Edición Nº 901 - viernes 27 de mayo de 2022        

Uruguay hacia el mundo, sin pausa

La reciente visita del Presidente Lacalle Pou al Reino Unido demuestra –una vez más– la voluntad del gobierno de coalición de abrir Uruguay al mundo. Luego de años de dogmatismo frentista, con una política exterior basada en un regionalismo ideologizado, nuestro país vuelve a irrumpir en la escena internacional, decidido a jugar en cancha grande. La meta: buscar nuevos mercados para los productos nacionales y atraer inversiones de calidad para el país.

El miércoles pasado, el Presidente Lacalle Pou y una importante delegación, regresaron de un viaje oficial a Reino Unido.La gira incluyó una reunión con el Primer Ministro británico, Boris Johnson, un encuentro con el príncipe Carlos de Gales(heredero de la corona británica), la visita al Parlamento británico, donde el Presidente Lacalle se reunió con el titular de la Cámara de los Lores, John McFall of Alcluith, además de un almuerzo de trabajo con el Grupo de Amistad Parlamentario de Gran Bretaña con América Latina, Mark Menzies, y la vicepresidenta de la Cámara de los Comunes, Eleanor Laing.

En una declaración conjunta, publicada por la Cancillería uruguaya, se destaca que ambos mandatarios se comprometieron a “profundizar la cooperación” y “continuar desarrollando vínculos comerciales”. “El Presidente y el Primer Ministro señalaron el enorme potencial de crecimiento de los vínculos comerciales y económicos y celebraron el anuncio de GSK sobre la apertura de uno de sus tres nuevos centros regionales de distribución de vacunas en Uruguay.”, explicita el texto.

En ese marco, se informó que el Ministro de Comercio Internacional, Ranil Jayawardena, MP, mantuvo una reunión con el Canciller Francisco Bustillo y la Ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, para discutir “oportunidades de ampliación la colaboración para reducir las barreras para las empresas y fortalecer la cooperación multilateral”. Durante el próximo año, destaca el comunicado, “funcionarios y empresas darán seguimiento a las numerosas oportunidades comerciales para ambos países que abre esta visita, particularmente en los sectores de transporte, financiero, tecnológico, energético y agrícola”.

“Estas conversaciones son el punto de partida de futuras reuniones para desarrollar la relación comercial entre el Reino Unido y Uruguay y permitirá a ambos países continuar mejorando esas relaciones”, finaliza la declaración en relación a los aspectos económicos y comerciales.

Como ya hemos analizado en este espacio, el gobierno de coalición desarrolla una estrategia de inserción en dos sentidos. Por un lado, se encuentra abocado en negociaciones preparatorias para concretar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el gigante asiático. Pese a la innegable complejidad de este acuerdo, Uruguay cuenta con dos ventajas. Por un lado, a diferencia de lo que sucedió en las administraciones frenteamplistas, hay una clara voluntad política de toda la coalición. Por otro lado, nuestro país corre con la ventaja de tener una extensa relación con China –nuestro principal socio comercial– producto de la visión estratégica del primer gobierno del Dr. Sanguinetti, cuando se restablecieron relaciones con ese país.

La segunda línea de acción consiste en buscar mercados “extra-China”, sumando a nuestro país a otros acuerdos,pero particularmente incrementando los intercambios de forma bilateral. En este último punto, se enmarca el viaje oficial a Doha(la capital del estado de Catar) de finales del año pasado, el encuentro de Lacalle Pou en Uruguay con el ministro de Asuntos Exteriores de Japón (país que preside el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, al que nuestro Partido sugirió el ingreso de Uruguay) y la reciente gira a Reino Unido, por nombrar tres ejemplos representativos de Medio Oriente, Asia y Europa.

Uruguay crecerá hacia afuera –conquistando nuevos mercados– o no crecerá. No es una tarea sencilla. El camino se trazó y se está cumpliendo. En el pasado, el dogmático plenario frenteamplista, detrás del que se esconden los sectores más reaccionarios de la izquierda local, hizo que nuestro país perdiera, primero, la posibilidad de firmar un TLC con Estados Unidos, y luego, de afiliarse al acuerdo de comercio y servicios, TISA. Hoy, como era de esperarse, se oponen a cualquier movimiento del gobierno que implique un beneficio para el país. Algunos senadores por descarte, deseosos de tener un minuto de fama, aseguran que hay una “falta de pericia” en la conducción de la política internacional porque, según ellos, “no se ha conseguido nada”.

¿Qué fue lo que “consiguió” el Frente Amplio? Dejando por fuera el regionalismo ideologizado y la defensa de dictaduras de izquierda, nada. Las inversiones internacionales más importantes en los últimos 15 años, estuvieron vinculadas a acciones de los gobiernos colorados, como la celulosa, la ley de inversiones, las zonas francas y el comercio con China. Se vistieron con ropa ajena y hoy critican.

Por fortuna, el camino que nuestro Partido comenzó a trazar hace 35 años, se retoma hoy bajo el liderazgo del Presidente Lacalle Pou y en un gobierno que nos encuentra como los principales socios.


Un Estado presente

Por Julio María Sanguinetti

La interpelación que se realizó a la Ministra de Economía —innecesariamente larga, como suele ocurrir— sirvió para demostrar de qué modo el país ha transitado estos dos años largos de gobierno con solvencia económica y sensibilidad social. Frente a la doble emergencia de una crisis sanitaria universal y la llegada de la ola de un tsunami bélico, el Estado uruguayo ha estado a la altura de las circunstancia, preservando intactas sus estructuras institucionales y sus valores sociales fundamentales.

Hubo un Estado presente y eso, para los colorados batllistas, es un motivo de ratificación fundamental, cuando estamos integrando una coalición en que el Presidente es blanco. Si el país tuvo éxito en vacunar es porque siempre vacunó. En 1828, en plena campaña de reconquista de las Misiones (donde estaba junto a Rivera el bis-tatarabuelo de nuestro Presidente, don Luis de Herrera), Don Frutos pide que le manden vacunas contra la “virguela”… Los grandes médicos batllistas, como Francisco Soca, fueron fundamentales en la configuración de un gran sistema de salud, en que el Estado asumió su responsabilidad y acostumbró a la gente a vacunarse.

Los hechos son los hechos y ellos nos dicen que luego de la caída del 2020, el país ya volvió a crecer el 4,4% el año pasado y marcha hacia una marca similar en el que va corriendo. En el ultimo trimestre, la actividad económica ya fue mayor a la del último trimestre del 2019. O sea que la idea de “mantener los motores encendidos” y la libertad responsable, fueron fundamentales. De haber seguido el camino propuesto por el Frente Amplio, de inspiración argentina, hubiéramos marchado hacia el confinamiento obligatorio y la parálisis económica, con el resultado que está a la vista en nuestro vecino. En cambio, el Fondo Covid pudo invertir 720 millones de dólares en 2020 y 1.100 en el 2021, atendiendo así las necesidades extraordinarias de la salud y mitigando las consecuencias sociales que golpeaban a los sectores más carenciados de la sociedad.

¿Fue un milagro poder invertir más en el segundo año más que en el primero de la pandemia? No, fue el resultado de una institucionalidad financiera sólida, en que la regla fiscal permitió mantener esos equilibrios fundamentales y no descontrolar un déficit que se había heredado en el orden del 5% del PBI, luego de cinco años de estancamiento económico. Cuando la gran bonanza de los precios internacionales se detuvo en el 2014, el Uruguay dejó de crecer y se paralizó también el proceso de baja de la pobreza. Hoy, pese a esos golpazos, la pobreza se empieza a abatir y se puede afirmar que mientras en el 2019 había 42.065 niños en esa situación, hoy hay 38.931, bastante menos, aunque sea mucho aún y obligue a un compromiso mayor hacia el futuro.

La prédica opositora machacona habla todo el tiempo de que no se ha recuperado el salario real al nivel de 2019. Y eso es verdad, porque ante el impacto de la crisis se privilegió mejorar el empleo y en eso estuvo todo el mundo de acuerdo, como se apreció en los convenios salariales. Encarecer la retomada, alejaba el empleo. Por ello, en el primer trimestre de este año tenemos 30 mil puestos de trabajo más que los que había en el primer trimestre de 2019 (no olvidemos que entre el 2014 y el 2019 se perdieron 56 mil puestos de trabajo, la desocupación estaba casi en el 11% y que ese fue el punto de partida para el actual gobierno). Si miramos el seguro de desempleo advertimos que hoy hay 43.947 trabajadores, incluyendo 9 mil en seguro parcial, cuando en 2019 había 46 mil desocupados plenos. Hoy el desempleo está en el 7%.

Ante la situación social, se duplicaron las transferencias sociales: se pasó de 268 millones de dólares en 2019 a 500 millones. También se están duplicando los fondos para erradicación de asentamientos: 500 millones en el período, contra 250.

El programa de Primera Infancia, propuesta del Partido Colorado en la última Rendición de Cuentas, destina 50 millones de dólares para que los niños de 0 a 3 años puedan ser más y mejor atendidos en los CAIF, con programas de seguimiento que permitirán llegar efectivamente a la población más vulnerable.

El resto de las medidas son conocidas. Se destinarán 120 millones de dólares en este segundo semestre para adelantarle el 3% a los jubilados y el 2% a los funcionarios públicos, a cuenta del aumento de enero. Otros 60 millones se destinan a amortiguar el precio de los combustibles. Las rebajas de IVA llevan 4 millones. A lo que se añadió ahora un 4% para las asignaciones familiares del Plan de Equidad, un refuerzo de 1.500 pesos al Bono Crianza y otros beneficios más, como congelar el precio del supergás durante todo este invierno. En total son aproximadamente 300 millones de dólares. O sea que, repetimos, el Estado se ha hecho cargo de la situación.

Frente a eso, el Frente Amplio lanza lo que llama “propuestas” , que no son otra cosa que una avalancha de medidas que significarían 1.300 millones de dólares, con las consecuencias inevitables de más déficit, caída del grado inversor con el consiguiente aumento de intereses o bien más impuestos.

El camino es otro: 1) abrir mercados internacionales; 2) estimular la inversión, que se está logrando con proyectos ya presentados, que suponen 7.000 empleos; 3) seguir apoyando la exportación, que ya está 24% por encima del 2019; 4) fortalecer la institucionalidad fiscal para generar confianza; 5) acotar la inflación, acelerada por el contexto mundial, 6) apoyar a las PYMES, a las que se le han dado 40 mil préstamos especiales en 2020 y 47 mil en 2021, para que puedan sobrevivir y seguir recuperando empleo. Quedémonos en estas pocas líneas generales, pero el camino es en esa dirección.

Si el país logra controlar la inflación y mantener el ritmo de inversión, seguirá creciendo en actividad y empleo. Si nos desbarrancamos en la orgía de los gastos sin ton ni son, sin retorno de producción (como hizo el Frente Amplio cuando despilfarró la bonanza comercial) nos ponemos en el camino triste de la mayoría de nuestros hermanos latinoamericanos.

Hoy la Fundación Getulio Vargas de Brasil informa que el Uruguay es el país con mejor clima para la inversión en la región. Si lo mantenemos habrá mejoraría social y más empleo. Si seguimos mirando a la Argentina para proponer más impuestos o gastos desfinanciados, el horizonte ya no será incierto sino de retroceso.


Dato mata relato: las transferencias a hogares vulnerables se duplicaron desde 2020

Pese al relato maquineo del “Estado ausente” y la “desmantelación” de las políticas sociales, la realidad indica que desde el inicio de la pandemia de covid-19, a 14 días de que la coalición ingresara al gobierno, las transferencias a beneficiarios del Mides se duplicaron, pasando de US$ 200 a US$ 400 millones.

Frente a los innegables aciertos en el área sanitaria –reconocidos por propios y ajenos–, desde el inicio de esta administración la oposición ha intentado golpear al gobierno poniendo énfasis en la otra cara de la pandemia, la socioeconómica. Retomando el viejo fantasma del neoliberalismo, la dirigencia frenteamplista –y sus satélites sindicales y sociales– ha insistido machaconamentecon el slogan del “Estado ausente”.

