Edición Nº 876 - viernes 22 de octubre de 2021        

Una vez más, dato mata relato...

Pese a los augurios frenteamplistas, en los primeros nueve meses del año, todos los delitos descendieron. Cuando gobernaban y los delitos crecían, no publicaban la información. Ahora, que son oposición, cuando las cifras bajan culpan al Observatorio que ellos mismos crearon y montan una estructura paralela para "contar delitos", algo que también criticaron fuertemente en su momento.

Como hemos repetido en más de una oportunidad, cuando el Frente Amplio asumió el gobierno en 2005, luego de la crisis de 2002, se habían registrado en Uruguay, por año, 7.000 rapiñas, 98.409 hurtos y 200 homicidios. Tras una década y media de crecimiento económico, producto de un viento de cola formidable a nivel internacional, el Frente Amplio entregó el país con aproximadamente 30.000 rapiñas, 145.000 hurtos y 400 homicidios por año. En 15 años, las rapiñas se incrementaron un 400 %, los hurtos un 140 % y los homicidios un 200 %.

El fracaso frenteamplista es inobjetable. Y eso fue lo que heredó la coalición cuando ingresó al gobierno en 2020. Por fortuna, las medidas incluidas en la Ley de Urgente Consideración, que el Frente Amplio lucha por derogar, junto al respaldo político con el que cuentan actualmente los efectivos policiales, no han dejado de arrojar resultados positivos. Digámoslo claramente: en un año y siete meses se ha logrado lo que el Frente Amplio no pudo en quince.

Así lo vuelven a reflejar los datos del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad publicados este lunes. En los primeros nueve meses del año, todos los delitos descendieron. Según el informe, los homicidios bajaron 16,7 % respecto al mismo período de 2020, pasando de 257 a 214.

En el caso de las rapiñas, en el período comprendido entre el 1° de enero de 2021 y el 30 de setiembre de 2021 se verifica una reducción del 17,4 % respecto a 2020, lo que representa casi 4.000 rapiñas menos. Algo similar sucede en el caso de los hurtos, donde se registra una reducción de 6,5 % en los primeros nueve meses del año comparando con 2020, o sea, 5.893 hurtos menos.

En cuanto a la violencia doméstica, el reporte del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad indica una reducción de 5,8 % para igual período de 2020, unas 1592 denuncias menos. Finalmente, en el caso de los abigeatos, que el gobierno se comprometió a combatir fuertemente, se verifica la variación mayor con una baja de 41,6 %, de 1.772 denuncias a 1.034.

Si en lugar de comparar entre gestiones del gobierno de coalición, es decir, 2021 contra 2020, se compara 2021 con 2019 -último año de gobierno frenteamplista- la caída es significativamente mayor: los homicidios caen un 22 % (61 menos); las rapiñas un 19,2 % (4.638 menos); los hurtos un 20,3 % (20.027 menos); la violencia domestica un 5, 5 % (1.480 menos); y los abigeatos un 29,4 % (430 menos).

Finalmente, como han insistido los desesperados y desnortados voceros frenteamplistas, si se compara únicamente este trimestre con el de 2020, los homicidios tuvieron un repunte de 3 casos. Sin embargo, si se compara con el mismo semestre, pero de 2019, cuando gobernaba el Frente Amplio, se registran 21 casos menos (22, 2 %). Sea cual sea la comparación, las cifras indican la misma tendencia: se mejoró significativamente.

Aunque el Frente Amplio insista en negar las cifras -que, por cierto, elaboran los mismos técnicos que ellos designaron cuando gobernaban- las opiniones en favor de la nueva gestión de la seguridad también registran importantes variaciones al alza. La última encuesta de Opción Consultores, publicada el mes pasado, develó que la aprobación de la gestión de la seguridad pública pasó del 12 % en 2019 -"era Bonomi"- a un 48% este año -sólo un 23 % la considera negativa y el resto mantiene una posición neutral.

Con los datos a la vista, la eventual derogación de 135 artículos de la LUC (33 de ellos referidos a la seguridad) ocasionaría un daño tremendo al país. Están en juego nada menos que los avances en seguridad registrados el último año y medio. Nos jugamos todo. O defendemos la LUC o volvemos a la época de Bonomi, con record de homicidios, rapiñas y hurtos. Trabajamos por el cambio y lo logramos, ahora debemos defenderlo con evidencia: ¡dato mata relato!

 


¿Dónde está el Partido Colorado?

Por Julio María Sanguinetti

Como esta historia de la coalición republicana es algo nuevo, no siempre bien comprendido todavía, no faltan quienes se preguntan: ¿dónde está hoy el Partido Colorado, cuál es su presencia, cuál su rol, cuáles sus esperanzas? Y la respuesta es sencilla: está donde estuvo y estará siempre.

Primero, sirviendo a la República. Partido de las instituciones, el rol de opositor no ha sido nuestra vocación. Hemos estado en el llano unos cuantos años, pero nunca hemos sido buenos opositores, simplemente porque no es lo que sentimos. Nuestra gente hoy está en el gobierno, en el Parlamento, o en la calle, construyendo, sin especulaciones ni perfilismos demagógicos. Somos republicanos y por lo tanto creemos en el voto ciudadano y en los gobiernos constituidos sobre esa base. Respetamos a todas las organizaciones civiles o gremiales, pero no son ellas quienes deben gobernar, como por desgracia ha pasado en los últimos años en vastos sectores del Estado, como la educación. La laicidad republicana del Partido Colorado está allí, en un Estado que respeta todas las creencias y todos los intereses legítimos, pero mantiene al Estado de Derecho en su rol de árbitro superior.

Segundo, trabajando por la coalición. En mayo de 2018 planteamos la idea a los líderes blancos, sin más títulos entonces que nuestra condición ciudadana. Ella fue abriéndose camino y, finalmente, se construyó la alternativa que hoy preside con hidalguía el Dr. Luis Lacalle Pou. Nuestro rol no es simplemente votar o acompañar. Es trabajar desde adentro, con lealtad. Y pensar que si nuestra presencia fue decisiva en la elección pasada, no lo será menos en la próxima. La coalición llegó para quedarse y en ella trataremos de pelear por la mayoría.

Tercero, y esto quizás sea lo más importante, sirviendo, desde adentro, a los ideales batllistas de siempre. Cuando en la Rendición de Cuentas apoyamos decididamente un proyecto de fortalecimiento y expansión de los CAIF, creado en nuestra primera presidencia; cuando en el Presupuesto luchamos por los recursos necesarios para el proceso de reforma educativa que está comenzando ya a vislumbrarse; cuando en plena pandemia propusimos las jubilaciones especiales, los jornales solidarios y un gran fondo de inversión en infraestructura, allí alienta la idea batllista; cuando defendemos el gran proyector reformador de la forestación de inesperados enemigos...

Es más, como desmentido rotundo a las falsedades y fantasías de la oposición frentista, está nuestra garantía no solo de preservar las históricas realizaciones comúnmente llamadas del "Estado batllista" sino ampliarlas y mejorarlas. Para nosotros las empresas públicas no son una estructura burocrática congelada como plantean algunos sindicatos conservadores, con el apoyo del Frente Amplio. Por el contrario, luchamos para que ellas mejoren cada día y compitan, sirviendo mejor al ciudadano. Así fue, por ejemplo, que en 1988 abrimos la competencia en materia de telefonía celular, en un camino que ha sido rotundamente exitoso, con la misma fe con que más tarde nos opusimos a la privatización de Antel, que configuraba un monopolio privado.

No es el Frente Amplio, que destruyó ANCAP, quien puede declararse el defensor de esas empresas del Estado, que mal administró y a las que quiere burocráticas y estancadas. Por supuesto que adentro de la coalición hay quienes piensan distinto a nosotros, en una línea mucho más liberal, más ortodoxa, pero está claro donde está la coalición, en un justo medio de cuya preservación somos garantía.

El Partido está también en los jóvenes. No hay candidatos presidenciales a la vista. No hay lanzados movimientos proselitistas con la mirada puesta en las elecciones. Se han pasado, también, malos momentos. Sin embargo, la militancia juvenil es constante y efervescente. Se le ha visto, recientemente, en las elecciones universitarias. La sentimos en la militancia por el NO contra el referéndum opositor. ¿Y cuál es el misterio de este entusiasmo? No es otro que la idea rectora del Batllismo, que luego del fracaso del socialismo, hoy solo reivindicado por dictaduras, o de un liberalismo insolidario, vuelve a aparecer como Norte.

Las instituciones partidarias, pese a la pandemia, son el cimiento formal, el reducto de tradición que le da base al Partido Colorado. El Comité Ejecutivo Nacional y los Comités Departamentales trabajan con regularidad y en un clima de fraternidad ejemplar. La Convención está convocada para salir del interregno pandémico. Y quien entre al viejo patio y se detenga un instante en el cuadro de Bategazzore que celebra la construcción democrática de 1900 a 1930, con las tres imágenes de Don Pepe, entenderá por qué el Uruguay es lo que es. Y por qué aquí estamos tres generaciones que mantienen viva la llama.


Cínico y fabulador

En un nuevo arrebato populista, el expresidente Mujica aseguró que la LUC es una "amenaza" y contribuye a "pulverizar" el "prestigio de estabilidad institucional" de nuestro país. Es curioso, porque no debe existir individuo que haya contribuido más al deterioro institucional que el propio Mujica. Primero -como guerrillero- atentando directamente contra las instituciones democráticas y luego -como dirigente político- con su rutinario desprecio por las mismas.

El viernes pasado, en el "aló presidente" criollo que Mujica conduce por M24, el expresidente dedicó su audición a criticar la LUC. Para Mujica esta ley "inaugura una época que puede ser terriblemente peligrosa para el futuro del Uruguay, porque empieza a quedar amenazada la estabilidad institucional, en el sentido de cambios abruptos, súbitos, que no ha sido la característica de nuestra historia".

"Uruguay es un país seguro desde el punto de vista jurídico porque los cambios no son dramáticos, de un día para el otro, son previsibles, y en ningún sentido amenazan con cambios de carácter muy importante súbitamente", agregó Mujica.

Según él, este "terremoto", como definió a la LUC, abre la puerta "para que quien venga después, y que pueda tener otro signo, incurra en la misma actitud [...] vamos a contribuir a pulverizar ese prestigio de estabilidad institucional".

Mujica miente, como siempre. La LUC no amenaza la estabilidad institucional de ninguna forma. Y si así fuera, por qué él y su partido, que gobernaron quince años, no modificaron el régimen de "urgente consideración", que es lo que Mujica realmente cuestiona. Por qué lo usaron, por ejemplo, para la creación del Mides. Mujica no tiene nada en contra de la LUC y lo sabe. Se refugia en la generación de miedo, como ha hecho tantas veces. La LUC se anunció, se presentó, se discutió y se votó respetando todos los pasos establecidos en la Constitución de la República.

Con la "lógica" de Mujica, lo mismo podríamos argumentar sobre el abuso que históricamente ha hecho el Frente Amplio del recurso del referéndum. Todos sabemos, porque además lo han dicho los propios frenteamplistas, que el referéndum no es contra de una ley -en este caso la LUC-, como establece el mecanismo, sino en contra del gobierno. El Frente Amplio pretende establecer una especie de "elecciones de medio tiempo" para desestabilizar al gobierno. Si lo logran, se golpearán el pecho; sino intentarán quitarle relevancia.

Pero lo más increíble es que Mujica se arrogue la defensa de las instituciones. El mismo que criticaba a la Justicia en cada oportunidad que tenía, el que creía que lo político estaba por encima de lo jurídico, el del ingreso de Venezuela al Mercosur, el de la ley de la marihuana que violaba todas la convenciones internacionales, el del insulto al barrer, el del el elogio a la ignorancia. Es tanto el daño reciente que no es ni necesario rememorar su pasado, que -como todos sabemos- fue mucho peor. Todavía estamos esperando que muestre un mínimo arrepentimiento por sus años en los que, por medio de la violencia, intentó destruir explícitamente las instituciones democráticas del país.


¡En casa!

El pasado miércoles 20, el Secretario General del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, adquirió una antigua pintura de Don José Batlle y Ordóñez que será exhibida en la Sala de la Convención.

La obra, que se encontraba en el depósito de la exsede del diario El Día, fue subastada por la casa de remates Bavastro.

Aunque el precio base era de US$ 2.000, el ex Presidente Sanguinetti se vio obligado a pujar hasta los US$ 3.000, dado que el actual Director de Turismo de la Intendencia frenteamplista de Montevideo, Fernando Amado, también intentó adquirir la obra.

 


Cumpliendo con plata ajena

Luego de que se conociera que los ediles blancos Diego Rodríguez y Fabián Bravetti cursaran un pedido de informes a la Intendencia de Montevideo para saber acerca de la incorporación a la comuna capitalina de seis ex custodios del fallecido presidente Tabaré Vázquez, la Intendenta Cosse se despachó con insólitas declaraciones a ese respecto.

"Parece que fuera culpable de tener los custodios que eran de Tabaré", le espetó la jerarca al periodista de Telemundo, coronando sus declaraciones con otra insólita afirmación: "Ellos cuidaron a Tabaré durante toda su vida, yo ahora le voy a cumplir a Tabaré".

Como se plantea en otra nota de CORREO, la jefa comunal además de ocultar el recorrido que realiza en los vehículos (primer caso de que se tenga registro), cuenta con dos vehículos a su disposición: uno el que la conduce y otro en el que viajan sus escoltas. Tampoco hay registro de que algún otro intendente exhiba tal despliegue y exhiba tanta preocupación por su seguridad. Ni el presidente Lacalle Pou.

Según respondiera la ingeniera Cosse, los ex custodios "tienen tareas asignadas muy importantes", que seguidamente detalló. Uno de ellos está asignado a cuidar el local del ex Mercado Modelo. Otros dos "a una comisión que se armó para considerar las condiciones de seguridad en instalaciones de la intendencia en todo Montevideo". "El otro es mi escolta y los otros dos ya estaban", finalizó Cosse. Los "dos que ya estaban" ingresaron a la Intendencia encabezada por Christian Di Candia cuando asumió Lacalle Pou la presidencia y los custodias cesaron sus funciones.

