Edición Nº 931 - viernes 23 de diciembre de 2022        

Casos y cosas: de Bengoa a Sendic

Con el "caso Astesiano", el Frente Amplio pretende exorcizar sus demonios del pasado. Buscan relativizar la enorme cantidad de episodios escandalosos en los que jerarcas de primer nivel -incluyendo al primer Vicepresidente de la historia del Uruguay que debió renunciar a su cargo sospechado de corrupción- se vieron involucrados en la última década y media. Si Astesiano fuese frenteamplista, tendría tanta competencia que no lograría ingresar al podio de los corruptos. Eso sí, le hubiesen garantizado apoyo, contención y aplausos compañeros.

Hasta el momento, la única causa formal del sonado "caso Astesiano" es la de la falsificación de documentos. Allí, los datos son concluyentes: la mafia de los pasaportes comenzó a operar en Uruguay en 2009, cuando gobernaba el Frente Amplio. De hecho, al momento, el único funcionario imputado es un Cónsul nombrado por el gobierno de Mujica, que operó entre 2013 y 2018. El resto de los hechos noticiosos, que surgen a raíz de filtraciones, son sólo burdo chimenterío mediático.

Se trata entonces de un funcionario sin jerarquía alguna que utilizó su cercanía al Presidente -traicionando su confianza- para cometer delitos. Fue investigado por el Ministerio del Interior y detenido en la propia residencia presidencial. No hubo resistencias. No hubo protección. No hubo comunicados de apoyo. De hecho, sin ninguna obligación, presidencia entregó el celular del excustodio, del que hoy se filtran asuntos privados que nada tienen que ver con los hechos que motivaron la investigación.

Como ha dicho el ex Presidente Sanguinetti, el Frente Amplio ha logrado capitalizar el "caso Astesiano" cosechando un considerable éxito mediático. Tanto es así, que se animan a relativizar los peores casos de corrupción de la historia del Uruguay. "Por mucho menos renunció Sendic", dicen con naturalidad. ¡No, señores! No podemos permitir ese nivel de descaro.

Desde que el Frente Amplio decidió proteger a todos y cada uno de los jerarcas involucrados en hechos de corrupción durante sus tres administraciones, enterró para siempre sus pretensiones éticas y su autoridad moral. Acaso ya nos olvidamos que, cuando en 2007 el ex director de Casinos Juan Carlos Bengoa fue procesado con prisión por tres delitos -fraude, concusión (coimas) y conjunción del interés privado con el público-, el entonces Ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, lo defendió denodadamente. Hicieron conferencias de prensa para bridarle su apoyo, acusando a la Justicia de "armar" un caso inexistente.

Qué decir del "Pluna-gate", del aval de Calloia y Lorenzo, del falso remate del "caballero de la derecha". También en este caso primó la indulgencia, aunque ambos jerarcas frentistas fueron procesados por abuso de funciones. El Cr. Calloia llevó su caso hasta la última instancia, obligando a que la Suprema Corte de Justicia confirmara su condena por el caso Pluna en julio de 2021. "Lo que empieza bien termina bien", había dicho un descarado Cr. Astori.

"Si es de izquierda no es corrupto, si es corrupto no es de izquierda...", era otra de las frases de cabecera que solía repetir el Sr. Raúl Sendic, quien se convertiría luego en el primer Vicepresidente en la historia del Uruguay en ser condenado a prisión por exceder los "poderes de su cargo" y "apropiarse de dinero estatal" (uno de los tantos tristes récords que nos dejó el Frente Amplio). Sendic también mintió descaradamente -inventando un título que sólo vio su sucesora, la Sr. Topolansky- y fundió Ancap -obligando a capitalizarla por 800 millones de dólares.

El Frente Amplio lo defendió hasta hace poco. Tanto Vázquez como Mujica tuvieron expresiones de solidaridad. Para ambos era un simple un caso de "bullying". El mismo Plenario que luego no tuvo más alternativa que sancionarlo, sostuvo en su momento que había una ofensiva de la prensa y de la oposición para desprestigiar a las fuerzas "progresistas" y "desestabilizar a la democracia". El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, dijo que había un "linchamiento público".

Otro ejemplo paradigmático es el del diputado Placeres, procesado por un delito de "conjunción de intereses" por su participación en Envidrio, empresa que dirigía mientras le votaba prestamos desde el Parlamento. Durante la sesión parlamentaria que trató su desafuero, el entonces oficialismo frenteamplista lo ovacionó y lo despidió como un mártir. Ante un auditorio orquestado y propicio al aplauso, él le habló "al pueblo uruguayo" y respondió a la "avalancha de mentiras" que, según advirtió, lanzaron algunos "personajes" de la oposición.

También hay ejemplos recientes, de este mismo período de gobierno. Recordará el lector el caso del "superhéroe de Antel", Cendoya, triplemente imputados por los delitos de "destrucción de documentación", "filtración de información" y "habilitación irregular" de frecuencias radiales durante la campaña electoral. Pese a ello, el Frente Amplio le guardó un lugar como director de la oposición en Antel hasta el último momento. Tan descarados fueron que aseguraban que se trataba de "una campaña de desprestigio" en su contra porque sólo él podía salvar a Antel del "intento de desmantelamiento" del nuevo gobierno.

No estamos hablando de custodios, sino de jerarcas de primerísima línea, que cometieron delitos, que fueron procesados, pero que el Frente Amplio protegió y protege hasta hoy. De hecho, si quieren buscar un caso comparable al de Astesiano, deberían remontarse al inefable "Pato Celeste", que no tenía una oficina en el piso 4° sino que trabaja en el piso 11°, junto al Presidente Mujica, antes de caer preso.

En definitiva, si hubiesen cumplido la promesa que realizó Vázquez al asumir en 2005 (que le cortarían la mano a los que metan la mano en la lata), tendrían varios dirigentes mancos.


Hora de pasar raya

Por Julio María Sanguinetti

Llega el fin de año, hora de balance y mirada hacia el que viene. Ningún análisis puede ignorar que vivimos un mundo que ha sufrido una anacrónica pandemia y una cruel y disparatada guerra europea, con proyecciones enormes sobre la inflación, la energía y la actividad económica. Todos somos interdependientes, aun las mayores potencias del mundo; con más razón países de nuestra dimensión, que habitamos, además, una región particularmente inestable como nuestra América Latina.

En ese contexto, el Uruguay luce, a la mirada internacional, como una suerte de isla de estabilidad. Sometida al escalpelo del análisis local, afincado en las realidades de la vida, que nunca son ideales, podemos empero afirmar que nuestro país hoy transita del mejor modo posible.

Se puso punto final a la emergencia sanitaria, con un altísimo porcentaje de vacunación y el reconocimiento internacional a la eficacia de los servicios del Estado. Hoy, con un repique universal del virus, se continúa vacunando con eficiencia para preservar la salud de la población. En tiempos de excepcionales desafíos, el país ha estado a la altura de las circunstancias.

El 27 de marzo la ciudadanía ratificó la LUC, ley que definía las prioridades del gobierno. La mayoría obtenida en la 2ª. vuelta electoral, se ratificó claramente y hoy, en la perspectiva que dan estos meses, muestra el valor de esa norma tanto como la falencia de una oposición radicalizada que se asentó en la falsedad. Sin sumergirnos en todos los temas, quedó claro, por ejemplo, que la portabilidad numérica benefició rotundamente a los usuarios de telefonía, amplió el mercado y en nada perjudicó a Antel. Era todo tan falso como lo que se decía de la privatización de la educación en el territorio de la verdadera ridiculez.

La inflación no se ha desatado. Cuando el mundo desarrollado anda entre el 8 y el 10%, el Uruguay no llega al 9%. Hay quienes desvalorizan este logro, pero basta mirar lo que ocurre con el 90% de Argentina, para entender que es un enorme activo. Sobre todo cuando la economía ha crecido y se terminará este año en alrededor de un 5%, excepcional cuando se anuncia un enlentecimiento rotundo de la economía, marcado por la pérdida de ritmo de China y un cierto estancamiento norteamericano. El impulso ha estado en una exportación notable, pese a la reconocible existencia de un atraso cambiario.

Este es un punto importante para el año que viene. Cuando el dólar se fortalece en la región, no es sostenible en el tiempo que aquí siga bajando. La experiencia nos dice que, si tasas altas en pesos sirvieron para moderar la inflación, hoy nos pueden llevar a una peligrosa distorsión. La coyuntura internacional no es favorable. Razón de más para extremar recaudos.

El mercado laboral se ha recuperado desde la paralización de la pandemia, al punto que la tasa de actividad está en un 62% y el desempleo en un 7,8%, cuando esta administración comenzó su gestión con un 10%. Este desempeño, con algunos puntos muy altos de empleo en sectores como la construcción, no se ha hecho a expensas del salario real. No olvidemos que en el mes de abril el gobierno adelantó el aumento de jubilaciones (3%) y sueldos públicos (2%), promoviendo, además, rondas salariales para el sector privado. De este modo, el salario real, que había caído en 2020 y 2021, comenzó un proceso de recuperación y, si bien las cifras finales del año aún no están disponibles, puede afirmarse que serán afirmativas.

El esfuerzo social ha sido enorme y están dispuestos unos 1.500 millones de dólares de incremento de gasto en las dos últimas Rendiciones de Cuentas para las áreas prioritarias. Se comenzaron a aplicar 50 millones de dólares en los CAIF, se aumentaron las asignaciones familiares, se comenzó la inversión en los asentamientos, cuyos resultados se empezarán a ver este año que entra y se mantuvieron los planes de alimentación, que si algo han dejado en evidencia es que el Estado ha actuado con infinita más responsabilidad que las famosas "ollas populares", infectadas de un proselitismo inmoral.

Más allá de esta somera visión sobre la coyuntura, se encaran hoy grandes reformas estructurales, como la educación y la seguridad social. La primera, que deberá marcar el acceso de nuestra juventud a las necesidades del mundo digital. La segunda, un compromiso hacia el futuro, que se asume sin necesidades fiscales inmediatas con un sentido de responsabilidad histórica ante las nuevas generaciones.

Termina el año también, con turbulencias mediáticas en que la oposición ha logrado transformar en políticos fenómenos simplemente delictivos. Esa banda de coimeros de pasaportes falsificado para ciudadanos rusos, que venía de gobierno anteriores, sumó a su actividad al jefe de la custodia del Presidente. Bastó ello para que se convirtiera en un formidable culebrón en que se habla de crisis institucional, cuando si algo se advierte es lo opuesto, un funcionamiento independiente de la Justicia y aún de los servicios del Estado que investigaron la seguridad presidencial sin límites de clase alguna. Por aparte, un pasaporte, legítimamente expedido, aunque a un personaje oscuro, se ha sumado al escenario. Y todo ello ha mostrado cosas tan preocupantes como la constante e ilegítima filtración de comunicaciones privadas que, en abierta violación de la intimidad, se agitan con espurios propósitos. Todo está en la órbita judicial, donde los magistrados deben actuar en medio de una presión política agobiante, con tiempos y plazos que no son de la política. Así se alargan discusiones y climas de tensión en que la oposición intenta medrar de un modo escandaloso. Podrá ser, como se repite, que el gobierno pagará un tributo ante la opinión pública, pero tenemos la seguridad de que -si es así- no menor será el que grave a esa oposición iracunda, que todo los falsea, de un modo descarado. Aun la prensa, a la que le cuesta valorizar los episodios.

Confiamos en que estos episodios no harán historia. La Justicia decidirá -cuanto antes mejor- y todos a acatar.

La democracia uruguaya está firme y sólida. El país crece y basta mirar los niveles de consumo en este fin de año para advertir que esa mayor actividad económica proyecta sus beneficiosos efectos en la vida de la familia. Hay rezagos sí, hay sectores marginados, hay islotes de pobreza, pero el Estado no está ausente.

No nos dejemos arrastrar por los microclimas episódicos. Cuando los vientos nublados nos arrecian, levantemos la vista, observemos el panorama y comprobaremos la salud de nuestra República.

Si nuestra visión del país no nos tranquiliza, ampliemos la mirada, comparémonos, y ella nos devolverá la imagen de un país en marcha.


Hasta el 3 de febrero

Correo de los Viernes hará su habitual pausa veraniega.

Los redactores y columnistas de Correo de los Viernes, todos voluntarios, también tienen derecho a hacer una pausa, sobre todo después de un año particularmente intenso.

Retomaremos contacto con los lectores el viernes 3 de febrero de 2023.

¡Hasta entonces!



Nicolás Albertoni

La designación del Dr. Nicolás Albertoni como Subsecretario de Relaciones Exteriores incorpora al gobierno a un académico de destacada trayectoria en el terreno de los asuntos internacionales, especialmente en comercio internacional. También ha llevado adelante una larga militancia colorada desde su primera juventud. Participó en su tiempo en las elecciones juveniles y se desempeña hoy como dinámico Secretario de Relaciones Internacionales, que codirigió los exitosos Cursos de Formación realizados este año.

Se licenció en Negocios Internacionales e Integración en la Universidad Católica del Uruguay, para marchar luego a Argentina, donde se doctoró en Administración de Empresa en la Universidad Católica y luego, en los EE.UU., en la University of Southern California. Ha llevado hasta ahora una activa participación académica en esas Universidades tanto como en la de Georgetown en Washington. Numerosos artículos han recogido su pensamiento, pero muy especialmente varios libros sobre el desarrollo de las sociedades contemporáneas y las estrategias del país para la inserción en el mundo.

La militancia política de Nicolás debe ser señalada y reconocida. En tiempos en que no siempre los técnicos, o académicos en general, asumen compromisos ciudadanos, Nicolás, desde su origen salteño, ha participado en la vida partidaria, ampliando progresivamente su presencia en los más diversos ámbitos de actuación. En los últimos años lo ha hecho desde el sector Batllistas, en cuya Agrupación de Gobierno participó hace pocos días. Ello valoriza particularmente la actitud del Coordinador de Ciudadanos, el Ministro Adrián Peña, que -con mirada amplia- lo propuso para el cargo, al que accede entonces con un apoyo unánime de todo el Partido Colorado.

Naturalmente, Nicolás se integra a un gobierno con una línea internacional definida, que ha compartido públicamente. A ella, sin embargo, podrá añadirle la impronta de una mirada joven e inquieta, que ha expresado con matices inteligentes.

Además de la alegría personal por esta designación, expresamos nuestra esperanza en esta responsabilidad política que asume uno de los jóvenes brillantes que felizmente puede mostrar el Partido Colorado a la vida de la República. Le vimos nacer a la vida política, crecer intelectualmente y no dudamos en que ahora superará con solvencia este nuevo desafío.

J.M.S.