No obstante, a juzgar por el punto de partida heredado y los desafíos impuestos por la coyuntura, todo indica lo contrario. Como ya hemos advertido desde estas páginas, el 1° de marzo de 2020, el gobierno de coalición tomó las riendas de un país endeudado, empobrecido y con el Estado ausente. Economía en recesión, déficit fiscal por las nubes, 160.000 desempleados, más de 1.000 personas durmiendo a la intemperie y 400 mil trabajadores informales. Todo esto, sin pandemia y con viento de cola internacional.

Las ollas populares, que el Frente Amplio utiliza hoy como trincheras políticas, también existían. Todos los inviernos, cientos de personas en situación de calle se aglomeraban en distintos puntos de la capital para recibir un plato de comida –a veces el único del día– que concedían diversas organizaciones sociales y religiosas. Lo mismo sucedía en el interior del país. Al parecer, esa pobreza no les importaba.

Con la irrupción del covid-19, la situación se agravó. Es un hecho, que el gobierno no ha negado. Sin embargo, consciente de que la situación se agravaba, la coalición no escatimó recursos. Aunque lo nieguen, aunque lo califiquen de “insuficiente”, los datos son los datos. Desde que asumió el gobierno de coalición las trasferencias a las personas más vulnerables se duplicaron.

Así lo explicóel director Nacional de Transferencias y Análisis de Datos del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el colorado Antonio Manzi, en entrevista con Telenoche. En primer lugar, el jerarca aseguró que desde que arrancó la pandemia las medidas del Poder Ejecutivo han sido consistentes en su focalización en hogares de vulnerabilidad socioeconómica.

“Cuando arrancó la pandemia lo primero que hicimos es utilizar las herramientas que el Ministerio tenía más a mano, que son la Tarjeta Uruguay Social y las Asignaciones Familiares - Plan de Equidad, y las primeras medidas que tomamos fue reforzar varias veces los montos que ya recibían los hogares en un 50% durante el 2020 en ambas prestaciones (...) y luego durante 2021 se reforzó las Asignaciones Familiares -Plan de Equidad”, recordó Manzi.

“En marzo de 2020 los hogares que recibían estas prestaciones alcanzaban los 200.000 hogares donde viven unas 817.000 personas (...) a ellos se determinó que recibirían estas prestaciones dentro de esas se incluyen los casi de 87.000 hogares que además reciben la tarjeta”, agregó.

Con respecto a los trabajadores informales, Manzi recordó la creación de la “canasta emergencia” un cupón mensual de $ 1200. “Con eso se aumentó mucho más la cobertura, en su momento pico, llegamos a tener 320.00 personas que recibían la canasta de emergencia y esto sumado a los hogares que recibían la Tarjeta Uruguay Social y las Asignaciones Familiares - Plan de Equidad” , subrayó el jerarca.

Explicó Manzi para finalizar: “...desde marzo de 2020 a marzo de 2022, entre los refuerzos de la tarjeta, en asignaciones y canasta de emergencia, vamos destinados más de US$ 415 millones”. En definitiva, esto quiere decir que, desde el inicio de la pandemia, el gobierno ha duplicado en transferencias los recursos destinados a beneficiarios del Mides. Dato mata relato.


El Partido Colorado ratificó la urgencia de concretar la reforma de la seguridad social

Luego de recibir un informe de sus técnicos especializados, el Comité Ejecutivo del Partido Colorado reafirmó la necesidad urgente de reformar la seguridad social, dotando nuevamente de sostenibilidad al sistema y corrigiendo los efectos perversos de la flexibilización –populista–que puso en marcha el Frente Amplio cuando accedió al gobierno nacional.

El lunes, en su reunión ordinaria, el Comité Ejecutivo del Partido Colorado recibió un informe de sus representantes (Ana Inés Zerbino, Renán Rodríguez y Ariel Davrieux) en la Comisión de Expertos en Seguridad Social, que se encargó de estudiar la reforma del sistema de seguridad social, desde que fue creada en la Ley de Urgente Consideración (LUC).

En primer lugar, el Partido Colorado sustenta su posición en que los propios expresidentes frentistas (Vázquez y Mujica) y el conductor económico de los gobiernos de ese partido (Astori), responsables de la situación actual, han coincidido en la necesidad de reformar el sistema de seguridad social, a fin de darle sostenibilidad en el tiempo y una mayor equidad (aunque hoy los frenteamplistas se hagan los distraídos).

Por otra parte, la necesidad de la reforma parte de un factor demográfico: menos nacimientos, más expectativa de vida. En 1985 la expectativa de vida al nacer era 71 de años, hoy es de 79. Si nos ubicamos en la expectativa de vida a los 65 años, nos encontramos con que hoy sería de 86 para las mujeres y 81.5 para los hombres, cuando en 1996 eran cuatro años menos. Este cambio demográfico opera dentro de un régimen que, además, está desfinanciado y que recibe hoy un subsidio de 1.800 millones de dólares por impuestos (7% de IVA, etc.), que ha resultado también insuficiente.

Las propuestas procuran una mayor equidad, beneficiando las jubilaciones más bajas. Se propone un aumento progresivo de la edad para los nacidos antes de 1967, añadiéndose un año por cada uno, hasta llegar a los 65 años para los nacidos antes de 1971. Estas edades se exceptuarían para los regímenes bonificados actualmente como construcción, policías, maestros, etc.

La última gran reforma de la seguridad social fue realizada durante la segunda presidencia del Dr. Sanguinetti. La gestión empresarial de las AFAP junto a la modernización del BPS, institucionalizando la Historia Laboral controlando la evasión y aumentando los cotizantes, permitió una mejor organización y salud del sistema, que tendría una sostenibilidad por varias décadas.

Sin embargo, en uno de los tantos arrebatos populistas que tuvo el Frente Amplio al asumir el gobierno nacional, se flexibilizó el sistema introduciendo nuevamente algunos elementos que habían llevado a la situación corregida por el gobierno del Dr. Sanguinetti. Como explicamos aquí hace ya tiempo, en 2008 se bajó la exigencia de años de trabajo de 35 a 30 y para las mujeres con hijos, a 25 años de trabajo más un año de trabajo ficto por cada hijo. A contramano de la lógica, porque la expectativa de vida sigue creciendo, el Uruguay –a la inversa del mundo– bajó las exigencias. Para completarla, el Frente Amplio reabrió el espacio de la prueba testimonial de servicios, con lo que se empezaron a jubilarse muchos que no habían aportado. Y, como si esto fuera poco, por un decreto de 2013, la jubilación por enfermedad o invalidez pasó a generar jubilaciones mayores que las ordinarias, razón por la cual estamos ante una avalancha incontenible de jubilaciones por esas causales.

En lugar de asumir su responsabilidad, el Frente Amplio, que también integró la Comisión de Expertos en Seguridad Social creada en la LUC, busca que la reforma naufrague. En definitiva, crearon el problema y no están dispuestos a colaborar en la solución. ¿Esa es “la mano tendida” que, según Pereira, tiene el Frente Amplio?


Gremio municipal de Canelones denuncia a Orsi por convertir la Intendencia en una agencia de colocaciones del Frente Amplio

Adeom Canelones denunció la designación directa de un grupo de dirigentes del Frente Amplio y sus familiares por parte del Intendente Orsi. El gremio considera que las contrataciones son “desmedidas” y obedecen a un “interés puramente político”, en alusión a la evidente candidatura de Orsi en el año 2024.

El martes de la semana pasada, Adeom Canelones manifestó su descontento con una serie de contrataciones que viene realizando el Intendente emepepista Orsi. “En momentos en que se están realizando concursos de asenso para Oficinista I, la Administración designa en forma directa a un grupo de personas que ingresan ya en ese grado, para el cual muchos compañeros se esfuerzan en llegar a través del mecanismo de carrera”, denuncian desde el gremio.

“Entre las personas designadas se encuentran ex Concejales, así como también familiares directos de políticos, dejando en claro que el criterio seguido por la Intendencia no es uno funcional al servicio de los intereses objetivos de la Comuna y de la población, sino que obedece a un interés puramente político”, agregan desde el sindicato.

De acuerdo a un informe realizado por El País, el cargo más notorio es el de Javier Cha, quien fuera Diputado y luego Director Nacional de Casinos durante las administraciones del Frente Amplio, al que se le asignóel grado Dd con una remuneración de casi $ 100.000 por mes.

Además, en las últimas 14 contrataciones directas de abril y mayo ingresaron distintos concejales del Frente Amplio que renunciaron a la actividad honoraria para trabajar por un salario en la comuna. Esto se suma a otros concejales (pertenecientes al MPP) que habían sido tomados el año pasado.

El presidente de Adeom Canelones, Guillermo Aguilar, dijo en entrevista con El País que entre los exconcejales contratados están Kryzia Capote (PCU) de Las Piedras y Verónica Iraola de Pando. “El intendente ha estado haciendo contrataciones directas de forma discrecional” , señaló Aguilar.

Está claro que Orsi ya comenzó su campaña para 2024 y al igual que su homóloga Cosse la financiará con cargos compañeros. No nos sorprende.


Jugando para la tribuna

El Frente Amplio está en decadencia. Y todos los días algún dirigente se esfuerza en demostrarlo. Emulando a Donald Trump, que hizo de Twitter su frente de batalla, distintos legisladores opositores no hacen otra cosa que jugar para la tribuna, para las redes, por los “likes”.Episodios como el de la “donación” de seis “pendrive”a ASSE son de una inmadurez política alarmante. Ridículo, por decirlo decorosamente.

El lunes pasado, la bancada de legisladores del Frente Amplio le envió a la dirección de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) seis “pendrive”, para “aportar soluciones” . Un gesto ridículo que los legisladores opositores publicaron orgullosos en sus redes sociales, cosechando la aprobación de sus fanáticos anónimos.

La escena, esperable en un adolescente malcriado, se debió a que a una legisladora frenteamplista no le gustó que le respondieran un pedido de informes “en papel” , como se hace habitualmente y como hacía el Frente Amplio cuando era gobierno.

Al parecer, cierta información solicitada por la diputada emepepista Lucía Etcheverry no se podía visualizar correctamente por lo que la representante solicitó que se le hiciera llegar la información en formato digital. Desde ASSE se le pidió a la diputada que suministrara una dirección de correo electrónico donde quisiera recibir la información o que, en su defecto,enviara un pendrive para hacerle llegar los datos solicitados. Algo que nunca ocurrió por decisión de la parlamentaria. En resumen, ASSE no sólo respondió la solicitud de información en tiempo y forma, sino que además accedió a hacerle llegar la misma información en formato digital.

Fiel a su estilo, la bancada del Frente Amplio tergiversa los hechos, se victimiza y dice aportar soluciones con el ridículo envió de seis “pendrive”. Pero lo peor no es el hecho en sí, sino que lo publiciten orgullosos. Otra triste muestra de la degradación en la que se encuentra sumergida la oposición.


Los desafíos que dispara una realidad inédita

Con esas palabras, el economista Carlos Sténeri tituló su habitual columna en el diario El País. Compartimos aquí sus reflexiones.

La variedad de los impactos que irradia la guerra en Ucrania, coloca en un segundo plano hechos como la apreciación sustancial del dólar respecto a las monedas más relevantes en lo que va del año, así como las dificultades que tienen áreas sustanciales del mundo para abastecerse de alimentos básicos.

En tiempos normales, ambos sucesos serían motivo de alertas, en particular por sus efectos en el mundo industrializado, en los países en desarrollo y en particular, en las naciones más pobres. Con un conflicto bélico en desarrollo, sus efectos adversos se potencian, pues son fermento para causar inestabilidad política por doquier.

