Lean la prensa

El gobierno mira para el costado con los escandalosos casos de corrupción y dice algo se sabía “de oídas”. El Director del semanario Búsqueda, Claudio Paolillo, publica aquí una crónica, que reproducimos, en la que registra las instancias en que esa publicación advirtió de los desmanes. La pasividad de los gobernantes resulta indignante.

Los dirigentes políticos frenteamplistas que ocupan los principales cargos de dirección en la central sindical PIT-CNT no están en sus días más felices. El último escándalo de corrupción de dos de sus representantes que estafaron a Salud Pública (es decir, hicieron pagar al Estado decenas de miles de dólares de más para favorecer a amigos y quedarse con dinero en beneficio propio) es explosivo. Sindicalistas robando dinero que el Estado aplica para auxiliar a los que no tienen recursos para costearse un servicio de salud privado. De espanto.

Pero esta situación (que es ampliamente informada y analizada en esta edición de Búsqueda) debió haber sido resuelta mucho antes por el gobierno. No es de recibo la excusa de un alto jerarca de la Presidencia, según quien sólo tenían información "de oídas". No es cierto. La prensa —al menos, toda la prensa independiente o crítica e, incluso, alguna oficialista— puso en conocimiento de los ciudadanos uruguayos, entre ellos los que ocupan posiciones de poder, cómo eran las cosas. Pero da la impresión de que los tomadores de decisiones no leen o, como la senadora Lucía Topolansky ha confesado, no le creen nada a la prensa. El presidente Mujica dijo hace algunas semanas en el Banco Mundial, en Washington, que "la prensa" le "da como en bolsa", pero agregó de inmediato que "casi nadie lee la prensa" en Uruguay. Él se mató de risa y el condescendiente auditorio, también. Si hubieran leído un poco (no todo, apenas un poco), si dejaran de hablar de la "prensa de derecha", de la "prensa burguesa" y de los "operativos mediáticos", quizá el gobierno, el sindicalismo y el Frente Amplio no estarían pasando la vergüenza que sienten ahora ante la mirada atenta del pueblo uruguayo y a 95 días de las elecciones nacionales.

Solo repasaré lo que fue publicado por Búsqueda (un racconto completo de lo que salió en toda la prensa sobre el tema excedería largamente el tamaño de esta columna).

28 de abril, 2011. Ya como miembro del Directorio de ASSE, Alfredo Silva declaró que era su intención y la de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) "remover" a jerarcas de la salud designados durante el gobierno de Tabaré Vázquez. En una entrevista con Búsqueda, Silva dijo que él y, por su conducto, la FFSP, denunciaban "hechos que no corresponden" en relación a "determinado funcionamiento de las unidades ejecutoras" y se atribuyó, "como director social, nada más ni nada menos (que) el rol de contralor". Además, ese mismo día, Búsqueda difundió documentación sobre "constantes irregularidades" que ocurrían en ASSE: "decenas de faltas sin justificación, trabajos en centros privados cuando cobran por dedicación total, y persecuciones a directores que no responden al gremio". El semanario agregó: "A eso se agregan las sospechas en ámbitos políticos de que los hilos de ese importante organismo del Estado, que involucra a todos los hospitales públicos del país, están siendo manejados cada vez más por ‘dirigentes sindicales’ que solo se preocupan por ‘intereses sindicales’. Fuentes de ASSE y del Ministerio de Salud Pública (MSP) afirman que varios de los jerarcas que cometen irregularidades mantienen fuertes vínculos con la FFSP y con su representante en el Directorio, Alfredo Silva". Las fuentes oficiales ya entonces hablaban de la existencia de "un poder gremial desaforado" donde "ellos (los sindicalistas de la salud) nombran, sacan y ponen". Y legisladores oficialistas consultados por Búsqueda aseguraron estar al tanto de las "irregularidades" y que las estaban investigando (Búsqueda, Nº 1.608).

12 de mayo, 2011. Búsqueda difundió la información de que durante la reunión del Consejo de Ministros del lunes 9 de mayo, en la residencia de Suárez, el presidente Mujica manifestó su "preocupación" y su "sorpresa" por las "irregularidades" en ASSE. Tanto, que pidió un informe específico al ministro de Salud Pública, que en aquél momento era Daniel Olesker (Búsqueda, Nº 1.610).

19 de mayo, 2011. ASSE envió el informe pedido por Mujica. Reconoció que "la mayoría" de sus jerarcas "trabajan en varios lugares" y no cumplen con el régimen de dedicación total. ASSE negó en ese documento recibido por la Presidencia que existiera una "purga" encabezada por Silva y la FFSP para remover a jerarcas designados por el gobierno de Vázquez. Pero la semana anterior, en "El País", el secretario general de la Asociación de Funcionarios de ASSE (AFASSE), Luis Pérez, declaró que "con Alfredo Silva a la cabeza, se les están adjudicando cargos como directores, subdirectores y adjuntos de dirección a los integrantes de la FFSP". Pérez reveló que su gremio había sido "amenazado" por adoptar medidas sindicales. Las amenazas fueron confirmadas por periodistas de Búsqueda, quienes recibieron la información de que uno de los "métodos más usados" era la "advertencia" de que se iniciarían investigaciones administrativas o sumarios. Uno de los removidos a instancias de Silva y la FFSP fue Lizardo Valdez, quien era director de Salud Mental de ASSE. Valdez dijo: "No me es posible trabajar en una situación donde la forma dice mucho del contenido, un clima de intrigas y desconfianza impera. Me resultaría imposible continuar sin entrar en la misma lógica de funcionamiento. Y no puedo avalar con mi presencia esa lógica" (Búsqueda, Nº 1.611).

