Sobre la flexibilización del Mercosur falta agua por recorrer

Por Alvaro Valverde Urrutia

La propuesta del presidente Lacalle Pou sobre la flexibilización comercial, muestra coincidencias, matices y rechazo con los demás mandatarios del Mercosur, que no serán simples de solucionar.

Lacalle Pou y Bolsonaro deberán tener la tarea nada sencilla de persuadir a Fernández y Abdo Benítez sobre la importancia y viabilidad de la propuesta. Pareciera difícil concebir cómo serían las condiciones de negociación para modificar la normativa vigente. Asimismo, se deberá tener presente cómo repercutirá en el Arancel Externo Común (AEC) y sus disposiciones conexas, tales como, las listas de excepciones al mismo.

El objetivo que persigue Lacalle Pou con la flexibilización es perfeccionar y reformular el Mercosur para que no constituya un escollo para que Uruguay pueda negociar acuerdos comerciales con terceros países. El gobierno uruguayo tiene previsto presentar a sus socios una propuesta de flexibilización del Mercosur, con el objeto de sustituir la Decisión 32/00 por otro instrumento que permita la negociación de dichos acuerdos comerciales de manera unilateral o plurilateral, pero que no necesariamente comprendan a todos los miembros.

Pero el proyecto en que coinciden Uruguay y Brasil de flexibilización comercial y la reducción del AEC se contrapone con la estrategia e intereses del gobierno de Fernández. Mientras, el presidente Fernández se opone a flexibilizar porque afectaría a la unión aduanera imperfecta, alega que no quiere perforar el AEC. Pero, el mismo ha sido permanente perforado, se ha licuado y han prevalecido los aranceles nacionales. También, Fernández entiende que perjudicaría la base productiva nacional. Cabe mencionar que sobre la listas de excepciones del AEC, las primeras exenciones a dicho arancel, se aplicaron a comienzos de los años 2000, en virtud de la crisis Argentina.

Si bien, Abdo Benítez no rechaza la flexibilización y mantiene una postura más cerca de Uruguay y Brasil, no obstante pareciera que su posición no es tan firme sobre la misma. La postura sería la de negociar en conjunto de acuerdo a la normativa vigente, pero no descarta conocer de que se trataría la condiciones y el alcance de la flexibilización

También, se realizó la reunión de coordinadores nacionales del Mercosur presidida por Argentina en el ejercicio de la PPT, donde propuso actividades para el 30° aniversario del nacimiento del esquema. Los coordinadores consideraron la agenda de tareas para la PPT argentina que está orientada a consolidar y profundizar el proceso de integración del Mercosur, tales como el AEC, régimen de origen, comercio electrónico, servicios, sector automotriz, entre otros.

Obviamente, la cancillería argentina no tiene agendada la flexibilización comercial; así como rechazará la rebaja del AEC.

También, estaría previsto una reunión de los presidentes el próximo 26 de marzo en conmemoración de los 30 años de creación del Mercosur, aún no se definió si el encuentro será virtual o presencial. Si fuera presencial se realizaría en Puerto Iguazú.

La PPT argentina le atribuye a este encuentro de los presidentes un "claro valor simbólico y político al mostrar una vocación de integración regional" y transformar al Mercosur "en una plataforma común para la proyección internacional competitiva" de los cuatro socios. Esto significa en buen romance reiterar su rechazo a la flexibilización y a la perforación del AEC; así como reafirma su postura a la negociación en conjunto de los acuerdos comerciales con terceros países.

Pero, el gobierno de Fernández a través de su política comercial enfrenta una seria dificultad que lo mantiene separado o aislado dentro del Mercosur, con una postura que distorsiona, limita y pone repararos a las relaciones comerciales externas del esquema. En consecuencia, conlleva a que otros miembros tiendan a adoptar decisiones unilaterales ante la paralización del Mercosur que restringe el acceso al mercado en terceros países en condiciones preferenciales que obligan a pagar altos derechos arancelarios.

Fernández pretende durante la PPT del Mercosur ratificar su posición para reformular el AEC para la protección de sus sectores industriales, de las importaciones con rebajas menores de un solo dígito o que no se produzcan modificaciones en varios sectores.

Mientras, el gobierno de Bolsonaro pretende ciertos cambios en la reducción del AEC con Argentina, entre ellos, bienes de capital, informática y automotores. El interés pasa, básicamente, por reducir la discrepancia entre alícuotas vigentes en diferentes sectores; así como tener un AEC similar a lo que es la media internacional.

Por ello, Argentina y Brasil vienen negociando una rebaja arancelaria sobre la base de un de 20%. Brasil pretende que la reducción sea la misma para todos los sectores. Mientras el gobierno argentino traslada esta propuesta al sector industrial para conocer su opinión.

El gobierno argentino estaría dispuesto a discutir una rebaja promedio del 20% de las alícuotas, así como se discute ante la postura de Brasil si la baja será pareja para todos los productos o si habrá distinciones, es decir diferenciales que no afecten sus rubros competitivos. Pero, su propuesta se enfocaría en una reducción del 20%, que si se aplica bajaría las alícuotas a un promedio de 11%.

También, Bolsonaro tiene presente que para una reducción arancelaria necesita un buen relacionamiento con el lobby de industria de San Pablo y, que la baja sea igualitaria para todos los sectores.

El gobierno argentino estaría dispuesto a aceptar una reducción, no obstante la consulta al sector industrial para rebajas del AEC de un solo digito, con el objeto de producir perjuicio en la producción nacional. Cabe destacar, que esta consulta, también, corresponde a los tres socios.

No obstante lo anterior, la postura de Fernández sigue siendo la de rechazo a la reducción del AEC y plantea una reformulación del mismo, por ende su posición es un no a la flexibilización comercial del Mercosur.




¿Quién es el Frente Amplio?
Algo más hay que hacer...
Julio María Sanguinetti
El "Flaco" Malaquina, un grande
Cifras del delito continúan descendiendo
Periodismo letra chica
Auditoría en INAU: $ 6,5 millones de pagos indebidos
Gas Sayago: la "velita al socialismo" que sigue quemando plata
La coherencia, que brilla por su ausencia...
Continúa al alza el apoyo a la gestión del gobierno
La vacunación como solución
Elena Grauert
Gobierno congeló el precio de los combustibles por la pandemia
Los combustibles, el agro y la sociedad
Tomás Laguna
Golpeando el espejo
Consuelo Pérez
¿Gobernar o tirar titulares?
Jorge Ciasullo
Un secreto popular
Francisco Berchesi
Salsipuedes
Leonardo Vinci
Derechos vulnerados: 2 casos recientes
Gloria Robaina
Uruguay debe solicitar un "waiver" y no la flexibilidad de la Decisión 32/00
Alvaro Valverde Urrutia
El Voto Uruguayo y la Condena de Naciones Unidas a Israel: Una Cuestión de Identidad Nacional
Jonás Bergstein
El Programa leninista y fidelista llega al Perú
AMLO busca el control total de las elecciones en México
"La sociedad civil debe actuar en defensa de la democracia"
¿Qué está pasando en Cuba?
Hablamos y escribimos para comunicarnos... ¿o no?
Frases Célebres 849
Vagabundo y errante
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.