Como efecto positivo, la apreciación del dólar ayudaría a frenar el empuje inflacionario en Estados Unidos a través del abaratamiento de sus importaciones, mejorar la capacidad de competencia al resto del mundo, en particular la referente a los países en desarrollo exportadores. Lo negativo es la velocidad y magnitud de la apreciación, que en el correr del último año fue de 16%, algo no visto en las dos décadas previas. En otro contexto, Estados Unidos hubiera acusado de una guerra de monedas que obligaba a medidas compensatorias de su lado (aranceles) o acciones desde Europa, Japón y China.

Hoy el mundo transita coordenadas distintas. Desde 1945 es la primera vez que hay un conflicto bélico entre dos países europeos soberanos. En tales circunstancias, el dólar es el refugio preferido, atrayendo capitales hacia ese país, ayudando a financiar el déficit de su cuenta corriente. A su vez, la postura contractiva de la FED respecto a la del Banco Central Europeo, fortalece las expectativas de apreciación del dólar.

En cambio, el foco de inestabilidad se dirige hacia el mundo en desarrollo, por el aumento simultáneo del precio de la energía, de los alimentos y el alto endeudamiento, denominado en dólares y creciente por la pandemia.

Esto conduce hacia situaciones extremas, donde no son ajenas las hambrunas, potenciales defaults en el servicio de deudas y, por ende, el comienzo de un ciclo de inestabilidad económica y política en varios confines del mundo.

Lo cierto es que la delicada maniobra de reabsorción de la enorme masa monetaria emitida para resolver la crisis financiera del 2008-9 y las necesidades inducidas por los embates de la pandemia, ahora se encuentra entre el fuego cruzado de contraer más para cumplir su objetivo de controlar la inflación, con el riesgo de apreciar más al dólar y generar una reversión de capitales desde los países en desarrollo, que siempre lleva a resultados indeseados. Y todo esto, enmarcado en un conflicto bélico sin fin predecible, que coloca al mundo al borde de una situación inédita en la historia reciente.

También, la guerra proyecta una crisis alimentaria sin antecedentes cercanos. Rusia y Ucrania explican el 30% y 60% de las exportaciones mundiales de trigo y aceite de girasol respectivamente. Para 26 países son los proveedores de la mitad de sus necesidades de granos. La FAO estima que la guerra dejará entre 20-30% de la tierra arable de Ucrania sin cultivar en 2022, a lo que se agrega el bloqueo de sus puertos que le impide exportar su cosecha. Por su lado Rusia, principal productor mundial de fertilizantes, prohibió su exportación generando faltantes y aumento récord de su precio; China hizo lo mismo aduciendo razones estratégicas.

Según la FAO, los precios de los alimentos subieron en promedio un 30% durante el último año. El Banco Mundial estima que, a escala global, por cada punto de suba en el precio, 10 millones de personas son empujadas a la extrema pobreza. Y eso se concentra en países donde ya están agotadas las fuentes para financiar subsidios compensatorios.

Eso genera malestar social, que no es patrimonio solo de países como Sri Lanka, Perú o Túnez. Francia piensa emitir vouchers para los hogares más pobres. Otros países, como India, acaban de prohibir la exportación de trigo, buscando rebajar su precio doméstico y provocando alzas en su cotización internacional. También induce a la formación de stocks estratégicos de alimentos y fertilizantes como amortiguadores de esos impactos, lo cual exacerba la escasez, las subas de precios y los daños sobre las economías más pobres.

Así llegamos a que la seguridad alimentaria adquiere la categoría de una necesidad estratégica, básica a nivel de naciones, en cuyo logro no importan las consecuencias ulteriores sobre el resto del mundo. La mayoría de los programas globales o unilaterales de ayuda alimentaria del pasado no han resultado. Ahora se introduce como causante una dimensión política, no climática, que complejiza una solución para la cual hasta ahora no hay una buena respuesta. Buscarle una no admite demora, pues evita mayores daños sociales y el surgimiento de focos de inestabilidad política.

No puede sustraerse como comentario el privilegio que tiene nuestro país de estar asentado en una región exportadora neta de alimentos. También de poder serlo de energía a escala global, con una oferta no despreciable de índole renovable.

Bajo este foco, el Mercosur puede convertirse en un proveedor estratégico como proveedor de primera magnitud. Potenciar y usar ese atributo como herramienta de crecimiento e inserción externa está solo en nosotros.


Nicaragua es una dictadura al desnudo

Hasta la ola de protestas de 2018, Nicaragua era considerado un régimen híbrido. La “rebelión de abril”, que dejó al menos 355 personas asesinadas por el Estado en tres meses, puso al desnudo lo que en realidad estaba ocurriendo desde 2007 con el regreso de Daniel Ortega a la presidencia: la instalación de un proyecto dinástico y dictatorial, asegura la investigadora nicaragüense Elvira Cuadra en una columna para el The Washington Post que aquí reproducimos.

Ortega lleva ya cinco mandatos y junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, hoy gobierna un Estado policial en el que la principal política pública es la represión sistemática. El 7 de noviembre de 2021 ganaron unas elecciones amañadas, después de que el gobierno encarcelara a siete candidatos de la oposición. El pasado 10 de enero el exguerrillero asumió su cuarto mandato consecutivo en un acto donde casi ningún gobierno extranjero envió representación. Pero ni la falta de legitimidad ni el rechazo de la comunidad internacional importan a Ortega y Murillo. En Nicaragua las voces críticas se convierten en exiliados o en presos políticos condenados en juicios espurios mientras la pareja presidencial se perpetua en el poder.

El desmantelamiento de la democracia por parte de Ortega comenzó a través de la subordinación de la Corte Suprema de Justicia y el Consejo Supremo Electoral, lo que le ha facilitado el control de la Asamblea Nacional y de los gobiernos locales. Órganos en teoría autónomos, como la Contraloría General del Estado, se han convertido en herramientas al servicio del régimen.

Su crecida autoritaria incluyó también una alianza con el sector empresarial para conformar su propio grupo económico, al utilizar los fondos que enviaba el gobierno de Venezuela como apoyo, promociones adelantadas a oficiales de la Policía y el Ejército, y llenando los bolsillos de funcionarios clave del Estado para más adelante construir un andamiaje jurídico que institucionalizó su régimen como la única posibilidad para el país.

Nicaragua se ha convertido en una dictadura sin que se resuelvan los problemas estructurales de uno de los países más pobres de América Latina y el Caribe. Todo ello encendió la chispa para las masivas protestas de abril de 2018.

Desde las manifestaciones, el régimen perdió las formas. La voluntad del pueblo a la que dice encarnar se convirtió en una molestia que ha aplastado mediante la violación de sus derechos. Hoy hay al menos 179 presos políticos, solo este año el gobierno ha cerrado casi 200 organizaciones no gubernamentales —que para muchos nicaragüenses eran una ayuda fundamental para sobrevivir— y ha empujado a cientos de miles al exilio, entre ellos gran parte de los periodistas independientes, defensores de derechos humanos e intelectuales.

Ni siquiera la salud de los nicaragüenses hizo cambiar de rumbo a la pareja presidencial. Su política ante la pandemia fue ocultar información sobre los casos y muertes por COVID-19 y hacer llamados a eventos masivos en los que se exponía a la población al contagio. Cuando los médicos denunciaron públicamente la negativa del gobierno a entregar equipos de protección y el riesgo que corría el personal sanitario, la respuesta fue la misma receta: amenazas y represión.

Conscientes de que habían perdido el favor del pueblo, Daniel Ortega y Rosario Murillo acabaron por apuntalar los resquicios democráticos que quedaban en el país con vistas a las elecciones presidenciales del pasado noviembre. Para ello aprobaron la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, dirigida a criminalizar organizaciones sociales y restringir su acceso a fondos de apoyo; la Ley Especial de Ciberdelitos, para perseguir a la prensa independiente y a la ciudadanía que opine públicamente; o la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía, y la Autodeterminación para la Paz, que tiene el propósito de inhabilitar a la oposición para optar a cargos públicos. Solo el año pasado fueron detenidas más de 50 personas bajo alguna de estas nuevas leyes.

Los primeros meses del nuevo mandato de Ortega han estado presididos por los juicios sumarios y las condenas a muchos de estos presos políticos, algunos grandes símbolos de la lucha por la libertad y la democracia. Dora María Téllez, mítica guerrillera que se enfrentó a su excompañero de armas, ha sido condenada a ocho años de cárcel por “conspiración”. También Cristiana Chamorro, excandidata presidencial e hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, por un supuesto delito de lavado de dinero. Y Hugo Torres, otro reconocido exguerrillero y general de brigada en retiro, murió antes de ser enjuiciado después de que su salud se deteriorara en prisión. Las denuncias de torturas y malos tratos contra los reos continúan al tiempo que sus familiares son hostigados, vigilados y hasta se les retira el pasaporte para que no puedan salir del país.

El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha sido un manual de cómo desmantelar una joven democracia para instaurar un viejo autoritarismo. A la pareja presidencial ya no le queda ni el decoro. En otros países de América Latina el autoritarismo se sigue vistiendo con otros ropajes, pero en Nicaragua hay una dictadura al desnudo.


Rusia es fascista. Deberíamos decirlo

Nunca se derrotó al fascismo como idea, advierte el profesor de la Universidad de Yale, Timothy Snyder, en una interesante columna de opinión para el The New York Times que transcribimos para nuestros lectores.

En cuanto culto a la irracionalidad y la violencia, no pudo ser vencido como argumento: mientras la Alemania nazi pareció fuerte, los europeos y otros se sintieron tentados. No fue sino en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial cuando el fascismo fue derrotado. Ahora ha vuelto, y esta vez el país que está librando una guerra de destrucción fascista es Rusia. Si Rusia ganara, sería muy reconfortante para los fascistas de todo el mundo.

Nos equivocamos al limitar nuestro miedo al fascismo a una cierta imagen de Hitler y el Holocausto. El fascismo era de origen italiano, y popular en Rumanía —donde los fascistas eran cristianos ortodoxos que fantaseaban con la violencia purificadora— y tuvo sus adeptos en toda Europa (y Estados Unidos). En todas sus variedades, consistía en el triunfo de la voluntad sobre la razón.

Por este motivo, es imposible dar con una definición satisfactoria. La gente discrepa, a menudo con vehemencia, sobre qué constituye el fascismo. Sin embargo, la actual Rusia cumple la mayoría de los criterios que tienden a aplicar los académicos. Presenta un culto alrededor de un líder único, Vladimir Putin. Presenta un culto a los muertos, organizado en torno a la Segunda Guerra Mundial. Presenta un mito sobre una pretérita época dorada de grandeza imperial, que ha de ser restaurada mediante una guerra de violencia sanadora: la guerra asesina contra Ucrania.

No es la primera vez que Ucrania ha sido objeto de una guerra fascista. La conquista del país era el principal objetivo bélico de Hitler en 1941. Hitler pensaba que la Unión Soviética, que entonces gobernaba Ucrania, era un Estado judío: su plan era reemplazar el régimen soviético con el suyo y adjudicarse la fértil tierra agrícola de Ucrania. La Unión Soviética se moriría de hambre, y Alemania se convertiría en un imperio. Creyó que sería fácil, porque, en la cabeza de Hitler, la Unión Soviética era una creación artificial, y los ucranianos, un pueblo colonial.

Las semejanzas con la guerra de Putin son llamativas. El Kremlin define Ucrania como un Estado artificial, cuyo presidente judío es la prueba de que no puede ser real. Tras la eliminación de una pequeña élite, se piensa, las masas incipientes aceptarán encantadas el dominio ruso. Hoy es Rusia la que está negándole al mundo el alimento ucraniano, y amenazando con la hambruna en el hemisferio sur.

Muchos vacilan al considerar fascista la Rusia actual porque la Unión Soviética de Stalin se autodefinió como antifascista; pero el empleo de ese término no contribuyó a definir qué es el fascismo, y hoy es más que confuso. Con la ayuda de los estadounidenses, los británicos y otros aliados, la Unión Soviética derrotó a la Alemania nazi y sus aliados en 1945. Sin embargo, su oposición al fascismo no siempre fue constante.

