con todos sus desbalances, los resultados serían: 56% para Edmundo González y 35% para el dictador Nicolás Maduro. Esto es crucial por tres razones: la primera es la cultura democrática venezolana que, sabiendo todos los vicios electorales, está decidida a vencer democráticamente una dictadura y, en segundo lugar, entender que se gana con una diferencia de 21 puntos, sin contar que fuera de Venezuela hay alrededor de 3.500.000 de electores que no pudieron votar.

En tal sentido, los resultados de esta encuesta son compatibles con el clima de frescura, esperanza y cambio que se respira en las calles de Venezuela. Apenas esta semana empezó la campaña con un acto multitudinario en la ciudad capital del país, donde miles de personas se volcaron a calas calles para respaldar a la oposición democrática.

Lo que se ha logrado en Venezuela hasta ahora es un milagro. Hace apenas unos meses parecía una utopía la posibilidad de tener un candidato, de ir unidas todas las fuerzas del cambio bajo una bandera, de tener una líder nacional y de tener al país entusiasmado por los cuatro costados. Hoy tenemos todo eso y estamos a escasos 23 días de lograr la libertad definitiva para Venezuela y el inicio de un nuevo ciclo que tiene que ser el renacer de una gran nación.

A pesar de la atmosfera de esperanza, no podemos caer en triunfalismo: Maduro y su grupo harán hasta lo imposible por desconocer el mandato de la gente y aferrarse al poder a cualquier costo. Habrá que estar bien despierto y no olvidar que el voto del pueblo y el apoyo internacional son las herramientas para devolverle a Venezuela su democracia.


Mercosur, la cumbre de la discordia

Las vinculaciones entre Estados se desdibujan para que predominen las vinculaciones entre facciones, reflexiona el periodista Carlos Pagni en un lúcido análisis publicado en El País de Madrid que trascribimos aquí.

La agresividad se ha ido convirtiendo, cada vez más, en un insumo principal de la política. Los líderes encuentran que la movilización de sentimientos de hostilidad es un recurso muy rentable para conseguir consenso en sociedades polarizadas. Esta estratégica de consumo doméstico a menudo se internacionaliza. Los insultos y descalificaciones cruzan las fronteras y amenazan con ocasionar crisis entre Estados.

En Mercosur, el bloque que forman la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, esta tendencia se está profundizando. Tiene su punto de partida en un conflicto entre Luiz Inacio Lula da Silva y Javier Milei. Pero con el paso de los meses comienza a proyectarse sobre las relaciones institucionales. La última novedad es que el presidente argentino, en una decisión inédita, decidió no asistir a la reunión de jefes de Estado que esa asociación de países realizará el próximo lunes 8 en Asunción. Milei se hará representar por su canciller, Diana Mondino.

Lula no es el único presidente al que evitará Milei. Tampoco se verá con el boliviano Luis Arce, con quien también esté enemistado. Bolivia participa de esas reuniones como candidato a ingresar al Mercosur. Cuando el miércoles pasado se conocieron los movimientos militares encabezados por el general Juan José Zúñiga, quien avanzaba hacia La Paz, la cancillería argentina emitió, de inmediato, una condena. También suscribió el comunicado de Mercosur condenando esa asonada y reclamando el mantenimiento de la democracia en Bolivia. Pero el domingo pasado, la Oficina del Presidente de la Argentina publicó una declaración denunciando que lo ocurrido en Bolivia era un golpe falso, orquestado por Arce. Lo inesperado: también Evo Morales, adversario de Arce dentro del Movimiento al Socialismo, expuso la misma interpretación. "Lucho mintió a los bolivianos y mintió al mundo", dijo Morales.

El presidente de Bolivia exigió disculpas a Milei. Y recibió el respaldo de Lula, quien viajará la semana próxima a La Paz para expresar su apoyo en el lugar. Otra divergencia entre Lula y Milei.

La cumbre de Asunción ofrecía la primera oportunidad para que Lula y Milei se dieran la mano. Respiraron el mismo aire en Borgo Egnazia, el lujoso resort donde Giorgia Meloni recibió a los participantes de la reunión del G7 a mediados del mes pasado. Sin embargo, los dos presidentes se fijaron una estrategia muy estricta para no estar frente a frente durante toda la reunión. Milei asistió a ese encuentro por el enfático consejo de varios colaboradores porque, a pesar de aceptar la invitación, a último momento había decidido no asistir.