Luego de las referidas declaraciones de Cosse, los ediles blancos mencionados darán nuevos pasos. El edil Diego Rodríguez llamará a la intendenta a la Junta Departamental para que brinde explicaciones. El edil Fabián Bravetti, por su parte, presentará una denuncia ante la JUTEP puesto que las declaraciones de la ingeniera Cosse, señaló, "confirman que abundan las contrataciones que responden a favores personales y a amiguismos".

Está muy bien que la intendenta Cosse quiera "cumplir" con el fallecido ex presidente, pero hacerlo con la plata de los montevideanos es muy fácil. Demasiado.


Entre el delirio hollywoodense y la falta de transparencia

La Intendente de Montevideo, apodada "su majestad" por los propios funcionarios de la comuna, justificó la decisión de apagar los rastreadores de los autos oficiales que utiliza por "motivos de seguridad". Tan preocupada está Cosse que tiene un segundo auto con "escolta" que le hace "la avanzada por el territorio". Ahora, ninguno de los dos vehículos oficiales puede ser controlado como el resto de la flota estatal.

Allí donde gobierna el Frente Amplio, reina el oscurantismo. Lo sabemos. Los campeones del secreto y la reserva, continúan haciendo de las suyas. Según dio a conocer El Observador el pasado sábado, por orden de "su majestad" Cosse, la Intendencia de Montevideo apagó el rastreador de los dos autos oficiales que ésta última utiliza para movilizarse diariamente.

Según declaró el propio prosecretario general de la intendencia, Daniel González, la medida responde a "razones de seguridad". Tan insegura se siente la Intendente que, además del auto que la transporta, cuenta con un segundo en el que va su "escolta personal" haciendo "las avanzadas sobre el territorio", según explica El Observador. Un verdadero delirio.

Con esta medida, la administración de Cosse se convierte en la primera que oculta los recorridos del Intendente. Desde 1998, la flota estatal se controla mediante el Sistema de Control Vehicular (Sisconve). En el caso de la comuna capitalina, el Sisconve cumple dos funciones. Por un lado, lleva un registro de las carga de nafta a los efectos de evitar irregularidades, y por otro, verifica que los vehículos de la flota estén cumpliendo con la labor asignada.

De acuerdo al prosecretario general de la intendencia, uno de los aspectos que se pretende evitar es que no quede registrada la casa de Cosse cuando el auto pasa por ahí. Tan burda es la explicación, que basta con ingresar en google "residencia + Carolina Cosse" para que salgan decenas de imágenes de la fachada de la casa de la Intendente, en la que ha dado notas y ha recibido a los medios en vivo y en directo.

A juzgar por las conocidas posiciones de Cosse en cuanto a los temas de seguridad, dudamos que ese sea el verdadero problema. ¿Qué quiere ocultar realmente la Intendente? ¿Para qué utiliza los dos autos oficiales que se ha hecho asignar? ¿Es realmente necesario utilizar dos autos con escolta (con el costo que ello implica)? ¿Cuál es la justificación verdadera?


Cheque en blanco

"Si quieren, tengo más", decía con desparpajo un dirigente sindical en referencia a una especie de chequera con certificados "en blanco" que le permitió ausentarse ilegalmente de liceo público donde dictaba clases en 2018 por más de 260 horas.

Todos los lunes en que se reúne la comisión investigadora que indaga el caso de las licencias sindicales "truchas", emerge una nueva -y triste- historia. Hace apenas dos semanas, analizábamos las confesiones de un integrante de Fenapes que reconoció la complicidad de las autoridades de la educación del Frente Amplio en las irregularidades con las inasistencias. "Si hubiera ganado el Frente no se habría tocado este tema; hubiéramos seguido certificando por 70-14, o 70 no sé qué", aseguró el sindicalista Mario Bango con total soltura.

Este lunes, la exdirectora de un liceo rural ubicado en Colonia Lavalleja (a 112 kilómetros de la ciudad de Salto), Esther Baratta, fue convocada para prestar testimonio ante la comisión investigadora. Barrata se refirió particularmente al caso de Raúl May, un docente de ese centro que en 2018 integraba el ejecutivo departamental de Fenapes y que usufructuaba licencias sindicales.

De acuerdo al testimonio de la docente, pese a que May se había comprometido a cumplir con sus tareas de adscripción y de tutoría en geografía, para lo que tomó 20 horas semanales, "empieza a no ir, pero excesivamente". "Lo que pasa es que el sindicato me demanda", fue la respuesta de May cuando Barrata lo consultó sobre sus inasistencias.

Según la directora, May comenzó a tornarse "autoritario" y se "ofuscó" cuando se le comenzaron a solicitar los justificados de sus faltas. "Un día, llevó un block A4 rojo con blanco, sin fecha, sin nada. [...] Se sentó en secretaría y dijo: 'pásame la fecha que quieren que justifique'".

"Tenemos dos cajas de papeles de él", dijo la exdirectora en el Parlamento, que aseguró que el block A4 que tenía May "ya venía firmado". "Si quieren más, acá tengo", afirmaba May con soberbia. "Venía con el block, llenaba, arrancaba y entregaba", explicó Baratta. Según ella, una de las firmas que acompañaba los formularios en blanco era la de Marcel Slamovitz, actual vicepresidente de Fenapes, y uno de los principales involucrados en la gigantesca maniobra de los certificados falsos.

Al igual que todos los exdirectores, Baratta aseguró que ella actuaba de buena fe, dando por válidos los certificados del gremio, que supuestamente estaban respaldados por un convenio que en realidad no existe. Sabiendo de la irregularidad, los integrantes del gobierno de la educación del Frente Amplio encajonaron las múltiples denuncias de los directores para proteger a los sindicalistas.

Hasta el momento, la comisión ha logrado determinar que 38 dirigentes sindicales obtuvieron licencia de modo irregular en 20 liceos de todo el país mientras el Frente Amplio cogobernaba la educación con Fenapes. A través de esa vía, May justificó 265 horas de clase que no dictó pero cobró.

Como hemos reiterado desde estas páginas, a la luz de los hechos, es entendible que el Frente Amplio y Fenapes busquen derogar los artículos de la LUC que terminaron con el perverso sistema de cogobierno que permitió, entre otras cosas, esta gigantesca maniobra fraudulenta. Por lo tanto, nuestro deber cívico es defender el cambio que la población votó en octubre y ratificó en noviembre de 2020.


Arrebato antidemocrático

En un intento por captar el voto más reaccionario de su partido, la candidata a la presidencia del Frente Amplio y exsenadora Ivonne Passada hizo un irresponsable llamado a la "movilización social" en caso de que no triunfe el SI en el referéndum en contra de la LUC.

El lunes pasado, en el programa Otra mañana de Radio Oriental, la candidata a la presidencia del Frente Amplio y exsenadora mujiquista Ivonne Passada se refirió al referéndum convocado por la izquierda vernácula para derogar 135 artículos de la LUC.

Passada aseguró que la campaña pro derogación está centrada en el "daño y en lo que perjudica en el futuro, si se mantienen estos 135 artículos". Según esta, "la vida dirá y se irá a manifestar en las distintas movilizaciones y acciones que se hagan en forma permanente. Yo creo que hay un ruido social y en la calle, en distintas manifestaciones que se realizan, (con las) que debemos de mantener un diálogo y un contacto en forma permanente. Porque las mismas, directa o indirectamente, aunque el gobierno no quiera reconocerlo, están siendo afectadas por los propios artículos que tiene hoy por hoy la LUC".

En ese sentido, la exsenadora aseguró que "si no se derogan los artículos de la LUC las movilizaciones van a crecer" y "las propuestas del Frente Amplio van a estar en la agenda diaria".

Lastimosamente, estas asqueantes insinuaciones no son nuevas. Como el lector recordará, incluso antes de que la coalición resultase elegida en las urnas, los principales voceros del Frente Amplio vaticinaban "enormes movilizaciones", "conflicto" y "mucha inestabilidad", como lo hizo en su día la propia Vicepresidente en ejercicio, Lucia Topolansky.

Estas actitudes desestabilizadoras, que se incrementaron con la llegada de la coalición al gobierno, fueron las que determinaron que desde el inicio de la pandemia aparecieran llamados a realizar saqueos. "¡Hay hambre, hay saqueo!" fue una de las tantas pintadas "anónimas" que denunciamos en su momento desde estas mismas páginas.

También, durante una emisión del programa militante La Letra Chica, que se transmitía por el canal municipal TV Ciudad, tuvimos que soportar que uno de sus columnistas vaticinara un posible "estallido social" en nuestro país, similar a los ocurridos recientemente en la región.

Ante una nueva muestra de irresponsabilidad por parte de algunos voceros de la oposición, más preocupados por recuperar el poder y sus privilegios particulares que por las consecuencias de su insensato accionar, el gobierno debe continuar por la senda del dialogo y no caer en la provocación. Triunfará la democracia.


Sanguinetti en la Academia Brasileña de Letras

El ex Presidente Dr. Julio María Sanguinetti acaba fue designado miembro correspondiente de la Academia Brasileira de Letras.

Esta prestigiosa institución, fundada en 1896 por Machado de Assis, tiene su sede en Río de Janeiro, en un histórico edificio donado por el gobierno francés, réplica del "Petit Trianon" de Versailles.

Se integra con 40 miembros y 20 "correspondientes", extranjeros, que solo se designan cuando queda vacante algún sillón por fallecimiento de un titular. Actualmente, entre ellos se encuentran el escritor Mario Vargas Llosa, los historiadores Leslie Bethel y Jean-Crhistoppe Ruin y el sociólogo Alain Touraine.


Historia y presente, memoria y mensaje

Con estas palabras, el ex Presidente Julio María Sanguinetti tituló su habitual columna en el diario El País. Compartimos sus reflexiones a continuación.

El martes pasado, Durazno celebró los 200 años de su fundación, el 12 de octubre de 1821, por el entonces Coronel Fructuoso Rivera. Todo el pueblo estuvo en la calle, con alegría, festejando y saludando al Presidente de la República, al Intendente Vidalín y a todos quienes tuvimos la suerte de acompañarles. Milagrosamente no se asomaron los antivacunas ni los protestadores gimnásticos de siempre. De modo que se disfrutó de un desfile de los tradicionales, en que los preescolares alternaron con los liceales y los militares con las organizaciones de la sociedad civil. Se observó con gratitud el empeño de padres y alumnos en las caracterizaciones de época, los trajes típicos y la evocación de nuestros valores. No faltaron a la cita ni Rodó ni Picasso.

Por cierto era 12 de octubre, un aniversario más del día en que Colón arribó a América y dio comienzo a la historia de nuestro continente, con su enorme choque de civilizaciones, matriz de una América anglosajona hacia el Norte y Latina hacia el Sur. En el centro de la plaza, desde siempre, incólume, una hermosa columna celebra el acontecimiento. Tampoco apareció ningún iracundo de los que hoy tiran monumentos y cortan cabezas de los descubridores, en operaciones de barbarie anti-histórica. Todo para festejar entonces.

También era la fecha de la gloriosa batalla de Sarandí, en que estuvieron todos nuestros caudillos, Lavalleja, Rivera, Flores, Oribe... Fue un 12 de octubre, pero de 1825, cuando ya habían pasado cuatro años de la fundación de Durazno, lo que motiva una reflexión histórica que nos gustaría compartir.

Como sabemos, en 1820, en la verdadera matanza que sufrió la fuerza artiguista de Andresito en Tacuarembó, nuestra revolución sucumbió. Artigas se alejó hacia el Paraguay, luego de enfrentarse infructuosamente con sus viejos asociados de las provincias. Solo quedaba en pie Rivera, para administrar la derrota. Lavalleja, Otorgués, Manuel Francisco Artigas, Bernabé Rivera y otros tantos estaban presos en Río de Janeiro, en la Isla das Cobras. Había que pactar con el vencedor portugués, como se lo reclamaba el Cabildo montevideano, conducido por Nicolás Herrera y el Padre Larrañaga. Así lo hizo el caudillo, en Tres Árboles, para "proteger a los paisanos en desgracia" y, como escribió a su amigo Julián de Gregorio Espinosa, "sacar partido de nuestra misma esclavitud para en tiempo oportuno darle al país su libertad que había perdido".

Con ese pacto, logra liberar a los presos de Río y sale a la campaña a "recoger los huérfanos de la patria y arrancarlos de la vida errante", como dice al juntar familias, a las que repartió chacras, para fundar el pueblo de San Pedro de Durazno. Al mismo tiempo, reagrupa su cuerpo de Dragones, con Juan Antonio Lavalleja de segundo jefe y su hermano Manuel como Capitán.

En una campaña despoblada, formar pueblos era reconstruir la nación en dispersión, los vínculos de confraternidad, el sentido de pertenencia puesto en duda luego de la aplastante derrota, afincar gente de trabajo y afirmar un territorio todavía en disputa. Al mismo tiempo, ofrecer la protección del caudillo que se había hecho responsable de la situación, luego del retiro de Artigas. Amparar a la gente, reconocerle tierra, y mantener una fuerza armada oriental. Esas fueron sus condiciones y con ellas cuatro años después, en Sarandí, todos juntos, enfrentaban a los lusitanos, convencían a Buenos Aires de que los orientales éramos capaces de defendernos y nuestra voluntad nacional no era solo sentimiento.

La clarividencia política de Rivera de quedarse y pactar lo demuestra objetivamente esa fundación duraznense. Allí estaban los paisanos y nuestras armas Ese será, como dice Padrón Favre, el "artiguismo posible", el que creó las condiciones para una República independiente. El artiguismo de Artigas no solo generó la conciencia nacional sino que la impregnó del republicanismo y el Estado de Derecho. Sin embargo, resultó políticamente inviable, porque no era posible una confederación sin una hegemonía de Buenos Aires, puerto y aduana en que confluían -como en un embudo- los grandes ríos Paraná y Uruguay, que dejan sin margen a las provincias.

Con la distancia de 200 años podemos advertir cómo Don Frutos, asociado a su "compadre" Juan Antonio, con el que tantas confluencias como separaciones vivieron, pudieron darnos esa independencia que en 1828, de muy mala gana, reconocieron el Imperio de Brasil y la Confederación Argentina. Habían sido 17 años de lucha, con España, con Buenos Aires, con Portugal, con Brasil. No hubo invento inglés sino un gigantesco esfuerzo y una conciencia clara definida en las Instrucciones del año 1813. Como decía Don Juan Pivel, en Rincón y Sarandí no había ningún inglés.

