"Temía no aplaudir y que me identificaran"

El ex Pink Floyd Roger Waters niega ser antisemita y aduce que sólo está combatiendo la política de Israel hacia los palestinos. Sus conciertos, empero, dicen otra cosa. Acá presentamos cómo una joven judía mexicana vivió momentos de angustia e indignación durante un concierto de Waters. La narración fue publicada el 25 de octubre de 2012 en la web “Enlace Judío” de la comunidad judía de México.

Varios comentarios recibió nuestro artículo “¿Antisemitismo en el Foro Sol?”, los cuales nos han obligado a poner la palabra “antisemitismo” entre signos de interrogación.

Cuando llamaron a nuestra oficina y nos contaron lo sucedido en el Foro Sol, nos sentimos extremadamente alarmados y ofendidos. Ver una estrella de David sobre un puerco no es algo común. Además, identificar dicha estrella con el capitalismo nos remonta a un prejuicio muy antiguo que relaciona al judío con el dinero.

Valiéndonos de ser un sitio de expresión libre, quisimos publicar el testimonio que nos enviaron. Aclaramos que no estuvimos en el concierto y que no somos especialistas en la música de Pink Floyd, igual que Yaffa e —intuímos— un gran porcentaje de quienes asistieron al concierto.

Mucha gente nos ha escrito, ayudándonos a aclarar este tema y entendemos que los símbolos judíos proyectados por Roger Waters son probablemente antibelicistas y no antisemitas.

Victor Penjos dijo: “Es real que Roger Waters trae algo contra Israel no por ser antisemita, simplemente porque su obra maestra que se llama “The Wall” habla en contra de las divisiones políticas, económicas, sociales y religiosas, pero aparte y lo más importante en contra de LOS MUROS que dividen a las culturas, como Israel construyo uno que divide con los territorios ocupados es por eso que habla en contra de Israel. Así también se expresa del muro fronterizo con EUA. No sé si está bien o mal su forma de pensar pero hay que respetarla” .

A su vez, Leah Nedvedovich comentó: “La estrella de David NO va en contra de los judíos. Son imágenes que soportan su mensaje. Hay que ver más allá de que lo que está presentando el artista y no dejarse llevar por lo que uno cree que es.?No sé si te fijaste que había una pared en el concierto y después es derrumbada, esto es un simbolismo muy fuerte de unión, rompimiento de barreras sociales, políticas y económicas.

Acerca de la canción “Run Like Hell”, Roger Waters no tiene nada que ver con el nazismo, no hace el saludo nazi, no lo hace con esa intención.? Pink, el protagonista de la obra “The Wall”, tras una alucinación, se convierte en un dictador fascista y se va en contra de todas las minorías, incluyendo homosexuales, judíos y personas de color.? Está representando a un personaje.? Es lo que estaba sucediendo en esos momentos” .

Por lo tanto, les agradecemos sus comentarios y publicamos el testimonio de Yaffa.

¿Qué se requiere para que una judeo mexicana se sienta tan aterrorizada que hasta le provoque miedo salirse del recinto porque la identificarían como judía? Simplemente un concierto del ex bajista de Pink Floyd, Roger Waters, de quien Yaffa era “fan”, antes del 28 de abril, cuando fue a aplaudirle en el Foro Sol.

“The Wall”, dice Yaffa, “es un concierto antifascista, antinazi, de protesta contra el narcotráfico, las muertas de Juárez, etc… Como parte de esta protesta, aparece en la pantalla un muro que se construye y se destruye. De pronto, se proyectó en él un bombardero B52 que lanzaba proyectiles: eran estrellas de David de color rojo… ” .

Como las estrellas de David venían acompañadas de otros símbolos distintos, como cruces, emblemas de Mac Donald’s, Mercedes Benz, y otros, Yaffa creyó en un malentendido: probablemente el bajista había confundido la estrella de David con otros símbolos de representación del capitalismo, del control, del poder económico.

