¡Ojo con el algoritmo!

Las grandes compañías digitales utilizan el algoritmo para convencer masivamente a los usuarios, tanto para que compren productos como para que emitan el voto. La experta Verónica Raffo (foto), abogada y empresaria, publicó en la revista Noticias Uruguay una columna, de la que extraemos algunos párrafos, en la que sostiene que los internautas debemos manejarnos con pensamiento crítico.

Los algoritmos son fórmulas que permiten canalizan un ingente flujo de información y convertirlo en datos relevantes para la toma de decisión, por ejemplo, para el diseño de un producto o servicio. Son el secreto del éxito de grandes compañías y generan un debate moral profundo sobre las oportunidades y amenazas que implican. En el contexto de las redes sociales e internet, son utilizados para modelar el comportamiento de navegación y en base a ello, predecir sus intereses y decisiones de lectura o compara. Por ello son cada vez más utilizados por las empresas que quieren llegar a su público de manera digital. Determinan que cada persona reciba contenidos asociados a sus búsquedas anteriores, descartando información de los temas sobre los que no ha demostrado interés.

Así funcionan los sistemas de recomendación de Amazon, Google, ebay, Facebook, Spotify y Netflix. También Twitter por su forma de funcionamiento genera un efecto burbuja, en el que el usuario ve la realidad en forma parcial, solo en el contexto de sus seguidores y seguidos.

Esa nueva forma de elaboración del conocimiento y la sobreabundancia de datos de la era digital, requiere más que nunca de nuestro pensamiento crítico. Utilizar el espíritu crítico cuando leemos información o una noticia, significa analizar en forma individual y completa las afirmaciones antes de considerarlas verdaderas. Eso pasa por analizar las fuentes de la información recibida: si se trata de una organización, que sea reputada y sus propósitos conocidos; si surge de un medio, que sea conocido y respetado en el mercado; y si proviene de una persona, que se conozca su experiencia y profesionalidad. Si el contenido no tiene una fuente creíble y conocida, es recomendable mantener la visión de que la noticia puede ser falsa y, sobre todo, no circularla como veraz.

Ser conscientes del algoritmo que nos induce, sacarnos las anteojeras ideológicas y operar con sentido crítico frente a la información, es la única forma de entender la realidad y de actuar alineados a nuestros estándares éticos. Porque así también se construye democracia y se combate al populismo.



Un año de retrocesos
Aquellos polvos...
Julio María Sanguinetti
No es crisis, es decadencia
Luis Hierro López
Mucho humo
2018 agotado, 2019 movilizado
Tomás Laguna
PS sobre Trías: no sabemos si se equivocó no
La trampa no les resultó
Un proyecto inconveniente e inconstitucional
El Frente Amplio y los insultos a los gobernantes
Medios de producción y plusvalía: el totalitario túnel del tiempo
De la desinformación a la frivolidad
Medida acertada
Julio Aguiar Carrasco
Los disturbios navideños en Malvín
Jorge Ciasullo
Montevideo, cuidad resiliente
Fátima Barrutta
Tiempos de construcción
Lole Hierro
Hasta el 8 de febrero
El cambio climático entre las verdades y los cuentos de terror
Lo mejor de la cultura en 2018: Ida Vitale ingresa en el Olimpo
El Partido de la responsabilidad
Alfredo Menini
Steven Spielberg y sus videos de la memoria
Frases Célebres 748
La revuelta que otra vez hace temblar a una vieja nación
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.