Antes de que Hitler llegara al poder en 1933, los soviéticos trataban a los fascistas como otra más de las formas del enemigo capitalista. Los partidos comunistas de Europa debían tratar a todos los demás partidos como el enemigo. Lo cierto es que esta política contribuyó al ascenso de Hitler: a pesar de su superioridad numérica frente a los nazis, los comunistas y socialistas alemanes no podían cooperar. Tras esa debacle, Stalin rectificó su política y exigió que los partidos comunistas europeos formaran coaliciones para cerrarles el paso a los fascistas.

Esto no duró mucho. En 1939, la Unión Soviética se unió a la Alemania nazi como aliada de facto, y las dos potencias invadieron conjuntamente Polonia. La prensa soviética reproducía los discursos nazis, y los oficiales nazis admiraban la eficiencia soviética en sus deportaciones masivas. Pero Rusia no habla hoy de este hecho, puesto que hacerlo está tipificado como delito por sus leyes de memoria histórica. La Segunda Guerra Mundial es un elemento del mito histórico de Putin sobre la inocencia rusa y la grandeza perdida: Rusia debe disfrutar del monopolio del victimismo y la victoria. El hecho básico de que Stalin permitió la Segunda Guerra Mundial al aliarse con Hitler debe ser indecible e impensable.

La flexibilidad de Stalin respecto al fascismo es la clave para entender la Rusia de hoy. Con Stalin, el fascismo daba igual, después fue malo, luego fue bueno, hasta que Hitler traicionó a Stalin y Alemania invadió la Unión Soviética, y entonces fue malo otra vez. Pero nadie ha definido jamás qué significaba. Era un cajón donde se podía meter cualquier cosa. Se purgó a comunistas acusándolos de fascismo en farsas judiciales. Durante la Guerra Fría, los fascistas pasaron a ser los estadounidenses y los británicos. Y el “antifascismo” no impidió a Stalin poner a los judíos en la mira de su última purga, ni a sus sucesores vincular Israel con la Alemania nazi.

El antifascismo soviético era, con otras palabras, una política de “nosotros y ellos”. Eso no es una respuesta al fascismo. Al fin y al cabo, toda política fascista empieza, como dijo el pensador nazi Carl Schmitt, por la definición de un enemigo. Puesto que el antifascismo soviético solo significaba la definición de un enemigo, le ofreció al fascismo una puerta trasera por la que volver a Rusia.

En la Rusia del siglo XXI, el “antifascismo” se convirtió sin más en el derecho de un dirigente ruso de definir los enemigos nacionales. A auténticos fascistas rusos, como AleksandrDugin y AleksandrProkhanov, se les dio espacio en los medios de comunicación de masas. Y el propio Putin se ha inspirado en la obra de Iván Ilyín, el fascista ruso del periodo de entreguerras. Para el presidente, un “fascista” o un “nazi” es alguien que simplemente es contrario a él o a su plan de destruir Ucrania. Los ucranianos son “nazis” porque no aceptan que son rusos y se resisten.

A un viajero del tiempo de la década de 1930 no le sería difícil identificar el régimen de Putin como fascista. El símbolo de la Z, la propaganda, la guerra como un acto de violencia purificadora y las fosas de la muerte alrededor de las ciudades ucranianas lo dicen claramente. La guerra contra Ucrania no es solo un retorno al campo de batalla fascista tradicional, sino también un retorno al lenguaje y las prácticas fascistas tradicionales. Los otros están ahí para ser colonizados. Rusia es inocente, debido a su pasado lejano. La existencia de Ucrania es una conspiración internacional. La guerra es la respuesta.

Puesto que Putin se refiere a los fascistas como el enemigo, quizá resulte difícil percibir que él pudiera ser, en realidad, un fascista. Sin embargo, en la guerra de Rusia contra Ucrania, “nazi” solo significa “enemigo infrahumano”: alguien a quien Rusia puede matar. El discurso del odio dirigido a los ucranianos les hace más fácil asesinarlos, como vemos en Bucha, Mariúpol y todos los lugares de Ucrania que han estado bajo la ocupación rusa. Las fosas comunes no son un accidente de la guerra, sino una consecuencia que se espera de una guerra de destrucción fascista.

Que los fascistas llamen a otras personas “fascistas” es fascismo llevado a su extremo ilógico como culto a la sinrazón. Es un punto final donde el discurso de odio invierte la realidad y la propaganda es pura insistencia. Es el apogeo de la voluntad por encima de la razón. Llamar a otros fascistas siendo un fascista es la práctica putinista esencial. El filósofo estadounidense Jason Stanley lo llama “propaganda debilitadora”. Yo lo he llamado “esquizofascismo”. La formulación de los ucranianos es la más elegante. Lo llaman “ruscismo”.

Nuestro conocimiento sobre el fascismo es hoy mayor que en la década de 1930. Hoy sabemos adónde condujo. Debemos identificar el fascismo, porque entonces sabremos a qué nos enfrentamos; pero identificarlo no es desmontarlo. El fascismo no es una postura en un debate, sino un culto a la voluntad del que emana ficción. Consiste en la mística de un hombre que sana el mundo con violencia, sostenida por la propaganda hasta el final. Lo único que lo puede desmontar son las muestras de debilidad del líder. Hay que derrotar al líder fascista, lo que significa que quienes se oponen al fascismo tienen que hacer cuanto sea necesario para derrotarlo. Solo entonces se vienen abajo los mitos.

Como en la década de 1930, la democracia está en retirada en todo el mundo, y los fascistas han dado un paso y les han declarado la guerra a sus vecinos. Si Rusia gana en Ucrania, no solo supondrá la destrucción de una democracia por la fuerza, aunque eso ya es suficientemente grave. Será desmoralizador para las democracias de todas partes. Incluso antes de la guerra, los amigos de Rusia —Marine Le Pen, ViktorOrbán, Tucker Carlson— ya eran los enemigos de la democracia. Las victorias fascistas en el campo de batalla confirmarían que rige la ley del más fuerte, que la razón es para los perdedores, que las democracias deben fracasar.

Si Ucrania no se hubiese resistido, esta habría sido una oscura primavera para los demócratas de todo el mundo. Si Ucrania no gana, podemos esperar décadas de oscuridad.


No podemos normalizar las venganzas de AMLO

La primera vez que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), cobró venganza contra un periodista crítico e hizo pública presunta información privada de este, la sociedad armó un escándalo de talla internacional. Ya no. Las venganzas del presidente contra quienes lo denuncien o exhiban están totalmente normalizadas en el país, advierte el columnista del The Washington Post, Carlos Loret de Mola, en una interesante columna que nos interesa compartir.

El primer caso, desatado en febrero de este año, fue contra mí. En el programa a mi cargo en Latinus revelamos la súbita e inexplicable riqueza del hijo de AMLO, José Ramón López Beltrán, cristalizada en una lujosa vivienda en Houston, Texas, que se popularizó con el nombre de la “Casa gris”. El reportaje puso en entredicho la supuesta lucha anticorrupción del presidente y su cruzada por la austeridad.

La respuesta presidencial rebasó todos los límites: en su conferencia hizo públicos los que, dijo, eran mis ingresos. Se generó una indignación nacional que fue noticia mundial. El presidente no se detuvo. Por el contrario, por dosis cada dos o tres días, fue revelando datos que deberían ser resguardados por el Estado: la dirección del departamento donde vivo, fotografías del edificio, la casa de mi suegro, los lugares donde viven mis cuñadas y una factura con mis datos fiscales.

Para cuando presentó en Palacio Nacional las imágenes tomadas con un dron de la casa de campo familiar, anunciadas y distribuidas con información falsa, ya nadie se escandalizó. El ataque se había normalizado.

El presidente no ha podido desmentir un renglón de nuestras investigaciones. Ni de la casa de su hijo, ni de los videos de sus hermanos recibiendo dinero clandestinamente, ni ningún otro reportaje presentado por mi equipo. En cambio, en los últimos tres meses me ha calumniado, ha mentido abiertamente sobre mí y sobre lo que tengo, ha utilizado adjetivos despectivos, puesto en tela de juicio mi trabajo y cuestionado mi honorabilidad. Incapaz de desmentir el mensaje, busca descalificar al mensajero.

El presidente no esconde que se trate de una venganza. El 15 de marzo declaró abiertamente: “Si no salieran a atacarnos con estos reportajes, pues no estaríamos hablando aquí de esta y mucha gente, muchísima, millones, se quedarían con la idea de que el periodismo es como el castillo de la pureza”.

La narrativa de López Obrador es sencilla: como el periodista ha tenido éxito económico, es corrupto y no puede cuestionar que su hijo viva como millonario. Mi respuesta desde un inicio ha sido clara: más allá de que el presidente haya inflado mi patrimonio con fines propagandísticos, el público ha conocido mi trabajo durante más de 20 años en espacios periodísticos de televisión, radio, internet y prensa escrita que han tenido extraordinarios niveles de audiencia. Al hijo del presidente no se le conoce empleo y se promocionaba como un clasemediero cualquiera durante la campaña que llevó a su papá al poder. Su riqueza súbita nadie se la explica.

El método de venganza que López Obrador estrenó conmigo se ha extendido a más periodistas críticos. El martes 17 en la conferencia, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, a quien candidatea para sucederlo en el poder, presumió que la capital mexicana era más segura que Nueva York. Casi de inmediato, el periodista Jorge Ramos desmintió este tramposo dato con información oficial. ¿Qué hizo el presidente? Revelar los supuestos millonarios ingresos de Ramos con la misma narrativa: si Ramos gana tanto es porque responde a intereses oscuros. No reparó en que se trata de uno de los periodistas de habla hispana más influyentes, quien lleva años dominando los índices de la nutrida audiencia hispana en Estados Unidos. De paso, el mandatario amenazó con seguir la misma ruta contra varios más, destacadamente contra León Krauze, también reconocido periodista de medios electrónicos de comunicación y columnista de The Washington Post.

No hubo escándalo por Ramos ni por Krauze. No se despertó la indignación social inicial. Las agresiones del presidente a la prensa están normalizadas, tanto, que el mandatario tiene el descaro de decir tras estos ataques: “Ya no es tan fácil que un periodista famoso se lance porque le va como en feria, o sea, tienen que medirse, tienen que autolimitarse”.

“Le va como en feria” es una manera muy mexicana de decir que “le va mal”. La regla del autócrata está clara: si dices algo negativo sobre mí, te va mal. Esto incluye la divulgación de información privada que en un país con los niveles de delincuencia que tiene México pone a los periodistas a merced del crimen organizado. Una persecución de Estado normalizada.

Este método de AMLO es una muestra más de cómo el Estado está secuestrado por un agresor que se ha acostumbrado a violar la ley en cadena nacional y que, cómo todo abusador, desafía sus propias fronteras día con día, dejando en evidencia que en este gobierno no hay contención. Su equipo no solo no lo limita, sino que ahora lo imita. Ya es común que funcionarios obradoristas de todos los niveles utilicen el insulto personal contra los comunicadores que los cuestionan, incapaces de desmentir sus publicaciones.

Si bien con el gremio periodístico ha alcanzado niveles insospechados de agresión, el presidente se ha comportado similarmente con otros sectores sociales: ambientalistas, feministas, médicos, padres de niños con cáncer, científicos, cineastas, políticos de oposición, empresarios. La lista no deja de crecer y con el sexenio en el ocaso, es previsible que se radicalice aún más. Conforme avanza su administración, AMLO ha descubierto cada vez más conveniente utilizar su palabra para descalificar y desviar la atención de los temas que no quiere que se aborden. Con su discurso, legitima cualquier ataque que pueda recibir a quien el mandatario considere un adversario: se lo tienen bien ganado por supuestamente ser ricos corruptos que viven de dinero robado al pueblo. Es un líder nato, su palabra pesa y por ello es corresponsable de lo que su discurso de odio pueda desatar.