Aún así, cuando un cerdo inflable, negro y con cuernos, empezó a sobrevolar el Foro, Yaffa entendió que no era confusión: el cerdo llevaba una estrella de David en el cuello. Fue colocado sobre el centro del auditorio y se alumbró la estrella de David con proyectores. A la vez, en las pantallas, a espaldas de Roger Waters, apareció otra estrella de David con la palabra “CAPITALISMO”.

Yaffa, quien tiene 26 años y venía acompañada de un amigo, estaba terriblemente indignada. Pero eso no era todo. El bajista dijo en inglés, mientras la traducción de sus palabras aparecía en español en la pantalla: “Creo que algunas personas del público se sienten un poco paranoicas en este momento. Pues, para ustedes …”. Y, en una explosión de rock pesado: “Para ustedes, la canción RUN LIKE HELL! (¡”Corre como el diablo”!)” .

Al mismo tiempo, la estrella de David en la pantalla se empezó a desintegrar y a caer.

El Foro Sol caía bajo los aplausos.

“Nunca había sentido antisemitismo público en México como esta vez” , dijo Yaffa. “Temía no aplaudir y que me identificaran como judía. Quería escapar, huir del lugar, pero mi mente, presa del pánico, me decía que no lo hiciera”.

Ésta no el la primera vez que el concierto de Roger Waters es tachado de antisemita. “Waters tiene todo el derecho a expresar sus opiniones políticas, sobre las imágenes de conflicto entre israelíes y palestinos a través de la historia de la música y la puesta en escena”, dijo Abraham H. Foxman, Director de Liga Anti Difamación, según un reporte de viax.cl. “Sin embargo, eligió cruzar una línea muy delgada dentro del antisemitismo. Debió haber escogido otra forma de expresar sus opiniones políticas, sin traer a colación el peor y más antiguo estereotipo antisemita: la supuesta obsesión de los judíos por el dinero”.

“Si no respondo, los lectores verán la nota y creerán que soy antisemita”, respondió Waters en el diario The Independent, “lo cual no es cierto. Estoy en contra de la política israelí de ocupar tierra palestina y de construir asentamientos. No tiene nada que ver con la religión”.

Más adelante, Foxman dijo: “Nuestra preocupación es, simplemente, el orden de las imágenes empleadas. Cuando la estrella de David es seguida inmediatamente con signos de dólar, crea vínculos entre los judíos y el dinero”, tras lo cual Waters cambió el orden de los símbolos en su concierto.



Entre tapar la corrupción y ocultar datos del Estado
Política y políticos
Julio María Sanguinetti
Brasil pega la vuelta y Mercosur sería zona de libre comercio
Sendic amenaza con divulgar datos que comprometen al Intendente Martínez
El acoso moral y profesional al inspector Zuluaga
Luis Hierro López
Flexibilidad laboral “compañera”
Santiago Torres
Nacionalismo y populismo
Julio Aguiar Carrasco
Confirman carencias muy graves en las cárceles
Dejadez y falta de respuestas
Elena Grauert
Con el sindicalista Balcedo, fallaron todos los controles estatales
Obrando Mal
Consuelo Pérez
Juan Peyrou, o cuando el hombre se vuelve paisaje
Tomás Laguna
Inevitable: 2019 se iniciará con un verdadero tarifazo
Jorge Ciasullo
Modelo equivocado
José Arias
Batlle y Ordóñez (I): interpretación de una época
Crece en Uruguay la pulsión emigratoria
La trinchera de Occidente
Acto con Sanguinetti en Kibón
Premio Cervantes para Ida Vitale
¿Volverá Europa a suicidarse como lo hizo hace 100 años?
Mucho trabajo e innovación, el secreto de los chinos
Libertad de expresión no ampara a las críticas a Mahoma
La guerra por la selva amazónica
Frases Célebres 742
Un viejo libro muy actual
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.