La enemistad de Milei y Lula tiene antecedentes en la campaña electoral del argentino, el año pasado. ¿Quién arrojó la primera piedra? En febrero de 2023 Lula visitó a Joe Biden en Washington y le advirtió, sin hacer nombres, que, según el desenlace de esos comicios, la democracia podía peligrar en la Argentina. El mes anterior, en Brasilia, una manifestación opositora, identificada con Jair Bolsonaro había invadido la sede de los tres poderes del Estado, obedeciendo a una pulsión golpista semejante a la que, en Washington, llevó a una multitud simpatizante de Donald Trump a copar el Capitolio.

En ese contexto Lula señaló a Biden, qué duda cabe, la pesadilla que sería un triunfo de Milei, a quien él asocia con Bolsonaro. Es una asociación justificada. Milei estableció una relación estrechísima con Bolsonaro y, sobre todo, con su hijo Eduardo, a quien visitó en numerosas oportunidades en Brasil.

El candidato de la ultraderecha argentina devolvió las atenciones de manera más hiriente. En una entrevista con Jaime Baily, dijo que Lula era un "corrupto" y también un "comunista", lo que acaso es para él más grave.

Es evidente que Lula estaba convencido de que sobre la democracia argentina se cernía una amenaza con Milei. Desde Brasil llegaron refuerzos para Sergio Massa, el candidato a la sucesión de Alberto Fernández, que proponía la continuidad del kirchnerismo en el poder. El equipo de marketing político que asesoró a Massa estaba integrado por expertos que habían ya trabajado para Lula.

Las cancillerías brasileña y argentina desplegaron toda su ductilidad para mantener la relación bilateral a salvo del odio personal. Lo primero que se suspendería eran las declaraciones presidenciales. Milei exhibió que, cuando quiere, puede moderare, en la reunión del G7. Su oficina de prensa, que es hiperactiva en difundir todas sus manifestaciones, esa vez se abstuvo de divulgar las palabras que pronunció ante sus colegas. Se sabe que fueron muy moderadas. Tal vez no fue por consideración hacia Lula. Sentados a la mesa estaban también el papa Francisco, Biden y el canciller alemán Olaf Scholz, a quienes no les iba a caer muy bien escuchar que "la justicia social es un delito" y "el socialismo un cáncer que ha asesinado a millones de personas", como suele predicar el argentino.

La trabajosa buena vecindad no soportó un episodio conflictivo. De Brasil huyeron 143 presos, imputados por hacer participado de aquella tentativa golpista del 8 de enero. A la Argentina entraron 86, que pidieron asilo político. Manuel Adorni, el vocero de Milei, declaró que la conducta del Gobierno será la que indique la ley. En Brasilia esperan más: que se rechace la solicitud de refugio y se los extradite.

Con este telón de fondo de tensiones y en las vísperas de la reunión de Mercosur, Lula rompió la consigna de no referirse a su colega. Dijo que esperaba un pedido de disculpas de Milei por las "tonterías" que había dicho acerca de él. El vocero Adorni adelantó que eso no ocurriría. Y desde la sede de la Presidencia dejaron trascender que el presidente no asistiría a Asunción. Hasta anoche, la embajada argentina en Asunciónn tenía el pedido de alquiler de autos.

Para que se advierta más el desaire, Mieli confirmó su participación en una cumbre de fuerzas de derecha, liderada por los bolsonaristas, en Brasil. Es decir, irá al país vecino a hacer política interna, como también lo hizo en España, sumándose a la campaña de Vox. Nadie tiene derecho quejarse. Lula visitó muchas veces Buenos Aires para disertar en actos kirchneristas. Y Sánchez grabó avisos publicitarios a favor de Massa, el rival de Milei. Las vinculaciones entre Estados se desdibujan para que predominen las vinculaciones entre facciones.

La construcción del Mercosur y, en general, las relaciones internacionales en la región, se han constituido alrededor de lo que se conoce como diplomacia presidencial. El trato directo entre jefes de Estado que acuerdan políticas o resuelven inconvenientes. Esta dimensión de las vinculaciones exteriores juega en contra de la armonía entre la Argentina y Brasil. Pero la divergencia no termina allí.

