Fabulosa segunda novela de los autores de los cisnes en el Miguelete

Los candidatos frentistas a la Intendencia de Montevideo han ingresado en una especie de remate de propuestas, olvidándose de las promesas incumplidas durante 30 años e ingresando en una impúdica competencia para ver quién engaña más.

Desde que Tabaré Vázquez en 1989 prometió terminar con los basurales y la mugre en Montevideo y luego, angélicamente, Mariano Arana sostuvo que los arroyos de la ciudad iban a estar tan limpios que hasta tendrían cisnes en sus corrientes, los montevideanos memoriosos saben que la capacidad de inventiva del Frente Amplio es tan grande como la irresponsabilidad para no cumplir con las promesas.

Pero esa lección -que debió guiar a los actuales candidatos de izquierda a asumir posiciones de humildad y de realismo- no es tenida en cuenta y, a poco de la elección municipal, llueven los proyectos: tranvías, trenes, clasificación de los residuos, refacción de las veredas, barquitos o aerosillas hasta el Cerro... faltan los autitos voladores, los que es posible que aparezcan en cualquier momento.

Lo increíble del asunto es que, aunque el Frente Amplio dice tener un programa común, cada candidato hace sus propuestas por su lado. Villar habló de un tren de comunicación rápida por Avenida Italia, un viejísimo proyecto nunca concretado, y Cosse salió a desmentirlo aunque luego los dos procuraron matizar sus dichos originales.

Así, lanzando fabulosas iniciativas sin sustento, Villar anunció que su plan de transporte saldría, "en una primera etapa ", U$S 500 millones de dólares, que se financiarían con recursos propios de la Intendencia y con préstamos internacionales. Alegremente, se manejan cifras multimillonarias sin explicar los respaldos imprescindibles.

Además, estando Cosse en la vuelta, esos anuncios pueden provocar terror en los contribuyentes, habida cuenta de la aventura del Antel Arena, evaluado antes por ella misma en U$S 40 millones y que habría costado, en total, tres veces más.

Pero más allá de esas consideraciones, la pregunta inevitable que hay que hacerles a los protagonistas es: ¿por qué no concretaron algo de lo que ahora prometen durante los últimos años? El país tuvo ciclos de prosperidad, durante la mitad de esos plazos las intendencias frenteamplistas contaron con el total apoyo de los gobiernos centrales, mayorías absolutas, plata hasta el despilfarro. Sin embargo, en esas extraordinarias y no repetibles circunstancias, ninguna de esas propuestas doradas se pudo poner en marcha. Por el contrario, en varios aspectos de la convivencia, como el que refiere a la situación de los asentamientos o al eterno problema de la basura, hubo notorios retrocesos.

Sería interesante que los candidatos del Frente Amplio actúen con sinceridad y mesura: sus tristes historias recientes así lo imponen.




La elección del domingo
Julio María Sanguinetti
Señor Mujica: se terminó el tiempo de las groserías
El taquito cafishio y el auge de un machismo nunca denunciado
Carolina se suma a la campaña cultural del Pepe: "¡es verdad las pelotas!"
Entender lo que llega...
El ahora investigado Dr. Toma amenazó a la prensa en tono casi mafioso
Una política fiscal prudente
No hay que matar a la cabra de Boris
Luis Hierro López
La corrupción que nos golpea
Jorge Ciasullo
"No hay tiempo que no se acabe, ni tiento que no se corte"
Consuelo Pérez
Gonzalo Aguirre Ramírez
Marcela Pérez Pascual
La odisea de los "taquitos cafisho"
Fátima Barrutta
Los beneficios de promover la igualdad de género
Ruth Furtenbach
Centenario de Mario Benedetti
Crímenes chavistas
China aprovecha el caos que genera Trump para seguir avanzando
Unión Europea y América Latina: se requieren señales políticas
La desconfianza, ese problema
Ante la amenaza de Francia al acuerdo, el Mercosur puso paños fríos
Alvaro Valverde Urrutia
Frases Célebres 827
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.