Contraalmirante Juan José Zorrilla. Símbolo de la dignidad republicana

Al cumplirse en el mes de febrero de 2023 cincuenta años del inicio del golpe de Estado en nuestro país, transcribimos parte de la exposición de motivos del proyecto de ley que presentó el diputado Conrado Rodríguez sobre homenajear la actitud heroica del Contralmirante y luego Vicealmirante Juan José Zorrilla Camps proponiendo la construcción de un monumento que destaque su coraje cívico en defensa de los mejores valores democráticos de los uruguayos.

La democracia y todos los ciudadanos que habitamos este país tenemos un debe con Zorrilla por su enseñanza y lealtad. Lealtad a las instituciones y enseñanza en el hecho que como jefe de las Fuerzas Armadas ordenó la operación en defensa de la Constitución de la República.

La iniciativa del legislador Conrado Rodríguez cuenta con tres artículos y está a estudio de la Comisión de la Constitución, Códigos, Legislación general y Administración de la Cámara de Representantes.

"El próximo 8 de febrero se cumplirán 50 años en que se produjo la desobediencia de los mandos del Ejército y de la Fuerza Aérea al poder institucional, al desconocer la decisión del Gobierno de la época, de designar como Ministro de Defensa Nacional al General (r) Antonio Francese.

El 1º de febrero de 1973, tras un discurso del Senador Colorado Amílcar Vasconcellos en el que denunciaba que se estaba gestando un golpe de estado, el Presidente de la República Juan María Bordaberry le respondió, aunque los mandos militares -que pretendían contestarle directamente ellos- no quedaron conformes con la respuesta presidencial.

El Comandante de la Armada, Contralmirante Juan José Zorrilla Camps (Rivera 1º de noviembre de 1920 - Montevideo 5 de enero de 2012), en clara demostración de adhesión al sistema democrático, entendía que era al Presidente de la República a quien le correspondía responder el discurso de Vasconcellos, por ser un acto político, y competerle constitucionalmente el mando superior, y no a las Fuerzas Armadas subordinadas a él. A raíz de este episodio termina renunciando el Ministro de Defensa Dr. Armando Malet.

Juan Zorrilla recordando este episodio, relató: ´Después de la reunión en Suárez seguimos la reunión en el ESMACO, y ahí yo, o la Marina, porque yo no estaba solo, había otro almirante, el prefecto nacional y dos o tres oficiales más, estuvimos discutiendo media hora, cuando mucho. Y dije que si seguían, yo me retiraba, porque vi que no había manera de entrar en acuerdo; entonces la Marina se retiró. El ministro Malet ya había renunciado, porque ellos estaban decididos a contestar de cualquier manera a Vasconcellos´.

Con la designación por el Presidente de la República del nuevo Ministro de Defensa, Gral. (r) Antonio Francese -militar constitucionalista que ya había ocupado esa Secretaría de Estado con anterioridad-, el Ejército y la Fuerza Aérea lo desconocen, se acuartelan, ocupan canales de televisión y emiten el comunicado Nº 4 en el que se planteaba el programa político del militarismo y luego el comunicado Nº 7.

La Armada, fiel a las Instituciones, no acompañó el desvío institucional de los mandos de las otras fuerzas. Este alzamiento significó en los hechos un verdadero golpe de Estado sobre el poder constitucional, iniciando un proceso que finalmente culminó con la disolución de las Cámaras el 27 de junio de 1973".

Trámite parlamentario: https://parlamento.gub.uy/documentosyleyes/ficha-asunto/157436


Malas señales, otra vez...

Una vez más, Cabildo Abierto se unió al Frente Amplio para aprobar, de forma grave y urgente, una ley que desconoce la realidad del sector forestal. Al igual que cuando ambos aprobaron el proyecto que buscaba limitar la explotación forestal, el clima de oportunismo volvió a impedir escuchar a técnicos, a los Ministros involucrados y a los propios afectados.

El martes pasado, en el Senado, los legisladores de Cabildo Abierto y el Frente Amplio se unieron para dar sanción definitiva a un proyecto de ley de "prevención y combate de los incendios forestales" ampliando las áreas de cortafuego y la distancia en las plantaciones. Nuestro Partido, artífice de la política forestal, no se niega a discutir ningún tema, no hay asunto vedado en la colación, lo que no compartimos es que uno de nuestros socios se alinee con una oportunista oposición y apruebe de forma urgente y sin discusión un asunto de tanta relevancia.

Con qué criterio y bajo qué hipótesis la ley aprobada establece nuevas distancias, a priori excesivas, que van a reducir sensiblemente las áreas en las que se puede forestar. De hecho, el trámite exprés que cabildantes y frenteamplistas impusieron impidió conocer nada menos que la opinión del Ministerio de Ganadería, de la Dirección Nacional de Bomberos y del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae). Tampoco se escuchó a los que resultaran afectados, es decir, a los forestadores.

Repetiremos hoy los dos argumentos que expresamos hace exactamente un año. Por un lado, Cabildo Abierto cuenta con dos ministros en el gabinete. ¿Le parecería razonable que un partido de la coalición, en alianza con el Frente Amplio, hiciera aprobar un proyecto en materia de salud o de vivienda sin que se escuchara a sus ministros? Estamos seguros que no y que -con razón- Cabildo Abierto se indignaría. Porque hay un deber elemental de lealtad hacia los socios, porque en primer lugar la ciudadanía que votó a la coalición multicolor, incluidos los votantes del general Manini, esperan eso de su Partido.

En cuanto al Frente Amplio, es claro que se trata de mero oportunismo. Durante 15 años aplicó sin cortapisas el "modelo forestal". Aplicación que llevó hasta el extremo de hacer concesiones ante UPM que ningún otro gobierno hubiera hecho. Pero ahora los asaltó el prurito antiforestal, como por arte de birlibirloque. Sencillamente, el oportunismo rompe los ojos.


El relato maniqueo del hambre

La expresión no es feliz, pero es la realidad: son mala leche. No hay día que no inventen una situación para golpear al gobierno por lo más bajo. Son inmorales. Aprovechan la desgracia ajena para llevar agua a su molino. No tienen escrúpulos.

 

Durante todo el fin de semana, los pasquines afines al Frente Amplio, coadyuvados por sus cobardes -por anónimos- militantes de "twitter", viralizaron un video y varias fotografías en las que se puede observar a un grupo importante de personas haciendo fila para alimentarse en la olla popular del Colegio del Sagrado Corazón (ex Seminario). Obviamente, el material gráfico iba acompañado de un discurso oportunista y rastrero, en el que el gobierno es responsable por una situación de "hambre extrema", cuestión que en el "paraíso frenteamplista" no ocurría.

Los creadores del relato, que recurren al hambre de ese pueblo que tanto dicen defender si es necesario, se mostraron consternados, pero se olvidaron decir que la olla popular del Seminario -que alimenta a los más necesitados de los barrios Cordón, Centro, Ciudad Vieja y Villa Dolores- fue fundada a finales de 2003 y trabajó ininterrumpidamente durante los tres gobiernos del Frente Amplio.

Lo mismo sucede con la otra parte del "relato del hambre". Aunque denuncien casos de niños y adolescentes con hambre en las escuelas y liceos, algo que han hecho en varias oportunidades, la realidad que es que nunca antes en la historia de la alimentación escolar del Uruguay había habido tantos días con el servicio cubierto en las escuelas públicas como sucede desde 2020.

En el mismo sentido, aunque insistan en que la situación es prácticamente "desesperante", los datos oficiales (que son públicos y no secretos e incompletos como los de las ollas que gestiona la izquierda) indican que la demanda de alimentos distribuidos por el Mides a las ollas populares ha ido disminuyendo a medida que la situación económica mejora.

El Frente Amplio, que debería estar dando explicaciones por el caso del Alcalde de su partido acusado de manejar irregularmente los insumos destinados a ollas populares en Canelones y todos los revalúos de las ollas que ellos gestionan, como analizábamos recientemente en Correo - http://www.correodelosviernes.com.uy/Se-destapan-mas-ollas.asp -, pretenden alimentar un relato de hambre, como si la situación en la que dejaron el país en 2020 fuese inmejorable.

Las ollas populares, que hoy utilizan como trincheras políticas, también existían en sus gobiernos, aunque ellos no las gestionaran, ni les importase. Cientos de personas en situación vulnerable se aglomeraban en distintos puntos de la capital para recibir un plato de comida -a veces el único del día- que concedían diversas organizaciones sociales y religiosas. Lo mismo sucedía en el interior del país.

La única diferencia, es que el actual gobierno, en su rol de oposición, nunca recurrió al hambre y a la desgracia para caranchear.

 



Siga el baile, siga el baile...

Tras quejarse en reiteradas oportunidades por la escases de recursos que supuestamente padece a la Intendencia de Montevideo y le impide atender asuntos de urgencia, la Intendente Cosse anunció el "Proyecto Parquecitos", por el que se reformarán ocho paradas de ómnibus con un costo de 30 millones de pesos. Una verdadera barbaridad, que va en la línea de las "estaciones de descanso" de la Plaza Zabala, que salieron medio millón de dólares, y fueron retiradas poco tiempo después.

El martes de la semana pasada, la Intendente Cosse, junto al director del Departamento de Planificación, Luis Oreggioni, presentó las nuevas obras que forman parte del llamado "Proyecto Parquecitos", que tiene como objetivo "intervenir" las ocho paradas de transporte colectivo más concurridas de la ciudad.

De acuerdo a lo informado desde la Intendencia capitalina, la "intervención" constará de: "pavimentación y mejora del pavimento existente; instalación de pérgolas techadas y abiertas; e incorporación de vegetación nativa al equipamiento previsto". Asimismo, "se asegurará la luminaria necesaria para el aprovechamiento de dichos espacios tanto durante el día como por la noche".

Estas simples acciones, que podríamos calificar como básicas, tendrán un costo estimado de 750 mil dólares. O sea, unos 30 millones de pesos al cambio actual. Un despropósito al que el Frente Amplio, y particularmente la Ing. Cosse, no tiene acostumbrados.

Primero fue el Corredor Garzón, luego el de General Flores, después las famosas "estaciones de descanso" de la Plaza Zabala, y ahora las "paradas millonarias". Pasan los años y las administraciones frentistas de Montevideo continúan realizando obras millonarias que, tras un breve período de tiempo, deben ser desmontadas y en el mejor de los casos repensadas.

Recaudan millones -casi dos millones de dólares al día de lunes a domingo- a expensas de los montevideanos, los malgastan caprichosamente, los principales problemas de la ciudad persisten y los culpables -según ellos- son los ediles de la oposición que no le continúan votando préstamos millonarios a una Intendencia endeudada por generaciones. Parece un chiste, pero no lo es.

En fin, lo del título...


A confesión de partes...

Relevo de pruebas, asegura el refrán. Según el sindicato de funcionarios de Salud Pública, el gobierno actual "dio más" que los del Frente Amplio. ¿Qué dirán ahora los que calificaban a este gobierno de "antiobrero"?

Los funcionarios de la salud, que fueron fundamentales durante la pandemia, han tenido un incremento salarial importante a lo largo de este período de gobierno. Era un dato que se conocía, aunque la izquierda vernácula se esforzaba, por obvias razones, en minimizarlo.

A confesión de partes, relevo de pruebas..., dice el refrán. Fue el Sr. Martin Pereira, principal dirigente de la Federación de Funcionarios de la Salud Pública (FFSP), el que reconoció en una entrevista reciente que la actual administración "dio más" que las últimas tres del Frente Amplio.

Sin dejar de lado la retórica belicosa, Pereira lo reconoce claramente: "Algunos lo plantean en extremos: le torcimos el brazo al gobierno o podíamos conseguir más, y creo que es un error plantearlo así, en un gobierno de derecha que ganó diciendo y prometiendo lo que iba hacer: ajustes, recortes y ajuste de derechos, acuerdos como el que firmo la FFSP son para valorar positivamente".

Los datos son contundentes: "...considerando los aumentos establecidos para los funcionarios públicos en general, más convenios acordados con los trabajadores de la salud, como el firmado en estos días que otorga una partida extra por capacitación determinó que para los salarios crecieran entre el 12% y el 22%", consigna El País durante la entrevista al dirigente sindical mencionado. Además, agrega, que en poco tiempo "se regularizarán 2.000 casos que actualmente están bajo la modalidad de contrato en comisión de apoyo".

El dato sigue matando al relato.


Continúan apareciendo irregularidades millonarias en el MEC del Frente Amplio

Gracias a una denuncia presentada por la actual administración, se desbarató una maniobra fraudulenta por la cual se desviaron $ 10 millones de 2018 a 2020 pertenecientes a la Comisión de Patrimonio del Ministerio de Educación y Cultura (MEC). Esto se suma a las graves irregularidades detectadas el año pasado, cuando se constató la falta de $ 7 millones de fondos culturales gestionados también por el mismo Ministerio en la época frentista.

Luego de detectar una falta de controles alarmantes, en mayo de este año, el Ministerio de Educación y Cultura hizo una denuncia penal por presuntas irregularidades en la Comisión de Patrimonio. En concreto, las autoridades denunciaron el faltante de $10 millones entre 2018 y 2020, cuando gobernaba el Frente Amplio. Aunque se sabe que la maniobra comenzó en 2016, solo hay elementos probatorios a partir de 2018, ya que un problema informático no permitió recuperar la información anterior.

Esta semana, la Justicia de Crimen Organizado condenó por fraude a una funcionaria que, aprovechando la desidia y la falta de control de la administración frentista, a cargo de la inefable María Julia Muñoz, defraudó al Estado por $10 millones. De acuerdo a los pormenores de la investigación que circularon en los medios de prensa, la Justicia comprobó que la funcionaria tenía acceso a las cuentas bancarias de Patrimonio y desde allí se giraba dinero a ella, a su madre y a los abuelos de un amigo.

La funcionaria fue condenada a 22 meses de prisión, medida sustituida por arresto domiciliario y realización de trabajos comunitarios. Además, deberá pagar $ 75.000 y U$S 50.000 por reparación de daños. Finalmente, se le ejecutó un embargo. En mayo, el MEC le había iniciado un sumario con separación del cargo, lo que determinará su destitución.

Lastimosamente, no es la primera irregularidad que detecta la administración de la Coalición en el MEC frentista. Como analizábamos en esta páginas en marzo, desde esa fecha, el fiscal de delitos económicos, Enrique Rodríguez, investiga el faltante de $ 7 millones y una eventual defraudación fiscal efectuada durante las últimas dos administraciones frenteamplistas. Presuntamente, la red de jerarcas, funcionarios y empresarios, falsificaban donaciones para promover eventos culturales a través del Fondo de Incentivo Cultural a cambio de exoneraciones en el pago de impuestos.