Las administraciones de Lula y Milei tienen posiciones opuestas sobre cuestiones importantes que se proyectan más allá de sus fronteras. Frente a la guerra de Rusia contra Ucrania, Brasil ha mantenido un trato preferencial con el gobierno de Vladimir Putin. Y Milei es un aliado hiperactivo de Volodimir Zelensky. A tal punto que Argentina se unió al Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania, plataforma de la OTAN para la planificación de acciones en favor de ese país.

Estas afinidades y rechazos tuvieron una manifestación contundente a comienzos de este año. La Argentina, con Alberto Fernández, había aceptado la invitación a sumarse al grupo BRICS, que lidera China e integran Rusia y Brasil. Milei anunció que revisaría esa decisión y que no entraría al club. Otras diferencias están por venir: por ejemplo, es improbable que argentinos y brasileños adopten la misma posición en materia de comercio, cuando se discutan relaciones con otros bloques, como el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea.

Frente a la guerra en Gaza, la contradicción es, acaso, más aguda. Milei adhiere con mucho énfasis a la política israelí. Lula acusó a Benjamin Netanyahu de dar a los palestinos un trato similar al que recibieron los judíos de parte de los nazis. Israel lo declaró persona non grata.

Las definiciones más generales de ambos gobiernos también están enfrentadas. Por ejemplo: Karina Milei, la poderosísima hermana del presidente argentino, destacó a una especie de interventora de la Cancillería, la abogada Ursula Basset, para revisar con criterios reaccionarios las posiciones de esa agencia en materia de políticas de género, medio ambiente y derechos humanos. Tres cuestiones en las que Lula adopta una perspectiva progresista, acaso más radical que la que él mismo abrazó en sus gestiones anteriores.


Cuba: tres años después, ¿qué ha sido de los represores de aquel 11J?

El cambio que se ha operado en miles de personas ha sido tan profundo y acelerado que, en otras circunstancias, se hubieran necesitado varias décadas, se argumenta en una interesante editorial del portal "14 y medio" que reproducimos a continuación.

Han pasado tres años desde las históricas protestas que sacudieron las calles cubanas el 11 de julio de 2021, pero parece haber transcurrido más tiempo. El cambio que se ha operado en miles de personas en esta Isla ha sido tan profundo y acelerado que, en otras circunstancias, se hubieran necesitado varias décadas para lograr un efecto similar. Si ha sido veloz y significativa la transformación que han vivido los manifestantes, sus familiares y, especialmente, los encarcelados por aquella jornada, entre las filas de los represores también se ha producido una metamorfosis.

Ángela tenía 76 años ese 11J y, cuando escuchó los primeros ecos de las manifestaciones, quiso salir a enfrentar con un palo a los jóvenes que gritaban su inconformidad en las calles de la ciudad de Camagüey. Militante del Partido Comunista, acérrima seguidora de cuanta campaña oficialista moldeó su vida -desde los trabajos voluntarios hasta las misiones en el extranjero- sintió un desprecio absoluto por esos "muchachos malagradecidos" que querían "tumbar la Revolución". Ahora, 36 meses después, maldice con rabia cada vez que llega un apagón, ha elevado el tono de sus críticas contra Miguel Díaz-Canel, pidió la baja de las filas del PCC y está preparando la maleta para irse a España a través de la Ley de Memoria Democrática, tras desempolvar a un abuelo asturiano.

Yuri fue de los que dio golpes en las cercanías del Capitolio habanero. Años como informante de la Seguridad del Estado en la barriada de Jesús María lo hicieron cercano a esos agentes de la policía política que siempre llevan pseudónimos al estilo de Ernesto, Camilo o Alejandro. Ese día, uno de ellos le avisó de que "los gusanos" querían "tomar la sede de la Asamblea Nacional y derrocar el Gobierno". Con sus 23 años y sus largas sesiones en el gimnasio, aquello fue "un paseo de niños", se jactaría más tarde al contar cómo rompió cabezas, golpeó estómagos y ayudó a meter a varios de los manifestantes en los carros jaulas que se llevaron a cientos de detenidos. Hace meses borró su cuenta de Facebook donde se ufanaba de sus excesos, logró el parole para emigrar a Estados Unidos y, desde Jacksonville, Florida, asegura que a Cuba no regresa "ni amarrado".