El lado positivo de que te hackeen

Sufrir un hackeo es, en el mejor de los casos, un inconveniente. También puede llevar a reconsiderar cómo usamos internet, asegura la escritora DorieChevlen en una interesante crónica para la sección Ciencia y Tecnología de la revista Letras Libres. La compartimos a continuación.

Inmediatamente después de obtener la verificación de mi cuenta de Twitter, comencé a pensar qué debería escribir en mi primer tuit con palomita azul. Me importaba mucho porque la verificación de Twitter probaba que era una escritora real, lo que hacía de este el tuit inaugural de una escritora real. Por supuesto, había pruebas más sanas para confirmar mi identidad como escritora, como los años de textos firmados que he acumulado, mis cheques de pago del New York Times o el hecho de que paso la mayor parte de mi día, todos los días… escribiendo. Sin embargo, las ideas comunes de la aceptación social se habían quedado grabadas en mi mente y me habían convencido hace mucho de que esa pequeña palomita azul era más valiosa que cualquiera de esas cosas. Necesitaba que ese primer tuit fuera perfecto: inteligente pero gracioso, fluido y natural, pero sin denotar esfuerzo alguno, lo que al final es un truco de magia que requiere un tremendo esfuerzo.

Después de pasar minutos irreemplazables de mi vida mortal descifrando esta tarea, alguien más vino a liberarme de esta carga. Así es. Fui hackeada. El primer tuit de mi cuenta verificada fue un texto largo e incoherente acerca de los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés), creado por un bot ininteligible. También lo fueron los siguientes 3,000 tuits. Esto no era lo que tenía en mente cuando pensé “sin esfuerzo alguno”, aunque es cierto que no tuve que mover un solo dedo.

Si tienes una cuenta en redes sociales, hay una posibilidad de que seas el próximo en ser hackeado públicamente. No quiero asustarlos, solo prepararlos. He visto que le ha pasado lo mismo a amigos que a celebridades en varias plataformas. De hecho, hace no mucho tiempo ElonMusk fue hackeado en la misma aplicación por la que ofreció miles de millones el mes pasado. No hay refugio ni siquiera en la muerte: la cuenta de Gilbert Gottfried fue hackeada pocas horas después de que se publicara su obituario. Existen métodos para protegerse contra esto (contraseñas complejas, autorización de dos factores), pero hice ambas cosas y ellos, quienquiera que sean, me atraparon.

El mío fue el mejor de los casos de un hackeo. Mi hacker no accedió a mis mensajes directos, e incluso si lo hubiera hecho, no había nada obsceno que revelar. No se filtraron fotos. No pudieron acceder a mi cuenta bancaria, a mis tarjetas de crédito o a mi correo electrónico. Como empleada del New York Times, tuve acceso a las mejores mentes del equipo de seguridad, que trabajaron con Twitter para devolverme mi cuenta en 24 horas. Pude haber sido arruinada, pero tan solo experimenté un inconveniente. Considerando los posibles escenarios de un hackeo, no está tan mal.

¡Pero fue bastante malo! Vi en tiempo real cómo mi hacker reemplazaba mi foto con la de un dibujo de una cabeza de tiburón (aparentemente un NFT), eliminaba mis tuits y comenzaba a publicar miles de sus tuits bajo mi nombre, etiquetando a miles de personas durante las siguientes horas en una aparente estrategia para llevar muchos clics al lanzamiento de un NFT. Mientras trataba de explicarle la experiencia a mi abuela de 91 años, que nunca ha tenido una computadora, le hice esta comparación: ser hackeado es como estar encerrado afuera de tu casa mientras observas a través de las ventanas cómo alguien la roba. Eso suena dramático. Todavía lo sostengo. Pasé años construyendo mi personalidad en línea, la de una Dorie despreocupada en Twitter, y en cuestión de minutos cada pequeña broma y observación que había hecho, cada enlace que había compartido, cada conversación pública que había tenido con showrunners, ensayistas e investigadores que admiro: todo fue borrado y reemplazado con tonterías de NFT. Sí, eran solo mis tuits. Pero eran míos.

A nivel lógico, reconozco que mis divagaciones en internet no son importantes. Comparado con la mayoría de los profesionales de los medios (todos los que estamos teóricamente expuestos “a la mirada del público”), tengo un número de seguidores minúsculo. Incluso para las pocas personas que interactúan con mi Twitter, “interactuar” por medio de tuits es el equivalente intelectual de sonarte la nariz con un kleenex: un segundo de contacto cálido seguido por su desecho inmediato. Estoy consciente de que el mundo físico en el que habito es más importante que el virtual. En las horas posteriores a que me hackearon, cuando no me quedaba nada por hacer más que esperar, fui a ver el espectáculo de una de mis compañías de baile favoritas y luego cené en un delicioso restaurante coreano con una amiga que adoro. A la luz de esta experiencia, la preocupación de unas pequeñas palabras en una pantalla, que en sí mismas solo son una secuencia codificada de ceros y unos, debería haber dejado de importarme por completo.

Pero si soy sincera, apenas pude concentrarme en el espectáculo o la comida. Seguí obsesionándome con todo lo que estaba perdiendo y la incertidumbre de qué más podría perder. Me preocupaba que ahora nadie en internet sabría que era simpática o inteligente. Esto es, por supuesto, una cosa idiota de la cual preocuparse mientras estás sentado al lado de una verdadera amiga que te encuentra agradable e inteligente en la vida real. Y como una verdadera amiga, pidió dos rondas de soju para conmemorar la ocasión, lo cual abrió mi mente y me ayudó a darme cuenta del problema: ser hackeada se sentía como si me hubieran robado porque le había asignado un valor real a un producto virtual.

Aunque eso no fue totalmente mi culpa, ni tampoco un completo error de cálculo. Twitter tiene 330 millones de usuarios mensuales. Puede atrapar a cualquiera, independientemente de su profesión. Sin embargo, para un escritor, tener una personalidad en línea es hasta cierto grado una necesidad profesional. Así es como me entero de qué eventos e historias impulsan la narrativa cultural; así forjo relaciones con otros creadores; así afino la herramienta de mi propio pensamiento. Especialmente para una escritora como yo que experimenta con muchos géneros –no sólo el periodismo comercial de mi trabajo diario, sino también ensayos y guiones–, ha sido una forma de conectarme con personas fuera del Slack de mi empresa. Mis tuits son mucho más rápidos de leer que un ensayo o un guion: un clic en mi página de Twitter reafirmaba mi voz y al menos dejaba ver mi habilidad cómica. Twitter importa. Ha arruinado elecciones e impulsado carreras, así como ha arruinado carreras e impulsado elecciones. Me ha presentado a genios e idiotas, acosadores y amigos. Por supuesto que importa.

Pero, si bien he disfrutado entablar relaciones en línea con otros escritores y lectores, la verdad es que ninguna de esas son relaciones reales, porque nada de lo que soy en Twitter soy realmente yo. Mi yo en línea es solo un extracto simplificado, una voz sin cuerpo pulida a través de ediciones, mientras que mi yo real habla alto, rápido y con gesticulaciones agresivas, algo que mis amigos saben. Si bien un “me gusta” alimenta mi ego, no me hace sentir tan bien como escuchar la risa de la gente. Y, por supuesto, la propuesta de este mismo ensayo fue aceptada por las ideas que contiene, no por mi presencia en las redes sociales. Cuando perdí mi cuenta de Twitter, no estaba de luto por la muerte de alguna posible oportunidad profesional. Más bien sentía como que una parte de mí había muerto con la cuenta. “¡¿¿Cómo sabrán mis nietos que su abuela era expresiva y concisa!??” tuiteé en broma después, pero en realidad me preocupaba. Al crear estas personalidades en línea, efectivamente creamos un tipo de inmortalidad. Nada muere en internet, dice el adagio y, de hecho, ni siquiera mis tuits eliminados están muertos, ya que existirán perpetuamente en la Wayback Machine.

Y ni siquiera esa cadena eterna de unos y ceros me hará vivir para siempre. No hará que yo importe. Ser hackeada me llevó a confrontar la verdadera razón por la cual empecé a publicar en un inicio. No era solo por la diversión, el desafío creativo o la estrategia de trabajo. Era mucho más patético: tuitear, para mí, era un intento de importar. Cada “me gusta” y seguidor eran otra confirmación de cuánto importaba. Sé, por supuesto, que gritar al vacío del internet no te hace importar, incluso si ese eco resuena para siempre. Puedes ser inmortal, pero al mismo tiempo ser olvidado. Cuando tuiteé: “¿Cómo sabrán mis nietos que su abuela era expresiva y concisa!??”, estaba formulando mal la pregunta.

No deseo que los hackeen, pero les comparto que la experiencia sacudió mi alma y me hizo reconsiderar cómo uso el internet, una revaloración que francamente ya hacía falta. Sigo pensando que Twitter es una herramienta poderosa para un escritor, quizás incluso para una persona normal. Sin embargo, estoy tratando de dejar de darle poder para definir mi propio valor. Todavía sigo sintiendo un poco de satisfacción cada vez que una de mis publicaciones recibe atención, pero en las semanas posteriores al hackeo he pasado menos tiempo usando la aplicación y también he gastado menos energía. Aun si sobrevive hasta entonces, me doy cuenta de que mi huella digital no importará en 100 años. Apenas importa hoy. Mis nietos tendrán que saber que soy graciosa solo conociéndome, y supongo que yo también.


La conveniencia de "todo mal por las dudas"

Por Elena Grauert

La oposición ha tomado una actitud destructiva, cuyo mensaje es el pesimismo, el poner en duda todo lo que se hace incluidas las ayudas sociales. No hay una idea que se proponga, con la cual no arrastre una crítica o denostando a la misma por quien la propone y no por su contenido.Lo que se está viviendo es la demostración más cabal del desconcierto de haber perdido el referéndum por la LUC y una forma de visualizar la política como lucha, sin ver que lo importante es el proyecto en un contexto, en favor de los ciudadanos.

Lascríticas son baladíes, sin fundamento, la historia mata el relato;fueron gobierno 15 años, tenían más desempleo que ahora en el 2019 y nada hicieron.En momentos de suba de precios, “el asado del Pepe” yuna especie de acuerdo con las grandes superficies,fueron las medidas de ayuda tomadas por el gobierno del FA.

En cambio, este gobierno “tirano y neoliberal” ha propuesto muchísimas medidas y no descansa en gestionar de la mejor forma, para alcanzar buenos resultados. Rebaja de IVA para algunos productos; adelanto de aumento de salarios y jubilaciones;aumento de 4% en las asignaciones familiares del Plan de Equidad y en la Tarjeta Uruguay Social, que alcanza a 850.000 personas; un congelamiento del precio del supergás que durará hasta fines del mes de setiembre; una rebaja del 50% a los beneficiarios del MIDES; un “refuerzo” de 1.500 pesos para los niños de entre 0 y 6 años atendidos por la cartera, que son 130.000; y la habilitación dentro del Plan de equidad de descuentos focalizados de IVA, entre otros.

En materia laboral, dentro de la ley de promoción de empleo, se aumentó el beneficio para personas entre los 30 y 44 años de edad,para promover el empleo en esa franja etaria, dando un subsidio que descuenta sus obligaciones ante el Banco de Previsión Social (BPS) durante seis meses, en un equivalente a $ 5.000 por mes.

Además, se propuso una rebaja de aranceles en los productos más afectados por el conflicto internacional, la harina de trigo y elaceite, así como flexibilizar medidas para-arancelarias que encarecen los alimentos. Y todas estas medidas son tomadas en formapensada, paulatinamente, tratando de cubrir las necesidades de los sectores con mayores vulnerabilidades, pero también atendiendo el tema en forma genérica en cuando a la salud de la economía, disminución del déficit, y atracción de empresas para que inviertan.