En este caso, la denuncia inicial fue realizada por la entonces ministra María Julia Muñoz a dos semanas de abandonar su cargo. Pocos días después de asumir el nuevo ministro, Pablo da Silveira, se conoció el resultado de esa investigación. Allí no solo se constató el faltante de los $ 7 millones, sino que se verificó que se expidieron constancias para que algunas empresas tramitaran certificados de crédito ante la DGI, sin haber hecho efectivo del depósito del aporte en que se fundaría el crédito. Según publicó El País en ese momento, los empresarios investigados ponían como pruebas de las donaciones comprobantes de buzoneras, pero los depósitos nunca se efectivizaban.

Hasta el momento, y como es ya habitual, ni los jerarcas frenteamplistas involucrados ni ninguna autoridad partidaria se ha manifestado sobre estos evidentes casos de corrupción, prefieren fingir demencia y seguir prometiendo un retorno al país de las maravillas, ese que nunca existió.


"Historia y política"

Con estas palabras, el ex Presidente Julio María Sanguinetti, tituló su habitual columna en el diario El País. La reproducimos para nuestros lectores.

Inesperadamente me encuentro en una suerte de polémica a distancia con el Profesor Carlos Demassi, a propósito de la bibliografía aconsejada por los cursos de Enseñanza Secundaria de lo que era 3er año y ahora es 9º.

Todo nace de que las actuales autoridades de la educación consideraron que la copiosa lista de 200 textos sugeridos para ese curso terminaba no siendo útil por su desmesura y tuvieron la idea de reducirla a 20 o 30.

En esa nómina más reducida siguen apareciendo Barrán y Nahum, como es natural, la historia económica de Bértola, un par de las valiosas obras de Caetano y Rilla, la clásica de Vanger sobre Batlle y en torno a las metodologías una obra de Zubillaga y otra de Ana Ribeiro. Por lo que ha trascendido, una novedad es que ahora se incluye a Lincoln Maizteguy, con su saga de "Orientales", que inexplicablemente no estaba considerado hasta entonces de modo inaceptable para uno de los historiadores más destacados de las últimas décadas. También aparece una obra colectiva del Profesor Demassi con Aldo Marchesi, Vania Markarian, Alvaro Rico y Jaime Yaffe sobre la historia de la dictadura. Esto demostraría que no hay ningún veto personal para el Prof. Demassi en temas de historia reciente, porque el suyo que habría quedado afuera de la lista anterior es ajeno al debate contemporáneo. En todo caso, se trata de un profesor que no merecería veto de nadie, aunque -a nuestro juicio- pertenece a una corriente historiográfica contemporánea con la que discrepamos en puntos sustanciales y aquí el punto es que ese modo de pensar se transformó en hegemónico, monopolista. Bueno es entonces que aparezcan otras visiones, como la wilsonista del Prof. Corbo o la nuestra.

La cuestión es que al añadirse "La Agonía de una Democracia", se han convocado todos los demonios, porque -ahí sí funciona el veto- nuestra condición de político invalida todo trabajo con pretensión histórica. El libro mereció en 2009 el Premio Bartolomé Hidalgo y lleva ya numerosas ediciones. Por cierto no pretendo ser un historiador académico, sí un periodista que, así como he escrito muchos temas de política y arte, también lo he hecho, a lo largo de más de medio siglo, en asuntos históricos. Algunos de ellos los reuní en el libro "El Cronista y la Historia", donde -entre otras cosas- incluí la "Crónica íntima del Golpe Uruguayo", que era inédita hasta en nuestro país, por la censura de la época. Ella se publicó en La Opinión de Argentina, Excelsior de México y O Estado de San Pablo, lo que me valió en Brasil una censura general para cualquier publicación, recién levantada en 1985. Mi biografía de Pedro Figari, por ejemplo, que escribí a instancia del Profesor Pivel Devoto, fue honrada en su prólogo por un maestro de historiadores como Natalio Botana. De modo que este "cronista" ha escrito mucho de historia y también tiene metodología, porque el periodismo no es literatura de ficción. Se basa en hechos. Sus fuentes no son distintas a la de la historia académica (periódicos, actas parlamentarias, memorias oficiales, estadísticas, etc.).

Lo que importa es que ese periodismo distinga claramente información de opinión. Es una regla de oro de la profesión. No tan claramente asumida en la historiografía nacional y mucho menos en la historia reciente de nuestro país, donde los hechos se mezclan con opiniones o tesis asumidas como dogma para abonar conclusiones políticas.

Un ejemplo claro de un hecho simplemente falso, mil veces repetido, es que los tupamaros luchaban contra la dictadura, como lo tenemos que aclarar una y otra vez ante jóvenes desprevenidos que han escuchado esa tesis en las aulas. Se sorprenden cuando se les explica que el golpe de Estado se dio cuando ya estaban derrotados, lo que demuestra que su acción guerrillera fue solo contra la democracia y que el golpe de Estado es una injustificable barbaridad, cuando ya la subversión no revistaba peligro.

Un posicionamiento doctrinario que conduce a una intención preconcebida es la de ubicar el período de violencia política bajo el rótulo global de Terrorismo de Estado, concepto válido para la dictadura, pero que se ubica en el relato de un modo que desvanece el hecho incuestionable de que la violencia política se inició mucho antes: es imposible ignorar un movimiento armado, inspirado en la Revolución Cubana, que salió a intentar la "revolución imposible", tal cual lo define el periodista Alfonso Lessa (cuyo trabajo sin duda merece una muy seria consideración histórica). Si secuestrar Embajadores extranjeros o asesinar funcionarios, no es terrorismo, ¿qué es?

Lo mismo ocurre con los episodios de febrero de 1973, inicio del golpe de Estado, si entendemos por tal la subordinación de la autoridad civil al poder militar. En esos días todo el Frente Amplio y la CNT se subieron al carro de la irrupción militar. Por suerte están los discursos en el Parlamento y los artículos en todos los diarios. Mientras la Convención colorada emitía una declaración de adhesión a las instituciones, la CNT parlamentaba con los mandos militares, soñando con que los Comunicados 4 y 7 de los militares fueran el programa para un nuevo gobierno "nacional y popular". La tesis oficial de nuestra llamada "izquierda" la define el diario comunista El Popular, con toda precisión: "Nosotros hemos dicho que el problema no es el dilema entre poder civil y poder militar, que la divisoria es entre oligarquía y pueblo, y que dentro de éste caben indudablemente todos los miliares patriotas que estén con la causa del pueblo".

El tema es serio. No es malo que se incluyan todos los libros de Demassi, los buenos y los no tan buenos pero no ignoremos que son ensayos políticos. Tiene todo el derecho a escribirlos pero no a descalificar a quienes, por el hecho de ser políticos, no podemos escribir historia. Aunque los hechos que narremos sean incontrovertibles.


Ministro Tabaré Viera: "Confío en que el covid no afectará la temporada"

"Vamos a tener una buena temporada; la gente quiere salir y tener sus vacaciones", dijo el Ministro de Turismo colorado, que repasó las perspectivas para el verano y la actualidad del Partido en una entrevista con El País que nos interesa compartir con los lectores de Correo.

-¿Cuáles son las perspectivas para esta temporada de verano?

-Tenemos la impresión de que vamos a tener una buena temporada. Somos optimistas por cuanto es la primera luego de la apertura de fronteras sin ninguna restricción. También la gente quiere salir y tener sus vacaciones. Además, hemos trabajado mucho para este verano, en conjunto con toda la oferta turística que hoy, felizmente, es muy diversificada y de muy buena calidad.

Para el verano no solo hablamos del turismo costero de sol y playa, que sin duda es la gran estrella. También está el turismo de naturaleza, vinculado a la producción como el enoturismo o las rutas específicas como la del queso. Hoy está el desarrollo de nuevos productos -algunos muy innovadores- que son un complemento muy importante para el turismo tradicional y consolidado de sol y playa. Uruguay tiene fortalezas muy importantes. Después de la pandemia, la persona quiere un turismo de experiencia y ya no alcanza solo con estar 15 días panza arriba disfrutando. Quiere algo más y acá hay una oferta.

Por otra parte, hemos hecho una gran promoción del país durante todo el año a través de la presencia en las ferias más importantes de la región y del mundo y la publicidad.

-¿Qué sucede con los países limítrofes?

-Todo está dado para que sea una buena temporada. Tenemos algunas dificultades en la región, sobre todo con nuestro principal mercado histórico, el argentino. La diferencia cambiaria nos trae algunos problemas de precios. Pero particularmente en la oferta de verano tenemos una gran fortaleza. La información que nos llega es que la oferta de turismo de verano en ese país está muy cara por la

inflación y prácticamente al mismo precio que la uruguaya. Así que creemos que vamos a tener una muy buena afluencia desde Argentina, como está ocurriendo. Y, de cualquier manera, hemos apostado fuerte -y lo seguiremos haciendo- a ampliar mercados como el brasileño, que es gigantesco con una gran posibilidad.

-¿Cree que el aumento de casos de covid que se registra en el país va a afectar la temporada de verano?

-Creo que no, confío en que no. De cualquier manera es un aspecto sanitario, por lo que tendrán que ir monitoreando y decidiendo las autoridades competentes. Confío en que son períodos en los que algunas variantes del virus o los cambios de estación y de actividad de la gente llevan a que aumente provisoriamente. Pero la enfermedad en sí no es igual. Ya conocemos al virus, estamos vacunados con cuatro dosis, los casos ya no revisten la gravedad de antes. Entonces, si bien hay cierto repunte en los contagios, espero que sean circunstanciales y que, además, no tengan ninguna consecuencia de gravedad por la que haya que tomar otro tipo de medida. Y que sigamos con la planificación de mayor libertad para disfrutar del verano y de las vacaciones, y de viajar.

-El anuncio del beneficio de IVA tasa cero para los uruguayos en los hoteles llegó a último momento. ¿Qué sucedió?

-Los operadores lo plantearon y nosotros entendíamos que era conveniente que se prolongara ese beneficio que se dio durante la pandemia. Históricamente el IVA tasa cero se aplica fuera de temporada de verano. Rige hasta el 15 de noviembre y a partir de esa fecha se aplica la tasa mínima de 10%. Durante la pandemia fue uno de los beneficios extraordinarios que se dieron para promover el turismo interno, que era el que había. Nosotros entendíamos junto a los operadores que en una etapa de recuperación, de salida aún de la pandemia, era una buena medida. Por otro lado, también era un beneficio interesante para los uruguayos, sobre todo en esta situación de baja competitividad con Argentina. Lo hablamos muchas veces con la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, y varias veces con el presidente Luis Lacalle Pou. Estuvo el análisis, que sí, que no y al final el gobierno ha tomado la decisión de dárselo a algunos hoteles. Es para los que tienen una facturación menor a US$ 1,5 millones al año, es decir, la hotelería de dos o tres estrellas.

-¿Cuál es el análisis que realiza del Partido Colorado?

-El Partido Colorado ha sufrido las consecuencias políticas de haber estado en el gobierno cuando heredamos una crisis regional muy importante al principio del año 2000 y en el 2002. Como toda crisis, el gobierno siempre sufre un castigo político, (que fue) junto al momento histórico de renovación partidaria con líderes tan fuertes como sin duda lo han sido el doctor Jorge Batlle y el doctor Julio María Sanguinetti.

Siempre cuesta procesar una renovación y al partido le ha venido costando un poco más. Porque en 2009 apareció la figura de Pedro Bordaberry, que llevó al partido del 10,5% al 17%. Pero después decidió retirarse de la actividad política. Luego apareció la figura de Ernesto Talvi que, de alguna manera, concitó o parecía como una renovación importante y también decidió retirarse. O sea que al partido le ha costado esta etapa de transición. Pero creo que la va a completar para esta próxima elección. Nosotros estamos hoy sin candidatos oficiales proclamados, no porque no tengamos candidatos sino porque es una decisión partidaria. Hemos decidido que todavía no son años de candidaturas.

Y no es retórica, es una decisión política. Todavía son tiempos de gobernar, formamos parte del gobierno de coalición y tenemos responsabilidades de gobierno. Todavía hay figuras importantes del partido que están haciendo su gestión y tienen que mostrar gestión. Y después veremos quiénes han salido bien de su gestión, quiénes tienen mayor grado de apoyo y aceptación, y por allí vamos a decidir nuestros candidatos.

Lo importante para mí, por ahora, es trabajar la coalición de gobierno porque vino para quedarse. Tiene que madurar, tiene que avanzar en la institucionalización, tenemos que generar reglas de funcionamiento internas claras, tenemos que definir cosas tan importantes como si va a ser a nivel nacional o también departamental. En mi opinión, tiene que estar vigente y funcionar en los dos ámbitos en los 19 departamentos

El Partido Colorado está vivo, está muy vivo. Estamos muy contentos porque hay una fuerte renovación de gente muy capaz, muy inteligente, muy entusiasmada. Candidatos hay, no los hemos candidateado aún.

-¿Le interesaría ser candidato por el Partido Colorado?

-No estoy en esa fase. No es que me interese o me deje de interesar. Digo que estamos en función del partido, de ideas. Como decía Jorge Battle: los partidos no existen, no funcionan y no viven en función de los resultados electorales. Tampoco, agrego yo, en función de las posiciones personales. El partido tiene un ideal que tiene que ver con los grandes valores liberales, pero también comprometidos con la justicia social. Esa ha sido nuestra tradición.

Entonces, los proyectos en base a esos ideales y los programas aggiornados van por el lado de buscar el desarrollo con la mayor libertad posible. Pero con un Estado presente, garante de esas equidades y, sobre todo, impulsor de políticas de desarrollo y estímulo de desarrollo. Todavía no sé qué voy a hacer, lo que diga el partido.

-Es consciente de que su nombre suena entre los batllistas...

-Cuando llegue el momento de decidir sobre los candidatos, repito, nosotros tenemos que ir con el precandidato o los precandidatos que estén mejor políticamente hablando. Y después somos equipo. Siempre fui persona de equipos. Así lo hice en cada una de mis etapas de gestión y de dirigente político.

Lo que hice en mi Rivera natal fue eso. Fundar y desarrollar un proyecto con un grupo de gente joven, muy capaz, muy preparada y muy inteligente. A partir del año 2000 desarrollamos y seguimos desarrollando un proyecto político de desarrollo departamental. Y, además, sucesión. A veces me dicen desde el periodismo si no quiero volver a ser intendente. Y no. Porque hay nuevos protagonistas a quienes impulso y ya vamos en la tercera renovación.

Tuve diez años como intendente, luego tuvo 10 años Marne Osorio, que eran todos miembros de ese proyecto. Bueno, para el país y para el partido pienso igual. No es un tema de nombres o personalismo, si bien estoy dispuesto a asumir la responsabilidad que tenga que asumir y que la hora me la imponga.

-¿Va a volver Pedro Bordaberry al Partido Colorado?

