Mieres sostiene que la ministra Cosse le mintió al Senado

En una columna de opinión, el senador Pablo Mieres sostuvo que, durante la reciente interpelación por la construcción del Antel Arena, la ministra Cosse le mintió al Parlamento, dando datos expresamente engañosos.

Mieres sostuvo que hace unos años la Ministra de Industria había afirmado que el estadio saldría 40 millones de dólares (“incluso menos”), lo que ahora niega, al sostener en el Senado que nunca hubo un error de cálculo en el presupuesto de la obra, que ascendió a más del doble, ya que se llevan gastados U$S 82 millones, cifra que puede crecer aún más. Indicó Mieres que “decía Cosse en 2013 que la obra saldría 40 millones de dólares y, ante la duda de algunos periodistas, ratificó con suficiencia, que habían estudiado en profundidad los costos posibles de la obra y que habían investigado lo ocurrido con más de 60 Arenas en el mundo y que, además, ANTEL tenía una larga experiencia de seguimiento de obras civiles y que aseguraba que ese sería el costo final de la obra. Es más, llegó a decir que podría salir menos”.

“Pues bien, definitivamente la obra costó 82 millones de dólares. El doble de lo afirmado hace cinco años cuando se anunció la obra. Pero lo más grave es que cuándo se le preguntó sobre las causas que motivaron el error de cálculo sobre el costo de la obra, se negó que haya existido ese error y se pretendió explicar la duplicación del costo por ciertos agregados en el terreno que circunda el complejo, tales como un Centro CAIF y una cancha de baby fútbol”.

“Un error de 42 millones de dólares se pretende explicar con la extensión de algunas obras exteriores, insólito y, sobre todo, una gran falta de respeto al país y al Senado”.

También se dio información errónea sobre la rentabilidad del negocio. Escribió Mieres que “de una rentabilidad de U$ 10 millones pasamos a una rentabilidad de aproximadamente U$ 6 millones y de afirmar que se recuperaría la inversión en cuatro años, ahora nos dicen que lo harán en quince años. ¡Pavada de diferencia! Los cálculos "profesionales" de la Ing. Cosse fracasaron de manera ilevantable, llevando al ente a una inversión cuya recuperación es mucho más lejana de lo que se nos había dicho”.

Mieres aseguró también que la explicación de Cosse de que las compañías telefónicas construyen estadios es un nuevo engaño. En su columna de opinión, el senador sostuvo que “no existe ninguna empresa telefónica en el mundo que haya construido una Arena, ni que sea dueña de una Arena, ni que se haga cargo de la gestión de una Arena”.

“Fue toda una enorme mentira. Las empresas telefónicas, 22 de ellas para ser más precisos y no 66 como dijo la Ministra, pagan por los derechos de denominación de una Arena. Es decir, invierten en una decisión de marketing y, obviamente, mucho menos arriesgada, en vincular su marca al centro de espectáculos. Pagan lo que se llama en el mundo el “naming rights”, los derechos de denominación, que, por cierto, son mucho menos costosos que construir y sostener todos los gastos operativos y de mantenimiento del centro de espectáculos”.

“Es muy sencillo. Así ocurre con la Movistar Arena de Santiago de Chile, con la Movistar Arena de Bogotá o la O2 Arena de Londres. Simplemente, son otras entidades las que construyen y gestionan las Arenas, empresas de entretenimientos o gobiernos locales, pero no las telefónicas”.

El caso del Movistar Arena de Bogotá

Informaciones recientes ratifican las expresiones de Mieres, ya que dan cuenta que los estadios salen mucho más baratos que lo gastado acá, y sin que las telefónicas asuman los costos y riesgos de la construcción.

El Movistar Arena de Bogotá, que será el escenario de espectáculos más moderno de América Latina, abrirá sus puertas al público colombiano en el tercer trimestre de este año tras una inversión de 70.000 millones de pesos (unos 25,8 millones de dólares), informó hoy la compañía española.

Para este proyecto, Movistar firmó un acuerdo de patrocinio con la empresa Colombiana de Escenarios, que mediante una Alianza Público Privada (APP) con la Alcaldía de Bogotá emprendió la remodelación del antiguo coliseo El Campín, construido en 1973.

La inversión contempla la remodelación del vetusto escenario y la creación de nuevos espacios como restaurantes, cuatro canchas de fútbol 5, una pista de cooper, una de skate, ciclovía, y 330 plazas de estacionamiento.



EN EL AÑO DEL RESURGIMIENTO
Vacilaciones y contradicciones de un candidato
Las “fake news” criollas
Julio María Sanguinetti
La inmoral fabricación de una mentira
Entre la traición a sueldo y los niños que comían pasto
Luis Hierro López
Cuando Sendic era bueno
Jubilación activa y voluntaria
Conrado Rodríguez
El diputado Placeres contra las cuerdas
La realidad de los Consejos de Salarios
Hay que cuidar el prestigio de la Justicia
Un sombrío panorama
La agroecología y lo políticamente correcto
Tomás Laguna
Honda preocupación de los tamberos
Uruguay ante la revolución científica
Julio Aguiar Carrasco
Como Leche Hervida
Consuelo Pérez
Regasificadora: la ciudadanía tiene derecho a saber
Jorge Ciasullo
Una huella imborrable
Fátima Barrutta
Último diciembre
Jorge Bentos
Belisario, letra y música
La ira de los chalecos amarillos
Brasil y Estados Unidos, una antigua alianza
Amenazas palestinas a la normalización árabe con Israel
Frases Célebres 746
La Patria Posible
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.