9 de junio, 2011. El presidente Mujica declaró que aún no tenía "una decisión tomada" sobre lo que ocurría en ASSE. Pero respondió a rumores de renuncias en masa de funcionarios si sacaba al entonces presidente de ASSE, Mario Córdoba (defensor de Alfredo Silva). Mujica dijo que "si alguien quiere irse, que se vaya" y advirtió que no aceptaría que le "pongan el prepo". Dos días antes, la FFSP había convocado a una conferencia de prensa "grave y urgente" para "defender" a Silva (Búsqueda, Nº 1.614).

30 de junio, 2011. Un fiscal penal pidió a la Justicia el procesamiento por hurto de un asesor de Alfredo Silva en ASSE. El asesor había quedado registrado en una cámara de seguridad, hurtando presuntamente un dispositivo electrónico similar a un pendrive de la computadora de una empresaria gastronómica, mientras se llevaba adelante una diligencia judicial de embargo (Búsqueda, Nº 1.617).

15 de setiembre, 2011. Búsqueda reconstruyó una conversación entre los parlamentarios socialistas Daniel Martínez y Yerú Pardiñas, con el blanco Jorge Saravia. Martínez relató algunos comentarios que le había hecho su compañero socialista y vicepresidente de ASSE, Ángel Peñaloza. "Ángel está a punto de renunciar", dijo Martínez. Agregó que Peñaloza le confesó: "Vamos a terminar todos presos", porque en ASSE "no hay control de nada" y porque se "puso gente que no sirve para nada". "Es un desconche, es un quilombo", contó Martínez a Pardiñas y Saravia (Búsqueda, Nº 1.628).

19 de enero, 2012. Ya con Beatriz Silva como presidenta de ASSE (Mujica había hecho renunciar a Córdoba), ASSE ordenó una "revisión general" de las contrataciones a empresas tercerizadas y un relevamiento en todo el país de los servicios de limpieza. El objetivo, informó Peñaloza, era detectar "situaciones puntuales" en las que pudieran existir irregularidades, tal como sucedió con la organización civil La Buena Estrella, que hasta los primeros días del 2012 se ocupó de la limpieza del Hospital Maciel y que ya era investigada por presunta sobrefacturación de horas trabajadas. "Va a haber una revisión general de cada situación de las empresas tercerizadas que trabajan para ASSE, para revisar por ejemplo las situaciones puntuales en las que se utilice la vía de la compra directa", explicó Peñaloza. El jueves 15 de enero, el Poder Ejecutivo había declarado la "esencialidad" de los servicios en el Hospital Maciel, luego de que la FFSP decidiera la ocupación del nosocomio. El conflicto había sido iniciado por los empleados de la empresa de limpieza La Buena Estrella (Búsqueda, Nº 1.646).

15 de marzo, 2012. La Auditoría Interna de la Nación detectó "distorsiones" en el manejo del dinero destinado a pagar salarios en ASSE, así como ausencia de documentación. Beatriz Silva dijo que "no hubo ilegalidades" pero sí "procesos administrativos que no se cumplieron" (Búsqueda, Nº 1.654).

Estas fueron algunas de las noticias publicadas solamente en Búsqueda. Hubo muchas más difundidas por el resto de la prensa. Pero, dijera el presidente, casi nadie la lee. Aparentemente, ni siquiera él mismo.




Tras 30 años de promesas incumplidas, Montevideo es la ciudad más sucia del país
La Fiscalía, presente y futuro
Julio María Sanguinetti
Gonzalo Aguirre sostiene que los delitos cometidos durante la dictadura han prescripto y no podrían ser juzgados
Zumarán, un ciudadano ejemplar
Zumarán y la reconstrucción democrática
Luis Hierro López
Proyecto de Cabildo Abierto sin respaldos
Las Naciones Unidas contra la pulpa gorda...
Tomás Laguna
Laura Raffo aseguró que seguirá dedicándose a Montevideo más allá del resultado electoral
Los debates electorales, un derecho ciudadano
Jorge Ciasullo
Pienso, luego existo.
Consuelo Pérez
"Derrocar"
Miranda daltónico
Menos memes y más debate
Fátima Barrutta
Uruguay propone avanzar en un TLC con China
Alvaro Valverde Urrutia
El valor del Partido Colorado dentro de la coalición
Ruth Furtenbach
La oposición venezolana se une y no convalida el fraude electoral
El futuro del pasado
John Bolton: "Donald Trump es un presidente amoral"
¿Fascismo en Estados Unidos?
Frases Célebres 820
Trilogía sobre las alianzas, las guerras y los imperios
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.