Es tanta la necesidad de menospreciar y mostrar a un contrincante frio, calculador y alejado de los problemas sociales, que las declaraciones de Fernando Pereira y todos los legisladores que lo acompañan, lamentablemente lo que ayudan es a desinformar. En donde la cuestión es ganar o perder, por tanto, el tema no es la gente, es el poder, desinforman y en vez de ser agentes de ayuda y promoción de medidas que incluso los podría beneficiar como operadores políticos, critican, esconden las medidas con una actitud mezquina, que hace perder a todos y no ayuda a nadie.

El mundo también presenta esa lucha, entre quienes defienden a la gente, ven a las personas, saben que el esfuerzo vale la pena en la medida que llegue a los destinatarios, y que los principios no se claudican. Y quienes autojustifican su defensa en su propia doctrina, no demuestran nada en favor de las personas, el generar mitos faraónicos de figuras o verdades absolutas que nada tienen que ver con la realidad.

Venezuela, Argentina, Cuba, Nicaragua, todas con hiperinflación, todas con altísimos niveles de pobreza, todas haciendo discursos maniqueos culpando a otros de sus fracasos, pero al final nada explican porque la gente trata de huir de sus países porque no encuentran futuro.

Son países y doctrinas totalitarias donde el fin justifica los medios y no están viendo que el mundo con mejores índices humanos va para otro lado. Tienen una incapacidad total de tener un proyecto de futuro, integrado. Los mismos se caracterizan por la opacidad de políticas, falta de independencia de los poderes del estado, inflación, pobreza,donde la corrupción es parte del juego político y la economía presa de mafias que intentan captar, más riqueza para unos pocos mediante oligopolios o monopolios, evitando todo índice de competencia leal y transparencia.

Lo que me llama más la atención es entender, ¿ese es el modelo de país que quieren?, quieren alcanzar eso a cualquier costo. Lamentablemente, la historia está llena de “leviatan” y sí hay seres como lo fue Hitler, Stalin, como es hoy Maduro,Cristina Fernandez de Kirchner,Kim Jong-un parte de una dinastía en Corea del Norte, un Ortega en Nicaragua, que no creen en la libertad de las personas de decidir su futuro, ni en los emprendedores y esa “llaga” hace que en nombre del pueblo se cometan las más grandes aberraciones.

El Frente Amplio de hoy, corporativo y sesgado, parece querer ir por ahí, sino no se explica la virulencia, el sacar bandera y festejar las cosas malas que suceden como si fueran sus triunfos o el desinformar permanentemente.

En el mundo las cartas están tiradas y Uruguay tiene un sólo camino y es la defensa de la libertad y la republica siempre, como lo hizo desde su fundación, en 1980 con el plebiscito, como lo hizo ahora con el referéndum. Somos un pueblo libertario y republicano por naturaleza y de eso se trata cuando decimos que primero está la ley, la seguridad jurídica, el Estado de derechoy en definitiva “la ética de la responsabilidad” frente a la efímera y mezquina conveniencia, como explicaba Max Weber.


INAC: nueva estimación del Novillo Tipo reconoce logros en la producción de carne vacuna

Por Tomás Laguna

INAC es de las instituciones públicas cuya excelencia en el cumplimiento de sus objetivos alcanza niveles de jerarquía internacional. Son muchas sus fortalezas. Una de ellas está en la información que aporta a los actores del mercado de la cadena cárnica. Hace una semana presentó una actualización de la fórmula de cálculo del indicador Novillo Tipo, expresión teórica del valor del novillo una vez industrializado y comercializado en los distintos mercados.

Desde inicios del año 2007 INAC elabora un indicador denominado “Novillo Tipo” el cual permite estimar el valor de un novillo una vez industrializado y comercializado en los distintos mercados. Para ello se consideran los distintos productos industrializados a partir de la faena de un ejemplar de 480 kgs (en su construcción original), razas británicas y sus cruzas, con un rendimiento del 54% en cuarta balanza, ponderando su colocación en los mercados externos y del abasto según su importancia relativa. En la diferencia entre este indicador y el valor del novillo vendido para faena se puede llegar a una estimación del margen industrial por animal faenado. Es un aporte más para la comprensión y transparencia en la integración productiva de la cadena.

Recientemente el instituto informó sobre cambios introducidos a la forma de cálculo luego de 14 años de su construcción original. Modificaciones que justifican y expresan cambios relevantes producidos en el agro negocio de exportación de carne bovina. Así fue que los técnicos del instituto, en una decisión avalada por producción e industria, consideraron que en la nueva realidad productiva el peso del animal ingresado a planta industrial había evolucionado de 480 kgs peso en pie a 520 kgs. Se mantuvo el rendimiento en 54%, reconociendo la mayor calidad del producto ofrecido a la industria, cuando históricamente novillos más pesados se asociaban a animalesmás viejos y por ende de menor rendimiento. Más significativo aun fue la estimación de los mercados de colocación del producto industrializado, dónde aumentó significativamente el peso relativo de los mercados externos, además de incluir cortes que antes no eran tenidos en cuenta. En la corrección, que es retroactiva a enero del 2022, el valor del novillo gordo aumentó un 7,7%, el valor del indicador Novillo Tipo se incrementó 15% lo que determinó que el margen industrial aumentara 44%. Estos valores explicanla realidad de un negocio redituable para todas las partes de la cadena, aspecto que había perdido representatividad con la anterior forma de cálculo.

La noticia de la reformulación de este indicador por parte de INAC permite sostener que se está en vías de alcanzar un nuevo paradigma en la producción de carne, tanto en la producción primaria como en el negocio de exportación. La producción presenta transformaciones de carácter estructural. El actual rodeo nacional presenta hoy una estructura más criadora a partir de la mayor presencia de vacas de cría (la máquina de producir), una mayor producción de terneros (+40% en 14 años), y lo más indicativo es la disminución de novillos de más de tres años frente a una mayor participación de novillos de 1 a 2 años, explicando la reducción en la edad de faena, lo que revela mayor productividad del rodeo nacional e incremento tangible en la calidad final del producto obtenido. La terminación a corral era irrelevante hace 14 años, hoy, aun a pesar de la reducción en el acceso vía cuota 481, el 13% de los animales enviados a faena tienen ese origen para beneficio de una mayor dinámica productiva y variante en la caracterización de los productos obtenidos.

En cuanto al acceso a mercados externos, hoy se exporta el 80% de lo producido frente al 69% de hace 14 años atrás cuando se creó el indicador Novillo Tipo. Más aún, hasta hace unos pocos años el mercado doméstico era el principal destino considerando todos los distintos mercados, hoy lo es China desplazando al abasto a segundo lugar.

Si bien son de consideración estos logros en las exportaciones, es materia pendiente acceder a mejores condiciones en materia arancelaria. No se trata solo cuanto paga nuestro país, sino cuanto se paga en comparación con nuestros principales competidores. Y en este terreno hemos perdido pie en los mercados asiáticos en relación a Australia, Nueva Zelanda y EE.UU.

En esta nueva condición de una cadena cuyo producto final está en el camino de lograr el pleno acceso a los mercados, la exportación en pie dejó de ser un tema de discusión y conflicto al perder peso relativo tanto sobre las existencias como sobre el volumen faenado. Se cumple así aquella máxima de que la mejor exportación en pie es la que estando permitida no se hace porque es más negocio industrializar en el país para luego exportar el producto obtenido.

Es posible argumentar, evitando caer en optimismos desmedidos, que la cadena de producción de carne bovina, esto es producción primaria, industria transformadora y exportación, ha ido evolucionando del viejo e histórico concepto de agregado de partes, lo que se denominaba genéricamente como “cadena productiva”, a una visión más desarrollista, integradora y de agregado de valor desde la producción primaria misma. El nuevo concepto se puede expresar bajo la denominación “cadena de valor”, condición deseable en la consolidación competitiva y proyección futura del agro negocio de exportación de carne. El concepto merece un desarrollo más dedicado, pero podemos resumir sus características. Una cadena de valor se integra por actores económicos que reconocen compartir objetivos estratégicos en una orientación productiva hacia la demanda y no desde la oferta, participan del compromiso por lograr una mayor calidad del producto, y para ello comparten información oportuna que permita tomar decisiones empresariales en beneficio de un mayor acceso a mercados por parte del producto final de esa misma cadena. Para que esto ocurra se deben construir altos niveles de confianza y cooperación durables en el tiempo. En esta sintética definición conceptual, la información pasa a ser un bien no competitivo, integrador, de condición estratégica e indispensable para su uso por todos los integrantes de la cadena, sin distingos de tamaño o posición de privilegio. Esto dicho cuando hay actores de la cadena que cuestionan que de esa forma se exponga al rubro.

Que la vieja disputa entre producción e industria haya ingresado en un proceso evolutivo hacia el concepto de cadena de valor ha tenido en INAC una de las principales contribuciones, aun cuando queda camino por recorrer.

INAC es parte de las fortalezas institucionales de un país que es mucho mejor valorado por su credibilidad y seriedad desde la perspectiva del mundo antes que por lo que apreciamos nosotros mismos, en la falsa percepción que genera mirarse el ombligo...


Las reflexiones de Mario Vargas llosa

Por Jorge Ciasullo

El extraordinario escritor y premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, estuvo el pasado 11 de los corrientes en Montevideo, invitado por el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), ocasión en que brindó una conferencia bajo el título “Uruguay: ¿una excepción para la región?, en la cual desarrolló su percepción sobre la situación política, social y económica, en América Latina.

Sus reflexiones y hasta pronósticos, podrán compartirse o no, en particular por su visión actual y futura, hasta desoladora para algunos países-por responsabilidad de sus gobiernos-, pero lo que no hay duda es que llaman a meditar sobre ellas, con visión crítica o de coincidencia de cada quien, pero que no debe ser de indiferencia.

Por nuestra parte, creemos debe analizarse la situación de la región y del mundo en base a los cambios extraordinarios que han ocurrido en los últimos años, en particular en las comunicaciones y la velocidad de trasmisión global e instantánea, tanto de realidades y situaciones verídicas, como aquéllas llamadas Fake News, que han llegado, estas últimas, a desestabilizar gobiernos y qué decir de destruir, sin ninguna base, la imagen de personas públicas o no, en cuanto a su honorabilidad, ética y hasta su vida personal. Como ejemplo-lamentable- en nuestro país se está llevando a cabo por la justiciala llamada Operación Océano, relacionada con el pago a menores de edad, por hombres mayores, para la realización de actos sexuales. Mucho antes de conocerse el fallo judicial, circuló por las “redes sociales” el nombre de algunas personas, presuntamente involucradas, repetido tan irresponsablemente como exponencialmente provocando daño a familias enteras.

El ejemplo anterior viene a cuento porque esa velocidad –instantánea- entre la recepción de una noticia y su trasmisión, sin verificar su veracidad,puede ser desmentido luego, pero muchas veces tarde. También es cierto que esas vías pueden servir o sirven para aquilatar-desapasionadamente- la percepción de la población, sobre medidas del gobierno que resulten de rechazo o aprobación.

No estamos deacuerdo -con el mayor respeto- con el señor Vargas Llosa cuando afirma referido a distinto países-e incluso el suyo, Perú- que “la población votó mal”, cuando en general en la región, salvo Venezuela y Nicaragua existe-con mayor omenor grado- la libertad de expresión.

Esa libertad de expresión-incluidas las redes sociales- es la que ha llevado a cambios dramáticos en Chile, luego de gobiernos ejemplares como el del socialista Ricardo Lagos, Bachelet o Piñera. Justamente Michelle Bachelet luego de dejar su mandato, en una conferencia en Montevideo, admitió que su gobierno había fracasado en el índice Gini (medida de desigualdad para medir cualquier forma ladistribución)-, desigualdad que bajo los últimos gobiernos chilenos se ha acentuado entrela población de los pueblos originarios y también entre aquéllos ciudadanos bajo la línea de pobreza y sectores de bajos ingresos que, obviamente, determinan su situación económica, educativa, sanitaria y muy particularmente de inserción social, que se arrastra desde la colonia.

