El Partido de la responsabilidad

Por Alfredo Menini

Quienes adherimos al Partido Colorado desde siempre, nos resulta quizás más fácil de interpretar las causas del resurgimiento de nuestra colectividad política, lo cual se refleja no solamente en el numero frío de las encuestas, sino en el contacto con la gente.

Resulta más fácil llegar a las causas porque hemos sido atentos observadores del proceso que el Partido Colorado ha recorrido desde el regreso a la democracia, teniendo en cuenta que las razones de las decisiones que toma el soberano no son por obra y gracia de una campaña en particular sino como consecuencia de una cantidad de situaciones que conllevan a tomar decisiones importantes al momento de elegir a sus representantes.

Durante el correr de este año, el Dr. Sanguinetti ha dicho una y otra vez que “el Partido Colorado es el Partido de la responsabilidad” y la sucesión de hechos desde siempre, pero en especial desde el regreso de la democracia, así lo demuestran cabalmente.

Lograr “el cambio en paz”, la consolidación del régimen democrático entregando el poder en elecciones libres al Partido Nacional, volver al gobierno concretando reformas imprescindibles para el país y llevar la pesada mochila de la crisis más grande de la historia del Uruguay, provocada por el lastre del desastre argentino, son vivos ejemplos de ello.

De todas esas instancias, hubo una que marcó a fuego a nuestra colectividad política, con la consecuencia de la perdida en masa de votos que fue aprovechada por el entonces Encuentro Progresista para llegar por primera vez al gobierno.

Luego de esos períodos, el país vivió tiempos de bonanza inéditos. Nuestra producción accedió a precios récord nunca alcanzados y eso condujo a una conformidad de la población que, luego de haber sufrido un tiempo de carencias por la crisis, siguiera dándole la confianza al Frente Amplio para el ejercicio del poder.

Sin embargo, esa bonanza siempre se supo que era temporal y cuando enfrentas situaciones que no son para siempre, tenés que tener la capacidad de administrarlas de manera tal de encontrarte bien posicionado para cuando esa etapa finalice y ahí es donde ha fracasado el Frente Amplio. Se puede reconocer que respetó los parámetros de macroeconomía, que tanto habían criticado siendo oposición y que también han respetado la institucionalidad y los valores democráticos de nuestra sociedad. También se pretendió atacar la indigencia y la pobreza pero, más allá de la intención, se equivocaron en el cómo y se terminó generando la instauración de una nueva forma de vida de un porcentaje de uruguayos, facilitándoles una ayuda sin pedir un esfuerzo a cambio. Se transgredió un principio básico de nuestra sociedad que logró forjar nuestra clase media.

En materia educativa, el retroceso es preocupante e indiscutible; no debe dejarse de reconocer que en este gobierno el Presidente Tabaré Vázquez intentó que se empezara a cambiar esa nueva y cruda realidad; sin embargo, el corporativismo que él mismo alentó desde su primer Presidencia, se encargó de poner todas las trabas posibles a esos esfuerzos, preocupado exclusivamente de que no se cambie un status quo que le resulta de interés se mantenga.

La seguridad ya es un tema que ha desbordado las fronteras partidarias, porque todo aquel que ha sido víctima de la misma empieza a sentir la necesidad de un cambio y lamentablemente la mayoría absoluta de los uruguayos han sido víctimas de la inseguridad. Ante eso el gobierno está atado a una realidad que no nace hoy sino que tuvo su alumbramiento en el primer gobierno del Dr. Tabaré Vázquez con la política de liberación de presos impulsada por el Ministro socialista José Díaz, que continuó con una política de mano blanda en la materia durante el gobierno de José Mujica y que se termina de concretar con la espantosa gestión de este gobierno, manteniéndose caprichosamente una política y un Ministro que ya no tienen forma de revertir esta realidad.

Como tercer elemento importante a considerar dentro de la lista de fracasos de este gobierno, entendemos imprescindible señalar la falta de estímulo e impulso para los emprendedores. En este mundo globalizado que, con solamente acceder a un servicio de internet, se abren en la mente de los emprendedores miles de ideas para impulsar y realizar en su país, se encuentran que el principal obstáculo es su propio país. El gobierno no termina de entender que el mundo ha dado un giro de 180° y que no es necesario dejar de lado determinados valores para darle impulso, motivación, facilidades a quienes quieren avanzar con nuevos emprendimientos. Se da la paradoja que mientras se le brinda todo tipo de facilidades a una empresa multinacional para que instale una nueva planta de celulosa, miles de uruguayos empiezan a buscar fuera de fronteras dónde encontrar el espacio que les permita sentirse capaces de demostrar que pueden emprender un proyecto y animarse a equivocarse y empezar de nuevo sin quedar esclavo de un Estado perverso.

El fracaso indudable en estos temas se ha instalado en la sociedad. Educación, políticas sociales basadas en la solidaridad pero exigiendo esfuerzos, seguridad y estímulo para los emprendedores deben ser la columna vertebral de una administración de gobierno y la sociedad uruguaya sabe que nuestro Partido tiene la experiencia y capacidad para desarrollarlos con eficiencia. Por ello, el Partido está otra vez en el centro del debate, con diferentes opciones, pero fundamentalmente bajo el liderazgo de un hombre que demostró saber capear tormentas, impulsar reformas y defender las ideas de libertad y democracia, con paciencia conocimiento y pasión.

El año 2018 fue el año del resurgimiento, el año 2019 será el de trazarnos el objetivo de conseguir que la ciudadanía termine de convencerse que los destinos de la República deberán ser conducidos desde el Partido de la responsabilidad.



El sistema penal hace agua y el gobierno no puede mirar hacia el costado
El corto y el largo plazo
Julio María Sanguinetti
Avance feminista
Volvieron las odiosas categorías A, B, y C.
Luis Hierro López
¿MIDES un comité del FA? ¡No, para nada!
Carlos Julio
El historiador José Rilla y la fábula de los tupamaros
Reivindicación de Zenobio Rosas
Tomás Laguna
Delirante
Julio Aguiar Carrasco
Di Candia y los dueños de la falsa razón
Una expresión de desorden
Consuelo Pérez
Puro verso
Esperando a ser feliz
Angelina Rios
Meses y meses para reparar una calle
Reclaman a la Justicia que impida la demolición del San Rafael
Las mentiras tienen patas cortas
Jorge Ciasullo
Las torturan antes de matarlas
Jorge Bentos
Siesta en Montevideo
Es hora de contar la verdad sobre la cuestión palestina
La lacra del antisemitismo entró nuevamente en erupción
El insulto, bandera nacional
Frases Célebres 755
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.