¿Es esto simple memoria? ¿No es, por el contrario, la esencia del proyecto nacional que cada día se reescribe? ¿No son las vivencias históricas que nos permiten entender mejor nuestros forcejeos con nuestros dos grandes vecinos, sus intereses y sus diferentes mentalidades? ¿No surge de allí que nuestra salida hacia el mar ha sido -y sigue siendo- condición de independencia tanto política como económica?

Nuestro andar diario, la información al instante en un mundo global, nos aleja de la mirada larga. Somos latinos. Agonistas. Vivimos el debate del día a día. No somos chinos que miden el tiempo en siglos y no en años. Pero estos años nuestros nos dicen que las cosas que damos por conquistadas no están allí por casualidad ni lo estarán para siempre sino estamos, cada día, atendiéndolas.

La historia es recuerdo. También mensaje.


Sanidad animal divino tesoro

Por Tomás Laguna

Las autoridades del MGAP finalmente han resuelto encarar la discusión y revisión de las campañas en materia de sanidad animal, iniciando una ronda de consultas con los productores a partir de la campaña en brucelosis, acaso la más controvertida de todas. Más allá del merecido reconocimiento de nuestro país a nivel de la OIE, lograr mantener estas credenciales obliga a la actualización y racionalidad en materia de las distintas campañas en sanidad animal.

Desde los desgraciados sucesos de la aftosa en el 2001, nuestro país supo posicionarse en un privilegiado lugar de respeto y consideración en el concierto mundial en materia de salud animal. Un tema estratégico que tiene muchas aristas. El más inmediato refiere a lograr el acceso con nuestros productos de exportación de origen animal en los mercados más exigentes, aun cuando las dificultades para lograr esos accesos son permanentes y abundan las trabas para-arancelarias encubriendo proteccionismos solapados. No menos importante es la relevancia que en un país de base ganadera tienen las zoonosis, esto es aquellas enfermedades que se trasmiten a los humanos. Razón superior si la hay a la hora de instrumentar las campañas sanitarias de aquellas enfermedades con estas características. Se podría agregar que una tercera razón refiere a las nuevas exigencias de los tiempos que corren en referencia al bienestar animal como exigencia para los rubros de producción animal.

Todos estos aspectos han sido considerados desde un principio al momento de instrumentar las políticas en materia de sanidad animal, de las pocas políticas de Estado que se mantuvieron más allá de los cambios en el gobierno de la República.

No obstante las consideraciones anteriores, luego de años de un denodado esfuerzo por mantener los status sanitarios de reconocimiento mundial alcanzados, las políticas en materia de sanidad animal vienen siendo cuestionadas desde la producción y por lo tanto parece oportuna su revisión, lo que merece algunas reflexiones.

Cuando se definen estrategias en la materia que nos ocupa se hace necesario antes que nada tener sólidos criterios técnicos de base científica, pero no es menos importante el sentido de oportunidad en cuanto a la relación costo beneficio de cada campaña. En esta ecuación es relevante el rol de los productores, su convencimiento en la racionalidad de las campañas y por cierto de las exigencias a las que son sometidos. Caso de las interdicciones de predios, la aplicación del rifle sanitario y otros mayores costos como lo son la obligatoriedad de los sangrados para detección de focos en un rodeo. Finalmente quien debe resolver cual es la mejor campaña debe ser el poder político desde la misma cúpula del MGAP tomando precisamente decisiones de carácter político, supeditando lo estrictamente técnico al criterio de la oportunidad y la mejor relación costo beneficio.

Desde unos años a esta parte se han venido complicando algunas campañas como el caso de la brucelosis y tuberculosis en bovinos. No por la ocurrencia de las enfermedades que se puede afirmar que están bajo control, sino por las crecientes complicaciones y sus consecuencias a nivel de la producción ganadera al aplicar procedimientos determinantes de importantes perjuicios para quien tiene la desgracia de sufrir un foco. En otras palabras, algunas decisiones a nivel de campaña sanitaria no reparan en el gigantesco perjuicio para el productor ganadero, empezando por la erosión genética en un rodeo afectado, siguiendo por los graves perjuicios económicos que provoca la interdicción de predios sumados a los costos sanitarios a los que se ve obligado el productor. Muchos aspectos de las campañas parecen amparase más en concepciones tecnócratas antes que el buen criterio de oportunidad. Así lo percibe hoy un productor.

Si bien hoy es brucelosis la enfermedad cuya campaña está en el foco de discusión, no le va en saga la tuberculosis en particular a nivel de tambos, pero el "menú" se completa con el siempre controvertido control de la garrapata, y más recientemente la posibilidad de erradicar la mosca de la bichera a través del control biológico en la reproducción del insecto. En todos los casos están de por medio los recursos para financiar las mismas. Las dos primeras enfermedades, brucelosis y tuberculosis, cuentan con el fondo de seguro para enfermedades prevalentes, instrumentado a través de la ley 19.300 y su decreto reglamentario (195/015), previsto para indemnizar productores obligados a la faena de animales positivos. En el caso de la garrapata la campaña depende de un fuerte compromiso desde la producción por un lado y del Estado en cuanto a los recursos y funcionarios dedicados a las tareas de inspección a nivel de campo. La erradicación de la bichera espera por una definición desde el Poder Ejecutivo respecto de cómo financiar la misma. En este tema y a esta altura se impone una decisión política más allá de las consideraciones de las gremiales ganaderas. Quien ocupa un cargo de gobierno lo hace para tomar decisiones no para consensuar con los administrados, más allá que las consultas previas son siempre necesarias.

Por estos días el Ministro Mattos, con el concurso de las nuevas autoridades del MGAP en Sanidad Animal, dio inicio a una ronda de consultas para redefinir aspectos sustantivos de la actual campaña contra Brucelosis. Para ello utiliza el ámbito público privado de la Comision Nacional Honoraria de Sanidad Animal (CONHASA) dónde concurren las gremiales rurales junto a las autoridades públicas en el tema. Seguramente y conociendo la personalidad del Ministro serán instancias definitorias y no como hasta el momento ámbitos discursivos para que todo siga igual.

Es de esperar que a renglón seguido ocurra lo propio con tuberculosis y garrapata, mientras en el ínterin se tomen las decisiones para que definitivamente se arranque con la campaña de erradicación de la mosca de la bichera.

Nuestro país tiene un preciado activo internacional en materia de sanidad animal el cual debe preservar con el mayor celo, no obstante resulta oportuna y necesaria la redefinición de las principales campañas sanitarias para beneficio de la producción ganadera y su inserción internacional como agro negocio de exportación.


La sorprendente amenaza de la exsenadora Ivonne Passada

Por Jorge Ciasullo

Los senadores electos se incorporarán a la Cámara debiendo hacer previamente la siguiente declaración: "¿Promete usted por su honor desempeñar debidamente el cargo de Senador y obrar en todo conforme a la Constitución de la República?" "Si, prometo". "¿Promete usted guardar secreto en todos los casos en que sea ordenado por la Cámara o por la Asamblea General?" "Si, prometo". (Reglamento del Senado-Capítulo III- Artículo 13).

En el gobierno del Dr. Tabaré Vázquez, la señora Ivonne Passada, al ser ratificado Eduardo Bonomi como ministro del Interior, asumió -en su reemplazo- como senadora. En consecuencia, va de suyo, realizó la promesa dispuesta en el Reglamento del Senado con la que iniciamos este comentario.

Pensamos que, cuando se asume tan honrosa distinción, lograda en razón del apoyo ciudadano para que los represente, esa persona tiene, incorporado en su espíritu, la indeclinable adhesión a los principios republicanos. Principios irrenunciables bajo cualquier circunstancia, como el "...obrar en todo, conforme a la Constitución de la República".

No es admisible siquiera imaginar que, si soy diputado o senador, soy demócrata, ahora finalizado mi mandato, soy todo lo contrario. Soy antidemocrático declarado, proponiendo que, bajo cualquier circunstancia que se convoque a la ciudadanía a expresarse sea referéndum o plebiscito o aún elecciones nacionales, si esa voluntad ciudadana mayoritaria no coincide con mis postulados, pues sencillamente debe desconocerse.

Queda en la triste historia parlamentaria de nuestro país, cuando, abusando de la mayoría parlamentaria el Frente Amplio (FA), desconoció -mediante una llamada "Ley Interpretativa" (2011)- un referéndum (1989) y un plebiscito (2009) que fueron favorables al mantenimiento de la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado (Ley 18.831 de 1986).

La señora Passada, actual candidata a presidir el FA, ha manifestado que si no se derogan los 135 artículos de la LUC sometidos a referéndum: "Las movilizaciones van a crecer..."; "las propuestas del FA van a estar en la agenda diaria..." "independientemente del resultado del referéndum las personas ya salen propiamente por su cuenta..."

Clarito, si el referéndum ratifica la LUC, no hay necesidad de convocatoria a salir a las calles, porque los ciudadanos saldrán a las calles inmediatamente a desconocer el resultado. Es decir, se arroga por sí y además adelantado, lo que hará la ciudadanía.

El voto, expresado en forma libre y secreta, es la principal herramienta de participación ciudadana en una sociedad democrática como la nuestra, el insinuar su desconocimiento por alguien con formación suficiente y actuación política destacada es, por lo menos, grave.

La Constitución establece distintos procedimientos de protección a los derechos de los ciudadanos: "La enumeración de derechos deberes y garantías hecha por la Constitución, no excluye los otros que son inherentes a la personalidad humana o se derivan de la forma republicana de gobierno" (Capítulo III, Artículo 72).

De la lectura del Artículo 72, surge en forma terminante el derecho de los ciudadanos, de expresarse libremente y obvio que dicha voluntad debe ser respetada en una forma republicana de gobierno.

Por lo expuesto, creemos que la señora Ivonne Passada debe rectificarse de sus desafortunados dichos. No hacerlo lleva a sembrar un manto de dudas sobre los sentimientos republicanos de quien los expresa y aún de quienes, integrantes del FA, guardan silencio ante los mismos.


Sentir la camiseta

Por Francisco Berchesi

Como tantas otras veces a lo largo de nuestra historia, hoy nuevamente hay dos modelos de país disputándose la escena.

Esto generado por una oposición totalmente dogmática, y un oficialismo republicano dedicado a las tareas de gobierno, obviando aquel chiquitaje tan mendigado y promovido por los primeros.

Las elecciones próximas son en 2024 y no en marzo del 2022, cuando tenga lugar el referéndum contra los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración. Eso quiere imponer el Frente Amplio y sus extensiones, el PIT-CNT, FENAPES, SUPRA, SMU, etc.

Pero, ¿qué es lo que está en juego?

135 artículos que simbolizan mucho más que eso.

Es la continuidad y el sustento a un Gobierno de Coalición que siente la camiseta, o volver atrás en el tiempo, y vivir con la (antítesis de) seguridad del Ministro Bonomi, la Vicepresidencia a término de Sendic, la presidencia de ANTEL de nuestra última Aristócrata, Carolina Cosse; los negociados particulares con Venezuela, el olvido y tergiversación de nuestras fechas patrias, nuestros símbolos e identidad; el irrespeto fomentado hacia las fuerzas armadas y la policía misma. En buen francés: derogar los 135 artículos es la vuelta a la desprolijidad frenteamplista.

Es volver a decidir lo que ya decidió el pueblo, como acostumbra a hacer el Frente Amplio.

¿Se imaginan haber transitado esta pandemia con Daniel Martínez y Graciela Villar? De las pocas veces que me permito un ejercicio contrafactual de la historia, que por suerte es tal.

Se nos pueden reprochar muchas cosas, por suerte. En estos gobiernos no se publica la información personal de quien se opone.

Pero ante cada suceso se ha actuado con responsabilidad por el bien superior. Desde cuando llegó la pandemia mundial y acá se estaban regalando insumos, hasta cuando renunciaron Ministros y se ha tenido que investigar. Es un gobierno conformado por cinco partidos políticos que siente la camiseta. La celeste, la de todos los uruguayos.


Tiembla Maduro

La extradición desde Cabo Verde a EEUU del empresario colombo-venezolano Alex Saab, que ya ha comparecido ante el juez del Tribunal del Distrito Sur del Estado de Florida, en EEUU, ha sido un golpe durísimo para el régimen de Maduro. Pero la situación puede empeorar porque España se apresta a extraditar, también a EEUU, a el ex general Armando "El Pollo" Carvajal Barrios, ex director de inteligencia y contrainteligencia de la dictadura venezolana.

El juez John J. O'Sullivan le notificó a Saab ocho acusaciones por el presunto lavado de cientos de millones de dólares provenientes de negocios corruptos del gobierno venezolano. EEUU ha acusado a Saab de ser un testaferro del mismísimo Nicolás Maduro.

Tan duro ha sido el golpe recibido por el régimen venezolano que éste se retiró de la mesa de diálogo con la oposición que se estaba desarrollando en México. Como forma de protegerlo, el régimen, además de nombrarlo Ministro Plenipotenciario, lo había integrado a la mesa de diálogo como parte de la delegación del gobierno.

Otra reacción del régimen madurista fue la de terminar con el arresto domiciliario de seis ex funcionarios de Citgo (la empresa de refinerías de PDVSA en EEUU) -cinco de los cuales cuentan con ciudadanía estadounidense-, los que fueron trasladados a la cárcel del temible Sebin, el Helicoide.

En la próxima comparecencia ante el juez O'Sullivan, Saab deberá trasmitir si está dispuesto a declararse culpable y colaborar con la Justicia a efectos de negociar una reducción de la pena o si, por el contrario, se declara inocente y está dispuesto a enfrentar el juicio.

"El Pollo" Carvajal, por su parte, ya había "cantado" ante la Justicia española. En testimonio ante el juez Manuel García-Castellón de la Audiencia Nacional española, el ex general había manifestado: "Mientras fui director de Inteligencia y Contrainteligencia Militar de Venezuela, recibí una gran cantidad de reportes señalando que este financiamiento internacional estaba ocurriendo. Ejemplos concretos, son: Néstor Kirchner en Argentina, Evo Morales en Bolivia, Lula Da Silva en Brasil, Fernando Lugo en Paraguay, Ollanta Humala en Perú, Zelaya en Honduras, Gustavo Petro en Colombia, Movimiento Cinco Estrellas en Italia y Podemos en España".