-No lo sé. Solo él lo sabe si es que... probablemente no lo tenga definido, como lo manifiesta él. Quisiera que sí. Quiero que vuelvan todos, que estén todos los colo- rados. Los precisamos a todos. Para to- dos hay lugar en este partido y sobre to- do a la hora de emprender una nueva campaña electoral. Pero bueno, la decisión está en él.

-¿Qué opinión le merece el economista Ignacio Munyo, a quien se lo vinculó con el Partido Colorado en el último tiempo?

-Tengo una muy buena opinión, una gran opinión. Es un gran técnico de origen colorado en lo familiar, ya que es descendiente de Baltasar Brum. Pero además es un gran técnico, un gran economista que hoy está en otra cosa. No está en la actividad política, dirige el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), como sabemos. Y algunos mencionan su nombre como un posible candidato y nosotros no descartamos que pueda serlo. Vamos a ver toda la oferta. Vuelvo a mi respuesta anterior, quién puede ser el mejor candidato lo vamos a medir... es un tema para definir en 2023, por lo menos, y en el último trimestre.

-Otro nombre que aparece es el de Andrés Ojeda...

-Sí. Hay varias ideas pero la danza de nombres nosotros no la propiciamos. Porque si no muchas veces termina siendo un manoseo. Me parece bien que haya propuestas y aspiraciones. Pero en el partido y el sector Batllistas, que es el que represento, no vamos a definir candidaturas antes del año que viene.

-¿Existen los suficientes ámbitos de discusión dentro de la coalición?

-Existen informalmente. Es decir, existe la bancada de legisladores, que por supuesto funciona como bancada y hasta hay un diálogo con el Ejecutivo.

Y a nivel del Ejecutivo está a través del Consejo de Ministros, donde estamos representados todos los partidos de la coalición y existe una coordinación.

Hay un diálogo entre los máximos líderes de los partidos, que se reúnen sin una periodicidad pero cuando se lo necesita. La coalición necesita seguir madurando. No es que esté mal, es que recién ha comenzado. Y, como creo que ha venido para quedarse, tenemos que avanzar.

Por eso hace mucho que planteo e insistiré en que tenemos que darle un estatuto. No para hacer un partido único, porque no lo vamos a ser. Seguirá siendo coalición, cada uno mantendrá sus propias características e identidades.

Pero sí tenemos que tener claras las reglas de juego. Cómo es la participación de los partidos y (generar) ámbitos muy necesarios porque si no a veces se terminan discutiendo algunos temas en otros ámbitos donde no corresponden, como públicamente.


Apuntes del 2022

Por Tomás Laguna

El año se inició con un hecho fuerte, que causó conmoción en la sensibilidad urbana. Fue en enero que un grupo de productores, indignados ante los sucesivos ataques de perros a la majada, no tuvieron mejor idea que llevar a la Plaza Independencia, frente a la Torre Ejecutiva, animales moribundos, con heridas desgarrantes provocadas por perros. Más allá del escándalo y críticas consecuentes, lograron su objetivo ubicando el tema en el centro de la atención. No obstante, pocos meses atrás la delegada de las gremiales rurales en la directiva del instituto renunció al cargo reiterando la inoperancia e incompetencia del mismo. Desde los estamentos oficiales se pide tiempo para un instituto nuevo, pero lo cierto es que por falta de tiempo, de recursos o lo que sea la depredación por perros sueltos se mantiene en todo el país. Abocado a la castración de perros, principal justificación de su accionar hoy, el instituto es impotente para combatir las jaurías semi salvajes. Un instrumento mal diseñado que no se compadece con el principal objetivo para el cual se lo pensó. Las declaraciones de los productores afectados son dramáticas, pero a nadie parece importarle ya... Políticamente resulta más importante un pasaporte indebidamente entregado antes que el daño económico y social de una "plaga" definitivamente instalada en todo el país rural.

En marzo la humanidad asistió atónita a la abyecta invasión rusa a Ucrania. La guerra agudizó el efecto expansivo de los valores tanto del producto como de los insumos provocados tras las medidas de reactivación de las principales economías luego de la pandemia. El agro negocio de exportación disfrutó de precios históricamente elevados, si bien condicionados a partir del fuerte incremento de los costos. Los granos, en particular, se exponen a costos crecientes en el próximo año difíciles de compensar con los valores aún tonificados del producto. La ganadería de carne cerró un ejercicio (2021/2022) para encuadrar al decir del Plan Agropecuario. No obstante el segundo semestre fue borrando aquellas sonrisas con una baja sustancial del gordo, estimulada por la falta de pasto ante la 3er primavera seca. Si bien las exportaciones han gozado las mieles de valores record, los precios actuales están mostrando ajustes significativos a la baja. La cadena cárnica deberá ajustar el cinturón previendo un sensible deterioro en el próximo ejercicio.

Como no podía ser de otra manera, la industria láctea debió soportar un prolongado conflicto con un sindicato que, más que enfrentar a la empresa, confronta con la propia familia tambera. Decíamos por entonces que la modernización en la institucionalidad y gestión de CONAPROLE resulta impostergable para el desarrollo del agro negocio lácteo de cara a los próximos 30 años. Hicimos también referencia a la muy triste liquidación final de las instalaciones de PILI, mientras otras plantas de carácter regional sobreviven con crecientes dificultades. Recientemente el productor lechero Roberto Ciriani, presidente de la Asociación Productores de Leche de Parada Esperanza (Paysandú), alertó que hay industrias que sobreviven en su lucha por captar remitentes, previendo un futuro no deseado dónde CONAPROLE se proyecta como monopolio industrial para la recepción de leche, situación claramente no deseada.

En este escenario la producción lechera, portera adentro, no escapa a la realidad de otros rubros antes mencionados. El valor bruto de la producción se incrementó un 20% en el ejercicio 2021/2022, en tanto que los costos de producción aumentaron un 17%. Situación favorable pero altamente vulnerable ante una caída de los precios, si bien CONAPROLE se comprometió en mantener los valores pagados en invierno al productor para esta primavera. Esto alienta a que se mantenga el volumen de leche remitida a planta en el próximo ejercicio.

En junio la Asociación de Productores Agrícolas de Canelones reclamo, en el ámbito de su asamblea anual celebrada en la ciudad de Pando, atención a los rubros que dependen del mercado interno, sin mayores opciones de exportación a la vez de cargar con la "culpa" de ser integrantes de la canasta básica familiar, y por ende en los indicadores de inflación.

El proyecto de ley de Rendición de Cuentas trajo, escondido bajo el poncho, quitas al agro. Tanto en el prosupuesto del INIA para financiarle a la UDELAR por los aportes del suprimido adicional al Fondo de Solidaridad, como una detracción encubierta desviando recursos hacia rentas generales de los impuestos que nutren a INAC, esto último bajo la excusa de financiar proyectos de ciencia y tecnología. Se estuvo a punto de configurar la primera detracción a las exportaciones de un rubro de origen agropecuario desde la vigencia de la ley 17.780 promulgada en mayo de 2004, que las prohíbe. Decíamos entonces que los arrebatos kirchneristas pueden ser tan contagiosos y nocivos como lo fue la fiebre aftosa allá por el 2001, cuando nos llegó cruzando el río... Finalmente ambas iniciativas fueron neutralizadas en el Parlamento, en tanto desde el Poder Ejecutivo nadie se hacía responsable de las propuestas...

En el mismo sentido que lo anterior, meterle mano a la producción, se hizo pública la intención del intendente de Paysandú de gravar el transporte de carga en su recorrido por los caminos vecinales, aquellos que debe mantener la intendencia. El proyecto estaba dirigido a la forestación. Finalmente el mismo no fue aprobado, siendo sustituido por un civilizado diálogo entre forestales e intendencia.

Precisamente la forestación sufre hoy un nuevo y desmelenado ataque de los mismos que pretendieron limitarla en aquel absurdo proyecto de ley, vetado por el Poder Ejecutivo luego de su aprobación. En este nuevo caso se manipuló y tergiversó lo que en inicios fue un trabajo serio, con respaldo técnico donde participó el SINAE, la Dirección de Bomberos y la Dirección Forestal. En la versión promovida por Cabildo Abierto (una vez más en su resentimiento de pequeños ganaderos anti forestales) apoyados por el Frente Amplio (todo sirve para estar en contra...) el nuevo proyecto de ley implica restricciones absurdas a los montes comerciales que no se compadecen con medidas similares de países forestales, caso Chile. De aprobarse el mismo deberán ser deforestadas unas 120.000 has, con una pérdida solo patrimonial que supera los mil millones de dólares. Esta iniciativa es tan grave como la iniciativa original de Cabildo Abierto que fue luego vetada por el Presidente de la República. Es de esperar que de aprobarse, siga la misma suerte...

Seguramente quedaron temas importantes por mencionar. En particular el anuncio realizado en agosto por el Emb. Guillermo Valles sobre las gestiones para construir la hidrovía Laguna Merin con destino al puerto de Rio Grande. 800 kms de navegación abierta para las banderas de ambos países, con la reducción de costos de transporte que esto implica para beneficio de una región de un millón de hectáreas productivas del litoral este y noreste. Zonas de menor desarrollo relativo respecto del resto del país.

Finaliza el 2022, pero esta historia continuará... 


Israel y el Frente Amplio

Por Jorge Ciasullo

El ex presidente Julio María Sanguinetti recordó, en entrevista con Alfredo Leuco, que el conflicto entre Israel y Hamás: "es una vieja historia que empieza en 1948 cuando se declara existencia de esos Estados"; "70 años después seguimos luchando por crear dos estados, uno judío y uno árabe". El expresidente sentenció que "el fanatismo de los estados árabes impidió aquella construcción e Israel tuvo que salvar su independencia en una guerra".

 

"En fin, años después ha pasado la vida e Israel es un éxito. Por eso es que a veces cuesta entender las posiciones de mucha gente en nuestros países", aseguró el expresidente, que no se refirió a ningún partido ni sector social en particular, aunque podría referir al Frente Amplio, cuya Mesa Política se pronunció en un comunicado sobre "la escalada de violencia entre Israel y Palestina", que fue criticado por la embajada israelí en Uruguay

No es novedad la posición del Frente Amplio (FA) en relación al exitoso Estado de Israel, cuyos voceros (del FA) más bien parecen simpatizar con las posiciones extremistas de ciertos estados y grupos terroristas árabes, que, desde la creación del Estado en 1948, aspiran, pretenden y promueven, la aniquilación del mismo.

Ha pasado desapercibido para la mayoría de la población, lo ocurrido en la Cámara de Representantes, cuando por propuesta de legisladores del FA, se convoca a una reunión de "solidaridad con Palestina". La reunión, ante la sorpresa de los legisladores de la bancada oficialista, se convirtió en una tribuna de expresión de odio contra Israel. No debe olvidarse, que con orgullo de uruguayos y batllistas, el Uruguay reconoció de inmediato a su proclamación, al Estado de Israel.

Ningún uruguayo por formación es o fue contrario al Estado Palestino y por ende a una expresión de solidaridad con dicho Estado. Lo que no se puede aceptar es que una expresión de apoyo a Palestina -a lo que Israel nunca se opuso- se convierta nada menos que una expresión de odio hacia Israel. Es inaceptable por donde se le mire.

La sesión fue convocada para conmemorar la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 29 de noviembre de 1947, que recomendó la repartición de la Palestina del Mandato británico en un Estado judío y otro árabe. Así, mientras los judíos festejaban y bailaban en las calles -esto es- aceptaban sin cortapisas la resolución, los árabes, incluyendo los locales, se lanzaron a la guerra, apenas se retiró el ejército británico, dando término total al Mandato Británico. Inmediatamente cinco poderosos ejércitos árabes, se lanzaron al ataque con la explicita misión de destruir a Israel, algo que, afortunadamente, por la valentía del ejército y pueblo israelí no lo lograron, de conseguirlo habría sido el fin del Estado de Israel y el exterminio de su población.

¿Estos diputados del FA son realmente representantes del sentir de la mayoría de los uruguayos, cualquiera sea su simpatía o adhesión? No, rotundamente no.

Tal vez por ignorancia o por omisión deliberada, los diputados del FA "olvidaron", que cientos de palestinos acuden y reciben tratamiento médico en Israel, también de aquéllos miles de trabajadores que, desde la franja de Gaza, ingresan a trabajar en Israel. Por las dudas recordemos que Gaza es un territorio bajo el poder de la organización terrorista Hamas.

Como uruguayos nos hubiéramos sentido representados dignamente si los diputados que demonizaron a Israel, hubieran expresado su deseo y si fuera necesario hasta colaboración para lograr una paz definitiva en esa región. Paz, que podría sugerirse comenzara en no emitir mensajes de odio en la televisión y medios de comunicación palestino, dejaran de alabar como héroes a los mártires -los que murieron en atentados suicidas. No divulgar en niños y jóvenes, como se hace, que el sueño es la "shaháda" -morir matando.

¿Es ese el porvenir que quiere el pueblo palestino para sus jóvenes? Sin duda que no.

¿Los diputados del FA comparten esa ideología de terror y destrucción, proclamada por grupos terroristas?

Nos gustaría conocer una clara y determinante declaración que dejara las cosas bien claras.

Mientras Israel continúa aportando a la ciencia y al conocimiento de la humidad, los otros crean armas de destrucción.

Por último, aunque nos comprende la "generales de la ley", recomendamos la lectura del libro del Dr. Julio María Sanguinetti: La Trinchera de Occidente. Que ilustrará o recordará a muchos la verdadera historia.



Llegó el momento de bajar el IRPF y el IASS

Por Ruth Furtenbach

El pago de impuestos suele resultar algo fastidioso para cualquier ciudadano, sobre todo cuando se consideran injustos, por más que sepamos que el Estado los necesita como fuente de ingresos para financiar los servicios que presta. Esto parece ser que siempre fue así, considerando lo que relata Benedicto XVI con relación a la resistencia que existió respecto del apóstol "Mateo", quien se desempeñaba como recaudador de impuestos.

Comenta Benedicto XVI en su libro "Los Apóstoles y los discípulos de Cristo" que, "Mateo, de hecho, no sólo manejaba dinero, que era considerado impuro por proceder de gente ajena al pueblo de Dios, sino que colaboraba también con una autoridad extranjera odiosamente codiciosa, que además fijaba los tributos de forma arbitraria" (1). Asimismo, cita a Juan Crisóstomo quien comentaba que "ya no hay nada más detestable que la gabela (...)" (2), en referencia a un impuesto de la época que se consideraba injusto y arbitrario.