Paloma, de 19 años, fue de las convocadas para el acto de desagravio por las protestas populares que organizó el oficialismo días después del 11J en el litoral habanero. De madrugada, la joven universitaria llegó al lugar, pasó el detector de metales colocado para la ocasión y coreó algunas consignas con tono de victoria eterna. En su centro docente se comprometió a integrar las Brigadas de Respuesta Rápida para defender "la patria de caer en manos del enemigo". Graduada ya de su especialidad, ahora engrosa las filas de los desempleados que no quieren trabajar para el Estado por un mísero salario pero tampoco han logrado colarse en alguna próspera mipyme que les garantice el sustento. Sus padres han puesto en venta la casa familiar de "construcción capitalista, lista para llegar y vivir" y con ese dinero esperan financiar los tres boletos a Managua que los saquen cuanto antes de la Isla.

Tres represores, tres historias de desengaño que podrían multiplicarse por miles, por cientos de miles. Ninguno de ellos está en este momento dispuesto o disponible para volver a las calles a defender el régimen cubano. Entre la emigración y el desencanto, sus bríos revolucionarios han quedado reducidos o sepultados. Algunos incluso podrían engrosar las filas de los que griten "¡Patria y Vida!", "¡No tenemos miedo!" y "¡Queremos un cambio!" si la indignación volviera a llenar las calles. ¿Significa eso que está cerca otro estallido? ¿Si ha aumentado la decepción con el modelo político en las propias filas de los "fieles" se avecina otro 11J?

Este mes de julio, las razones para una protesta social son mayores que hace tres años. Ha crecido el hartazgo por el agravamiento de la crisis económica, la inflación que ha hundido en la pobreza a millones de cubanos, el déficit eléctrico que nos ha sumido en largas horas de oscuridad y los dislates oficiales a la hora de aplicar soluciones para salir del atolladero. Pero los mecanismos legales, jurídicos y policiales se han blindado mucho más para evitar la sublevación. Las largas condenas de cárcel contra los manifestantes, no solamente de hace tres años, sino de posteriores protestas, han funcionado como un elemento disuasorio y el éxodo ha rebajado el número de potenciales inconformes.

Pero no todos pueden abordar un avión. Entre esos que están condenados a permanecer en el país por falta de recursos y contactos está el fermento de otro posible 11J. ¿En qué bando se ubicarán los Ángela, Yuri y Paloma que aún estén en Cuba cuando llegue ese día?


Frases Célebres 999

"La explotación sexual existe en los 19 departamentos del país (...) Las respuestas de las instituciones del Estado en los últimos años vienen siendo muy ineficientes. No es novedad la cantidad de chiquilinas que son atrapadas en redes criminales y son utilizadas para la explotación sexual y el tráfico de drogas". Fabiana Condon, integrante de la Ong El Paso. 970 Noticias, radio Universal (17/07/2024).

"Los hogares están explotados de gurises y no hay recursos para mantener eso. Inau vive desfasado (...) Esto no es una cuestión de una u otra administración, terminaríamos en un razonamiento muy simplista si pensamos eso. Los hogares de 24 horas manejan un padrón de menores que están bajo su amparo. Algunos viven 24 horas ahí otros van con su familia de origen. Esos equipos que están a cargo de todos los menores tienen responsabilidad de todos". Silvia Nane, senadora del Frente Amplio, miembro interpelante al ministro y autoridades del MIDES por la muerte materna de una adolescente de 16 años al amparo del Estado en el departamento de Rivera. Informativo Sarandí, radio Sarandí (17/07/2024).

"Para crecer Uruguay necesita un programa para atraer más migración (...) Sigue habiendo un problema con el déficit fiscal; para el próximo gobierno va a ser central transformar el gasto público y reasignar, porque hay áreas que necesitan más inversión pública, como la primera infancia". Ignacio Munyo, economista y director Ejecutivo CERES. Doble Click, Del Sol (15/07/2024).

"Desde el (año) 85 hasta ahora no hubo un solo gobierno que no dejara el Uruguay con más delitos que el que recibió. Nosotros vamos a hacer todo lo contrario. ¿Eso significa que podamos tirar manteca al techo? No, pero la Policía cambió. Hoy de mañana amanecimos con que un agente de policía repelió una rapiña y mató a un delincuente, bueno, yo lo felicité. Y eso antes no pasaba". Sebastián Da Silva, senador del Partido Nacional. Subrayado, canal 10 (16/07/2024).