Como se advierte, los juicios a estos antiguos allegados al chavismo o se colaboración con la Justicia de EEUU pueden desatar un proceso de consecuencias descomunales para la dictadura venezolana.


Votar "bien" y votar "mal"

El voto útil presupone sociedades bien constituidas y convencidas de que la democracia, con sus riesgos y peligros, es la mejor de todas las asociaciones posibles, de la que resultarán el progreso y la justicia, asegura el escritor Mario Vargas Llosa en su habitual columna en El País de Madrid. La compartimos a continuación con nuestros lectores.

Los votos se inventaron en las elecciones libres, para defender la democracia; los dictadores no necesitan elecciones, ya que las fabrican a su gusto. De una declaración sobre el "bien" votar, un comentarista de la televisión dedujo que yo me refería a la elección que perdí en 1990: los que votaron "bien" votaron por mí, y los que no, "mal". No había pensado en ello, pero, por esa y otras críticas -muchas, en verdad-, deduje que me había equivocado. Tenía que explicarlo mejor, no para evitar las críticas sino para darles fundamento, si lo tenían.

La cosa me parece más bien simple: votar "bien" es votar por la democracia; votar "mal" es votar contra ella. ¿Siempre resulta tan claro y evidente? No, por supuesto. A veces, saberlo no es fácil al principio; sólo con el paso del tiempo resulta claro si se vota bien o mal. Por ejemplo, los ingleses -un pueblo que rara vez se equivoca en este asunto- ahora van descubriendo que votar a favor del Brexit, en contra de la Unión Europea, fue un error y que la democracia más antigua del mundo acaso pagará caro por ello. Yo pensaba, cuando lo dije, sobre todo en el caso de Venezuela. Todavía estaba vivo el comandante Chávez. Yo iba con frecuencia a Caracas, donde tenía muchos amigos. Me quedé asombrado de que hubiera tantos -entre ellos, varios empresarios- que, entusiasmados, se preparaban a votar por él. Este los sobornaba con sus promesas de no tocar nada del sistema imperante en el país y más bien mejorar las relaciones del Estado con los empresarios. Estos parecían creerle. "Había mucha corrupción con Carlos Andrés Pérez", les oí decir. "Pero con el comandante Chávez habrá 10 veces más corrupción, la prensa estará censurada y nadie podrá decirlo. Además, sólo habrá elecciones amañadas". "Ya se verá". Y se vio, pues fue esta la última vez que los venezolanos tuvieron elecciones libres.

Votar "mal" es cerrar las puertas a la democracia, como se ha hecho en el Perú en las últimas elecciones, si es que, en verdad, estas fueron limpias, lo que muchos ponemos en duda. Entre tanto, el dólar sube y la gente que puede sacar sus ahorros o inversiones y se los lleva al extranjero; las arcas fiscales se ven cada día más huérfanas de recursos. Tal vez no se llegue a lo que el Partido Perú Libre quisiera (que presentó a Castillo como candidato a la Presidencia, pues su líder, Vladimir Cerrón, estaba condenado por el Poder Judicial por razones de robo al Estado), que el Perú forme parte del grupo que reúne a Venezuela, Cuba y Nicaragua, pero, en todo caso, la situación del país es crítica y podría ocurrir un golpe de Estado en el que la dictadura militar se quedaría en el poder 10 o 20 años, como ha ocurrido otras veces. ¿No es eso votar "mal", contra la libertad y el progreso? ¿No hubiera sido mejor que los alemanes no se entregaran en cuerpo y alma a Hitler, ganando las elecciones en 1932, con los millones de muertos de la II Guerra Mundial que derivó del convencimiento que tenía el líder nazi de derrotar a la URSS, dominar Europa y firmar un tratado de paz con Inglaterra? Los italianos que lo hacían por Mussolini, y los españoles por Franco en España, ¿votaban "bien"?

El resultado de unas elecciones puede ser trágico para un país si los ciudadanos que votan no prevén las consecuencias que podría tener el resultado electoral. Esto no descalifica las elecciones ni el voto popular, que suelen ser, sobre todo en los países occidentales, responsables y democráticos, pero no lo es en el mundo subdesarrollado donde cada día vemos casos como el de Nicaragua, donde el comandante Ortega y su esposa Rosario Murillo meten en la cárcel a todos los candidatos que podrían hacer sombra a sus intenciones reeleccionistas. ¿Qué valor se puede prestar a semejantes elecciones donde la victoria de los actuales gobernantes está garantizada de antemano y con porcentajes precisos?

En Cuba, en China, en la URSS y en los antiguos países satélites se celebraban elecciones puntuales, en las que nadie creía, pues sólo servían a los gobernantes para enterarse secretamente del estado de cosas en el propio país. Las elecciones tienen sentido sólo en las democracias, mientras el largo abanico de los partidos de centro y de derecha -que van desde los socialistas hasta los conservadores, pasando por los demócratas cristianos y los verdes- expresan sus cercanías y sus diferencias, para establecer alianzas más o menos sólidas que les permiten formar un gobierno. Esas elecciones son útiles, por supuesto, y nadie querría suprimirlas. ¿Pero las elecciones en países donde acaba de ocurrir un golpe de Estado, como ahora en Guinea, donde la arrolladora mayoría que está detrás de los golpistas se apresura a celebrarlo manifestándole su adhesión, tienen un sentido democrático? Tengo dudas al respecto y me parece, luego de lo sucedido en el Perú en las últimas elecciones, que habría que tomar semejante entusiasmo con aprensión. Se me alegará que las Naciones Unidas, OEA y sus organismos representativos están obligados a vigilar el desarrollo de aquellas elecciones antes de legitimarlas. Creo que lo ocurrido en el Perú y en otros países de América Latina arroja demasiadas dudas sobre la validez de aquellas misiones de vigilancia electoral, que, a menudo, sólo sirven para echar una capa de supuesta validez a unas elecciones de naturaleza sospechosa.

Nada de esto significa que las elecciones sean inútiles. Aquí sí tiene sentido hablar de votar "bien" o "mal", me parece: no tiene que ver con los candidatos sino con los votantes; porque son estos últimos los que legitiman unas elecciones o las convierten en un circo, si votan, como hacían los votantes del PRI en México por cerca de 80 años, en una farsa que servía a los gobernantes beneficiados con los resultados electorales para acceder al poder y aprovecharse de él.

La única manera de asumir una responsabilidad electoral digna de ese nombre es creando una sociedad democrática. La solución parece cosa de locos y acaso lo sea. ¿Cómo puede haber una sociedad democrática si las elecciones no son verdaderamente representativas y no nos dicen nada sobre la seriedad y conciencia de los votantes?

El voto útil presupone sociedades bien constituidas y convencidas de que la democracia, con sus riesgos y peligros, es la mejor de todas las asociaciones posibles, de la que resultarán el progreso y la justicia para la inmensa mayoría de la población. Y ni siquiera el voto en estas circunstancias es siempre válido y legítimo. En otras sociedades, donde esta opción no está decidida, o lo está sólo a medias, el voto puede ser extremadamente precario, una manera de poner en cuestión e incluso atentar contra las bases de la sociedad, a la que se pretende cambiar radicalmente de sistema. Esto es lo que suele ocurrir cuando se vota "mal", para destruir las bases democráticas sobre las que se sostiene una misma sociedad, trastornándola y subvirtiéndola, a fin de que cambie o se modifique esencialmente. Votar "mal" o votar "bien" no es casual; es una manera de decidir si se ha optado por una forma de sociedad -la democrática- o no está claro o, más bien, como ocurre todavía en América Latina o en África, ya no en el Asia, por ejemplo, donde todavía todo parecía en veremos hasta hace poco tiempo. El voto bienintencionado o malintencionado no es anterior a la elección; es, más bien, una confirmación de los pasos previos a la asunción de la validez segura o escasa de la razón electoral. Los países que no están convencidos de la razón de ser "democrática" de su sociedad suelen votar "mal". Sólo los que están convencidos y a favor de la democracia votan "bien". Pero no en todos los casos y siempre quedarán flotando dudas al respecto. Que sólo se resolverán cuando sea demasiado tarde y ya no haya nada que hacer.


Javier Milei y Avanza Libertad

El candidato de Avanza Libertad no solo obtuvo un número impensado de votos en las PASO, también se volvió mediático gracias a su histrionismo y sus inspiraciones de derecha, a veces extremas, asegura el politólogo argentino Darío Roldán en una interesante nota para Clarín que compartimos aquí.

Candidato a convertirse en diputado nacional en las elecciones de noviembre, Javier Milei es una de las novedades que aportaron las PASO. Si el resultado se repite (13,6%), la lista de Avanza Libertad obtendrá dos bancas. Outsider de la política, Milei no proviene ni del mundo del espectáculo ni del deporte. Se trata de un economista que inventó un nuevo personaje, a la vez en la política y en los medios. Su trayectoria no refleja una larga militancia política, como Roberto Lavagna o Ricardo López Murphy; no proviene solo de la vida académica, como Axel Kiciloff; no hizo el "salto" del periodismo especializado a la política, como Martín Tetaz; ni se destacó como un especialista o tecnócrata que ofrece sus conocimientos, como Martín Redrado.

La novedad del personaje no se agota en su procedencia. Su histrionismo le ha conferido un lugar privilegiado en los medios. Se trata de un polemista que argumenta con tono moderado y profesoral, pero que puede pasar sin solución de continuidad a descalificar a sus interlocutores, al insulto soez. Los eslóganes y la frenética verborragia con la que los enuncia lo convierten en el centro del debate, aparentando poseer un conocimiento indudable y, obviamente, abusando de la ignorancia de sus eventuales interlocutores. Atildado, de traje oscuro, camisa celeste y corbata al tono como casi un profesor universitario en televisión, su aspecto se transforma en sus actos públicos: allí se lo ve vestido de negro y con una campera larga de cuero negro con oscuras reminiscencias.

Pero Milei no se agota, tampoco, en el "personaje". Los principales partidos han recorrido un ondulante trayecto: algunos, han transitado distintas ideologías sin sentir ninguna incomodidad, otros han resurgido como huérfanos de la política para rehacerse en una alianza, otros han reivindicado la gestión como casi la única forma de pensar la política. Frente a ese panorama, que un candidato se defina, brutal y provocadoramente, por convicciones ideológicas constituye un gesto inédito. Desde sus primeras apariciones televisivas y hasta el acto de cierre de su campaña, Milei se definió como un "liberal": "ser liberal, repitió hasta el cansancio, es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo". Esta afirmación se complementa con otra: frente a interlocutores anonadados, Milei duplica la apuesta provocando estupor e incomprensión: reivindica ser anarco-capitalista en términos filosóficos, pero que, en términos prácticos y en el mundo real, se presenta como minarquista. Con esta distinción entre la filosofía y el mundo concreto, Milei se inscribe en una línea del liberalismo cuyo argumento consiste en la utopía de pensar una sociedad, desembarazada de la existencia del Estado.

Se trata de una tradición que hunde sus raíces en la filosofía política de John Locke (1632-1704) pero que, a diferencia del filósofo inglés, sostiene que el mundo de la "economía" -en el que la vida social y la propiedad privada pueden existir sin el consentimiento de los otros- puede prescindir de cualquier forma de la "política", de cualquier autoridad social. Si bien Locke había sostenido que la sociedad no podría prescindir de la institución política debido a que era incapaz de resolver la vacuidad jurídica del mundo de la economía, el empeño de que la sociedad civil podría auto-regularse creó una representación de la sociedad que opuso el "mercado" (la autorregulación de la sociedad) al "contrato" (el regulador del funcionamiento social). El esfuerzo de pensar una sociedad autoregulada a través del mercado persiste. Varios filósofos y economistas como Friedman, Hayek, Nozick, Rothbard, y más allá de sus diferencias, han contribuido a crear un corpus que atestigua estos intentos.

La tensión entre anarco-capitalismo y minarquismo a la que alude Milei remite a una discusión general acerca de comprender el liberalismo. Algunas de sus consignas se inspiran en este empeño y en esta dificultad "teórica". En su caso, la concepción del Estado mínimo solo debería incluir la justicia y la seguridad. Sus encendidas diatribas contra la "casta política" no solo se explican por la "corrupción" que encuentra en ella; remiten a una crítica a la expansión de distintas funciones estatales que, a su juicio, son parte el fruto inevitable del triunfo del "keynesianismo", la gran bête noire de Milei. Del mismo modo, el rechazo por la política fiscal e impositiva navegan ambiguamente entre sus posiciones teóricas y prácticas.

Ahora bien, esta reivindicación liberal, basada en la noción de libertad individual, como criterio para pensar el mundo social, difiere con otras posiciones y con la composición de su lista de candidatos. Milei ha declarado ser partidario de "la vida" en el debate acerca del aborto; también ha señalado su entusiasmo por algunos líderes políticos como Trump, sin que su política proteccionista constituyera un obstáculo para su admiración; ha reivindicado un vínculo con uno de los hijos de Bolsonaro, sin que la política iliberal del presidente brasileño lo condujera a hacer la crítica a algunos de los principios evocados por su colega; finalmente, junto con algunos otros políticos argentinos, Milei adhirió a la Carta de Madrid, una iniciativa en la que participó Vox, el partido de la derecha "dura" española.

Conviene detenerse en estas "inconsistencias". La superación de esas incongruencias corresponde al candidato. Pero es posible que allí pueda observarse otro fenómeno. La historia pública de Milei comienza cuando inició su participación en los medios de comunicación, empeñado en participar en la batalla cultural. Allí cumplió un relevante papel dando a posiciones que no habían producido muchas adhesiones un nuevo lugar: su presentación como liberal es un ejemplo. Muchas de sus nuevas posiciones quizás reflejen la decisión de pasar de la batalla cultural a la política y de encontrar un espacio que lo inscribiera en sintonía con posiciones que no necesariamente coincidieran entre sí pero que le permitieran expandirse. En ese tránsito entre posiciones no puede soslayarse otra incógnita, que remite a la base social de este intento. Como ha observado Andrés Malamud, el voto a Milei ha concitado el "hartazgo de los incluidos"; no obstante, algunos de los resultados obtenidos en Villa Lugano o Mataderos muestran un apoyo diferente.