Volviendo a nuestra realidad, los impuestos que en este momento tal vez puedan ser considerados como injustos y arbitrarios para muchos, son el IRPF ("Impuesto a la Renta de las Personas Físicas") y el IASS ("Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social"). Esto es, porque son impuestos que gravan los ingresos de los trabajadores y jubilados, no solamente volviéndose muy gravosos para aquellas personas con pequeños ingresos- ya que el mínimo no imponible se fija en 36 mil pesos nominales- en el caso del IRPF (impuesto creado por el Frente Amplio con el carácter de transitorio bajo el silencio absoluto del PIT CNT), sino porque prácticamente no se permite deducir casi nada.

Entonces con relación al tema de las deducciones, lo justo sería avanzar hacia un sistema en el cuál las personas pudieran deducir algunos gastos importantes como los relativos a la educación de los hijos, por citar algunos ejemplos, adoptando la modalidad de los impuestos a la renta que se aplican en otras partes del mundo. Un verdadero y justo impuesto a la renta, debería gravar la renta, o sea, gravar la capacidad de ahorro, pero no el ingreso nominal, lo cual no es lo mismo. La renta es lo que queda una vez que se deducen los gastos, y hay muchos gastos corrientes que deberían ser descontados.

Nuestro Partido Colorado felizmente adhiere a la idea de que hay que bajar estos impuestos, aumentando el mínimo no imponible, sobre todo porque se trata de un compromiso asumido por el Gobierno de Coalición del cual formamos parte. En la reciente reunión de la Agrupación Nacional de Gobierno de Batllistas, se manifestó públicamente que "ha llegado la hora de comenzar a dar cumplimiento a la promesa electoral de rebajar el IASS y el IRPF". 

Se señaló que en una primera instancia "es fundamental poner el foco en las personas con salarios y jubilaciones menores", que son quienes "hacen un enorme esfuerzo para pagar estos impuestos". Sobre todo, si consideramos además que el IRPF, es un impuesto que castiga el espíritu de superación y que la filosofía del Batllismo implica siempre igualar hacia arriba y no hacia abajo.

Como señaló el Diputado Conrado Rodríguez hace poco en un programa televisivo, nuestra "economía ha venido creciendo a un ritmo importante este año, el año pasado la economía creció a un ritmo de 4.4%, éste año se proyectaba que el crecimiento iba a ser del 4.8%, el presidente de la República dijo que si se superaba el 3.8% se podía dar la rebaja del IRPF y del IASS... los números están dando para justamente ir hacia ese compromiso que es un compromiso de campaña que asumimos todos los integrantes de la coalición (...) y que a nuestro juicio lo deberíamos hacer en una primera instancia para poder bajar la carga impositiva de aquellos que recién empiezan a poder pagar el impuesto, es importante poder alivianar el bolsillo de los trabajadores y jubilados con ingresos pequeños".

Algunos se cuestionan sobre la posibilidad de bajar el IVA, lo cual también es interesante pero más complejo, ya que el IVA es el impuesto que más recauda en nuestro país- cerca del 50 por ciento- y se aplica para todos por igual, salvo algunos beneficios puntuales que se otorgan a través de instrumentos de pago electrónico que provee el MIDES.

Se trataría en primer lugar, de pensar en políticas focalizadas para quienes realmente lo necesitan, no obstante evolucionar hacia el diseño de un Impuesto a la Renta de las Personas Físicas de avanzada, más justo para la población en general, sería el camino deseable para todo aquél que deba pagar el impuesto por las merecidas ganancias que perciba como producto de un trabajo legítimo.

(1) Benedicto XVI, Los Apóstoles y los discípulos de Cristo, ESPASA, p.116.

(2) Ídem, p.117


Aguas tranquilas

Por Consuelo Pérez

Mientras en nuestra América Latina sobreviven dictaduras, se padecen crisis políticas, económicas y sociales y no se vislumbra la salida en el corto o mediano plazo, en nuestro país estamos transitando por un camino de crecimiento, de paz institucional y, sobre todo, de confianza, gestada en la transparencia de la gestión del gobierno de Coalición.

Según diversas mediciones y análisis, Uruguay es uno de los países más democráticos de América Latina, y practica además la democracia directa, amparada en la legislación, que habilita una serie de mecanismos para ejercerla, con el referéndum como figura central, tanto para aprobar como para derogar leyes, y el plebiscito para los casos de reforma constitucional. Obviamente los partidos políticos son los protagonistas en esas instancias, lamentablemente utilizadas muchas veces como mecanismo de protesta, o directamente con fines desestabilizadores. Pero como dijimos, es en definitiva el pueblo el que elige su destino.

Y es en esos casos donde puede corroborarse -como aconteció con la LUC- que el camino es el correcto. Y eso, en definitiva, fortifica.

Nuestro país se ha fortalecido en lo que a Democracia se refiere, y obviamente eso es percibido por el mundo, por el gobierno y por la oposición, que ha optado por el mecanismo de la confrontación por sí misma, y jamás reconocerá ningún logro del oficialismo, aunque lo disfrute en la vida cotidiana.

Oponiéndose a propuestas antes de conocerlas, criticando lo que en quince años no hicieron, "ensuciando la cancha" en forma permanente, no asistiendo cuando son convocados para aportar, no se construye republicanismo. Y la población lo ha entendido, o lo viene entendiendo cada vez más.

La plena fusión del hoy frenteampliopitcnt en un conglomerado liderado por partidos afines al totalitarismo a nivel mundial, y que entre otras cosas defienden dictaduras, hace que perdamos las esperanzas de tener una oposición constructiva, y lo vienen demostrando con creces. Pero de todas formas estamos bien, si de democracia hablamos, porque la mayoría ha optado por el camino que hoy, todos, transitamos. Porque este gobierno convoca a todos, no a sus sectores afines, como tristemente hemos visto en el pasado reciente.

Pero seamos conscientes que la confrontación sin contenido de aporte genera pérdidas a veces irrecuperables. A modo de ejemplo, un reciente relevamiento de la Administración Nacional de Educación Pública (Anep) indicó que durante este año se registraron hasta 31 días menos de clase en algunos liceos de Montevideo por paros. De los días de clase perdidos, 26 corresponden a paros nacionales o de la Asociación de Docentes de Educación Secundaria. En efecto, ADES Montevideo realizó 18 de estos 26 paros. Como el amable lector sabrá, esto es a raíz de una necesaria e impostergable reforma educativa -otro de los fracasos del Frente Amplio siendo gobierno- que comenzará a aplicarse el próximo año.

Serian innumerables y fastidiosos los múltiples ejemplos de intención de agitar las aguas, que, en forma cotidiana, inescrupulosa y a veces inmoral son pergeñados en aras de retornar al poder.

Debemos ser cuidadosos, de todas formas, y apostar a la información y transparencia, como se viene haciendo. Tenemos del otro lado del río a un pueblo sumido en la corrupción, la miseria institucional, económica y política, por acciones de un gobierno elegido por mayorías.

Seguramente el año entrante nos encuentre redoblando esfuerzos para afianzarnos en un proceso que ya dio sobradas muestras de que podemos volver a ser un Gran País.

Es por eso que no nos detenemos en cifras, datos y estadísticas que están al alcance de todos -no se oculta nada- y mientras trabajamos -porque hay mucho por hacer- disfrutamos del sentimiento de libertad y seguridad republicanas, que no se paga con nada.

Felicidades.


La inquisición en el siglo XXI

Por Leonardo Vinci

En estos días fue sentenciado a muerte Amir Nazr-Azadani, un jugador de fútbol de 26 años, por haber cometido el delito de "Moharebeh", que viene a ser algo así como haber incurrido en "enemistad con Dios".

El deportista había participado en recientes manifestaciones por los derechos de las mujeres tras la muerte de Mahsa Amini, quien fue arrestada junto a su familia en las calles de Teherán por la Policía de la Moral. El portal Infobae ha informado que la acusaron de no estar vestida cómo indican las normas: tenía el "hiyab" mal colocado. Los policías los subieron a golpes al vehículo que los trasladaría hasta el lugar de detención. En el trayecto les siguieron pegando. A Mahsa la impactaron con una porra en la nuca. Ella perdió el conocimiento. Los oficiales iraníes se burlaron y la acusaron de sobreactuar. Le negaron atención médica durante horas pese a los ruegos de sus familiares. El daño fue irreversible. Después de tres días en coma, se declaró su muerte.

Tras las protestas internacionales por la condena al futbolista, el gobierno iraní adujo que éste había participado de una acción en la que murieron tres agentes de las fuerzas de seguridad, aunque no se conoce ni una de las pruebas esgrimidas y el proceso distó de ser normal y de darle al acusado la posibilidad de defensa.

Por lo visto, ser opositor en algunos países e intentar hacerse escuchar, puede costar la vida.

Esas situaciones jamás ocurrirían en el Uruguay.

Tan solo a manera de ejemplo digamos que hace más de 100 años, el gobierno de Batlle y Ordóñez eliminó la pena de muerte. En la actualidad, el artículo 26 de nuestra Constitución establece categóricamente que "A nadie se le aplicará la pena de muerte."

A instancias del batllismo, la separación Iglesia Católica del Estado se concretó en Uruguay en la Constitución de 1919 después de un largo proceso de discusiones y enfrentamientos.

En 1921, la Agrupación Colorada recibió un proyecto de ley redactado por el Dr. Baltasar Brum que en su artículo 3º establecía "La mujer es igual al hombre ante la ley..."

La vida como valor supremo, la separación de la Iglesia del Estado y el reconocimiento de los derechos de la mujer, son tres pilares de nuestra nación que no se respetan en otros lares.

Por increíble que parezca, no todos los países consideran que "la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana", al decir del preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

La historia reciente de la humanidad enseña que "el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias..."

En estos tiempos tan turbulentos, en los que algunos pueblos están sumergidos en un oscurantismo propio de la inquisición, podemos afirmar que los uruguayos somos muy diferentes. Felizmente.


Pabellones que ondearon en la Banda Oriental, Provincia Oriental y Estado Oriental del Uruguay

Por Daniel Torena

A continuación, presentamos una breve reseña cronológica de los pabellones que ondearon en nuestro territorio.

Bandera de la Cruz de Borgoña, que ondeó en el S XVIII en nuestro territorio, originaria de la antigua región de Borgoña, de la Europa Medieval que perteneció al Ducado de Borgoña hasta 1482 cuando pasó a ser parte de los feudos principados y ducados de la Corona del Reino de Francia con los Príncipes de Borbón, dinastía que reinó en Francia hasta comienzos del S XIX, con Luis XVIII luego de la caída de Napoleón I. Fue utilizada en el Imperio Español por los Reales Ejércitos y en la Real Armada desde la llegada de la Dinastía de los Borbones a España con el Rey Felipe V, bajo cuyo reinado fue fundado "San Felipe y Santiago de Montevideo" en 1726.

Bandera que ondeó a partir de 1785 por Real Cédula (ley suprema del Reino de España e Indias) por orden del Rey Carlos III. Debía ondear en todas las Plazas Fuertes y Naves de la Real Armada del Reino de España e Indias, que es muy similar a la actual del Reino de España. Esta Bandera ondeará hasta el fin del Período Colonial en 1814, con la derrota final de las fuerzas realistas.

Bandera de Inglaterra y del Reino Unido, está formada por la "Cruz de San Jorge", una cruz griega de color rojo sobre fondo blanco, a partir de 1801 se combinó con la "Bandera Escocesa de San Andrés" y la "Bandera Irlandesa de San Patricio" en 1801 durante el reinado del Rey Jorge III y utilizada como Bandera del Reino Unido y de sus dominios coloniales. Flameó en la Banda Oriental desde el 3 de febrero de 1807 con la toma de Montevideo y luego con la retirada final el 9 de setiembre de 1807, luego de ser vencidos en Buenos Aires combates donde participó el entonces Teniente de Blandengues José Artigas.

La Bandera de Artigas se inspiró en la Bandera creada por el General Belgrano en 1812, de las Provincias Unidas del Río de la Plata, a la que se le agregó el color rojo punzó por la sangre derramada durante la Guerra por la Independencia. Posteriormente, Artigas cambia el diseño y pone una franja que la cruza y el color pasó a ser azul en lugar del celeste de la Bandera de Las Provincias Unidas. Artigas lo dispuso por razones de evitar confusiones en los campos de Batalla y para afirmar una identidad Federal del Artiguismo. Las Banderas Artiguistas se comenzaron a enarbolar por orden del General en Jefe Don José Artigas a partir de 1815. La Bandera de la Provincia de Santa Fe, mantuvo desde el 24 de marzo de 1815 el celeste en lugar del azul.

Bandera de la Provincia Oriental Autónoma. El 26 de febrero de 1815 entraban a Montevideo la vanguardia del Coronel Fernando de Otorgués, del Ejército Oriental Artiguista, al mando de la Vanguardia de Caballería Oriental del entonces capitán José de la Santísima Trinidad Llupes, que esta Bandera entró el valiente capitán Llupes (hijo de Villa Guadalupe, Canelones) a Montevideo liberándola para los Orientales.

Bandera del Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve, que ondeó desde 1817 a 1822 luego de la entrada de los portugueses en enero a Montevideo. La Provincia Oriental fue parte del Reino Unido de Portugal Brasil y Algarve, por resolución del Congreso Cisplatino de 1821, que traicionó los sagrados derechos de la Libertad del Pueblo Oriental y del ideario Republicano, Democrático y Federal del Artiguismo. La Provincia Oriental pasó a ser Provincia Cisplatina parte de la Corona del Rey Juan VI de Portugal, Brasil y Algarve.

Bandera del Imperio del Brasil, ondeó desde 1822 cuando Brasil se transformó en un Imperio Soberano don el "Grito de Ipiranga" donde el Príncipe Regente Don Pedro proclamó la Independencia del Brasil y el fue proclamado Emperador. La Provincia Cisplatina pasó a ser el Estado Cisplatino parte del Imperio del Brasil hasta 1828.

Bandera de los "Treinta y Tres Orientales", fue la Bandera que desplegó el entonces Coronel Juan Antonio Lavalleja en la Playa de la Agraciada el 19 de abril de 1825, con el juramento de los "Cruzados de 1825" de "Libertad o Muerte" por la Patria. Lavalleja mantuvo la Bandera de origen artiguista de 1815 y le agregó la enseña "Libertad o Muerte". Iniciando la Guerra de Independencia contra el Imperio del Brasil.

Bandera de la Provincia Oriental creada por la "Ley de Pabellón" del 25 de agosto de 1825, junto a las otras dos "Leyes Fundamentales" de "Independencia" y "Unión" por la "Honorable Sala de Representantes de la Florida", es una Bandera o Pabellón de inspiración Artiguista, siguiendo los ideales de la "Cruzada Libertadora de 1825 de la Provincia Oriental".