Chile, ejemplo en su momento de desarrollo, se despertó inesperadamente, con una revuelta estudiantil, liderada entre otros, por el actual presidente Boric, por un casi ridículo aumento en el precio del transporte público. Sus consecuencias, en primer lugar, el llamado, realizado por el presidente Piñera, a redactaruna nueva constituciónque incluye entre sus redactores tanto a especialistas, como a representantes de los pueblos originarios y de todas las clases sociales que deberá ser aprobada en referéndum y que, algunas de su disposiciones -de ser aprobada-serán transgresoras y hasta revolucionariasy, por tanto, de incierto futuro.

La realidad política y el futuro cercano de la región en ese sentido, podrá ser más o menos calificada de liberal, neo liberal, izquierda o derecha, pero hay algo en la regiónque, a nuestro parecer, deberá enfocarse por cualquier gobierno presente o futuro próximo de nuestros países.

Nos referimos, por ejemplo, a los millones de desplazados-por hambre-(Venezuela) a la deforestación de la Amazonía -a la corrupción galopante en alguno de ellos- a la pobreza y particularmente, al narcotráfico.

En definitiva, es hasta removedor el análisis década país y de la región en su conjunto que ha hecho el señor Vargas Llosa, pero es indudable que muchos de los males que nos afligen exigen una política conjunta y concertada regional sea de cualquier signo su gobierno, siempre que se elección haya sido democrática.


Apostando a la ignorancia

Por Consuelo Pérez

Un paro nacional de veinticuatro horas fue anunciado por la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU) para el próximo miércoles 15 de junio, que involucra a todas las ramas de la Educación, golpeando los derechos de los educandos, y menospreciando a la verdadera democracia.

El paro -que en concordancia con la gimnasia correspondiente se condimentará con movilizaciones- engloba a la Administración Nacional de Educación Pública, la Universidad de la República y a la Universidad Tecnológica del Uruguay.

Como no hay un motivo claro que justifique la iniciativa, ni ninguna razón especifica que lo amerite, se recurre al trillado e indemostrable latiguillo del “recorte presupuestal”, que sirve para toda manifestación donde la supuesta demostración de fuerza es el objetivo primordial, dándose muestras además de una llamativa ignorancia en lo que concierne a la economía de nuestro país en particular, y a la problemática mundial en la que la globalización nos sumerge.

Es de Perogrullo mencionar que el objetivo primordial de la Enseñanza son los alumnos, que otra vez se ven avasallados en sus derechos. De estudiar, de asistir a clase, y de alimentarse en muchos casos. Y son los más débiles socialmente los que, como siempre, pagan las consecuencias.

Recordemos además que después de dos años de pandemia donde se tuvo que suspender la presencialidad y donde hubo pérdidas de aprendizaje, en vez de idearse mecanismos para compensar las horas de ausencia y de vínculo con los docentes, se ignora la verdadera problemática, y se insiste en los arcaicos y totalitarios mecanismos que avasallan libertades, en aras del corporativismo identificado con una izquierda intolerante, sin ideas aplicables, y sin escrúpulos.

Es llamativo también que ninguna organización social de las que dicen preservar los derechos de los másdesposeídos y reclaman justicia social a quien no deben reclamársela, no se manifiesten en esta instancia con propuestas alternativas. Claro, eso exige creatividad, y desinterés político. Y quien nuclea a los gremios de este país, está en las antípodas.

Lo doloroso es que la herramienta del paro -válida y respetable en toda organización sindical- se contamine por identificarse sin tapujos con la oposición, y se transforme en brazo político de la misma en desmedro de los verdaderamente demócratas, desconociendo el verdadero papel y responsabilidad de las Autoridades, y el real cometido de los gremios.

Para terminar, recordaremos que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social refrenda que el 15 de junio es el “Día Nacional del trabajador de la enseñanza privada”, feriado no laborable según lo establece la Ley N° 19.750. El amable lector sacará sus conclusiones con relación a esta “coincidencia” que lindará con lo tragicómico, cuando los que imponen el paro digan que “la actividad docente privada se sumó en su totalidad”.

José Pedro Varela veía en la enseñanza laica, gratuita y obligatoria una herramienta imprescindible para garantizar la Democracia de unpaís, y la misma debe estar ante cualquier interés. De eso se trata, y de ahí nuestra indignación.


Polémica sobre las invitaciones y exclusiones en la Cumbre de las Américas

Por Alvaro Valverde Urrutia

La Cumbre de las Américas, prevista para el 6 al 10 de junio, ha instalado una suerte de “tire y afloje” entre los presidentes Biden y AMLO, donde éste último ha intentado mostrarse como un interlocutor de una parte de los mandatarios de América Latina, recogiendo apoyos y asumiendo el liderazgo de oponerse a una Cumbre sin exclusiones. Estados Unidos decidió no invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua por no respetar los principios democráticos, pero estaría reconsiderando parcialmente su posición.

Los preparativos de la Cumbre se han caracterizado por la polémica sobre las invitaciones y exclusiones de esos tres países que ha impregnado el ámbito político y diplomático regional. Las autoridades americanas han mantenido reuniones con AMLO para analizar diversas opciones en este tema, que aún no han tenido un resultado final a los efectos de que el presidente mexicano asista a la Cumbre por el liderazgo que ejerce y la importancia de su presencia.

Las exclusiones se han convertido en un duro revés para el gobierno de Biden, que está tratando de buscar una solución y limar las asperezas. También, han ayudado las recientes medidas políticas que el presidente Biden adoptó sobre Cuba y las restricciones de algunas sanciones energéticas a Venezuela.

Estas semanas previas a la Cumbre de las Américas, se han caracterizado, entonces, por una polémica regional sobre la lista de invitados y el temor de la administración Biden a un fracaso de la misma. Esa polémica muestra el retroceso en las definiciones y habla a las claras de la inexistencia de postura y los cambios en la región, marcada por la fragmentación política e ideológica de la América Latina.

La Cumbre tiene como temas centrales construir un futuro sostenible y equitativo en el continente; así como buscar reforzar la democracia, también, la migración masiva e irregular y el desarrollo económico. El pacto migratorio o una declaración aparecen como uno de los principales objetivos de los EE.UU para la Cumbre y la exclusión de Cuba dejaría un vacío de uno de los principales partícipes sobre este asunto.

El Departamento de Estado y la Casa Blanca si bien ya han comenzado a enviar algunas invitaciones, no está dicha la última palabra ni cerrado la lista, pero si han expresado que no esperaban la asistencia de Venezuela, Cuba y Nicaragua. En todo caso se siguen están estudiando o evaluando; por ello todavía no hay una lista definitiva a menos de dos semanas de la reunión.

Ante la confirmación de no participar de algunos mandatarios y las dudas de otros sobre asistir, el gobierno de Biden ha venido ejerciendo una “presión”, ante un posible fracaso o boicot que marcaría un quórum limitado, que podría no legitimar la Cumbre, pero pareciera que ya son varios los presidentes que están confirmando su presencia: Boric, Bolsonaro, Abdo, Lacalle Pou, Fernández, Duque, Lasso, Castillo y los mandatarios de la mayoría del Caricom, entre otros.

Bolsonaro que estaba en duda de asistir a Cumbre de las Américas, confirmo su presencia y además tendrá una reunión bilateral con Biden, que había enviado a su asesor especial de la para la cumbre, Chris Dodd, para convencer al mandatario brasileño de que participara; así como establecer una agenda positiva y compartida para la Cumbre. Cabe recordar que Bolsonaro no se había reunido todavía con Biden y que durante la campaña electoral estadounidense se manifestó a favor de Trump.

El Caricom reiteró su reclamo de que la Cumbre de las Américas debe tener carácter inclusivo, si bien aún no tienen un consenso, casi todos los países miembros tendrían previsto asistir luego que tomaron con conformidad las flexibilidades de las recientes medidas de EE.UU hacia Cuba y Venezuela.

Mientras, el presidente de Cuba, Díaz-Canel, acaba de expresar que en ningún caso asistirá a la Cumbre, cuando se estaban haciendo las gestiones para su participación, lo mismo que para Venezuela y Nicaragua. El presidente Ortega, también, se había descartado solo, expresando que no tenía ningún interés en participar de la misma.

Solo se mantiene Maduro que critica por qué se lo excluye, él es consciente que desde la Administración Biden existe el interés de invitar a Guaidó, a quien reconocen como presidente encargado de Venezuela, ya que a Maduro lo desconocen como presidente legítimo de Venezuela desde enero de 2019.

Pero es un tema ambiguo y complicado de resolver, además ya ha habido contactos entre la administración de Biden con autoridades venezolanas cuando el caso del gas por la guerra en Ucrania.

Cuba realiza este viernes una Cumbre del Alba, en La Habana, que tiene en la agenda tratar las estrategias de desarrollo comunes y analizarán la situación política regional, como contrapartida a la Cumbre de la Américas. El Alba está integrado por Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Dominica, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, y Granada.

Mientras, Biden está evaluando la opción de invitar a un representante de Cuba a la Cumbre, ya es sabido, que Díaz-Canel ha desistido de participar en ninguna circunstancia, pero la intención de EEUU tampoco es que participe el canciller, sino un funcionario, sin la calidad de funcionario pleno derecho, sino como observador. Pero, existe la duda de si Cuba aceptaría.

La Cumbre se realizara en medio de una región polarizada y fragmentada, donde el gobierno del presidente Biden continúa evaluando opciones sobre de la manera que podrían participar Cubano, Venezuela y Nicaragua. Pareciera, que ese fuera el motivo por el cual la Casa Blanca y el Departamento de Estado aún no han finalizado la lista de invitados, pero todo hace pensar que la participación será importante.


Comienzos de la Guerra Fría

Por Daniel Torena

Hace 75 años,el 22 de mayo de 1947,el Presidente de los Estados Unidos, Harry Truman,promulgaba la histórica Ley de asistencia económica a Grecia y Turquía para contener el avance del comunismo en Europa.Ambas cámaras del Congreso lo aprobaron, con un respaldo bipartidista de demócratas y republicanos, ante la gravedad de la situación política y de inestabilidad europea, que era el comienzo de asistencia de más fondos para ayudar a Europa, como lo será luego el Plan Marshall.

El Gobierno de Truman y sus asesores estaban convencidos que para detener el avance del comunismo en Europa era necesario una inversión económica histórica en el viejo continente, además de la presencia militar.

Apoyándose en la colosal riqueza estadounidense, qué salió de la Segunda Guerra convertido en la mayor potencia global, se buscó actuar rápidamente. La Casa Blanca convenció a los republicanos, qué muchos pretendían volver a la vieja política aislacionista y de tomar distancia de los problemas de Europa,con argumentos alarmantes de las noticias en Europa.

El Gobierno de Truman estaba alarmado, además, por el riesgo de una victoria del comunismo en Francia y en Italia, que contaban con la ayuda de Stalin y la URSS.

En Italia hubo un acercamiento con el Vaticano, particularmente con el Papa Pío XII, profundamente anticomunista.En las siguientes elecciones en Italia, el Papa Pío XII, tuvo un rol protagónico al apoyar claramente a la Democracia Cristiana, establecimiento qué los católicos no podían votar a los comunistas por ser contraria su doctrinaal dogma de la Iglesia Católica.

A su vez, Francia estaba en medio de grandes problemas socioeconómicos que posibilitaron el aumento electoral de la izquierda. La figura enorme del General Charles de Gaulle,héroe de la Nación indiscutido durante la Segunda Guerra Mundial,era la esperanza de la derecha,su figura al entrar en la política,impulsará después una política nacionalista y conservadora, con la reforma institucional de la “V República”, concretada en 1958.