¿Se construye con estos elementos un nuevo partido de derecha? Milei está erigiendo un nuevo partido en condiciones de expandirse, aprovechando las alternativas que le ofrecerían eventuales alianzas políticas. Las oscilaciones evidentes entre algunos de los más encumbrados dirigentes de su más evidente competidor en esta tarea así parecen revelarlo. La situación recuerda algo del vínculo que algunos herederos del gaullismo mantuvieron con el Frente Nacional. La analogía no puede ir muy lejos. Cambiemos no es el gaullismo y sería un error confundir a Avanza Libertad con el Frente Nacional. Las próximas elecciones ofrecerán solo una primera respuesta a un fenómeno inédito y permitirán observar un poco mejor hasta qué punto está cambiando el sistema de partidos en la Argentina.


Exilio por libertad: el "modus operandi" para acallar a la disidencia artística de Cuba

Hamlet Lavastida y Tania Bruguera, dos de las caras más visibles de la oposición a Díaz-Canel, han negociado su libertad a cambio de salir del país. Centenares de presos siguen en las cárceles a la espera de juicio tras las protestas del 11 de julio. Compartimos una completa crónica al respecto publicada por El País de Madrid.

El artista cubano Hamlet Lavastida pasó 89 días en una prisión de La Habana acusado, sin juicio ni pruebas, de incitación a delinquir. Tras semanas de tortura y después de haberse convertido en un símbolo internacional de la oposición al régimen cubano le ofrecieron a él y a la escritora Katherine Bisquet, su pareja, una solución al encierro: si aceptaban salir del país, la puerta de la cárcel se abriría. Y aquí no ha pasado nada. Una propuesta similar llegó varias veces a la casa de la también artista Tania Bruguera, en arresto domiciliario, con los mismos cargos. Otra parecida le hicieron a Carolina Barrero. La lista de artistas a los que el Gobierno de Díaz-Canel propone la libertad a cambio del exilio es larga en lo que parece un modus operandi para tratar de silenciar a la disidencia, con especial foco en los artistas. La Seguridad del Estado los persigue con mayor intensidad desde inicios de año cuando este colectivo se convirtió en la cara visible de una oposición que salió a las calles en las históricas protestas contra el Gobierno el pasado 11 julio.

Lavastida y Bisquet aceptaron la propuesta y el pasado septiembre salieron del país. Ahora residen en Varsovia. "Mi salida era la moneda de cambio para su liberación", escribió Bisquet en sus redes sociales. "A esa misma presión e intentos de chantaje estuvieron sometidas varias personas allegadas a Hamlet, tanto familiares como amigos". Al poco tiempo, ya en Europa, el artista confirmó esta versión en una entrevista para el medio cubano independiente El Estornudo. "No solo presionaron a Katherine, a Carolina Barrero también: que yo pudiera hablar con cualquier persona, y convencerlos de eso", relató Lavastida.

Una vez aceptaron salir del país, el régimen les extendió una alfombra roja para que realizaran los trámites con las instituciones pertinentes. Conseguida la visa, "te señalan el camino del exilio", explicó Lavastida en El Estornudo. "Cinco carros te llevan a ti y a tu pareja al aeropuerto, con una moto atrás, y más de 20 oficiales; cuando tú no entras al aeropuerto por la puerta normal, sino por atrás, por donde entran los presidentes y los ministros. Tus maletas pesan el cuádruple de lo permitido, y ellos te las dejan pasar". Además, le permitieron salir con varias de sus obras, las mismas en las que aparecía su crítica a Fidel Castro y que antes le habían vetado. "De eso se trata, te sientes como VIP", reflexionó el autor.

En una situación parecida se encontró la artista Tania Bruguera, una de las voces más críticas en la última década entre los artistas cubanos y quien también decidió salir del país recientemente después de pasar casi nueve meses en prisión domiciliaria (tiempo en el que el Gobierno le cortaba su conexión a internet para mantenerla incomunicada). A finales de agosto salió de la isla y ahora trabaja en Harvard, Massachusetts, una oferta laboral que había recibido meses antes, aunque dudó en aceptar cuando el régimen comenzó a tratar de convencerla para que saliera de la isla.

"El Gobierno de Cuba, a través de agentes de la Seguridad del Estado, me hablaron cuatro veces de que me fuera o me decían que iba a perder mi carrera", cuenta Bruguera a El PAÍS. "La última vez me dijeron: ‘Si es por problemas de dinero, no te preocupes, te facilitamos todo", recuerda. Las mismas ventajas que le ofrecieron a Lavastida y Bisquet. Pero ella se negaba a concederles esa salida tan fácilmente. "Cada vez que me lo decían les contestaba que no estaba interesada en salir, incluso suspendí varias exposiciones fuera del país", añade.

La historiadora del arte Carolina Barrero, en arresto domiciliario desde inicios de junio (es la segunda ocasión que está en esta circunstancia, en total suma más de 100 días), es víctima del que se ha establecido como patrón de hostigamiento del Estado. Está acusada de instigación a delinquir pero nunca ha recibido un documento oficial con el cargo. Debajo de su casa, cuenta por una llamada de WhatsApp a un número que no es el suyo, hay un equipo de miembros de la policía y de la Seguridad del Estado apostado día y noche. No puede salir de casa. Le tienen que llevar la comida. Solo, con permiso, va a la tienda de la esquina a comprar agua y cigarrillos y siempre con el acompañamiento de un agente. Es en estos cortos paseos en los que le sugieren que se vaya. Como Bruguera, se niega. "En una ocasión me dieron 10 días para salir de la isla", recuerda sin perder la fortaleza en la voz. Para persuadirla ha recibido hasta la visita de la madre de un amigo: "Me dijo que era lo mejor para mí, me habló como una madre". Otra forma de chantaje emocional.

Barrero ha tenido que cambiar en tres ocasiones de línea de teléfono. Se ha mudado a casa de su padre porque la mujer que le alquilaba su casa "estaba cansada de la presencia militar". Pasa los días leyendo, "en una cosa y la otra, siempre ocupada", dice en referencia a su trabajo como activista porque no tiene un trabajo formal que le genere ingresos. Vive de los ahorros que reunió en España, donde pasó ocho años antes de volver a Cuba en noviembre de 2020 cuando se involucró en el Movimiento San Isidro. Y en este punto de la charla recuerda que es ciudadana española y no ha recibido ningún tipo de asistencia por parte de la embajada.

En el caso de Bruguera, consciente de la reacción internacional que provocaba su detención y la de otros artistas, intentó negociar: le escribió una lista a los agentes del Estado con los nombres de 70 detenidos arbitrariamente, como Lavastida o el artista Luis Manuel Otero Alcántara, además de otras personas menos conocidas que también fueron apresadas el 11 de julio. El Gobierno accedió a liberar a Lavastida y a algunos más de esa lista, y retiró los cargos en la Fiscalía contra Bruguera para que se fuera. Una muestra más de que, en vez de ser un proceso judicial con garantías, el Gobierno usa las acusaciones como instigación a delinquir o atentar contra la Seguridad del Estado (las dos que pesaban contra Bruguera) de manera arbitraria y como forma de presión. "Normalmente este tipo de negociaciones son entre estados. Creo que es la primera vez que la sociedad civil ha podido sacar a algunos presos de esta manera", dice Bruguera desde Estados Unidos.

Abraham Jiménez, periodista independiente en Cuba, explica que las ofertas de salir del país para Lavastida o Bruguera son similares a las de la denominada primavera negra. En 2003, el gobierno de Fidel Castro detuvo a 75 activistas cubanos, los encarceló con cargos absurdos, pero en 2010 accedió, después de negociar con la Iglesia Católica y la embajada española, a que varios de ellos fueran liberados si se iban a España. En los ochenta, recuerda Castillo, sucedió algo similar tras la caída del Muro de Berlín y del campo socialista. "Cuando la olla está en ebullición, el Gobierno suelta un poco de presión y les pide que se vayan", resume Jiménez.

No les han vetado la entrada en su país, pero tampoco la tienen garantizada. "A Hamlet no le dijeron que estuviera desterrado, pero uno de los agentes de la Seguridad le advirtió de que si sigue con su activa vida política [en referencia a su trabajo artístico crítico con la Revolución] le estaría esperando personalmente en el aeropuerto para devolverle a Villa Marista [la prisión en la que estuvo encerrado]. Nunca sabes si estás vetado hasta que llegas al aeropuerto", explica Marco A. Castillo, artista cubano residente en México que lideró las protestas en la pasada edición de ARCO por la liberación de Lavastida. "La isla no es propiedad del Régimen, salir de Cuba no significa irse al exilio o solo volver en vacaciones", acompaña Barrero.

La Bienal de arte de La Habana

"Vamos a boicotear la bienal mientras no liberen a todos los presos del 11 de julio", dice Bruguera. Junto a un grupo de artistas promueven un boicot a uno de los eventos culturales más longevos e importantes del país que se llevará a cabo a finales de noviembre, y a la que normalmente van curadores, artistas o comerciantes de todo el mundo. "No me meto con los artistas cubanos, que actuarán como su conciencia les dicte, pero le pedimos a los extranjeros que no participen porque sería legitimar una dictadura que está metiendo presa a tanta gente", dice Bruguera. "Todos hemos empezado en esa bienal", acompaña Castillo, "no tenemos nada en contra, es una gran oportunidad para los artistas cubanos, pero necesitamos hacer este llamado de atención".

La ONG cubana Cubalex intenta construir un registro con el historial jurídico de 1.116 personas detenidas durante las protestas de julio, de los cuales 561 siguen encarcelados de acuerdo a la información que han podido recolectar. "El Estado no da información ni a los familiares de los detenidos", dice a El PAÍS Laritza Diversent, una de las activistas que intenta seguir la pista de los detenidos.

La campaña por liberarlos a todos ya ha comenzado en las redes. Los artistas comparten imágenes de su cara con el lema No a la Bienal, el propio Lavastida ha participado desde Varsovia. La exigencia es que liberen a las cientos de personas detenidas, todos esos sin nombre, y sin cargos. De lo contrario, no se levantará el boicot. Queda un poco más de un mes para saber si esta iniciativa es una carta potente que los artistas tienen en mano para negociar con el Gobierno cubano, o si este último ya se cansó de soltar presión de la olla.


Ya ocurrió la primera gran marcha contra Bukele. ¿Y ahora qué?

Dos años, tres meses y 15 días disfrutó el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, sin que las calles del país acogieran una manifestación en su contra digna de ser adjetivada como masiva, asegura el periodista salvadoreño Roberto Valencia en una interesante nota para el The Washington Post que compartimos a continuación.

Había habido protestas, por supuesto, pero la primera marcha cuya afluencia se midió inequívocamente en miles -y no en docenas o cientos- ocurrió el 15 de septiembre. Quizá algo esté comenzando a cambiar.

Autoproclamado como el "dictador más cool del mundo mundial" en su cuenta de Twitter, Bukele aún goza del respaldo mayoritario entre sus gobernados, a niveles casi surrealistas. A inicios de septiembre se publicó la más reciente encuesta de La Prensa Gráfica, un diario crítico con el gobierno, que reveló que 85% de los salvadoreños aprueban la gestión presidencial, en sintonía con su triunfo arrollador del 28 de febrero en las urnas.

Una parte de la comunidad internacional se arranca los cabellos con cada desvarío autoritario del presidente histriónico (militarización de la Asamblea, remoción del fiscal general y de la Sala de lo Constitucional, jubilación forzosa de cientos de jueces...), pero lo cierto es que ninguno de esos episodios ha pasado factura a su popularidad. Tampoco la pandemia ni la crisis económica generada por esta.

La relevancia de lo ocurrido el 15 de septiembre no está en lo numérico (unas 8,000 personas en un país de 6.3 millones de habitantes), sino en la heterogeneidad. Aquel día marcharon veteranos de guerra, feministas, jueces, sindicalistas, religiosas, antiabortistas, militantes de los partidos que el bukelismo redujo a la intrascendencia y, sobre todo, ciudadanos que motu proprio quisieron explicitar su hartazgo.

"Es imposible meter a todas esas personas en una sola categoría", me dijo en entrevista Marcela Galeas, una abogada penalista de 34 años, sin pasado partidario, que está emergiendo como una de las voces más activas y mesuradas contra Bukele. "La marcha fue una expresión de disconformidad con distintas políticas del gobierno", agregó.

El relativo éxito de la convocatoria se cultivó en Twitter, sobre todo en los Spaces (espacios de discusión en audio) que proliferaron en los días y semanas previas. Marcela Galeas organizó varios de los más multitudinarios, con hasta 2,000 participantes simultáneamente. Tiene su punto de ironía que los opositores estén comenzando a organizarse en Twitter, la red social predilecta de Bukele, su más sonoro altoparlante.

Si bien minoritaria, la oposición ha sabido dar un primer susto al oficialismo, pero ¿y ahora qué? Habrá más manifestaciones -se está organizando otra para el 17 de octubre, bajo el hashtag #El17Marchamos-, más activismo y más denuncia, me respondió Marcela Galeas. Lo de construir un liderazgo político que permita hacer frente a Bukele es harina de otro costal.

La gente en El Salvador será convocada a las urnas en los primeros meses de 2024 para elegir al presidente, a los diputados y a los alcaldes. Dos años pueden ser una eternidad, pero no en política, sobre todo si se pretende competir de tú a tú con el bukelismo, que a su refinada maquinaria propagandística que le permitió triunfar en 2019 y 2021 ha sumado el control absoluto del aparato estatal.

Más allá de generalidades como que el candidato presidencial opositor debería ser de consenso, de preferencia una mujer, y sin pasado partidario, Marcela Galeas no me respondió mayor cosa sobre quién o quiénes harán frente al bukelismo en las urnas. Además, presumiblemente irán contra el propio Nayib Bukele, después de que una reciente resolución judicial de la nueva Sala de lo Constitucional -sumisa al oficialismo desde el 1 de mayo- diera luz verde a la reelección presidencial, algo prohibido en la Constitución.

Hoy, a poco más de dos años de que El Salvador se sumerja de nuevo en una campaña electoral, la oposición continúa huérfana de liderazgos que -siquiera en un plano teórico- puedan convertirse en una alternativa real.