Bandera de "Las Provincias Unidas del Río de la Plata", creada por el General Manuel Belgrano inspirada en la Bandera o Pabellón de los Borbones y el Sol de la Revolución de Mayo, el 20 de junio de 1812. Esta Bandera o Pabellón ondeó brevemente durante la ocupación porteña en Montevideo unos meses en 1814 hasta primeros días de febrero de 1815. Luego de la incorporación formal por el Congreso de las Provincias Unidas del Río de la Plata de la Provincia Oriental el 25 octubre de 1825, ondeó hasta 1828.

Con la Convención Preliminar de Paz del 4 de octubre de 1828, por el cual el Tratado firmado entre el Imperio de Brasil, las Provincias Unidas del Río de la Plata y el Reino Unido como potencia garante, se reconocía la Independencia del "Estado Oriental del Uruguay". Luego de reunida la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Estado, en el mes de noviembre de 1828 en la Villa de San José de Mayo, se traslada la misma y se establecerá el Gobierno Nacional, a principios de diciembre en la Villa de Ntra. Sra. de Guadalupe de los Canelones. Por iniciativa de Don Joaquín Suárez, Gobernador y Capitán General Sustituto del Estado, se crea el Primer Pabellón Nacional o del Estado.

La Honorable Asamblea General Constituyente y Legislativa del Estado bajo la Presidencia de Silvestre Blanco, creó por Ley el Pabellón Nacional:

"El Pabellón del Estado será blanco con nueve listas de color azul celeste horizontales y alternadas, dejando en el ángulo superior del lado del asta un cuadrado blanco en el cual se colocará un sol"

El Pabellón Nacional fue modificado por Ley de la Honorable Asamblea General Constituyente y Legislativa del Estado, el 12 de Julio de 1830, por la actual Bandera o Pabellón Nacional. Cambiando el diseño por nueve franjas horizontales alternadas azules y blancas y en el cantón el "Sol de Mayo" sobre fondo blanco. La idea vexilológica y filosófica política de los constituyentes era que el Pabellón debía cambiar porque le modelo de 1828 era muy parecido en sus colores azul celeste a la Bandera o Pabellón de las Provincias Unidas del Rio de la Plata, actual República Argentina.


Principales temas de integración para Uruguay

Por Alvaro Valverde Urrutia

Luego de la Cumbre, la situación entre los socios del Mercosur permanece incambiada y mostró a Argentina, Brasil y Paraguay contrapuestos a Uruguay que se encuentra en una posición incómoda. Los países miembros fijaron sus posturas y Uruguay pareciera estar aislado. Los países miembros dejaron en claro sus posiciones; al mismo tiempo reconocieron que existen insuficiencias y errores, en particular, las asimetrías.

¿China ha cambiado de posición respecto al TLC con Uruguay? ¿Podría retomar el interés por la negociación bilateral o se inclinaría por una negoción en conjunto con el Mercosur? ¿Hasta donde podría influir el triunfo electoral de Lula en un cambio de la posición china?

Se desconoce si Lula ha tomado posición sobre la negociación del TLC entre Uruguay y China, pero todo apuntaría a que preferiría un acuerdo en conjunto con el Mercosur, lo cual podría traducirse en una propuesta de retórica diplomática, ya existen antecedentes frustrados sobre el tema; además Argentina es un firme opositor a dicho TLC, que tampoco cuenta con la aquiescencia del resto del Mercosur, básicamente, por razones de vulnerabilidad económica.

Es obvio que al gobierno uruguayo le molesta e incómoda el silencio de China respecto a la demorada negociación del TLC, se está a la espera de una señal que no aparece. Y ese fue uno de los motivos por los cuales aceleró la presentación de la solicitud para la adhesión al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), más allá que la aceptación puede durar cuatro o cinco años.

Pareciera inevitable que, cuando asuma Lula, las relaciones externas en curso en el Mercosur tendrán variantes; así como las propuestas unilaterales de Uruguay. Es factible que Brasil ofrezca algunas mejoras bilaterales para que la posición de Uruguay disminuya fuerza. Hasta podría apoyar discutir el tema de las asimetrías propuesto por Argentina.

Pero pareciera que su prioridad sería firmar el acuerdo Mercosur-UE en el ejercicio de la PPT durante el 2do semestre 2023. También, España que tendrá la PPT europea en el segundo semestres de 2023 tiene puestas todas sus baterías a retomar y firmar el acuerdo.

Esto se daría a pesar de las duras críticas de Alberto Fernández a la UE cuando asumió la PPT en la reciente cumbre, ¿se podrían generar expectativas de avanzar en el acuerdo en esas condiciones? Entonces, ¿por qué la posición de Lula sobre finalizar el acuerdo?

Lula se deberá presentar como el desbloqueador del acuerdo. El Mercosur-UE se lo pueden dar. También, por la tensa relación de varios países europeos con Bolsonaro por la desforestación de la Amazonias y la ausencia de políticas medioambientales.

Con relación al gobierno argentino y sus diferencias de posturas, estas no pueden impedir cerrar el acuerdo. Lula intentará modificaciones al texto del acuerdo alcanzado en 2019, pero pareciera difícil que eso ocurriera, es muy dura la posición negociadora de la UE y el Mercosur necesita firmar y ratificar el acuerdo lo antes posible.

No obstante, por el momento la firma del acuerdo sigue lejos, en Brasil existe mucha oposición parlamentaria al acuerdo, de manera similar ocurre en Argentina. En Europa para Bélgica, Irlanda y, básicamente, Francia el rechazo al acuerdo es fuerte y lo agrícola pesa más que lo ambiental.

Lula tiene más afinidad con Europa, en particular, para reestablecer la relación Brasil-Francia, lo cual sería una oportunidad para reactivar la negociación Mercosur-UE como vimos, sobre todo por el cambio en la política ambiental.

Pareciera, difícil que este nuevo gobierno de Lula pretenda "cercar" a Uruguay por su política de apertura comercial. Tal vez, podría a manera de compensar por desechar lo unilateral presentar una fórmula de reactivar la negociación externa conjunta.


"Renunciar" al poder, la mejor manera de conquistarlo

En la cultura política peronista, en el sistema de valores de la tradición populista, el victimismo es un sabroso capital político; escapar de la ley de los hombres es la vía más eficaz para invocar la ley de Dios, asegura el historiador Loris Zanatta en su habitual columna para La Nación que compartimos.

¿Qué hará Cristina Kirchner? Pasan los años, cambian las estaciones, estallan las guerras y aquí estamos, siempre haciéndonos la misma pregunta. Algo está mal. En un sistema democrático sólido, la pregunta no tendría sentido, la respuesta sería obvia: gritada la ira, descargados los nervios, contratará a los mejores abogados, apelará a la corte de segunda instancia, preparará una defensa convincente. Si puede, si tiene argumentos. Amén. Así funciona el Estado de Derecho, así suele pasar, así lo hizo Silvio Berlusconi en mi país, por citar un caso. ¿Tenía alguna razón para sentirse perseguido? Las tenía y en muchos casos fue absuelto. ¿Fue también condenado? Lo fue y cumplió la pena. ¿Qué más podía hacer?

Me gusta pensar que eso es lo que hará Cristina Kirchner, pero lo dudo. Ojalá me equivoque, pero si en muchos años de estudio he entendido algo de la mentalidad peronista, si no he perdido el tiempo tratando de descifrar la visión populista del mundo, supongo que hará lo contrario, me imagino que intentará jugar el rol de Cristo. Así es, de Cristo. ¿Nada menos? ¡Nada menos! Se hará pasar por Cristo crucificado, por quien lleva la cruz para salvar al "pueblo". Utilizará símbolos religiosos para lanzar al "pueblo de Dios" contra las instituciones de los fariseos. ¿No dijo que la Virgen la había salvado del atentado? ¿No exhibe un rosario al cuello? ¿No vive en un "santuario"? ¿No tiene a unos cuantos religiosos dispuestos a beatificarla? Confía en tocar así una fibra sensible y profunda de la "cultura popular", especula sobre la fragilidad del vínculo entre "pueblo" y democracia. ¿Con qué fin? La resurrección, ¡qué diablos! Cristina Kirchner no pretende sacrificarse y desaparecer, sino resucitar y reinar.

De ser así, no será la primera ni me temo la última en recitar este antiguo guion político: sacrificio, expiación, redención, Reino. Funciona de maravilla en países de profunda herencia religiosa, refractarios a una visión secular del mundo. No hay líder populista latinoamericano que no lo haya empleado: fantasía cero. Eva Perón, por ejemplo. ¿Por qué no, si estaba rodeada de astutos clérigos? Seguro que Cristina Kirchner la tiene en mente. ¿Alguien sigue creyendo que el "día del renunciamiento" fue de verdad montado para renunciar? Al contrario: la CGT reunió al "pueblo" para rogar a "la mártir", en la cruz por los militares que la vetaban, que se candidateara de todos modos. La renuncia fingida era la premisa de la resurrección verdadera, ungida por el "pueblo". Fue Perón, realista y despiadado, quien malogró el milagro, para salvar su régimen. Le ordenó que se retirara: "te vas a morir", dicen que le dijo. Él mismo, por otro lado, interpretó el papel, fingiéndose pobre cordero para regresar como lobo vengativo. El 31 de agosto de 1955 renunció como presidente. ¿En serio? ¡Qué va! Como se esperaba y él anhelaba, el "pueblo" peronista "le impuso" permanecer en el poder. Desde donde dio el más violento de sus violentos discursos: cualquiera que sea descubierto intentando atentar contra la autoridad, dijo, "podrá ser muerto por cualquier argentino". Y luego: "Por cada uno de los nuestros que caigan, caerán cinco de ellos".

Incluso Fidel Castro, créase o no, renunció a todos los cargos. También él, en el papel de Cristo, se inmoló en la cruz llamando al "pueblo" a que lo liberara. Sabía lo que estaba haciendo: ¡había crecido a pan y Biblia! Si el comunismo era el nuevo cristianismo, como decía, él era el nuevo Cristo. Así fue como se deshizo del presidente Urrutia, una piedra en el zapato. "Fidel ha dimitido", gritó la prensa. Salió en la televisión, acusó al enemigo, convocó a una huelga general: media hora y estaba de vuelta en el poder; poder absoluto, claro. Resucitado y revestido de aura sagrada, mártir y redentor. La historia latinoamericana está llena de casos similares. Y no solo ella. Donde la política es religión, la religión es un instrumento político, donde el "pueblo" es "pueblo de Dios" antes que "pueblo de la Constitución", la Constitución siempre será violada en nombre del "pueblo". ¿Por qué Cristina Kirchner, criada en esa escuela, debería comportarse de otra manera?

En la cultura política peronista, en el sistema de valores de la tradición populista, en las raíces religiosas del imaginario popular que en ella se identifica, la renuncia, el sacrificio, el martirio son las mayores virtudes. El victimismo es, por tanto, un sabroso capital político. "Renunciar" al poder se vuelve así la mejor manera de conquistarlo, hacerse la víctima es la forma más efectiva de lograr consensos, escapar de la ley de los hombres es la vía más eficaz para invocar la ley de Dios.

El político argentino en busca de popularidad debe "quitar", no exhibir, debe "descamisarse", profesar ser "humilde" y "desinteresado", "pobre" y "sencillo". No importa si realmente lo es. ¿Evita era humilde? ¿Cristina Kirchner es una víctima? De pobreza mejor no hablar; de sencillez, menos aún. Importa que así aparezcan a los ojos del "pueblo fiel"; que sus símbolos, ritos, consignas hagan vibrar sus sueños, esperanzas, emociones; que logren provocar ese antiguo impulso: martirio y redención, sacrificio y resurrección. ¿Qué importan sus abrigos de pieles y sus trajes de moda? ¿Sus propiedades y cuentas bancarias? ¿Acaso los sacerdotes no usan paramentos suntuosos? ¿Los ornamentos litúrgicos no están hechos de metales preciosos? ¿No es el púlpito el antepasado de los balcones y de los discursos en cadena?

Si ese es el caso, entonces estamos frente a un pasaje importante en la historia argentina, en una encrucijada clave para la cultura política nacional. Si Cristina Kirchner realmente reaccionara así, si apelara seriamente a esa herencia atávica y poderosa, descubriría si todavía funciona. Y nosotros con ella. Sabríamos si el "pueblo" que ella invoca sigue existiendo, si todavía es numeroso y ferviente, creyente y devoto como para seguirla más allá de las columnas de Hércules de la legalidad democrática. No creo que le aguarde la suerte de Jânio Quadros: dejó por sorpresa la presidencia brasileña en 1961 invocando su "predestinación cristiana", permaneció horas esperando que "o povo" saliera a la calle a redimirlo, pero no pasó nada. El pueblo tenía otras cosas que hacer, otros temas en que pensar.

Cristina tendrá, seguramente, su plaza llena, su estadio adorador, ¿qué duda cabe? Pero si todo se acabara ahí, si la ley siguiera su curso y las elecciones le dieran un castigo, también tendría que preguntarse, como Quadros, ¿dónde está el pueblo? La era comenzada en 1945 podría entonces considerarse finalmente cerrada. 


El atentado contra un periodista en México y la corresponsabilidad de AMLO

En un México ya acostumbrado a la violencia y los ataques recurrentes a la libertad de expresión, se ha cruzado un nuevo límite: el jueves 15 por la noche quisieron matar a Ciro Gómez Leyva, uno de los periodistas críticos más prominentes del país. Se salvó gracias al blindaje de su camioneta. No fue un intento de robo o secuestro: fue un atentado y así lo aceptaron las autoridades, asegura el reconocido periodista mexicano Carlos Loret de Mola A. en una interesante columna para el Washington Post que reproducimos.

El periodista dijo que no tiene enemigos personales, no tiene ningún conflicto que pudiera motivar el ataque y no había recibido amenazas. Así que lo quisieron matar por su trabajo periodístico, pero no queda claro exactamente por qué: ¿Fue por sus opiniones críticas al gobierno? ¿Fueron narcotraficantes por alguna información que difundió o algún otro criminal?

Su caso no es más grave que el de muchos otros periodistas que han sido amenazados, atacados y asesinados en el país, pero la fama e influencia de Ciro lo vuelve más visible y, en ese sentido, impacta más y renueva la indignación en la sociedad. Poco antes del atentado, la organización Reporteros Sin Fronteras dio a conocer que México, con 11 asesinatos de periodistas en 2022, llegó a su cuarto año consecutivo siendo el país sin guerra más letal del mundo para los periodistas, incluso arriba de Ucrania.

Estos cuatro años han sido los que lleva como presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), denunciado por diversas organizaciones internacionales por sus recurrentes insultos y descalificaciones hacia los periodistas que le resultan incómodos.