Truman apoyó la teoría de Churchillde la amenaza soviética sobre Europa Occidental. En su memorable conferencia en la Universidad de Fulton, Missouri, en 1946, Winston Churchillhabló por primera vez de “la Cortina de Hierro” en Europa, qué iba del Báltico al Adriático, separando por la fuerza militar a los Estados de Europa Oriental de Europa Occidental. Fue el gran líder y Primer Ministro Británico que enfrentó a Hitler y su Tercer Reich de 1940 a 1945. También fue el primer gran líder de occidente en advertir el peligro de la política imperialista de Stalin. Esas teorías de Churchill fueron confirmadas plenamente por la Embajada de los EE.UU en Moscú (el famoso telegrama de 8.000 palabras de Kenan al Presidente desde la Embajada Estadounidense en Moscú, además de informes de inteligencia muy detallados del robo de secretos militares, como la Bomba Atómica, por los espías soviéticos). El Pentágono también elevó varios informes de los comandos norteamericanos en Alemania y otras partes de Europa del importante despliegue militar del Ejército Soviético, qué era una gran amenaza con 3.000.000 de efectivos en las fronteras con lo largo de una gran línea del norte de Europa Oriental a los Balcanes. Además, sería confirmatoria la agresiva políticade Stalin,expresada en su discurso del 9 de febrero de 1946, llamando a tomar distancia de los Estados Unidos, como de su modelo capitalista y de los sistemas decadentes de las democracias occidentales.

A todo esto, Truman había dispuesto la presencia más frecuente de la Marina Norteamericana teniendo en cuenta la gran superioridad aeronaval de los EE.UU y el Reino Unido frente a la URSS. Como forma de disuasión a la URSS, cuya Marina de guerra era muy pequeña y al igual que en 1947 no tenían la bomba atómica, los EEUU desarrollaron un arsenal mayor atómico quese mantuvo y en gran secreto por el Pentágono. La URSS desarrollará luego una gran campaña armamentística nuclear qué buscará equiparse a los Estados Unidos en la década de 1950 y llegando a la paridad a comienzos de los años 60.

En 1949, se creará la OTAN como una alianza defensiva de los Estados Unidos y Canadá y gran parte de los Estados Europeos Occidentales tales como Francia, Italia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Dinamarca, Reino Unido y Grecia (luego se incorporaron Turquía y España). Luego de la caída de la URSS,en 1991, se sumaron a la OTAN Estados de Europa Oriental tales como Polonia, Lituania, Estonia, Letonia, Rumanía, Hungría,Rep. Checa, Bulgaria, por temor a una amenaza de la actual Rusia.Como parte de la esfera soviética, seguía latente el temor al viejo expansionismo del Imperio Ruso, de la URSS después y de la actual Rusia que es continuadora de esa vieja política imperial rusa.


Frases Célebres 901

“Es bueno verte”. Boris Johnsson, primer ministro británico, al recibir en su residencia Downing Street al presidente Luis Lacalle Pou. El País (23/05/22).

“No venimos a rogar. Venimos a decir que queremos jugar en la cancha grande, que Uruguay está dispuesto porque tiene confianza en sí mismo”. Luis Lacalle Pou, Presidente de la República, tras la reunión con el Primer Ministro Boris Johnson. Medios Públicos (23/05/22).

“El Poder Ejecutivo es como un gobierno de excusas y de promesas incumplidas (…) La gobernanza dura cinco años y no uno. No se resuelven los problemas en el último año abriendo la cajita de regalos de Papá Noel y colocando canastas en los hogares. Se resuelve con una política consistente con mejorar la calidad de vida de los compatriotas a lo largo de cinco años. Las medidas anunciadas en cuentagotas son muy útiles para conferencias de prensa en Torre Ejecutiva, pero no mejoran la calidad de vida de la gente. Por eso el Frente Amplio se propone construir la esperanza para ser la alternativa para un modelo que no da respuesta ni a los uruguayos, jubilados, trabajadores, pequeños productores o personas que viven en situación de vulnerabilidad. Por eso el Frente Amplio se está preparando para ser una alternativa real a un modelo de claramente fracasó”. Fernando Pereira, presidente del Frente Amplio. Posdcast‘Mano a mano con Fernando Pereira’, episodio 8.

“Me he cansado del destrato y ninguneo de Manini. Es un partido maninidependiente (…) Hoy no me siento representado por esta cúpula de Cabildo y sí me siento un hombre de coalición. No sé si CA (Cabildo Abierto) o Manini tienen la intención de no forjar líderes a niveles departamentales y lo que quieren es gente que acate los designios de la cúpula que está en Montevideo”. Martin Rodríguez, director de Producción y Desarrollo de la Intendencia de Rocha. FM Gente de Maldonado (24/05/22).

“Si los países a los que nos queremos parecer, tienen un gran porcentaje de su PBI en deuda externa, ¿por qué nosotros no? Este país es casi un paraíso, pero el sistema nos llevó al purgatorio. Hay que tomar dos o tres mil millones de dólares y se solucionan todos los problemas de las canastas o problemas de la vivienda. Con 40 mil dólares se puede construir una casa decorosa. Con 400 millones crean 10 mil viviendas. Ahora nos vamos a reunir como partido para llevar las propuestas a la rendición de cuentas. Hay que ajustar los salarios por IPCy controlar el gasto público. El sistema ha fracasado. El oficialismo y la oposición. Hay que hacer algo para salir del fracaso. ¿Qué es lo que hicieron los países europeos? Hay que endeudarse. Hay que pedir préstamos al extranjero. No hay que tocar las reservas. El Frente Amplio fue un buen pagador a pesar que despotricó contra el Fondo Monetario”. Eduardo Lust, diputado de Cabildo Abierto. Informativo Sarandí, radio Sarandí (24/05/22).

“Es dramática la situación que hay que generar para crear cargos en el área de administrativos y de servicios, sobre todo de servicios. Hay obras que se ponen en funcionamiento y no tienen funcionarios para que puedan atender y poner en práctica el funcionamiento de esas instituciones” . José Olivera, secretario general de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes), sobre el paro nacional programado para el 15 de junio, en donde se reclamará recuperación salarial y creación de cargos y denunciarán además que la educación pública ha sufrido un recorte presupuestal de US$ 80 millones en un año. Telemundo, canal 12 (25/05/22).

“Es un problema que estamos viviendo. Hay que ocuparse. A veces parece que las cosas existen si aparecen en los titulares de los diarios. Tenemos un número alto de contagios. Esta cepa se padece con menos gravedad, pero sí es muy contagiosa. Hoy en día es excepcional que se haga un PCR. La técnica por excelencia que se está usando es el test rápido. De un caso que se denuncia, debe haber cinco casos alrededor que no se denuncian. Hay un subregistro oficial, que es lógico”. Álvaro Galiana, pediatra e infectólogo, sobre el momento que atraviesa el país con respecto al covid 19. Informativo Sarandí, radio Sarandí (25/05/22).

“La estrategia de inserción internacional y de relaciones internacionales de Reino Unido cambió a partir del Bréxit, y eso abre nuevas oportunidades. Quizá no en términos de TLC, pero hay mucho para avanzar, ya que hay un acuerdo de inversiones, legislar en servicios. Existe una potencialidad de ampliar la exportación de productos agroindustriales como la importación de productos industriales y de poderío estratégico (…) Estados Unidos también tiene interés en profundizar su relación con Uruguay y desplegar una estrategia en América Latina, que es coincidente con la de Reino Unido. Hay una preocupación muy marcada por los espacios que van ganando otras economías emergentes en la región, y también en Uruguay, como China e India”. Ignacio Bartesaghi, doctor en Relaciones Internacionales y director del Instituto de Negocios Internacional de la Universidad Católica del Uruguay (UCU), analizando los movimientos que está haciendo Uruguay en materia de relaciones internacionales. Informativo Carve del Mediodía, radio Carve (24/05/22).

“Es momento que el Frente Amplio le haga un reconocimiento como corresponde al compañero Danilo Astori y su gestión como conductor y estandarte de la política económica de los 15 años de los gobiernos de izquierda en Uruguay. El legado del compañero Danilo –ministro de Economía y vicepresidente de la República- es tangible, objetivo y la verdad, a mí mis viejos me enseñaron de gurí a ser agradecido en la vida y creo que es justo que así sea es lo que corresponde”. Yamandú Orsi, intendente de Canelones. El Observador (25/05/22).

“La persona que cometió un delito tiene que rendir cuentas, reparar el daño y reintegrarse de la mejor manera posible. La cárcel debería ser la opción cuando no hay más remedio porque la persona cometió un delito grave y es un peligro para la sociedad. Estados Unidos tiene por cada persona que está presa, siete con medidas alternativas. Ellos le llaman inclusive 'medidas comunitarias'. Siete por uno. Uruguay tiene menos, 0,9 con medidas alternativas por uno con privación de libertad. La medida alternativa en algún momento va a ser la cárcel. Si la persona no puede ir a una comunidad terapéutica, si no puede trabajar, no tiene una posibilidad de reisentarse, recibir tratamiento en su adicción, estudiar, asistir a su familia, no puede devolver el daño causado ni ser atendido en una clínica, (que se entienda) que no hay más remedio porque cometió un delito grave, porque es peligro, entonces va a la cárcel. A la cárcel tienen que ir los que realmente nos meten miedo, no los que nos enojan”. Juan Miguel Petit, comisionado parlamentario para el sistema carcelario. Portal 180 (19/05/22).


Martínez Trueba: el comienzo del fin

Por LA LIBRERIA

AG Ediciones, Montevideo, 2020.

Como joven batllista de la Lista 15, no vimos con buenos ojos la Constitución de 1951, que al transformar la victoria electoral de nuestra fórmula en un gobierno colegiado de 9 miembros, la sentíamos como una maniobra para detener la segunda presidencia de Luis Batlle, que se veía imparable. A los 15 años, no tenía suficiente perspectiva para entender lo que ocurría, pero me consta que en el Club Román Freire, de la Calle Yaguarón, a donde comencé mi militancia, todos estábamos en contra de la reforma. Se decía a voz en cuello que Martínez Trueba estaba traicionando a Don Luis. De ello se ha seguido hablando cada tanto, pero puedo afirmar que, como lo afirma la obra comentada, a Don Luis nunca le escuché una palabra descalificadora para Don Andrés. Todo lo contrario, siempre lo respetó, lo consideraba un batllista honesto y sincero que se había sumado al movimiento reformista al aparecer el viejo ideal batllista del colegiado.

El hecho es que las circunstancias políticas han desvanecido la figura de Martínez Trueba, al quedar adherida a ese origen constitucional, finalmente sepultado en la Constitución de 1967.

Lo interesante de esta obra es que a propósito de la vida de Don Andrés, hay una historia contemporánea del Uruguay político y una historia local floridense, de mucho interés. No es un enfoque habitual esa convivencia entre lo nacional, lo departamental y lo biográfico, pero aquí se logra de un modo muy cabal. Así aparecen desde la extravagante práctica de la esgrima por las figuras políticas de Florida hasta los vericuetos de la política internacional del país en ese lapso de los años treinta al cincuenta, de enorme resonancia hasta hoy. Esos planos distintos del relato conviven armoniosamente y son ricos tanto en “pequeña historia”, como dicen los franceses, y grandes líneas de la orientación ideológica.

Es un libro sorprendente, ante todo por sacar de un largo silencio la figura de Martínez Trueba, pero también por construir una vivaz narración de época que, ante la imposibilidad de la objetividad absoluta, transita con “intención de verdad”, como bien define PaulRicœur, por eso período tan poco estudiado de nuestro pasado moderno.

En suma, Solé Obaldía, un profesor de historia y narrador literario, nos ofrece una obra escrita con elegancia, de sólido fundamento histórico y apasionante lectura para quien se interese en la política uruguaya. Demostrándonos a la vez que lo local puede convivir con lo nacional, y aún con lo universal, en un relato histórico en que un personaje floridense protagoniza cambios relevantes de nuestra vida institucional.

J.M.S.

Correo de los Viernes.
Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.