¿Luna de miel o divorcio?

Por Matias Marino

La firma del acuerdo Mercosur – UE nos deja una miríada de interrogantes, no ya en relación a sus efectos en las economías a uno y otro lado del Atlántico sino en cuanto a su mismísima concreción.

Hace un par de días asistimos al que será el evento diplomático más importante de los últimos años. El fin de unas negociaciones iniciadas hace 20 años entre el Mercosur y la Unión Europea (UE). Este anuncio se venía perfilando hacía ya unos meses, ya que había algunas señales que así lo indicaban (tal es el caso de los ciclos de conferencias patrocinados por la Fundación Astur, mensajes del gobierno argentino y brasilero al respecto, entre otros). La cuestión de fondo es que oficialmente tenemos un acuerdo que abre un mercado de 500 millones de habitantes para los países miembros del Mercosur, pero que también —y esto es bueno tenerlo presente— los europeos tendrán un mercado de 295 millones de personas, y que tendrán la intención de venderles los mismos productos en los cuales nosotros somos competitivos.

Este último punto comenzó a encender las alarmas anti-globalización en ambos márgenes del Atlántico. En el viejo continente la primera voz indignada fue la francesa en el diario L’Humanité, refiriendo al acuerdo como un gran saqueo trasatlántico. Incluso algunos diarios parisinos buscan como excusa para atacar el acuerdo que fue promovido por “alguien como Jair Bolsonaro, el cual es un peligro para la democracia” (Le Nouvel Observateur).

En realidad el tema central para los franceses es el temor de una  incursión de lácteos en dicho país. Debe tenerse presente que el sector agrícola francés, entre otros, ha trancado no solo este acuerdo, sino el TLC UE-EEUU y las negociaciones de la OMC.

Por lo cual ya sabemos que el acuerdo —que debe pasar por el Parlamento europeo— tendrá como primer enemigo a los euroescépticos franceses, liderados por Marine Le pen, la cual con un 23% de los votos se consolidó como la primera fuerza francesa en el legislativo europeo. Y si a ello sumamos a los restantes eurodiputados contrarios al “libre mercado”, el acuerdo no la tendrá fácil para ser aprobado en la Unión.

En este lado del Atlántico podemos suponer que nuestro país (aparentemente) en la próxima legislatura aprobará el acuerdo sin mayores inconvenientes, pero en última instancia ello dependerá de la configuración parlamentaria que surja de la instancia de octubre.

Hay mayores incertidumbres en la definición argentina luego de las elecciones, ya que dependerá de qué porcentaje de votos obtenga el kirchnerismo o de la consolidación del macrismo. En el caso brasileño, Jair Bolsonaro no la tendrá fácil, puesto que al no tener mayorías parlamentarias debe negociar voto a voto.

En definitiva, este acuerdo, en las actuales condiciones, supone más preguntas que certezas, ya que sus efectos (en caso de concretarse) se verán en unos diez años. Por lo pronto, parece ser una apuesta de los diversos gobiernos regionales para consolidarse y proyectarse electoralmente en sus respectivos países.



Una nueva y alarmante omisión del Ministerio de Interior en el uso y abuso de El Guardián
El Frente Amplio y las FF. AA.
Julio María Sanguinetti
El Partido Colorado y Talvi
Luis Hierro López
Tras la muerte de un paciente en una ambulancia, Asse dice que coordinará los servicios móviles
Para Sanguinetti, la discusión sobre Robert Silva está equivocada
Cambia para nosotros, los uruguayos, señor Canciller
Con los pies de barro, no de cemento
Elena Grauert
Tamberos tomaron la Plaza Independencia
Tomás Laguna
¡Dos ejemplos notables!
Julio Aguiar Carrasco
Obras demoradas dificultan enormemente el tránsito
Una epidemia silenciosa que debemos combatir
Fátima Barrutta
Regulación del consumo abusivo de alcohol y consecuencias no previstas
Ruth Furtenbach
Cuando la paridad es esquiva
Consuelo Pérez
Diez minutos y nada más
Uruguay como solución
Otra vez la pelota en la casa del vecino
Nuevamente el gobierno cede y le pasa la factura al país
Casinos: Como te digo una cosa te digo otra
Jorge Ciasullo
El sufrimiento de los inmigrantes
Marcela Pérez Pascual
La influencia de un formidable caudillo
Miguel Lagrotta
Facebook y su moneda Libra ponen en jaque la soberanía monetaria
El riesgo de la precarización del trabajo
Una tiranía en crisis
Conocer y aceptar la historia fortalece la democracia
La cuota de la carne bovina del Mercosur al mercado europeo
Alvaro Valverde Urrutia
Frases Célebres 771
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.