"Yo no creo en la renovación de estos dos partidos; no han dado pasos que te hagan pensar lo contrario y vienen de perder todas las elecciones", respondió Marcela Galeas cuando le pregunté qué papel deberían desempeñar ARENA (Alianza Republicana Nacionalista) y el FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional), los dos pilares del sistema partidario que (mal)gobernó el país desde la guerra civil y que el bukelismo dinamitó.

Ante este escenario, hay cuatro cosas claras: la primera, que Bukele es un líder autoritario que tiene serios problemas con el Estado de derecho, y que su proyecto político -sea cual sea- no se circunscribe al quinquenio para el que los salvadoreños lo eligieron en 2019.

La segunda, que el rechazo visceral a los partidos ARENA y el FMLN sigue siendo un elemento de cohesión entre los simpatizantes de Bukele. Cualquier propuesta desde la oposición que huela a esos partidos, siquiera de forma tangencial, podrá ser fácilmente bombardeada por la bien aceitada maquinaria propagandística oficial.

La tercera, que movilizar a los disconformes con la gestión presidencial -como ocurrió el 15 de septiembre- está bien para cohesionar y entusiasmar a los ya convencidos a la causa, pero que sigue habiendo una sólida mayoría convencida de que Bukele es un buen presidente. Hay cientos de miles que agradecen, por ejemplo, que el gobierno repartiera paquetes alimenticios en los meses más duros de la crisis sanitaria, que agradecen los macarrones y el atún con los que un sector de la oposición trata de ridiculizar a los entusiastas del bukelismo.

Y cuarta: en cuanto a apoyo electoral, la base social de Bukele está en las comunidades, colonias y cantones de extracción más humilde, donde los Spaces de Twitter son una excentricidad.

Entonces, tras la marcha del 15 de septiembre, Bukele sigue teniendo el sartén por el mango, y algo realmente insospechado tendría que suceder en El Salvador para que el 2 de junio de 2024 la presidencia de El Salvador no la siga ejerciendo el propio Bukele o algún delfín bien domesticado.


Hacia un batllismo del siglo XXI

Por Daniel Abelenda Bonnet

"Por nosotros, por nuestros hijos, y los hijos de nuestros adversarios." J. B. y O.

El 20 de octubre de 1929, fallecía en Montevideo, Don José Batlle y Ordóñez, sin duda el estadista más importante del XX, al punto que su filosofía y sus ideas, se han convertido en sinónimos del ser uruguayo: libertad, republicanismo, democracia participativa y justicia social.

Tal vez la mejor definición de su gran estatura política, la diera el historiador norteamericano Milton Wagner, quien afirma en uno de sus ya clásicos libros dedicados al período de las dos presidencias de Batlle y Ordóñez (1903-07 y 1911-15) que fue "el creador de su tiempo."

¿De cuántos presidentes o políticos se podría afirmar algo similar?

El enorme impacto transformador del batllismo, se basó en la naturaleza de sus ideas políticas y la convicción con que Don Pepe supo defenderlas, ya desde antes de su primera presidencia.

En efecto, el 16 de junio de1886, el joven revolucionario del Quebracho, cambia la espada por la pluma, y funda el diario El Día, cuyas editoriales escribirá de puño y letra (o editará, si se trataba de alguno de sus colaboradores) ininterrumpidamente, durante más de cuatro décadas.

Resulta conmovedor, el relato de su amigo y mano derecha, el Químico Farmacéutico Domingo Arena, quien lo visitara durante sus últimos días en el Hospital Italiano: Batlle corregía en su cama los editoriales del diario, hasta que sus fuerzas no se lo permitieron más...

Fue una vida entera dedicada con pasión a la política, que no supo de claudicaciones, y que le valió adversarios, detractores e incluso enemigos, pues hace un siglo, la lucha política era cruenta, y frecuentemente, la sangre llegaba al río. Así lo atestiguan varios episodios de duelos, en que los políticos debían batirse a sable, florete o pistola, para defender su honor.

Y a pesar de su carácter fuerte, Batlle nunca deseó llevar al nivel personal las disputas políticas, como lo prueba la Ley de Amnistía aprobada en 1904, y que comprendía a todos los combatientes saravistas de nuestra última guerra civil, y otras leyes de su primera presidencia, tendientes a asegurar la paz y la convivencia ciudadana.

Con respecto a su programa político es poco lo que se puede agregar (el "primer batllismo" debe ser el período más estudiado por la historiografía nacional); su concepción del Estado Benefactor o Welfare State que asegura servicios públicos a bajo costo (agua, energía eléctrica) protege a los trabajadores de los abusos patronales (legislación laboral) y brinda igualdad de oportunidades y ascenso social (educación, salud, vivienda). También promueve la investigación, la ciencia y la tecnología, creando Institutos para mejorar la producción agraria o industrial.

Esto en Europa se llama Socialdemocracia. Un exitoso modelo que conjuga libertad con altos niveles de vida, pues el Estado no ahoga la iniciativa privada capitalista -tan denostada por las izquierdas- porque esta es la única generadora de empleo genuino y riqueza.

Los países escandinavos -no por casualidad hoy ostentan los mayores índices de bienestar- fueron los primeros en ensayarlo, desde comienzos de los años 30. El resto de Europa Occidental, luego de la Segunda Guerra Mundial, con la conformación de un mercado común de bienes y personas, la Unión Europea, que ha ido sumando a los países del exbloque comunista de la U.R.S.S.

Así, vemos que Batlle se adelantó varias décadas a su tiempo. Su usina fueron los intelectuales nucleados en torno a El Día y su sector. El Partido Colorado fue su herramienta, un conglomerado de hombres y mujeres con ideas de avanzada, con una organización democrática, que no rehuía los debates ni marginaba o acallaba a quienes discrepaban con la mayoría -por ejemplo, el diputado José Enrique Rodó, tuvo posturas muy críticas con Batlle.

Muy por el contrario, los integraba y lograba así una síntesis superadora, que se traducía en leyes que adelantaban el reloj de la Historia. Ese partido que él modernizó, fue además, la locomotora del Gobierno, aportando los mejores dirigentes para ocupar los cargos en ministerios, entes autónomos y servicios descentralizados. El Estado debe ser moderno y eficiente para cumplir sus propósitos de socio de la actividad privada y/o ejecutor de las grandes obras públicas.

El foco estuvo siempre puesto en el bien público y en el futuro de los uruguayos, jamás en los conflictos o resquemores del pasado. Esa fue la mayor grandeza de José Batlle y Ordóñez y los hombres y mujeres que lo acompañaron en esos años fundacionales y en quienes continuaron su obra en los siguientes. Ese es el espíritu y el legado que nos ha dejado este hombre excepcional.


"The Pandora Papers": mucho "paper" y poca "pandora"

Por Jonás Bergstein

"Convertir la información en un instrumento de diversión es abrir poco a poco las puertas de la legitimidad a lo que, antes, se refugiaba en un periodismo marginal y casi clandestino: el escándalo, la infidencia, el chisme, la violación de la privacidad, cuando no -en los casos peores- al libelo, la calumnia y el infundio. Porque no existe forma más eficaz de entretener y divertir que alimentando las bajas pasiones del común de los mortales..."

Esas expresiones pertenecen a La Civilización del Espectáculo de Mario Vargas Llosa. Ellas parecieran haber sido escritas para la ocasión. Porque una y otra vez repaso las reseñas que la prensa dio a conocer bajo el nombre de "Pandora Papers", las leo y releo, y no alcanzo a rescatar nada sustancioso: más allá del nombre de algunas celebridades -sin cuyo condimento al parecer una noticia no puede preciarse de tal-, nada relevante he podido sacar en limpio. Los "Pandora Papers" no pasan de eso: un simple chusmerío, si se nos permite el giro, un producto de consumo para saciar el apetito maledicente de la naturaleza humana.

Con todo, esos "Papers" ambientan algunas lecturas -casi todas ellas poco alentadoras- que me tomo la libertad de compartir con los lectores de este Correo.

Primero. Si alguna duda podía caber sobre el sentido de los vehículos jurídicos que los "Pandora Papers" pretenden denostar, los mismos "Pandora Papers" la han despejado sin atenuantes: el secreto profesional no existe, y por ende es prudente precaverse de sus posibles filtraciones.

Segundo. La pérdida del más elemental sentido jurídico. Los "Pandora Papers" se construyen, lisa y llanamente, a partir de la comisión de uno o más delitos, sobre todo vinculados al secreto profesional y/o al hurto de información. Sin embargo, nos escandalizamos de la legítima protección patrimonial de una serie de personas, y al mismo asistimos impávidos a la actuación delictiva que ambienta el espectáculo de la des-información. Quien legítimamente procura el beneficio de la discreción, parecería que ahora debe esconderse tras bambalinas; mientras que aquellos que de alguna manera se vinculan con la comisión de delitos, no tienen ningún prurito en darse a conocer sin que a nadie se le mueva un pelo.

Tercero. Asistimos a una suerte de satanización del dinero y de la riqueza. Si algún mensaje encriptado es posible leer detrás de los "Pandora Papers", es precisamente ése: la riqueza es algo malo que como tal debe mirarse con recelo. Es un mensaje peligroso. Porque la riqueza es uno de los motores del desarrollo: todas aquellas sociedades que la denigraron, fracasaron estrepitosamente.

Por fin, las democracias son frágiles y penden de hilos muy finos. En ellas, todos -sin ninguna excepción- somos responsables por mantener el tejido social, esa necesaria dosis de paz, respeto y cohesión que la sociedad requiere para poder prosperar y salir adelante en un marco de libertad y de justicia. Los periodistas no escapan a esa regla (ni la libertad de expresión es una "patente de corso"). Iniciativas como los "Pandora Papers" atentan contra esa sana convivencia. Porque de alguna manera -seguramente no querida-, apelan a los sentimientos más sórdidos que anidan en el alma humana, y siembran un manto de duda sobre todo y sobre todos. A la postre, esa constelación de fuerzas -mucho más destructivas que constructivas- acaba erosionando la confianza en el sistema todo. Y de ahí al abismo, no restan más que unos pocos pasos.

PD: Guardo el mejor de los recuerdos de la firma legal Alemán, Cordero, Galindo & Lee (que aparece mencionada en las notas de prensa que han sacado a relucir el tema): hace casi 30 años trabajamos juntos en exitosas acciones legales para la recuperación de activos en Uruguay.


Brigadier General Fructuoso Rivera

Por Daniel Torena

Cronología e historia abreviada de sus campañas militares 1811- 1828.

1811.-

El 20 de abril, habiéndose incorporado como miliciano de caballería al Ejército Patriota, participa de la victoria de la acción del Colla.

El 25 de abril, participa del "Combate de San José", destacándose en el mismo bajo el mando del valiente Capitán Manuel Artigas, primo hermano del entonces Jefe de Milicias de la Banda Oriental, Teniente Coronel José Artigas. Luego Artigas lo asciende al grado de Teniente de las Milicias de Caballería Orientales, por sus méritos de combate o de guerra.

El 12 de mayo, se encuentra en el Campamento del Ejército Oriental, en las orillas del Arroyo Canelón Chico, Villa Guadalupe, actual Prado o Parque Artigas de la Ciudad de Canelones.

El 18 de mayo, participa de la heroica "Batalla de Las Piedras".

Posteriormente fue un Oficial de Caballería del Ejército Oriental, que acompañó al General en Jefe de los Orientales, José Artigas, en el "Éxodo" del Pueblo Oriental.

Entre fines de 1811 y comienzos de 1812, participa de enfrentamientos contra los portugueses en defensa del Pueblo Oriental, en la región del Ayuí, combates en el Arapey y Santo Tomé.

1812.-

En enero, se producen enfrentamientos contra los portugueses en los actuales Departamentos de Salto y Paysandú, donde también participan el Capitán de Milicias Cívicas Joaquín Suárez y el Teniente Juan Antonio Lavalleja de Caballería.

El l de noviembre, en el "Día de Todos los Santos", participa en la acción de Arroyo Seco y el 31 de diciembre participa de la victoria del "Combate del Cerrito", siendo confirmado con el grado de Capitán de Caballería del Ejército por el General Artigas, habiendo participado de operaciones junto a los Comandantes Manuel Francisco Artigas y Fernando de Otorgués.

1813.-

En febrero participa de diversas operaciones en la Aguada y el Cordón y es ascendido a "Sargento Mayor del Ejército Oriental" de Caballería, siendo junto al Comandante Otorgués hombres de la confianza del General Artigas. Artigas le confiere el mando de las tropas de caballería, infantería y artillería.

A partir de mayo y hasta diciembre participa en operaciones de seguridad en la campaña del "Gobierno Económico-Municipal de la Provincia Oriental" con sede la Villa Guadalupe-Canelones.

1814.-

Por orden de Artigas realiza operaciones de hostigamiento de las fuerzas porteñas en Colonia y Soriano, impidiendo que se unieran con las fuerzas porteñas al mando del Coronel Rondeau.

Participa de la acción de la "Azotea de González" en octubre, provocando importantes bajas al enemigo, al mando de "300 soldados y 100 charrúas" como dice el parte militar, en apoyo a la columna comandad por Otorgués. Salvando con su intervención a las fuerzas comandadas por Otorgués, Artigas lo asciende a Teniente Coronel del Ejército, por sus méritos de guerra.

El General Carlos María de Alvear, enemigo acérrimo de Artigas, al igual que lo había sido antes Sarratea, regresa a Buenos Aires y deja al mando del Coronel Soler como Gobernador de Montevideo y al Coronel Dorrego del Ejército de Buenos Aires, como Jefe Militar porteño.

Después Rivera se retira con sus tropas al norte de Arerunguá, las tropas porteñas al mando del Coronel Dorrego se concentran en el Rio Negro, manteniendo comunicaciones con Montevideo, la División del Comandante Carranza acampada en el Santa Lucía. Siendo derrotados por tropas enviadas por Artigas, retirándose Carranza a Villa Guadalupe y quedando Soler asilado de las tropas de Dorrego con sus fuerzas en Montevideo.

1815.-

Habiendo logrado asilar a Dorrego, Rivera comprendió la oportunidad de combatir y el 10 de enero se producirá la "Batalla de Guayabos", siendo completamente derrotadas las fuerzas de Buenos Aires y obligando a los porteños posteriormente a evacuar Montevideo.

