La granja es de todo el país, no solo de Montevideo

Por Marne Osorio

Hay razones de fondo para que la Unidad Agroalimentaria sea administrada con una vision nacional

Han llegado al parlamento en el Proyecto de Ley del Presupuesto Nacional, cambios en el modelo de gestión de la UAM (Unidad Agroalimentaria de Montevideo), ex mercado modelo, proponiendo que sea de competencia del Gobierno Nacional, a través del contralor administrativo del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, hecho que ha generado gran polémica mediática.

El actual proyecto sobre la UAM, viene a corregir muchos problemas urbanísticos y de convivencia que generaba el Mercado Modelo, además incorpora instrumentos de logística que mejorarían la operativa interna y del entorno, ofreciendo mejores condiciones para los trabajadores y comerciantes que allí realicen sus tareas. Se trata, sin dudas, de un proyecto moderno y de calidad, que genera un activo en la comercialización en Montevideo.

En el marco de esa polémica, se esgrimen razones jurídicas, de competencias y autonomías, tantas veces defendidas. También se polemizan sobre razones económicas, referidas al origen de los fondos para su implementación. Pero lo que no se dice es que, en realidad, el mensaje del MGAP, levanta un velo sobre una situación largamente demandada, en atención a un sostenido reclamo de parte de los productores granjeros y hortifrutícolas, que han visto cómo se deciden las políticas y estrategias para el sector desde Montevideo, sin las consideraciones de la diversidad de realidades que viven los diferentes rubros del sector.

Hoy, el 80 % de la producción granjera del país viene a la UAM de los 18 departamentos del interior, excluyendo a los productores más pequeños ofamiliares que tienen dos opciones por no alcanzar escala, o se rinden ante las propuestas (en general inconvenientes para ellos) de intermediarios, o comercializan en negro en el mercado local, en general a muy bajo precio. Lo que termina desestimulando a estos productores, induciendo al abandono de la producción y a la migración hacia las ciudades.

Por otro lado, el consumo de la producción granjera, se da en aproximadamente un 60% en los 18 departamentos del interior, con un costo agregado de toda la logística de envío a Montevideo y retorno a los diferentes departamentos, además de toda la intermediación asociada, generando sobrecostos al consumo que hacen difícil el acceso a las familias de bajos ingresos a muchos de los productos de la granja. Por ejemplo, una sandía producida en Rivera viene a Montevideo para luego volver a Cerro Largo, o una naranja de salto viene a Montevideo para volver a Rivera.

Por lo antes dicho, el debate de fondo no es si el proyecto es bueno o malo. El proyecto es muy bueno, aunque parece obvio que Montevideo debe participar, dado que la capital representa un tercio del consumo nacional. Tampoco la discusión debe centrarse en quién puso el dinero, pues, en definitiva, todo los recursos financieros son públicos, y tampoco el debate es si se ajusta a derecho, pues respetando la Constitución, para eso está el Parlamento. La discusión es, ¡cuánto nos atrevemos a avanzar efectivamente en la descentralización, empoderando a los productores, comerciantes y gobiernos subnacionales de todo el territorio nacional, de nuevas políticas públicas para promover la producción granjera de verdad! No basta con capacitación, o créditos si en el momento de la comercialización se dan de frente con una realidad que no lo considera porque es chiquito, o porque está muy lejos o porque no tiene voz...

La verdadera discusión es qué modelo de gobernanza necesita el sector para la cadena de comercialización, que garantice además de la descentralización, una democratización auténtica, permitiendo que los diferentes niveles de gobierno, con los tres colectivos de la cadena, productores, comerciantes y consumidores, se sientan parte y puedan aportar en una construcción que tiene que ser dinámica. Y con ello ganar en transparencia en un proceso de comercialización tan largo como diverso y complejo.

Saludamos la iniciativa del Poder Ejecutivo, proponemos un debate enriquecido por la mirada estratégica y nacional, es una hermosa oportunidad de construir República para muchos orientales que la han venido peleando, pero que hoy, es un dato de la realidad, vienen siendo cada vez menos.

Sin dudas la conducción debe ser del Gobierno Nacional, con la participación activa de los Gobiernos Departamentales desde el Congreso de Intendentes, donde radica la pluralidad partidaria con una clara vocación de construir desde el consenso, y un claro protagonismo de los productores de todo el país y de todos los tamaños.

Si asumimos que los resultados en el desarrollo de la granja han sido magros, no podemos esperar cambios si seguimos haciendo las mismas cosas de la misma manera...

 




La elección del domingo
Julio María Sanguinetti
Señor Mujica: se terminó el tiempo de las groserías
El taquito cafishio y el auge de un machismo nunca denunciado
Carolina se suma a la campaña cultural del Pepe: "¡es verdad las pelotas!"
Entender lo que llega...
El ahora investigado Dr. Toma amenazó a la prensa en tono casi mafioso
Una política fiscal prudente
No hay que matar a la cabra de Boris
Luis Hierro López
La corrupción que nos golpea
Jorge Ciasullo
"No hay tiempo que no se acabe, ni tiento que no se corte"
Consuelo Pérez
Gonzalo Aguirre Ramírez
Marcela Pérez Pascual
La odisea de los "taquitos cafisho"
Fátima Barrutta
Los beneficios de promover la igualdad de género
Ruth Furtenbach
Centenario de Mario Benedetti
Crímenes chavistas
China aprovecha el caos que genera Trump para seguir avanzando
Unión Europea y América Latina: se requieren señales políticas
La desconfianza, ese problema
Ante la amenaza de Francia al acuerdo, el Mercosur puso paños fríos
Alvaro Valverde Urrutia
Frases Célebres 827
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.