La granja como objetivo en las políticas de desarrollo

Por Tomás Laguna

Siguiendo la secuencia iniciada hace tres ediciones atrás, luego de considerar dos rubros de importancia económica y social como lo son la lechería y la agricultura, parece oportuno referirnos a la cenicienta del agro, el rubro que sobrevivió sin gozar las mieles del agro negocio de exportación en aquella fantástica década que duró hasta el 2014.

La granja, en su condición abastecedora del mercado interno, fue la que más productores perdió en todos esos años, sobreviviendo a la promesa de un nuevo mercado concentrador mientras enfrentó la competencia atroz del contrabando en todo el país a la vez de sufrir más que nadie los altos costos de producción, como rubro intensivo que es. Sus facetas son múltiples, sus realidades también en función de los distintos rubros: horticultura, frutales de hoja caduca, viticultura. Se trata de pequeños o muy pequeños productores, en su inmensa mayoría de carácter familiar, con una marcada vocación por lo que hacen y un enorme sentido de la responsabilidad en cuanto a las buenas prácticas para lograr un producto de calidad para volcar al mercado.

Atendiendo su valor social y de suministro de alimentos, durante la 2da administración del Dr. Julio María Sanguinetti se constituyó el Programa de Reconversión y Desarrollo de la Granja (PREDEG). La propuesta fue ambiciosa, y procuró otorgar al sector de condiciones competitivas para trascender al mercado interno iniciando un proceso de inserción en los externos. Fueron 700 los horticultores atendidos, más de 500 fruticultores de hoja caduca y 35 citricultores. Para ello se atendieron 2.500 proyectos de asistencia técnica y 110 proyectos de validación de tecnología para beneficio directo e indirecto de más de 4.000 productores. Luego, durante el gobierno del Dr. Jorge Batlle se vuelve a focalizar la atención en la producción granjera, esta vez constituyendo el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja plasmado en la ley 17.503 de mayo del 2002. Mediante un particular régimen de clara concepción dirigista se plasmaron apoyos a la producción nacional, incluso en beneficio de la industria procesadora. En el caso del PREDEG es necesario reconocer el liderazgo del Ing. Agr. Juan Notaro, en el caso de los apoyos recibidos por la producción durante el gobierno del Dr. Batlle es de orden mencionar la capacidad de imaginar instrumentos y gestionarlos del Ing. Agr. Martín Aguirrezabala.

Otro hito importante, en este caso de la primera administración del gobierno del Dr. Sanguinetti y estando el partido Colorado al frente de la intendencia de Montevideo, refiere al mercado centralizador. Por aquel entonces se rescindió el convenio que desde 1934 otorgaba en usufructo el Mercado Modelo en favor de una sociedad anónima, la Concentración Nacional de Productores Agrícolas, recuperando para la administración municipal su gestión. El objetivo fue reubicarlo estratégicamente a la vez de instrumentar una nueva modalidad de gestión de carácter público privado. Se contrató un estudio de consultoría adjudicado al grupo Semmaris Rungis de Francia, administradores del mercado concentrador de París, en conjunto con el estudio de consultores TEA. Luego de un pormenorizado análisis de la población y la distribución del consumo y vías de comunicación, el trabajo determino como el mejor lugar para ubicar el futuro mercado precisamente la zona de Melilla, dónde la IMM tiene en proceso de construcción, 30 años después, lo que han dado en llamar Parque Agroalimentario. Parece insólita la demora en solucionar un tema estratégico, canalizar la producción horti-frutícola hacia el consumidor final, cuando hace 30 años que tienen el gobierno municipal y 15 el gobierno de la República. Hoy pretenden mostrar como mérito ante él sector y la opinión pública lo que en realidad es una grave omisión de al menos 15 años para un rubro socialmente prioritario.

Otro instrumento creado durante la administración del Dr. Jorge Batlle, esta vez vigente habiendo sido respetado por los gobiernos del conglomerado, es la Comisión Asesora del Mercado Interno que opera en la órbita del MGAP dónde están representados los productores granjeros. Tiene por cometido analizar el abastecimiento al mercado interno en frutas y hortalizas a partir de la oferta, de modo de asesorar al momento de implementar medidas que permitan una fluida provisión de los distintos productos en resguardo de los mismos productores. Su accionar es fundamental y deberá ser mantenido y priorizado como instrumento en las políticas sectoriales.

Hoy la granja ha superado las limitantes en productividad y calidad que la caracterizaba antes de las acciones implementadas desde el PREDEG. No obstante, como otros rubros, sufre los altos costos pero con el agravante de que estamos ante rubros intensivos en el uso de insumos y mano de obra, los que los tornan aún más sensibles a las limitantes de producir en Uruguay hoy. Todas aquellas medidas de gobierno que tengan por objetivo reducir el costo país serán de impacto inmediato en la producción granjera.

Finalmente una mención a otro flagelo que azota a la producción cuando esta tiene por destino el mercado interno. El contrabando desde los países fronterizos, en particular Brasil, distorsiona gravemente la competitividad de por si menguada de nuestros productores.

Una última mención. Al igual que en la agricultura, la granja debe enfrentar la acción desmelenada de quienes escandalizan a la población por la contaminación de los productos alimenticios con fitosanitarios. La producción integrada es la respuesta y se ha estado trabajando fuertemente en este sentido. Resaltamos la participación en estos programas de la Ing. Agr. Zulma Gabard, ex directora de la Dirección General de la Granja, la que debió renunciar por fuertes discrepancias con el actual Ministro. Rescatar su presencia al frente de la DIGEGRA seguramente será bien recibida por los productores granjeros.

No sabemos aún quien representa o asesora al candidato del partido de Batlle y Rivera en estos temas. Al menos esperamos que sepan reconocer todo lo hecho por los gobiernos tanto de Sanguinetti como de Batlle.



Solo cinco semanas
Julio María Sanguinetti
Falsas promesas de seguridad: una historia repetida
Fomento del odio
Luis Hierro López
No hubo una política integral de prevención del delito
El salto cualitativo
Mujeres, hombres y Batllismo
Elena Grauert
Sin miedo al griterío, como tiene que ser
Santiago Torres
De lo que no habló ni fue preguntado Manini Ríos
ARU - 148 años reivindicando la ruralidad
Tomás Laguna
El Agro empantanado
Eduardo Pacífico
“Dejad toda esperanza, los que aquí entráis”
Consuelo Pérez
“El pensamiento de Marx no ha sido superado”
El Ministerio de Relaciones Exteriores y la ley de Acceso a la Información Pública
Jorge Ciasullo
Gas Sayago continúa dando pérdidas y aún no despide a Marta Jara
Desafíos de la Udelar
Fátima Barrutta
Cae el salario real privado y sube el público
Se ha estancado la investigación científica
El parque General Fructuoso Rivera integra el patrimonio histórico
Una intensa actividad
Domingo Arena
Miguel Lagrotta
¡Viva Tarigo!
Eduardo Loedel Soca
Más políticos sí, más Partidos, no.
Marcela Pérez Pascual
Nuestra ex tacita de plata
Francisco Berchesi
Martha, simplemente Martha
Angelina Rios
Mercosur negoció con apuro el acuerdo con la UE, pero no se veta
Alvaro Valverde Urrutia
La gran estafa bolivariana
Las alarmas sobre la situación de Brasil
Un sátrapa
La gran Rusia más allá del Kremlin
Frase Célebres 780
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.