Otro drama

Son quinientas las personas ausentes de sus hogares y sin destino conocido, según una información ofrecida ayer por el semanario Búsqueda. Algunos de esos casos llevan décadas sin resolverse, ante una especie de anestesia de la sociedad. El Ministerio de Interior no da información oficial, ya que en su página web sólo habla de 194 ausentes.

En las oficinas de la Policía Científica y de Crimen Organizado, hay cientos de carpetas con los datos de personas ausentes cuyo posible paradero se investiga todos los días, pero todavía se desconoce. Desde julio, ambas dependencias del Ministerio del Interior comenzaron a trabajar juntas para mutuamente intentar reducir ese bagaje de información al solucionar casos que parecen imposibles, alguno de los cuales llevan décadas sin aclararse.

La ley 18.849 creó los registros vinculados a investigaciones criminales, por lo que un laboratorio especializado almacena información asociada a las huellas genéticas digitalizadas de todas las personas imputadas en un proceso penal. Es una base de datos sobre procesados con o sin prisión o procesados por el Juzgado de faltas, que están obligados legalmente a prestar su ADN. Cuando sucede un delito la Policía Científica confronta electrónicamente las pruebas biológicas (sangre, semen, saliva, sudor u otro fluido corporal) que recoge en la escena del hecho con esta base de datos y averigua si cotejan con alguno de sus sospechosos.

Pero la ley también señala que uno de los cometidos del Registro Nacional de Huellas Genéticas es contribuir a rastrear el paradero de personas desaparecidas, un objetivo que empezó a cumplirse desde julio cuando el laboratorio sumó otra segunda base de datos: un banco genético de familiares de personas ausentes con el que busca encontrar a las más de 500 que hay en el país.

El semanario indicó que “en su sitio oficial el Ministerio del Interior tiene un archivo público con 194 personas que permanecen desaparecidas, una de ellas desde hace más de 40 años. Se trata de Tabaré López Gallo, un hombre que desapareció a fines de 1981, cuando tenía 61 años, y cuyo rasgo más descriptivo son dos dientes de oro. En el archivo también se encuentran casos más recientes y divulgados públicamente como el de José Ignacio Susaeta, que desapareció a los 23 años en enero de 2015, luego de irse en auto de su casa, supuestamente a visitar a un amigo. En todas las situaciones son individuos cuyos familiares autorizaron que se hagan públicas sus fotografías y datos, que incluyen la edad al momento de la desaparición, el último lugar en el que se los vio y detalles físicos como cicatrices, tatuajes, marcas, quemaduras y lunares.”

“Si a esos 194 se suman las personas ausentes cuya información no está autorizada a ser divulgada, hay actualmente en Uruguay alrededor de 500 personas ausentes”.

No se entiende la razón por la que el Ministerio de Interior no ofrece información completa y detallada.



Solo cinco semanas
Julio María Sanguinetti
Falsas promesas de seguridad: una historia repetida
Fomento del odio
Luis Hierro López
No hubo una política integral de prevención del delito
El salto cualitativo
Mujeres, hombres y Batllismo
Elena Grauert
Sin miedo al griterío, como tiene que ser
Santiago Torres
De lo que no habló ni fue preguntado Manini Ríos
ARU - 148 años reivindicando la ruralidad
Tomás Laguna
El Agro empantanado
Eduardo Pacífico
“Dejad toda esperanza, los que aquí entráis”
Consuelo Pérez
“El pensamiento de Marx no ha sido superado”
El Ministerio de Relaciones Exteriores y la ley de Acceso a la Información Pública
Jorge Ciasullo
Gas Sayago continúa dando pérdidas y aún no despide a Marta Jara
Desafíos de la Udelar
Fátima Barrutta
Cae el salario real privado y sube el público
Se ha estancado la investigación científica
El parque General Fructuoso Rivera integra el patrimonio histórico
Una intensa actividad
Domingo Arena
Miguel Lagrotta
¡Viva Tarigo!
Eduardo Loedel Soca
Más políticos sí, más Partidos, no.
Marcela Pérez Pascual
Nuestra ex tacita de plata
Francisco Berchesi
Martha, simplemente Martha
Angelina Rios
Mercosur negoció con apuro el acuerdo con la UE, pero no se veta
Alvaro Valverde Urrutia
La gran estafa bolivariana
Las alarmas sobre la situación de Brasil
Un sátrapa
La gran Rusia más allá del Kremlin
Frase Célebres 780
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.