El Poder Ejecutivo impulsa su plan nacional de género en políticas agropecuarias

Por Tomás Laguna

Sobre fines de octubre, el MGAP convocó a la presentación y conformación de la comisión de seguimiento del Plan Nacional de Género en las Políticas Agropecuarias. Lo hizo con el apoyo de la FAO, faltaba más, y el respaldo político de la Sra. Vice Presidente de la República.

Así dicho y para muchos una propuesta de estas características puede sonar a un "cliché" más en el ámbito de lo políticamente correcto. Ocurre que todo lo referente a las políticas de género desde que del tema se habla, ha servido más para la controversia antes que para el real cometido humanista que la iniciativa promueve. Controversia que ha surgido por la carga ideológica con la cual se impregnó esta causa desde determinados ámbitos de la política, al punto de querer modificar el lenguaje como forma militante de esa misma ideología.

No es la intención de estas reflexiones ingresar en esas controversias, todo lo contrario. La intención precisamente es rescatar lo que debe ser una iniciativa de alcance nacional, fuera de toda bandería política y que apunta a la construcción de una sociedad con igualdad de oportunidades para todos quienes la integran.

La inclusión social a partir de la igualdad de oportunidades sin distingo de otra característica que no sea la que surge de los talentos propios de las personas debe ser el eje de las acciones que se implementen en aras de la construcción permanente de una sociedad más justa.

Con ese cometido resulta de recibo la iniciativa del Poder Ejecutivo cuando promueve políticas con el objetivo de evitar las diferencias basadas en género en la integración de la mujer rural al desarrollo y oportunidades que su ámbito social les ofrece.

Más allá de este objetivo reivindicativo, necesario es reconocer el inmenso valor que de por si tiene la mujer rural como puntal de la misma familia rural y en la construcción y sostenibilidad del tejido social de las comunidades de ese medio. Aun así, cumpliendo con una abnegada labor, enfrentan una gran brecha socio cultural con los habitantes urbanos, careciendo muchas veces de autonomía económica y espacios de decisión.

La propuesta que lanza el MGAP se basa en 5 componentes:

1) Sistemas productivos y cadenas de valor agropecuarias con equidad de género. Se hace foco en el impulso de políticas de producción, crédito y tierra revisando las pautas culturales en las cadenas de valor.

2) Conocimiento, extensión y comunicación con perspectiva de género. Se hace referencia al manejo de la información y el conocimiento producidos por la institucionalidad agropecuaria.

3) Participación y empoderamiento de las mujeres del agro y del medio rural, promoviendo el protagonismo de la mujer rural en su propia vida, las de su entorno y comunidad.

4) Fortalecimiento de la perspectiva de género en la institucionalidad agropecuaria, en referencia a las instituciones públicas vinculadas al desarrollo agropecuario.

5) Finalmente, la gestión, monitoreo y evaluación del plan que haga posible evaluar lo actuado y los avances logrados.

El programa tiene un vasto desarrollo literario, muchas veces cayendo en un lenguaje complicado típico de estas propuestas cuando pasan por la mesa de los consultores en el tema. Escribir en difícil para algunos es parte de la relevancia de los documentos...

La propuesta parece muy abarcativa a primera vista. No obstante le estaría faltando un capítulo que no es menor, acaso debería ser el cimiento del resto de la propuesta. Falta una referencia a las políticas de género en la educación rural promoviendo el desarrollo cognitivo y la capacitación de niñas y jóvenes rurales. Si queremos promover la igualdad de oportunidades para el desarrollo personal a partir de los talentos, antes que nada es deber del Estado como expresión organizada de la sociedad procurar que nuestras niñas y jóvenes no vean cercenadas sus posibilidades de formación y capacitación personal por las restricciones socio culturales del propio medio. De esa manera se estará contribuyendo a una sociedad que premia los talentos y capacidades de sus ciudadanos antes que servir de escenario a quienes vociferan al son de consignas meramente ideológicas para la movilización militante.




El Frente Amplio, la LUC y la política del carancheo
En España se reúne el Círculo de Montevideo
Como te digo una cosa te digo la otra, versión fútbol...
El agujero social del Antel Arena
Julio María Sanguinetti
¡Ay, Carolina!
Cosse, el Antel Arena y la bola de cristal
Los pobres vecinos del "Pacha" Sánchez
No va por ahí
Santiago Torres
Declaración de las mujeres integrantes de la coalición
Tener que repetir...
Hecho insólito en el marco de las elecciones para el BPS
Tomás Laguna
Luis Mosca: el Ministro de Economía que tuvo que enfrentar reformas similares a las actuales
Un mundo inundado de cortoplacismo
Un necesario llamado a sala
Jorge Ciasullo
El ser y el devenir: de Partido a "brazo político"
Ricardo Montenegro
Máximo Tajes, 170 años de su nacimiento
Daniel Torena
Uruguay mantiene la posición de vincular la rebaja AEC a la flexibilización
Alvaro Valverde Urrutia
Una sociedad democrática y moderna
Kast y Boric se disputarán la presidencia de Chile en segunda vuelta
Maduro materializa otra farsa electoral y se queda con 20 gobernaciones
Frases Célebres 881
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2021 Correo de los Viernes. Publicación de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.