Complicidad vergonzosa

Por Luis Hierro López

El gobierno uruguayo considera alarmantes los atropellos a los derechos humanos en Venezuela, pero se niega a considerar al régimen de Maduro como una dictadura y no se suma a la condena internacional. El oficialismo sigue haciendo esquives y entierra la digna tradición nacional de lucha a favor de las democracias.

En su columna de hoy, Julio Aguiar hace un detallado análisis del informe de Naciones Unidas sobre los asesinatos del gobierno de Maduro, por lo que no ampliaré ese enfoque. Sí me parece necesario reiterar nuestra indignación ante la posición del gobierno, que sigue siendo ambigua y débil. Según el semanario Búsqueda, “el viernes la delegación uruguaya ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, respaldó el informe, cuyo contenido consideró “alarmante”. Sin embargo, evitó condenar al régimen de Nicolás Maduro y exigirle un cambio de política como hicieron otros países.”

A esa posición vacilante debe sumarse la payasesca intervención del subsecretario Ariel Bergamino, quien se negó a calificar a Venezuela como una dictadura y terminó peleándose con un periodista en una actitud no sólo poco diplomática sino además inadmisible: un jerarca del gobierno no puede contestar “yo digo lo que quiero”, lo que es una grosería y una ausencia muy notoria de argumentación.

El informe de Naciones Unidas es lapidario: ya nadie puede negar que la represión, los asesinatos, los encarcelamientos políticos y las persecuciones de toda índole son el fundamento de un régimen dictatorial. No hay chance alguna de diálogo, como ha quedado demostrado una y otra vez. El invento del gobierno uruguayo de febrero pasado, promoviendo el “Mecanismo de Montevideo” como posible acercamiento de las partes, ha fracasado rotundamente, así como ha quedado lamentablemente en el olvido la supuesta gestión conjunta de nuestra Cancillería con Europa. No es posible dialogar con un gobierno integrado por asesinos, corruptos y narcotraficantes.

La única forma de interpretar la sumisión del gobierno uruguayo es realmente que haya lazos inconfesables, porque no puede admitirse que el oficialismo siga ligado a un régimen cuyas manos están llenas de sangre. Hasta hace unos meses podía discutirse si había un grado mayor o menor de libertad, pero ahora se sabe indesmentiblemente que hay asesinatos en masa de los opositores y vejámenes de todo tipo.

¿Es posible que el Frente Amplio, muchos de cuyos adherentes y dirigentes sufrieron acá las persecuciones de la dictadura, siga sosteniendo su indigna posición? ¿No les tiembla la conciencia a esos militantes cuando saben que miles de jóvenes han sido secuestrados de sus casas y asesinados ferozmente? En esa misma edición publicamos un informe internacional que ofrece los tétricos detalles. “El relato de los hechos coincide. Los efectivos de las Fuerza de Acciones Especiales (Faes) de Venezuela llegan al lugar en camionetas negras sin matrículas. Vestidos de negro y sin identificación. Pasamontañas cubriéndoles el rostro. Armas largas. Violencia. Las Faes irrumpen en la casa, hostigan a las mujeres y separan a los hombres jóvenes del resto. Casi todos mueren de uno o más disparos en el tórax”.

¡Basta! Uruguay debe reaccionar.



Nerviosismo e improvisaciones caracterizan la campaña del continuismo
Por qué Luis
Julio María Sanguinetti
¿A quién votaría Batlle y Ordóñez?
Luis Hierro López
Intolerancia en la Universidad
Elena Grauert
¿Quién tiene un programa oculto?
El interior postergado será determinante en el resultado electoral
Tomás Laguna
Pifias a granel
Así son las certezas que promete el Frente Amplio
Las 40 mentiras sobre Lacalle Pou
El valor de las coaliciones
Maniobras de los antidemócratas
Las amenazas a la paz social e institucional
Dos modelos de país en pugna
Marcela Pérez Pascual
El alcance de los fueros parlamentarios
Inefop y el turismo
Jorge Ciasullo
Coalición multicolor para cambiar un país en blanco y negro
Fátima Barrutta
Halloween en campaña electoral
Sin libertad, ofendo y temo
Francisco Berchesi
A 30 años del Muro y a días del ballotage
Juan Friedl
La inseguridad se pagó con votos mientras que la deuda se pagará con dólares
Ruth Furtenbach
Foro de San Pablo: necesitamos respuesta
Eduardo Pacífico
El mismo perro con otro collar
Alvaro Valverde Urrutia
Evo Morales, el nuevo Maduro de la región
La lucha contra el narcotráfico costó en México 250.000 muertos
El tiempo de la desglobalización
Frases Célebres 787
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.