Gómez Leyva ha sido uno de sus blancos favoritos. Lo ha calumniado en distintas ocasiones en sus conferencias. Apenas un día antes del atentado, dijo que escuchar a Gómez Leyva podía causar tumores cerebrales. En ese nivel navega el presidente de México. Organizaciones internacionales, la sociedad civil, intelectuales y el mismo gremio le han pedido decenas de veces que cese el acoso. Al principio parecía que no dimensionaba el peso de sus palabras. A estas alturas queda claro que forma parte de una estrategia de intimidación: menos de una hora después de ofrecer su solidaridad al periodista víctima del atentado, ya insultaba a otros medios y comunicadores.

Así que, aunque no se sabe aún el móvil del atentado contra Gómez Leyva, es imposible no conectar los puntos: el presidente de México tiene una responsabilidad que asumir por ser el principal promotor de un ambiente hostil contra el periodismo, por ser la cabeza de las agresiones verbales contra el gremio y por no haber hecho nada para detener las agresiones físicas.

Las investigaciones dirán después si su responsabilidad es mayor. Desde la prensa habremos de vigilarlas muy de cerca, pues las realiza el gobierno de Ciudad de México, que encabeza Claudia Sheinbaum, la heredera política del presidente. El conflicto de interés ameritaría medidas especiales para dar credibilidad a los resultados.

De entrada, AMLO es el responsable del mensaje de violencia. De manera sistemática y disciplinada, casi religiosa, durante dos o tres horas en su conferencia de cada mañana hace de la negación del otro una forma de autoafirmación: su proyecto político no se define por sus virtudes sino a partir de la descalificación moral del otro. El mensaje es de suprimir al que difiere de él. La descalificación moral desde el poder es un intento de deslegitimación y un llamado a la supresión moral y después física.

López Obrador atribuye toda denuncia, observación o disenso a la ilegitimidad moral de quien la emite. Ninguna crítica a su régimen es válida porque quien la hace es, dice él, corrupto, mentiroso o inmoral. Da igual si es un periodista, un padre de un niño con cáncer, la madre de una víctima de desaparición o feminicidio, o un científico, cineasta, intelectual, político opositor o ciudadano que participa en una manifestación. Al presidente le sobran insultos para endilgar. Algo peor: él determina quién tiene derechos y quién no. Los que le reclaman algo son golpistas, mercenarios, saqueadores, hipócritas, clasistas, traidores a la patria. En cambio, los narcotraficantes son señores merecedores de todo el respeto, humanos con sentimientos, a quienes pide candorosamente que se porten bien y les agradece cuando a su juicio lo hacen.

La supresión del periodismo es todo un modelo de comunicación que está cuidadosamente implementado. Sus conferencias de prensa son instrumentos de propaganda en los que la rendición de cuentas es francamente escasa. A ellas asisten y monopolizan las preguntas una camada de periodistas creados al vapor, que trabajan en medios de comunicación casi desconocidos y de reciente fundación, que se definen abiertamente seguidores del presidente y fungen como descarados potenciadores de sus ataques. El vocero presidencial no es el vínculo entre los medios y el gobierno, sino el mariscal de esta guerra contra el periodismo. Y premia con presupuestos millonarios a los medios de comunicación amigos.

AMLO ha creado una estrategia de acoso al periodismo crítico que ha derivado en un ambiente de permisividad a la violencia contra los periodistas. La vida del periodista vale poco porque, según los dichos presidenciales, este es cómplice del viejo régimen, es corrupto, es inmoral, contribuyó a las desgracias del país y, por tanto, merece toda suerte de humillaciones públicas. La primera llega desde el poderoso púlpito presidencial.

López Obrador define sus largas conferencias mañaneras como un ejercicio "didáctico". En eso ha sido muy exitoso. Hay que reconocer que su mensaje ha llegado fuerte y claro a donde tenía que llegar. Las consecuencias están a la vista. Mi solidaridad con Ciro Gómez Leyva.


El 'Homo sovieticus'

En su siempre interesante columna para El País de Madrid, el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa analiza un interesante libro de Svetlana Aleksiévich de la URSS, cuya historia está plagada de víctimas en el nombre de un bien superior. La reproducimos a continuación.

Svetlana Aleksiévich recibió el premio Nobel como periodista, y fue la primera escritora que alcanzó ese lauro por sus libros, en los que practica originalmente esta función. Comenté hace algún tiempo su libro sobre Chernóbil, que me pareció un modelo y, ahora, que acabo de leerlo, me gustaría hablar sobre ese magnífico reportaje que es El fin del Homo sovieticus. Se trata de un libro de cerca de setecientas páginas en el que, a través de entrevistas hechas a distintas personas, la autora describe la Unión Soviética en los tiempos de Stalin y los posteriores, en que hubo una división muy grande en la URSS luego de que Gorbachov elevara una voz crítica sobre lo que había ocurrido en la época de Lenin y Stalin, y Yeltsin defendiera una línea más directamente vinculada al principio de la Revolución.

Svetlana Aleksiévich, para trazar esta radiografía de la URSS, entrevista a cientos de personas, de muy distinta situación, a lo largo y ancho de ese inmenso país, y lo que consigue es un cuadro bastante diverso sobre las diferentes reacciones que se muestran entre los habitantes de esa nación compleja y diversa que es la Unión Soviética. Hay allí generales que se suicidan porque sienten que la vida no es posible sin Stalin, e inocentes que han pasado diez o veinte años en el Gulag del que resultan liberados de manera tan sorprendente y misteriosa como su condena en los campos siberianos. Lo menos que puede decirse es que a nadie le gustaría pasar una temporada en ese país que, con las brutalidades infinitas de los primeros dirigentes soviéticos, fue capaz de derrotar a las fuerzas nazis con las que Hitler pretendió acabar con él.

Las entrevistas cubren una vasta sección de la sociedad rusa, en las que hay desde dirigentes estalinistas, orgullosos de serlo y que blasfeman contra todo intento de modernizar y democratizar esa sociedad, hasta oficiales del ejército y pilotos que han sido elevados socialmente gracias a la rígida educación de ese país en el que no existía la sociedad privada ni las posibilidades de armar una fortuna personal. De lo que se quejaban los partidarios de Stalin, no era de los severísimos castigos que en esa época se imponían y que giraban en torno a la estricta disciplina social, sino de las indicaciones de que esa sociedad dura, e implacable, que habían construido los pioneros de la revolución, estaba "degenerando", es decir, convirtiéndose en una sociedad individualista, en la que el dinero parecía ser el gran incentivo de la gente, siguiendo el modelo estadounidense.

El libro es bastante dramático, sobre todo cuando se aleja de las ciudades y se asoman los pueblos, con sus habitantes campesinos que no habían recibido casi una instrucción, y permanecían ignaros y marginales a todas las atracciones de la vida: los banquetes, un trabajo de horas y de días, y las gigantescas distancias que los separaban de la vida de las ciudades, donde la gente vivía muchísimo mejor, aunque muchos de los entrevistados reivindicaban orgullosamente sus orígenes campesinos. Sin ninguna duda, para un país de semejantes contrastes, el régimen impuesto por Lenin y por Stalin resultaba inhumano a la vez que el único posible para uniformar a la sociedad dentro de ese sistema que llamaríamos militar, si es que no estuviera plagado de inmensas injusticias, es decir, de la precariedad de una vida en la que un descuido cualquiera, o un error, podía enviar a una persona por largos años a Siberia. Quizá lo más doloroso del libro sea la cantidad de niños que circulan por sus páginas, siempre muertos de hambre, arrebatados a sus padres por un sistema en el que la educación espartana, según un supuesto modelo establecido por Lenin y Stalin, educaba a millones para servir al Estado, con prescindencia de la familia y las amistades más próximas.

El libro de Svetlana Aleksiévich deja a sus lectores desconcertados e impacientes: cómo se puede vivir en un país donde los niños son arrebatados a sus padres y enviados a una escuela de la que, por otra parte, se gradúan de médicos, o laboratoristas, u oficiales de las fuerzas armadas, es decir, de una elevación de los niveles de vida que, sin embargo, cuesta muchísimo para el conjunto de la sociedad y, sobre todo, entraña un inmenso sufrimiento. Pero, lo cierto, es que muchos lo defienden, están orgullosos de ser "estalinistas" y detestan el nuevo sistema en el que el incentivo es el dinero y en el que, a consecuencia de ello, la sociedad va dividiéndose entre quienes lo tienen todo y los que no tienen nada. Es decir, volver a los principios de esa sociedad, que la ilusión y la fantasía llamó revolucionaria.

Creo que el sistema del que se vale Svetlana Aleksiévich es muy justo y nos presenta una población compleja, sometida a grandes crisis, y en la que no se puede asegurar que todos reaccionen de la misma manera. Hay militantes cuadriculados, que llevan el estalinismo hasta sus últimas consecuencias, incluyendo traiciones a sus hijos y amigos, y los dirigentes que favorecen a algunos en tanto que a otros los envían al frente, en condiciones en las que serán las víctimas privilegiadas. Pero hay una rigidez y una intolerancia que prevalece a medida que esta sociedad eleva sus niveles de vida hasta el extremo de derrotar a un país mucho más integrado como Alemania, pero que, en todos los pueblos que fueron ocupando esas gentes bien vestidas y educadas, se dedicaban, antes que nada, a perseguir a los judíos y a matarlos en hogueras inmisericordes. Es muy difícil pronunciarse al respecto. Seguramente, los altos niveles de vida que alcanzó la Unión Soviética, hubieran sido posibles sin una rigidez que sacrificaba a los más débiles y a los menos relacionados, y estos eran no cientos sino miles de ciudadanos, a la vez que privilegiaban a puñados de elegidos gracias a la amistad, a la comunidad ideológica y, también a veces, a la simple sociedad de maleantes. Y las víctimas, que llegaron a ser decenas de miles en un momento dado, perjudicaron a la larga el sistema colectivista al que muchos -y las páginas del libro son un testimonio decisivo sobre esto- rechazaron con todas sus fuerzas.

No creo que los países de América Latina, en los que hay a veces diferencias tan enormes como las que hubo en la Unión Soviética, elegirían un sistema semejante al que crearon Lenin y Stalin, por lo menos en la versión que este libro nos da. Es decir, una violencia implícita que, luego de exprimir a la sociedad de una manera excesiva, eleva sus niveles de vida y llega a establecer un sistema en el que nadie se muere de hambre y todos tienen un oficio. Mi impresión es que, puestos a elegir, los latinoamericanos optarían por un sistema menos violento y no sometido a tantas injusticias, es decir, en el que el margen de elección sería todavía posible, y en el que no habría tantas víctimas como en el sistema comunista. Pero, sin duda, hay que hacer algo con esas gigantescas desigualdades, que hoy día son el patrimonio de América Latina, para que se vayan atenuando, sin que las víctimas sean sacrificadas de esa manera sistemática y brutal.

Svetlana Aleksiévich ha escrito un gran libro, que es amargo de leer, pero enormemente beneficioso, a largo plazo, para sus lectores.


La pregunta ya no es si los iraníes derrocarán al ayatolá, sino cuándo lo harán

Las protestas en Irán, que ya van por su tercer mes, son una batalla histórica en la que se enfrentan dos poderosas fuerzas irreconciliables: una población mayoritariamente joven y moderna, orgullosa de su civilización de 2500 años y desesperada por el cambio frente a un régimen envejecido y aislado, decidido a mantener su poder y con 43 años de barbarie a sus espaldas, asegura el académico Karim Sadjadpour, en una columna para el New York Times que transcribimos aquí.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, el único que han conocido muchos de los manifestantes, parece estar enfrentándose a una versión del dilema del dictador: si no le ofrece a su población perspectivas de cambio, las protestas continuarán; pero, si lo hace, se arriesga a parecer débil y envalentonar a los manifestantes.

Las protestas comenzaron a raíz de la muerte, el 16 de septiembre, de una iraní de origen kurdo de 22 años, Mahsa Amini, tras ser detenida por la policía de la moral por infringir presuntamente las normas sobre el hiyab. Aunque la oposición iraní no está armada, ni organizada, ni tiene ningún líder, las protestas continúan a pesar de la violenta represión emprendida por el régimen. Hasta la fecha han detenido a más de 18.000 manifestantes, han matado a más de 475 y han sentenciado a muerte a otros 11. El jueves pasado, un hombre de 23 años, Mohsen Shekari, detenido en el transcurso de las protestas, fue ejecutado en la horca.

Al margen de cómo se resuelvan las protestas, parecen haber cambiado ya la relación entre el Estado iraní y la sociedad. Desobedecer la ley del hiyab sigue siendo un delito penal, pero las mujeres de todo Irán, y en especial en Teherán, se niegan cada vez más a cubrirse el cabello. En las redes sociales son muy populares los videos donde aparecen jóvenes iraníes tirándoles el turbante a unos clérigos chiíes desprevenidos.

Los símbolos del gobierno son constantemente objeto de destrozos e incendios, entre ellos, según algunas informaciones, la casa-museo del padre de la revolución, el ayatolá Ruhollah Jomeini. Los obreros de la construcción, los comerciantes de los bazares y los trabajadores de la industria petroquímica han declarado huelgas intermitentes que recuerdan a las tácticas que ayudaron a derrocar la monarquía de Irán en 1979.

Los principios ideológicos del ayatolá Jamenei y sus simpatizantes son "Muerte a Estados Unidos", "Muerte a Israel" y la insistencia en el hiyab. En la filosofía de gobierno de Jamenei han influido tres importantes colapsos del autoritarismo: la caída de la monarquía en 1979, la disolución de la Unión Soviética en 1991 y las revueltas árabes de 2011. La lección que extrajo de estos acontecimientos ha sido no ceder nunca bajo presión y no ceder nunca en los principios. Cada vez que Jamenei se ha visto en la disyuntiva entre la reforma y la represión, se ha decantado siempre por redoblar la represión.

La rigidez de los defensores de la línea dura en Irán no obedece solo a una convicción ideológica, sino también a su profundo conocimiento de la interacción entre gobernantes y gobernados. Como dijo Alexis de Tocqueville: "El momento más peligroso para un mal gobierno suele ser aquel en el que empieza a reformarse".

Jamenei sabe que anular la obligatoriedad del hiyab abrirá la puerta a la libertad, y que muchos iraníes lo interpretarán como una señal de vulnerabilidad, no como un acto de magnanimidad. La libertad de vestimenta no bastará para aplacar a esos iraníes, sino que los animará a exigir todas las libertades que se les negaron en una teocracia, incluida la libertad de beber, comer, amar, ver, escuchar y, sobre todo, decir lo que quieran.

Hay algunas señales de descoordinación entre la élite gobernante. Mientras que algunos funcionarios han insinuado que la infame policía de la moral será abolida, otros han dicho que solo se trata de una táctica temporal para restablecer el orden. "La caída del hiyab es la caída de la bandera de la República Islámica", dijo Hossein Jalali, clérigo aliado de Jamenei y miembro de la Comisión de Cultura del Parlamento iraní. "Los velos volverán a las cabezas de las mujeres en dos semanas", dijo, y las que se nieguen a obedecer podrían enfrentarse a la congelación de sus cuentas bancarias.

