El califa del terror

Sería un tremendo error bajar la guardia ante el Estado Islámico, como demuestra el reciente vídeo de Al Bagdadi, advirtió El País de Madrid en un editorial que es imprescindible reiterar

Después de cinco años, Abubaker al Bagdadi, el líder del Estado Islámico (ISIS), reapareció la semana pasada en un vídeo para tratar de demostrar que la organización terrorista que encabeza está muy lejos de estar acabada, pese a que ha perdido el territorio que controlaba en Irak y en Siria. El momento escogido para mostrarse en público, un movimiento muy peligroso para el fugitivo más buscado del mundo, coincide no solo con la derrota territorial del ISIS sino sobre todo con los atentados de Sri Lanka, en los que terroristas suicidas leales a esta organización asesinaron a 250 personas.

Estos ataques, que se produjeron al final de la Semana Santa y que tenían como objetivo sobre todo a cristianos, han sido un espeluznante recordatorio de que el ISIS no ha perdido su capacidad para sembrar el terror y han demostrado que su alcance territorial sigue siendo grande. El vídeo de Al Bagdadi, el primero desde que decretó el califato en 2014 en Mosul, representa un desafío a la comunidad internacional y es también una operación de propaganda. Pese a la derrota sufrida en Baguz, a manos de las milicias kurdas, la reaparición del líder de ISIS es un indicio de que la organización terrorista mantiene activa una parte de su infraestructura y demuestra que las bravuconadas de Trump sobre su derrota total están fuera de lugar.

Con o sin califato, el ISIS representa una ideología de terror que Al Bagdadi quiere mantener viva. Y sería un error bajar la guardia porque su capacidad de atentar sigue siendo muy elevada, tanto en Occidente como en el Sahel, Oriente Próximo o, como se acaba de ver, en Asia. Desde las primeras operaciones contra las tropas invasoras estadounidenses en 2003 y la conquista de Mosul en 2014, cuando no controlaba ningún territorio, el Estado Islámico fue capaz de organizarse, crecer y convertirse en una letal banda terrorista. Como demuestra el vídeo, la propaganda es una de sus principales armas. Por eso la derrota del ISIS nunca podrá lograrse solo con medios militares.



Celulosa: controversias y certezas
18 de Mayo: 1811, 1972, 2020
Julio María Sanguinetti
Adiós a un luchador
Quisieron expropiar la Historia
Luis Hierro López
Don Pepe en Zoom
Batlle y la educación como garantía del cambio social e intelectual
Desaparecidos
Santiago Torres
La ciencia en vértigo, la política en rezago
Nueva directiva del INIA a 30 años de la primera sesión de Junta
Tomás Laguna
Sombras del pasado
Fátima Barrutta
75 años
La urgente modernización del Mercosur
Brasil entre la paz y la violencia
Jorge Ciasullo
Navegando en solitario
Julio Luis Sanguinetti
En defensa de Antel
Carolina, la millonaria
Inconscientes sin propuestas
De nunca acabar...
La ética de la responsabilidad en el Partido y en la coalición de gobierno
Marcela Pérez Pascual
Autoabastecimiento
Frank Zorzin
El socialismo, de la guerrilla y el populismo al narcotráfico
Toda crisis trae teorías conspirativas
El mundo ensaya nuevas formas para fabricar
10-4: El modelo de rotación laboral para combatir el contagio
El Mercosur ante el incierto escenario post pandemia
Alvaro Valverde Urrutia
Frente Populistamplio
Ignacio Paz
Tristes armas, si no son las palabras
Francisco Berchesi
Frases Célebres 809
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.