Gracias a esta importante victoria de Rivera, el cual será nombrado Coronel del Ejército por Artigas y permitió que el Coronel Otorgués entrara a Montevideo el 26 de febrero como Gobernador Civil y Militar.

Posteriormente, el General en Jefe, José Artigas, en su condición de Capitán General de la Provincia Oriental, releva de su mando al Coronel Fernando de Otorgués por problemas de sus relaciones con el Cabildo de Montevideo y designa a Miguel Barreiro como Gobernador Delegado o Político de Artigas del Gobierno Civil y al Coronel Fructuoso Rivera como Comandante Militar o de Armas de Montevideo y Jefe de la Segunda División de Infantería de la Provincia. Otorgues tendrá el Comando de la División del Ejército, con base en el Cuartel de Melo y a cargo de la defensa del noreste y este de la Provincia Oriental.

1816.-

En marzo de ese año, llega a Río de Janeiro el Teniente General Carlos Federico Lecór, al mando de 5.000 soldados de la División de Infantería de "Voluntarios Reales" que venían de luchar contra los Ejércitos de Napoleón, en Europa, con una gran experiencia de guerra. La Corte del Reino de Portugal, del Rey Don Juan VI, tenía en sus planes desde hacía mucho tiempo, la conquista de la Provincia Oriental, confirmada dicha idea por el pedido de delegados del Cabildo de Montevideo y del Gobierno de Buenos Aires, para que los portugueses invadieran el territorio oriental y lo conquistaran bajo la soberanía del Rey Don Juan VI. Los agentes de Buenos Aires y el enviado especial confidencial el Dr. Nicolás Herrera de Montevideo, querían eliminar el Gobierno Artiguista de la Provincia Oriental y los portugueses veían además al General Artigas, como una amenaza por sus ideas republicanas en el sur de Brasil. Buenos Aires además quería destruir completamente la influencia de Artigas en el Litoral y la Liga Federal, por eso no le importaba entregar a los portugueses toda la Provincia Oriental.

Cuando Artigas toma conocimiento de los planes lusitanos, reorganiza el Ejercito ante la inminente invasión, disponiendo la distribución de fusiles, municiones, pólvora, piedras de chispa, caballadas y se convoca a todas las Milicias de la Provincia.

El Ejército Real fue organizado en tres frentes, al norte una gran división al mando del Mariscal de Campo Joaquín Curado y el Brigadier José de Abreu, el centro atacando Cerro Largo, una gran división, al mando del General de División, Bernardo Da Silveira y por el Sur la mayor fuerza, el Cuerpo de Ejército del Sur al mando del Teniente General Carlos Lecór, secundado por la División del Mariscal de Campo, Sebastián Pinto de Araújo Correa y el Brigadier Manuel Márquez de Souza. Totalizaban unos 16.500 efectivos, contando con una gran cantidad de unidades de artillería, como de oficiales y soldados de infantería profesionales veteranos de las campañas napoleónicas, más unidades de caballería bien aprovisionadas, del centro y sur de Brasil. Apoyados por una poderosa Marina Real, que era la mayor fuerza naval continental de la época. En conjunto Portugal tenía la mayor potencia militar y naval continental, muy superior a los Ejércitos Patriotas de los Generales San Martín y Bolívar, solo comparable a los Estados Unidos de esa época, pero con naves de mayor poder de fuego, como los poderosos navíos de línea, similares a los acorazados modernos.

Artigas, solo tenía la mitad de fuerzas numéricamente que los portugueses unos 8.000 y reservas de milicianos, con carencias importantes de piezas de artillería y fusilería, con una ventaja de 7 a 1, de cañones de los lusitanos y de 10 a 1 en cantidad de fusiles, con la mayoría de las tropas sin experiencia de guerras, ni tampoco de contar con una oficialidad formada en academias militares y navales de Río de Janeiro y en Portugal, con estudios de las guerras europeas. Tampoco se contaba con una Marina de Guerra, solo se tendrán unos pocos barcos corsarios, que eran mercantes armados, que no se comparaban a los navíos de línea y fragatas portuguesas.

Era una guerra muy desigual y Artigas ordenó a Rivera con su División, contener el avance del gran Ejército Real por el sur y Otorgues frenar el avance por Cerro Largo. Era muy difícil dada la disparidad de fuerzas, no tanto en lo numérico que eran mayores los lusitanos, sino en su gran superioridad de fuego de artillería y de fusilería.

En agosto Lecór toma la Fortaleza de Santa Teresa, en el norte el Coronel Andresito Artigas, es derrotado en las Misiones Orientales ante la gran superioridad numérica y de fuego de los lusitanos.

En un gran esfuerzo Rivera con su División de Infantería y las Milicias de Caballería de Canelones y Maldonado, se baten en la "Batalla de India Muerta", el 19 de noviembre, actual Departamento de Rocha, siendo derrotado ante la enorme superioridad de fuego y numérica el enemigo. Otorgués apenas logra frenar brevemente el avance, por Cerro Largo en el Cordobés, pero luego debe retirarse más al sur.

Lecór luego sigue y toman Maldonado y el este de Canelones, en diciembre y el 20 de enero toma Montevideo, sin resistencia y siendo bienvenido él y su Ejército, por el Cabildo y buena parte de la población. Antes Don Joaquín Suarez y Miguel Barreiro, llevan caudales y unos 500 hombres de la Guarnición de Montevideo, a la Villa Guadalupe, donde ponen el Gobierno de la Provincia, que será custodiado militarmente por Rivera y parte de su División y las Milicias de Canelones, muy disminuidas por las bajas sufridas en India Muerta.

1817.-

En enero, el 3 Artigas es derrotado en el Arapey y el 4 de enero en una sangrienta Batalla del Catalán el Comandante Latorre es derrotado por el Ejército del Marqués de Alegrete, con su Ejercito de Rio Grande, muy superior numéricamente y en medios que los orientales. En las Misiones los Pueblos son arrasados por los portugueses.

El 19 de marzo, Rivera comanda las operaciones orientales, en defensa de la población del Pueblo de Villa Guadalupe, que había huido junto al gobierno provincial al norte, rumbo a Florida actual, enfrentándose poco más de 500 orientales contra una columna de 2.550 hombres comandada por Lecór, en la Batalla de Paso Cuello, donde también participaron de distintas formas el Coronel Manuel Francisco Artigas, Jefe de las Milicias de Canelones, el Capitán Juan A. Lavalleja, con Milicias de Minas, el Teniente Manuel Oribe con un cañón y Don Joaquín Suárez, referente del Gobierno Provincial y Comisario General del Ejército nombrado por el General en Jefe José Artigas. El principal objetivo era la protección de las familias guadalupanas primero y luego a figuras del Gobierno Artiguista, Jefes Militares y los caudales de la Provincia. En esa Batalla los orientales tienen numerosas bajas combatiendo en el las orillas y en el propio Río Santa Lucía, donde se salva a las familias de Guadalupe y al Gobierno Oriental.

Posteriormente Rivera y otros Jefes frenan, a la Vanguardia de Lecór en la acción del Pintado , siendo los lusitanos derrotados y obligados a retirarse del actual Departamento de Florida , hostilizados por ataques a su retaguardia, Lecór se retira a Villa Guadalupe y luego a la Villa de Las Piedras , dejando un puesto de vigilancia , para volver a Montevideo a buscar refuerzos , con más tropas.

1818.-

En abril Rivera, hostiliza a las retaguardias de los Ejércitos Lusitanos, tomándoles caballadas y varios prisioneros en embocadas exitosas.

El 4 de julio, en el Queguay Chico, Rivera derrota a la División riograndense Ejército Portugués comandado por el Coronel Bento Manuel Ribeiro. Posteriormente con fuerzas mayores Rivera y su División son atacados, realizando operaciones de una retirada ordenada al Arroyo Rabón, con mucha habilidad logra escapar a sus perseguidores con éxito, sin sufrir bajas.

Posteriormente en diversos combates son capturados los Jefes Artiguistas, Lavalleja, Bernabé Rivera, Fernando Otorgués y Manuel Francisco Artigas, como Miguel Barreiro Delegado del Gobierno Civil Oriental y Ana Monterroso esposa de Juan Antonio Lavalleja. Son llevados todos prisioneros a la "Isla das Cobras" de Rio de Janeiro.

1819.-

En octubre, el Ejército reunido por el Coronel Bentos Manuel Ribeiro, había formado una gran División de Caballería, apoyada por infantería y en especial por artillería.

La División de Rivera, no tenía apoyo de artillería y tampoco de una infantería con fusileros, era fundamentalmente formada por "dragones" (unidades de infantería montada o de caballería que luchaba también a pie, existentes desde la época colonial) a caballo, con escasas municiones.

Ambas fuerzas se enfrentan en la Batalla de Arroyo Grande, donde Rivera es derrotado por la superioridad numérica y de fuego del enemigo portugués.

Logrando retirarse y salvar la mayor parte de su División de Caballería.

1820.-

En enero se producen las victorias portuguesas por su superioridad numérica y de fuego, contra las fuerzas artiguistas, donde la División el Coronel Bentos Goncalves derrota al Comandante Aguiar en Olimar Grande y en la Batalla de Tacuarembó el 22 de enero, es derrotado el Coronel Andrés Latorre y su Regimiento, por la División del Conde de Figueira.

Quedando en el territorio Oriental, únicamente la División de Rivera, debilitada y rodeada de fuerzas enemigas muy superiores en número y de fuego, lo que hacía prácticamente imposible seguir con la guerra, por falta de recursos humanos, armas y municiones que no se tenían.

El General Artigas, estando en Entre Ríos, es traicionado por los Caudillos Federales Ramírez en Entre Ríos y López de Santa Fe, siendo derrotado por estos posteriormente.

Rivera se mantiene con muchas dificultades, deponiendo ante la imposibilidad de seguir la lucha y de proteger a su gente, en el territorio de la Provincia, resolvió deponer las armas con un convenio acordado con Lecór. El mismo comunica al Rey Juan VI, que "Esta Provincia está pues pacificada. Finalmente Señor, está Vuestra Majestad, obedecida."

Artigas, derrotado, ingresa al Paraguay con unos pocos fieles orientales el 5 de setiembre.

1821.-

Rivera dentro de los acuerdos con las autoridades portuguesas, firmó el "Acta de Incorporación de la Provincia Oriental, al Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve."

El Gobierno Portugués en la Provincia, lo nombra Jefe del Regimiento de Dragones de la Unión, con el grado de Coronel, unidad integrada por orientales.

1822.-

Con la independencia de Brasil, el 7 de setiembre, ante las disputas entre portugueses leales o "realistas" y los brasileños o "imperiales", Rivera muy astutamente apoya al bando de los "imperiales" que será el triunfador.

Lecór tuvo total conciencia de la importancia de Rivera y su apoyo fundamental para la causa del Imperio, habiendo sido enterado el Emperador Pedro l del Brasil.

1823.-

Don Pedro l, le otorga la máxima condecoración brasileña, de "Caballero de la Orden del Cruzeiro", por resolución imperial del 22 de enero de 1823 y el 23 de mayo es promovido al grado de Brigadier General del Ejército Imperial, con efectividad al 12 de octubre.

Rivera se transforma en una figura clave para la política militar del Imperio y con las gestiones de Lecór, Capitán General de la Provincia Cisplatina y luego del Estado Cisplatino, Barón y después Vizconde de la Laguna.

1824.-

Rivera es designado Comandante Militar de la Campaña Oriental. Lo que le daba un importante poder militar con mando de tropas y teniendo la confianza de Lecór y del Imperio.

1825.-

El 19 de abril, se produce el desembarco de los "Treinta y Tres Orientales", al mando del entonces Coronel Juan Antonio Lavalleja, siendo el inicio de la "Cruzada Libertadora de 1825".

Rivera que se encontraba en Colonia, con una escolta de 25 hombres, sale al encuentro con Lavalleja, siendo tomado prisionero según las "Memorias" de Juan Spikerman, uno de los Cruzados del 25. Pero en los hechos hubo indudablemente un pacto entre los dos grandes caudillos, con el famoso "Abrazo del Monzón" como pasó a la Historia de la Nación.

Posteriormente el Gobierno Provisorio de la Florida, designan a Lavalleja como Brigadier General y Comandante en Jefe del Ejército y al Brigadier General Fructuoso Rivera, como Inspector General del Ejército.

El Regimiento de Dragones de la Unión, comandado por Rivera fue una Unidad militar clave para el desarrollo de la campaña militar.

El 24 de setiembre, Rivera derrota con una gran astucia a una gran División del Ejército Imperial, en la Batalla de "Rincón de las Gallinas", la cual tuvo una gran importancia táctica y logística, al capturar todo el tren de carros con municiones y víveres, armas y caballos que se incorporaran a las fuerzas patriotas, lo cual será de gran trascendencia posterior para el Ejército.

El 12 de octubre, participa de la heroica "Batalla de Sarandí", comandada por Lavalleja y habiendo tenido Rivera un rol importante en su desarrollo y en la posterior persecución a los brasileños derrotados.

En diciembre se inicia formalmente la Guerra entre el Imperio del Brasil y las Provincias Unidas del Río de la Plata, luego de ser incorporada por la Provincia Oriental.

1826.-

Rivera fue reconocido como General de División por el Gobierno de las Provincias Unidas, pero por desavenencias con Lavalleja y otros Jefes argentinos, solicita su pase a Buenos Aires el 21 de abril.

Viaja a la Provincia de Santa Fe, y en una reunión con el caudillo y Gobernador Estanislao López y le propone invadir el territorio de las Misiones.

1827.-

En julio, Lavalleja sustituye en Cerro Largo, donde estaba el Cuartel General del Ejército Republicano o Argentino-Oriental, en el mando al General Carlos María de Alvear.

Rivera tenía el plan de Artigas de los años 1812 ,1816 y 1819, de invadir las Misiones, que consistía en llevar la guerra al territorio en poder del Imperio, buscando sublevar contra el mismo a la población nativa contra los imperiales y reconquistar para la Provincia Oriental, todas las Misiones más de 90.000 kilómetros cuadrados. Que obligaría al Imperio a pedir la paz, que aunque había sido derrotado en las Batallas naval de Juncal el 9 de febrero y en la gran Batalla militar de Ituzaingó del 20 de febrero, el Imperio aunque debilitado en parte, seguía siendo un gran poder militar y naval.