La capacidad represora del régimen iraní sigue siendo abrumadora, al menos en teoría. El ayatolá Jamenei es el comandante supremo de los 190.000 agentes armados de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, que supervisan a decenas de miles de paramilitares del Basij, encargados de infundir temor e inculcar moralidad en la población. Es improbable que el ejército regular, no ideológico, cuyas fuerzas activas se estiman en 350.000 efectivos, participe en la represión masiva; sin embargo, las esperanzas de los manifestantes de que se unieran a la oposición han sido en vano, por el momento.

Hasta ahora, los intereses políticos y económicos del ayatolá Jamenei y de la Guardia Revolucionaria han estado entremezclados, pero la persistencia de las protestas y los cánticos de "Muerte a Jamenei" podrían cambiar esa circunstancia. ¿Querrán las fuerzas de seguridad de Irán seguir matando iraníes para proteger el régimen de un clérigo octogenario impopular y enfermo que espera legar su poder a Mojtaba Jamenei, su hijo, igual de impopular?

Las deliberaciones internas de los servicios de seguridad de Irán siguen siendo una incógnita. Sin embargo, es probable que, al igual que los ejércitos de Túnez y Egipto en 2011, parte de ellos hayan empezado a considerar la posibilidad de soltar amarras con el dictador para proteger sus propios intereses.

 

El sociólogo Charles Kurzman escribió en su obra seminal, The Unthinkable Revolution in Iran, que la paradoja de los movimientos revolucionarios es que no son viables hasta que consiguen el apoyo de una masa crítica; pero que, para conseguir el apoyo de una masa crítica, tienen que ser percibidos como viables.
El movimiento de protesta no ha alcanzado aún ese punto de inflexión, pero hay abundantes indicios de que una masa crítica de la sociedad iraní tiene dudas sobre la futura viabilidad del régimen. "Lo que quiere la gente es un cambio de régimen, y no una vuelta al pasado", dijo Nasrin Sotoudeh, renombrada abogada de derechos humanos y presa política que lleva mucho tiempo pidiendo una reforma, en vez de una revolución. "Y por lo que vemos con las actuales protestas y huelgas que se están iniciando ahora, existe una posibilidad muy real de un cambio de régimen".

 

Como muchos regímenes autocráticos, la República Islámica ha gobernado desde hace mucho tiempo a través del miedo, pero hay crecientes indicios de que el miedo se está disipando. Algunas deportistas y actrices han empezado a competir y actuar sin el hiyab -un delito penal por el que otras mujeres han sido condenadas a sentencias de cárcel de dos dígitos-, lo que ha inspirado a otras a secundarlas. Y presos políticos como Hossein Ronaghi se han mantenido firmes contra el régimen, a pesar del encarcelamiento y las torturas. En vez de disuadir a los manifestantes, sus muertes han dado lugar a ceremonias de duelo que perpetúan las protestas.

Si el principio organizador que unió a las dispares fuerzas de oposición de Irán en 1979 fue el antiimperialismo, los principios organizadores del movimiento, muy diverso en términos socioeconómicos y étnicos, son el pluralismo y el patriotismo. Los rostros de este movimiento no son ideólogos ni intelectuales, sino deportistas, músicos, gente común y, en especial, mujeres y minorías étnicas, que han demostrado una valentía muy poco frecuente. Sus consignas son patrióticas y progresistas: "No nos iremos de Irán, reclamaremos Irán" y "Mujeres, vida, libertad".

Las demandas del actual movimiento están excelentemente sintetizadas en la canción "Baraye" ("Por"), de Shervin Hajipou, que se ha convertido en el himno de las protestas y expresa "el anhelo de tener una vida normal", en vez del "paraíso forzoso" de un Estado policial religioso.

Altos funcionarios de los servicios de inteligencia estadounidenses e israelíes han declarado hace poco que no creen que las protestas en Irán constituyan una grave amenaza para el régimen. Sin embargo, la historia ha demostrado repetidas veces que ningún servicio de inteligencia, teoría de la politología o algoritmo pueden predecir con exactitud los tiempos y los resultados de las rebeliones populares: la CIA juzgó en agosto de 1978, menos de 6 meses antes del derrocamiento de la monarquía de Irán, que el país ni siquiera estaba en fase "prerrevolucionaria".

Esto se debe a que ni siquiera los propios protagonistas -en este caso, el pueblo y el régimen iraníes- pueden prever sus acciones a medida que transcurre este drama.

Abbas Amanat, historiador de Irán, observó que una de las claves de la longevidad de la civilización iraní, que se remonta 2500 años hasta el Imperio persa, es la capacidad de su cultura para integrar a sus invasores militares. "Durante casi dos milenios, la cultura política persa y, en un sentido más amplio, un repositorio de herramientas civilizatorias persas, lograron convertir a los conquistadores túrquicos, árabes y mongoles", me dijo. "La lengua, el mito, la memoria histórica y la medición del tiempo de los persas perduró. Los iraníes persuadieron a los invasores de que valoraran la alta cultura persa: la poesía, la gastronomía, la pintura, el vino, la música, las fiestas y la etiqueta."

Cuando el ayatolá Jomeini ascendió al poder en 1979, lideró una revolución cultural cuyo objetivo era sustituir el patriotismo iraní por una identidad puramente islámica. El ayatolá Jamenei continúa esa tradición, pero es uno de los pocos creyentes de verdad que quedan. Mientras que la República Islámica buscaba el sometimiento de la cultura iraní, son la cultura y el patriotismo iraníes lo que están amenazando con derruir la República Islámica.

Cuatro décadas de "poder duro" de la República Islámica acabarán siendo derrotados por dos milenios de "poder blando" cultural iraní. La pregunta ya no es si esto sucederá, sino cuándo. La historia nos ha enseñado que existe una relación indirectamente proporcional entre la valentía de una oposición y la determinación de un régimen, y que el colapso del autoritarismo a menudo pasa de ser inconcebible a ser inevitable en cuestión de días.


Frases Célebres 931

“Aquí vengo como un recurso humano del Partido Colorado al servicio de la coalición”. Nicolás Albertoni, subsecretario de Relaciones Exteriores. El País (21/12/22).
“Cabildo Abierto representa un proyecto de país que es diferente al del Frente Amplio, blancos y colorados. Busca realmente fortalecer a la clase media, las mipymes, cuentapropistas, pequeños productores rurales, que son los grandes olvidados. Los proyectos que se han aplicado en los gobiernos frenteamplistas y se siguen aplicando hoy, no favorecen a la clase media, sino a las grandes empresas”. Guido Manini Ríos, senador y líder de Cabildo Abierto. Crónicas (16/11/22).

“Nómades digitales”. Juan Sartori, senador del partido Nacional, sobre su proyecto de ley que tiene como objetivo atraer trabajadores del exterior y otorgarles residencias uruguayas temporarias para que las personas puedan trabajar de forma remota desde el territorio nacional.  Montevideo Portal (21/12/22).
“Estamos ante una nueva ola”. Daniel Salinas, ministro de Salud Pública, refiriéndose al último reporte de su Secretaria de Estado en donde se informa que aumentaron los casos de Covid-19 en un 87% en menos de 1 mes y además se llegó al record histórico del millón de contagios. La República (21/12/22).
“El señor intendente parece no entender”. Frase del comunicado de la Mesa de Guardavidas de Colonia que cuestionó a los anuncios del jefe comunal Carlos Moreira por no disponer de ese servicio en playas de ese Departamento.
“El departamento de Colonia tiene 180 kilómetros de costa, por lo cual es inviable poner guardavidas en todas las playas (…) Conozco bastante el (mar) Caribe y prácticamente allí no hay guardavidas; nuestras playas tienen una profundidad mínima, no son oceánicas. Además no podemos comparar las costas de Maldonado y Rocha, donde hay océano, con el Río de la Plata. En el Río de la Plata no hay corrientes”. Carlos Moreira, intendente de Colonia. La Diaria (20/12/22).
“Hay 1.4 millones de uruguayos mayores de 29 años que no tienen bachillerato (…) Sólo cuatro de cada diez terminan el bachillerato y el no tenerlo implica que no estás en la carrera de la vida”. Robert Silva, presidente del Codicen. Panorama 1410, Radio La R 1410 AM y Vera TV por Tele R (17/12/22).
 
“Es bueno recordar que la demolición fue apoyada, originalmente, por una cantidad de ediles del FA, el proyecto también. Por eso yo decía que los tres partidos trabajaban por la demolición. Cuando uno mira desde el patrimonio tiene que tener una mirada de Estado, no de partido. Lo digo acompañando una tradición que tiene la Comisión de Patrimonio, no puede estar sujeto a ideas partidarias. Fue una gran pérdida que se produjo y ahora hay un vacío. La peor de las situaciones”. William Rey, director de la Comisión de Patrimonio sobre la demolición del Hotel San Rafael de Maldonado, proceso que comenzó en el año 2019. Desayunos Informales (21/12/22).
“Tiene la palabra ahora, recién llegado de la parada 14 la Mansa, el edil (Jorge) Pieri, a quien le recordamos y le decimos, con el cariño que nos merece, que para próximas sesiones vamos a solicitarle no venir en chancletas a la sesión”. Darwin Correa, presidente de la Junta Departamental de Maldonado, al curul del Frente Amplio, al momento de darle la palabra. Versión taquigráfica del cuerpo legislativo departamental en la última sesión ordinaria del año.
“Usted es el hombre del año”. Joe Biden, presidente de Estados Unidos a su homólogo de Ucracia, Volodimir Zelenski, tras recibirlo en la Casa Blanca. Montevideo Portal (21/12/22).
“Anteriormente, pensábamos que los planetas que son un poco más grandes que la Tierra eran grandes bolas de metal y roca, como versiones ampliadas de la Tierra, y por eso los llamamos supertierras. Sin embargo, ahora hemos demostrado que estos dos planetas, Kepler-138c y d, son de naturaleza bastante diferente: una gran fracción de su volumen total probablemente esté compuesta de agua. Es la primera vez que observamos planetas que se pueden identificar con confianza como mundos acuáticos”. Björn Benneke, líder de la investigación de astrónomos de la Universidad de Montreal que encontraron evidencia de que dos exoplanetas que orbitan alrededor de una estrella enana roja son ´mundos de agua´. El Popular (19/12/22).
“La Embajada de Israel lamenta que algunos diputados (uruguayos) hayan adoptado la narrativa que utilizan los palestinos contra Israel (…) Nuestra nación es atacada constantemente por grupos terroristas palestinos tales como Hamas y la Yihad Islámica. Estos ataques, mediante atentados y el lanzamiento de miles de cohetes de manera indiscriminada contra nuestra población civil, buscan matar israelíes. El Estado de Israel tiene el derecho y el deber de defender a sus ciudadanos (…) Israel busca alcanzar la paz con sus vecinos, tal como lo ha hecho con Egipto y Jordania, y en los últimos dos años con Marruecos, Bahréin y Emiratos Árabes. Desafortunadamente los palestinos siguen rechazando la paz, como lo hicieron aquel 29 de noviembre de 1947 cuando se negaron a la Resolución 181 de las Naciones Unidas que proponía un Estado Judío y un Estado Árabe”. Parte del texto del comunicado de la Embajada de Israel luego de que el pasado miércoles se realizara en la Cámara de Representantes una sesión extraordinaria por el Día de Solidaridad con el Pueblo Palestino, que terminó con críticas de los legisladores del oficialismo a los del Frente Amplio. El País (17/12/22).


Un día de Cólera

Por LA LIBRERIA

Ediciones Alfaguara, 408 páginas, año 2007. Por Arturo Pérez Reverte.

Arturo Pérez Reverte (Cartagena - España, 1951) fue reportero de guerra durante 21 años. Es miembro de la Real Academia Española, ha publicado 22 novelas, incluidas una serie: El Capitán Alatriste y seis obras breves, entre las primeras: El Maestro de Esgrima; La Sombra del Águila; La Carta Esférica; Un día de Cólera. Entre las segundas: Patente de Corso; Los barcos se pierden en Tierra; El Maestro de Esgrima.

En esta obra, Pérez Reverte aborda los sucesos ocurridos en Madrid el 2 de mayo de 1808, día en que comenzó una protesta de un reducido grupo de madrileños, contra la ocupación francesa bajo las órdenes de Napoleón Bonaparte, gobernando su hermano José. Sin armas, contando únicamente con sus navajas que todo hombre llevaba en su faja, comienza el derramamiento de sangre, dando muerte -por degollamiento- a todo soldado francés que tuviera la desgracia de cruzarse en el camino, de los cada vez más numerosos rebeldes.

El escritor, se basa en innumerable documentación, que cita, acompañando el trabajo con un plano de Madrid de esa fecha. Se basa en informes militares, las relaciones de muertos y heridos de uno y otro lado. Son auténticos sus nombres, los sucesos y los lugares concretos, incluidos los de fusilamiento de los rebeldes. Rescata de esas precisas listas, los nombres y la ocupación de las personas, su familia, su estatus social, hay pueblo y hay nobles, hay niños y mujeres, que permanecían en el anonimato.

En la tapa de la obra, una escena heroica representa el momento en que el guerrillero Juan Malasaña da muerte al dragón que acaba de asesinar a su hija, la costurera Manuela Malasaña de sólo 17 años, que suministraba los cartuchos a su padre. Otra versión sostiene que, caminando por las calles, la detuvo una patrulla, y como esta portaba una tijera, considerado por orden de Murat, que se trataba de un arma, algo prohibido para quien no fuera autorizado, fue ejecutada. Siendo desde entonces considerada una heroína.

Pérez Reverte, de esas listas de muertos heridos o presos, investigando su familia, su modo de vida o profesión, entrelaza la historia de cada uno, en forma romántica y dramática, pero que relata hasta con crueldad los sangrientos sucesos de ese día.

Tal vez lo más ilustrativo y real de lo ocurrido sean las descripciones a continuación:

"Tengo por enemigo a una nación de doce millones de almas, enfurecidas hasta lo indecible. Todo lo que aquí se hizo el dos de mayo, fue odioso. No, Sire. Estáis en un error. Vuestra gloria se hundirá en España."

(Carta de José Bonaparte a su hermano el Emperador)

"Desdeñaron su interés sin ocuparse más que de la injuria recibida. Se indignaron con la afrenta y se sublevaron ante nuestra fuerza corriendo a las armas. Los españoles en masa se condujeron como un hombre de honor."

(Napoleón Bonaparte citado por Les Cases-Memorial de Santa Helena)

Correo de los Viernes.
Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.