"En la baja generalizada de los delitos, los precedentes del narcotráfico han aumentado, al igual que las imputaciones por contrabando y corrupción. Las condenas por lavado de dinero se cuentan con los dedos de las manos". Jorge Chediak, titular de la secretaría antilavado. Doble Click, Del Sol (16/07/2024).

"Era un tema que estaba previsto hace mucho tiempo antes". Álvaro Delgado, candidato a la presidencia por el Partido Nacional, sobre la renuncia a la banca de la diputada Valentina Dos Santos, en medio de las audiencias judiciales por las irregularidades en la intendencia de Artigas acerca del pago de horas extras. Diario Oral, radio Monte Carlo (17/07/2024).

"Por conductas de terceros me vi manchado en mi honor, se cuestionó mi hombría de bien (...) No creo en embestidas bagualas, creo en el sistema republicano y en la Justicia. Sin perjuicio de ello, creo que me vi expuesto a una situación sin ecuanimidad. Si omití hacer algo, que es lo que se me cuestiona, lo hice sin ningún tipo de intención (...) Aclaro que la denuncia la hice, con todo esto entiendo que puedo continuar caminando y recorriendo el departamento con la frente en alto, con la conciencia tranquila, pudiendo mirar a cada uno de ustedes a los ojos". Pablo Caram, intendente de Artigas que condenado por el delito de omisión del funcionario público de denunciar actos con apariencia delictiva en la administración pública. Fragmento de su carta pública.

"Yo creo que está claro que hay mejoras notorias; es verdad lo que dice el ministro del Interior, que, si esto se complementa con el segundo semestre del año 2024, el Gobierno va a entregar por primera vez el mando al siguiente con mejoras en las cifras de delitos importantes como lo son las rapiñas, abigeato y hurto". Pablo Mieres, candidato a la presidencia por el Partido Independiente. Telenoche, canal 4 (16/07/2024).

"Al igual que en los otros partidos de la coalición, la votación fue más baja de lo esperado". Guido Manini Ríos, senador y líder de Cabildo Abierto, analizó la votación que obtuvieron los partidos que integran la coalición en las internas. Primera Mañana, radio El Espectador (16/07/2024).

"Estamos viendo una escalada en la represión con la detención de activistas de distintos partidos políticos, miembros de nuestros comandos de campaña a nivel municipal e incluso parroquial, pero además de personas que lo único que han hecho es ofrecernos sus servicios (...) Esto lejos de intimidarnos lo que ha dado es mayor energía y organización. Esto no lo para nadie". María Corina Machado, líder de la oposición venezolana junto al candidato presidencial Edmundo González, en un encuentro con centenares de jóvenes en la Universidad Central de Venezuela (UCV), la más importante del país con miras a las elecciones nacionales de ese país a realizarse el próximo 28 de julio. Agencia France 24 (15/07/2024).

"La responsabilidad del gobierno en la aplicación de esta ley eugenista es extremadamente pesada. Expreso mis disculpas más sinceras en nombre del gobierno". Fumio Kishida, primer ministro japonés, refiriéndose a las víctimas de una antigua ley que llevó a la esterilización forzada de miles de personas en el país entre 1948 y 1996. Telemundo, canal 12 (17/07/2024).

"Yo no veo esto como suerte (...) Lo veo como la protección de Dios". Nathaniel Thomas, reverendo delegado de la Convención Nacional Republicana y pastor de la zona de Washington, DC, tras el intento de asesinato que sufrió Donald Trump, en el cual una bala cortó su oreja. The New York Times (16/07/2024).

"Voy a hacer un llamado como el que hicimos a las pandillas a inicios de 2019, que les dijimos paren de matar o no se quejen después. Pues yo les voy a dar un mensaje a los importadores, comercializadoras, mayoristas y distribuidores de alimentos: paren de abusar del pueblo salvadoreño o no se quejen después (...) Hoy, enviaré una propuesta para suspender todos los aranceles a todos los productos de la canasta básica ampliada, así como a otros 70 productos alimenticios, por un período de 10 años". Nayib Bukele, presidente de El Salvador, advirtiendo a los comerciantes que abusan de los incrementos en los precios de los productos básicos que aplicará todo el rigor de la ley. Agencia France 24 (17/07/2024).

Correo de los Viernes.
Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.