¡No nos representan!

Por Juan Friedl

Las doctrinas que dividen a las personas según su pertenencia a colectivos propician retrocesos en las virtudes cívicas que desde siempre nos caracterizan. No empecemos con esto de vuelta, no seamos cómplices.

¿Acaso es lo mejor para nuestros hijos y los hijos de nuestros adversarios un Uruguay en el que el Derecho se divida por fronteras colectivas? ¿Un país en el que lo más importante del otro no es ya su persona sino el grupo al que es asignado, de entre los enfrentados por dogmas que no resisten examen?

¿No se merece el Uruguay que demos todo de nosotros, una vez más, para no volver a caer en este tipo de enfrentamientos?

Una guerra civil entre hombres y mujeres no es concebible. Tampoco una guerra tribal entre morenos y descendientes de europeos, si es que quedan tales distinciones en un país así de amalgamado. Pero lo que es posible, y debemos evitar a cualquier costo, es que las doctrinas que nos dividen por pertenencia a colectivos destruyan nuestra capacidad de diálogo.

Lo que es posible es que estas doctrinas inspiren, como en otros países ya lo están haciendo, movimientos dispuestos echar por tierra las instituciones de civilidad y de convivencia en respeto al otro que tenemos.

Digamos fuerte y claro, entonces: ¡No nos representan! Los que dividen a los uruguayos entre los que tienen más y los que tienen menos, entre los de tez oscura y los de tez más clara, entre los que nacieron o se hicieron hombres o mujeres, y los del otro grupo al que le asignan el rol de explotador, o bien, de explotado.

Si nos dejamos llevar por la pasión de reivindicar la revolución y no la justicia, la igualación por las leyes y no ante las leyes; si les decimos que "sí" a los que nos definen por lo que ellos creen que somos (peones en una lucha de padres contra hijos, de hermanos contra hermanas, de vecinos contra vecinos), terminaremos en donde siempre terminan estas cosas: En años de retroceso en la convivencia, de retroceso en la cultura, y de retroceso en el conocimiento.

En la guerra la censura siempre fue una herramienta, y ya estamos viendo cómo en esta guerra entre colectivos las perspectivas disidentes están siendo silenciadas. Cuando el conocimiento pasa primero por el filtro político no es posible hablar con exactitud sobre la realidad.

Si hacemos caso a esta oleada de enfrentamiento que se propone, en nombre de la "justicia", de la "igualdad", del "progreso", perderemos lo que nos hizo un gran país prácticamente desde el comienzo: La tolerancia, el civismo, la hospitalidad; la igualdad ante el Derecho, la vigencia de instituciones republicanas, la apertura y la abundancia de oportunidades para todos que la apertura significa.

Digamos con firmeza: ¡No van a pasar! Afirmemos con respeto: ¡No nos representan! Expresemos con orgullo: ¡Nosotros elegimos vivir con libertad, y queremos la libertad también para nuestros compatriotas!

Y cuando veamos al prójimo enfrentar una tragedia, optemos por ofrecerle, con libertad, nuestra mano tendida, en lugar de agregar a los males de la pobreza, la violencia, o la falta de oportunidad, los males de la desconfianza, el autoritarismo y el resentimiento -los males del puño socialista.




Un resultado indiscutiblemente deficitario
El golpe en perspectiva
Julio María Sanguinetti
Pese a investigación penal, el Frente Amplio quiere llevar a Cendoya a Antel
Por el buen camino
Uruguay, siempre en la frontera.
América Latina debe renovar sus concepciones en torno a la integración
Los historiadores deben pagar su deuda
Luis Hierro López
Jorge Chagas: hay que rehacer el relato sobre el pasado reciente
La politización de la desgracia
De la indefensión a la esperanza...
"Innegable violación a los derechos humanos"
Desparpajo
URSEC y ANTEL: ¿Y las inhibiciones?
Elena Grauert
Cuando temas de Estado se banalizan en la discusión pública
Tomás Laguna
Las ironías y sarcasmos del Dr. Tabaré Vázquez
Jorge Ciasullo
"Sino de nosotros mismos"
Consuelo Pérez
"Esto es cultura, animal"
Fátima Barrutta
La democracia liberal apoya más a los movimientos LGBT que la izquierda
La hora de las empresas y de los innovadores
El rumbo que tome China le dará forma al siglo XXI
Trump sufre las consecuencias de tres errores grandes en política internacional
Frases Célebres 815
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.