Quienes falsearon las cifras de los delitos ahora quieren ser fiscales

Durante quince años, los gobiernos del Frente Amplio y especialmente los ministerios del señor Bonomi, se dedicaron a falsear las cifras de los delitos, para aminorarlos. Ahora, en ese mundo de falacias militantes en el que viven, los legisladores frenteamplistas dudan de las estadísticas oficiales -que pautan una baja clara en la tendencia criminal- y anuncian que vigilarán los números. No tienen vergüenza.

En varias ediciones de Correo de los Viernes nos hemos referido en el pasado a los diversos métodos aplicados por los gobiernos anteriores para edulcorar las cifras de los delitos y especialmente de las rapiñas. Como, siendo candidato en 2014, el Dr. Vázquez había prometido una rebaja de las rapiñas en un 30%, lo que nunca se concretó, las autoridades maquillaron las cifras de todas las maneras posibles. Primero, interviniendo a la oficina respectiva, el Observatorio, dirigido por un correligionario, el sociólogo Paternain, quien pagó con su cargo su intención de actuar profesionalmente. Luego, al asumir por segunda vez la conducción del Ministerio en 2015, Bonomi comprometió la realización de un acuerdo técnico con la Universidad de la República, para darle verosimilitud a la información, ya que él mismo reconoció que no era confiable. Ese acuerdo nunca se concretó. Luego, directamente, mintiendo en forma deliberada respecto a los totales, lo que quedó desenmascarado cuando cobró vigencia el nuevo Código del Proceso Penal, en 2018, que por mandato legal también hizo contabilizar la cantidad de delitos a la Fiscalía, lo que obligó al Ministerio a sincerarse y a reconocer que había un crecimiento sostenido y peligroso de rapiñas, asesinatos y hurtos.

Ahora el nuevo Ministerio, que mantiene los criterios y los jerarcas de la anterior administración para realizar las mediciones, ha dado cuenta de una rebaja sensible en casi todas las modalidades del delito en el primer semestre de 2020. Podrá haber influido la situación sanitaria -para bien o para mal, no se sabe- pero hay una reducción importante de los delitos, lo que puede advertirse en la calle, donde sin duda hay un mayor despliegue policial.

Según la información oficial, los homicidios bajaron 11% en comparación con marzo-agosto 2019, las rapiñas descendieron 10,6%, los hurtos, 18,9% y las denuncias por violencia doméstica, 2,9%. En tanto, los casos de abigeato aumentaron.

Ante esas evidencias, legisladores frenteamplistas anunciaron que dudan de esas cifras y que citarán al Ministro de Interior para dar explicaciones en el Parlamento. El Dr. Larrañaga contestó en términos concretos: el Frente Amplio siempre anda peleado con los números y con la verdad.




La elección del domingo
Julio María Sanguinetti
Señor Mujica: se terminó el tiempo de las groserías
El taquito cafishio y el auge de un machismo nunca denunciado
Carolina se suma a la campaña cultural del Pepe: "¡es verdad las pelotas!"
Entender lo que llega...
El ahora investigado Dr. Toma amenazó a la prensa en tono casi mafioso
Una política fiscal prudente
No hay que matar a la cabra de Boris
Luis Hierro López
La corrupción que nos golpea
Jorge Ciasullo
"No hay tiempo que no se acabe, ni tiento que no se corte"
Consuelo Pérez
Gonzalo Aguirre Ramírez
Marcela Pérez Pascual
La odisea de los "taquitos cafisho"
Fátima Barrutta
Los beneficios de promover la igualdad de género
Ruth Furtenbach
Centenario de Mario Benedetti
Crímenes chavistas
China aprovecha el caos que genera Trump para seguir avanzando
Unión Europea y América Latina: se requieren señales políticas
La desconfianza, ese problema
Ante la amenaza de Francia al acuerdo, el Mercosur puso paños fríos
Alvaro Valverde Urrutia
Frases Célebres 827
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.