Rivera se traslada a Durazno, para informar del plan a Lavalleja, el cual no queda convencido y no lo aprueba. Rivera pese a todo con unos pocos efectivos de sus "Dragones" fieles y gente de la campaña, organiza a fin de año en el norte el plan de invasión.

1828.-

El 21 de abril, luego de haber incorporado numerosos voluntarios, invade el territorio de las Misiones, dividiendo a su Ejército en tres divisiones: una al mando del Comandante Felipe Caballero, en dirección a San Francisco, otra al mando del Coronel Bernabé Rivera hacia San Borja y otra a su mando directo en dirección a las sierras y Santa María.

En tan solo veinte días de rápidas operaciones y combates exitosos, logra una gran e histórica victoria militar. Tomando para sorpresa del Imperio todas las Misiones Orientales, comunicando las exitosas operaciones al Gobierno de las Provincias Unidas con sede en Buenos Aires.

Rivera establece su Cuartel General, en el Haun sobre el Río Ibicuy, dominando todo el territorio misionero.

Es indudable como consecuencia inmediata, que más allá de las gestiones diplomáticas británicas de Lord Ponsonby, para buscar la paz y la Independencia Oriental, la Campaña de las Misiones de Rivera, fueron un muy duro golpe para el Imperio del Brasil y una de las causas, por las cuales el Emperador Don Pedro l, firmó el documento del 28 de agosto de 1828, por el cual se reconocía la Soberanía del Estado Oriental del Uruguay, conformado después por la Convención Preliminar de Paz, del 4 de octubre de 1828.

Fuentes:

Boletín Histórico del Estado Mayor del Ejército. Varios números. Montevideo.

Canessa, Marta. "Rivera, un oriental liso y llano". 2011. Montevideo.

Fernández Saldaña, José María. "Diccionario Uruguayo de Biografías". 1945. Montevideo.

Revista Ejército. Estado Mayor del Ejército. 1986. Montevideo.

Revista Histórica. "Escritos del Coronel Ramón de Cáceres". Museo Histórico Nacional. 1959. Montevideo.


A encontrarse con la gloria (la revolución del Quebracho)

Por Leonardo Vinci

Se conmemoran 135 años de la batalla del Quebracho, donde 200 heroicos valientes encontraron la muerte al enfrentarse con el ejército de Santos. Este sábado 30 de octubre iremos al campo de batalla en Quebracho a recordar a quienes dieron su vida por la libertad, frente a la tumba del Dr. Teófilo Gil, héroe de la República.

Su incursión militar fracasó, pero no fue sangre derramada en vano. Pronto cayó el tirano y terminó el militarismo del siglo XIX.

Para comprender de mejor forma cómo se gestó esta heroica gesta, el Dr. Jorge Batlle- cual viejo maestro- nos hablaba de Edgar Quinet, historiador francés que había publicado un libro llamado "El Espíritu Nuevo", que decía en su prólogo "El que navega en la tempestad, se hace atar a veces al palo mayor del navío para no ser llevado por los vientos. Yo también me he atado a lo que he encontrado más sólido a mí alrededor, a las ideas, a las verdades que nos sobrevivirán a todos. Hay que trabajar por descubrir el espíritu que renovará las cosas en ese mundo cuyo umbral tocamos. Cada aurora promete el día y el día la sucede."

Batlle nos decía que, inspirados en esos pensamientos, los jóvenes del Quebracho fueron en busca de un nuevo día para la historia nacional y americana, y en 1878 fundaron la revista "El Espíritu Nuevo".

En su primera edición, mientras Batlle y Ordóñez escribía sobre la "pluralidad de mundos habitados", Teófilo Gil comentaba la oda de Acuña de Figueroa a la Jura de la Constitución y decía que la revolución americana había adquirido la conciencia de sus derechos, radicando en sus pueblos la idea de la democracia, hermana de la idea de la independencia.

Aunque la revista se dedicaba a temas estudiantiles, Batlle convenció a sus compañeros de la necesidad de escribir sobre política y publicó una columna contra Latorre.

Refiriéndose a los actos de inauguración de un monumento en la Florida el 18 de mayo de 1879, podía leerse en "El Espíritu Nuevo": "Los que profesan el racionalismo en religión y política no pueden ir a consagrar la farsa de una ceremonia, ni a colocarse (junto a) los que han atentado contra la libertad y, por consiguiente, contra la patria".

Fue el primer artículo político que Batlle escribiera en su vida. Años después contaba que "No era posible permanecer indiferentes ante la tiranía que devastaba a la República", debíamos "participar activamente en la lucha contra la dictadura".

"La pluma es más poderosa que la espada", decía Edward Bulwer, y en efecto, tiempo después, Batlle y Teófilo Gil escribían en "La Razón" artículos tremendos: "Asaltaron el poder por el fraude y la traición y en él se mantienen con el terror del atentado. No hay atropello que no hayan realizado, no hay crueldad que no hayan ensayado en sus víctimas, no hay crimen que haya sido barrera para apagar la sed de sus innobles apetitos."

En la obra "Batlle y el Batllismo", narran los autores que "Las tiranías de Latorre y Santos representaban el entronizamiento de la fuerza bruta que ahogaba las libertades y despreciaba todos los derechos. Frente a ellas se elevó la propaganda de la prensa libre. Pero aquel régimen de barbarie no podía ser contenido sino por la revolución..."

Y con las armas en la mano, en 1886, dispuestos a dar batalla, marcharon al Quebracho a encontrarse con la gloria, Batlle, Teófilo Gil y centenares de jóvenes heroicos y valientes.


Frases Célebres 876

"El ministro de Educación está despeinado, a pesar de que no tiene pelo. Hace mucho rato que no sabe cómo defender los intereses corporativos privados, particularmente del capital privado, del cual es un funcionario. Hay comentarios de miembros del gobierno que no contribuyen en nada a generar un diálogo que permita encontrarle soluciones a los problemas que hoy tiene la educación". José Olivera, dirigente Fenapes, anunciado un paro en Secundaria para el próximo 28 y criticando al ministro de Educación Pablo Da Silveira por sus dichos. Grupo Multimedia, La República (19/10/21).

"La única forma que eligen es el paro. Ya sabemos que Fenapes no es parte de la solución. Es parte del problema". Pablo Da Silveira, ministro de Educación, sobre el paro para el 28 de octubre programado por la Fenapes. Telenoche, canal 4 (18/10/21).

"Estoy con mucha tranquilidad. Parece que fuera culpable de tener los custodios que eran custodios que eran de Tabaré (Vázquez). Sí, están trabajando en la intendencia y tienen tareas asignadas muy importantes. Uno de ellos está asignado a la seguridad del Mercado Modelo, dos a una comisión que se armó para considerar temas de seguridad en todas las instalaciones de la Intendencia de Montevideo, el otro es mi escolta y otros dos ya estaban. Ellos cuidaron a Tabaré durante toda su vida. Bueno, yo ahora le voy a cumplir a Tabaré". Carolina Cosse, intendenta de Montevideo, al ser consultada acerca del pedido de informes del edil del Partido Nacional, Diego Rodríguez, sobre la contratación de su custodia personal. Telemundo, canal 12 (20/10/21).

"Lamentablemente hace muchos años los delitos han ido creciendo y, a partir de 2020 y continúa en 2021, se detuvo y están bajando (...) Este es el camino por el que tenemos que transitar. Los números son un reflejo del respaldo político y jurídico que se puede dar gracias a la Ley de Urgente Consideración. En caso de derogarse, muchos de los delincuentes hoy detenidos podrían quedar libres o acceder a la libertad anticipada, por lo tanto vuelven a la calle". Luis Alberto Heber, ministro del Interior,  presentando las cifras de los principales delitos e informó que durante los primeros nueve meses del año los homicidios bajaron en 16,7%, los hurtos 6,5%, las rapiñas 17,4% y las denuncias por violencia doméstica 5,8%. El País (18/10/21).

"Las cifras de analfabetismo dentro de las cárceles son alarmantes. Un 11 % de los reclusos no saber escribir, un 6 % no saber leer y un 23,5 % no finalizó Primaria. (...) En contextos de privación de libertad la educación cobra un valor preponderante por su función humanizadora y las oportunidades para el desarrollo de ideas, acciones y actitudes que posibiliten la construcción de proyectos de vida en condiciones de dignidad (...) En 2021 se desarrollaron múltiples coordinaciones con instituciones educativas de los sectores público y privado para visibilizar el plan. La educación es un eje esencial para la rehabilitación". Gonzalo Baroni, director de Educación del Ministerio de Educación y Cultura, refiriéndose al proceso de trabajo interinstitucional del Plan Nacional de Educación en Cárceles. Arriba Gente, canal 10 (20/10/21).

"Es muy difícil establecer si el seguro de desempleo termina conspirando para que los trabajadores busquen trabajos puntuales que puedan eliminar ese beneficio". Pablo Mieres, ministro de trabajo. Cuenta de tuiter del periodista de Leo Sarro (20/10/21).

"No encontré ninguna referencia que diga que en Salto el 44% de los niños y adolescentes están por debajo de la línea de la pobreza, por lo tanto quiero saber de dónde sale esa información, si es una percepción que tiene quien expresó ese dato me parece que no recibe un sueldo pago por los uruguayos para transmitir las percepciones que tiene si no que ese lugar de responsabilidad es para transmitir información objetiva. Es muy sencillo venir al departamento de Salto, porque de repente en donde está no la entrevista ni Charoná, y aprovechar que está reunida con la intendencia, que hay prensa y manejar ese tipo de información, es irresponsable". Andrés Lima, intendente de Salto, cuestionando los dichos de Natalia Argenzio, jerarca del INAU por el Frente Amplio, que manifestó que en Salto en el año 2020 la pobreza infantil creció un 44%. Telenoche, canal 4 (20/10/21).

"La circulación del virus SARS-Cov-2 entró en una fase de endemia en Uruguay. El virus está circulando, nosotros tenemos que seguir adelante con nuestra vida, con los cuidados pertinentes, con los recaudos que correspondan, con los cuidados y cuarentenas cuando hay contactos, seguir en la etapa de testeo y rastreo pero de a poco ir hacia una convivencia con el virus porque esto no va cambiar de un día para el otro". Daniel Salinas, ministro de Salud Pública. En Perspectiva- La Mesa, Radiomundo 1170 AM (20/10/21).

"Entramos en convivencia pacífica con el virus, este virus llegó para quedarse. Este no es un virus respiratorio más, lo tenemos atado a la vacunación ya que su morbi mortalidad es más impactante que cualquier otro virus respiratorio, por esa razón hay que seguir de cerca los brotes". Santiago Mirazo, virólogo sobre el Covid-19. Informativo Uruguay, Portal medios públicos (20/10/21).

"Vamos a asegurar y preservar la continuidad asistencial de los socios; ellos son el centro y eje de nuestra preocupación. En segundo término, preservar las fuentes laborales (...) Pedir un concordato no es más que admitir las dificultades que enfrenta la institución. La institución cuadriplica la media en endeudamiento". Daniel Salinas, ministro de Salud Pública, sobre la situación de Casa de Galicia, mutualista que el viernes pasado hizo una solicitud ante la Justicia para ingresar en concurso de acreedores La Diaria (19/10/21).

"Es muy importante que la ciudadanía sepa la verdad. En el día de ayer el ministro Salinas mintió. El Dr. Salinas mintió en la cantidad de socios que tiene Casa de Galicia, se olvidó en el número nada menos que de 5.000 socios, que económicamente no es un tema menor. Y el Dr. Salinas mintió cuando dice que esta administración le dio a Casa de Galicia 20 millones de dólares. No hemos recibido ningún tipo de ayuda de esta administración ni de este gobierno. Y el Dr. Salinas nunca vino a Casa de Galicia. Se le pidió muchas veces que viniera y nunca vino. Con el agravante de que esta junta directiva le pidió entrevistas al ministro que nunca concedió. Por lo tanto nunca fuimos recibidos como junta directiva desde que él es ministro. El ministro Salinas tuvo tiempo de ir a todas las instituciones del país. Pero nunca vino para Sayago". Alberto Iglesias, presidente de Casa de Galicia, en conferencia de prensa. Subrayado, canal 10 (20/10/21).

"Hoy hasta con un tuit piensan que se cambia el país y así no es, el país se cambia trabajando, estando al lado de la población, luchando con ellos". Pedro Castillo, presidente de Perú, que durante la inauguración de la infraestructura vial urbana de localidad de Caspisapa, en la región San Martín, aludió al comunicado por tuiter del secretario general de Perú Libre, Vladimir Cerrón, que anunció que su partido no dará la confianza al gabinete de Mirtha Vásquez. La República de Perú (15/10/21).

"El Gobierno de Estados Unidos sabía que secuestrando a Álex Saab, miembro de la comisión del diálogo de México, le metía una puñalada mortal a los diálogos y negociación de México (...) (Estados Unidos) no quiere diálogo, no quieren paz para Venezuela, no quieren democracia y avance para Venezuela. Cada cual saque sus propias conclusiones. A la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, no le paran los métodos de los venezolanos para salir adelante. Con imperio o sin imperio, Venezuela seguirá saliendo adelante". Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, sobre el secuestro del diplomático Alex Saab y su extradición ilegal a Estados Unidos. Canal estatal Venezolana de Televisión, VTV (17/10/21).

"Somos dos países hermanos, dos países que tienen una muy buena relación. Estamos hablando de una relación comercial que está creciendo cada vez más. Brasil se ha convertido prácticamente en el tercer destino de nuestras exportaciones y eso tiene un gran valor. Adicionalmente, estamos atrayendo inversión brasileña en múltiples frentes. Ya son casi 80 empresas brasileñas que han manifestado el interés de asentarse en Colombia, ya hay alrededor de 18 compañías con gran inversión en nuestro país". Iván Duque, presidente de Colombia, tras su reunión con su par Jair Bolsonaro en Brasil, en una agitada agenda de trabajo que se concentró en temas como la reactivación económica en medio de la pandemia del coronavirus, inversión, intercambio comercial y cooperación bilateral. Semana de Colombia (19/10/21).

Correo de los Viernes.
Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.