2002. Memorias de la crisis

Por LA LIBRERIA

Ed. Sudamericana, 2022, 144 páginas. Por Diego Zas.

En éste su tercer libro, el periodista Diego Zas, en dos partes, analiza la crisis del 2002, desde una perspectiva nueva, recogiendo voces sonadas de la época y nuevas, va desarrollando un nuevo enfoque.

En la primera parte desarrolla la crisis financiera y sus distintos puntos, cómo la oposición.

“Siempre se puede estar peor”, decía Couriel en interpelación al ministro Bensión, con movilización en las afueras del Palacio Legislativo y un entonces senador Jorge Larrañaga que encontraba cancha para lanzarse como crítico de la conducción económica.

Vázquez optó por acuñar el término “oposición responsable”; fustigaba los ajustes del gobierno, pero recibía a delegaciones del FMI (aunque lo criticara en actos públicos) y decía que iban a hacer todo lo necesario para que no se precipitara una crisis mayor. Las encuestas marcaban que a medida que el país le iba peor, al Frente le iba mejor.

En este contexto nació la Concertación para el Desarrollo, que nucleaba a la Federación Rural, sociedades de fomento rural y pequeñas y medianas empresas. Este grupo heterogéneo de corporaciones unió fuerzas con el PIT-CNT.

Couriel recuerda el papel del expresidente Mujica por ese entonces; habla de cómo se relacionó y recorrió el país junto con dirigentes vinculados al agro, como el arrocero Hugo Manini Ríos, muy cercano al MPP en esos años. Se unían así un fundador de la Juventud Uruguaya de Pie, un fundador del Movimiento de Liberación Nacional y un fundador del Frente Amplio.

La oposición no veía con buenos ojos la estrategia del Ejecutivo, en entrevista en el programa En Perspectiva, Vázquez reclamó al gobierno que reconociera que los uruguayos ya estábamos viviendo una cesación de pagos o default y que el país estaba en bancarrota, y dijo que rechazaba la carta de intención firmada con el FMI y la estrategia de renegociar con los tenedores de bonos.

Sí, la izquierda pedía default.

Sólo una voz surgió pidiendo lo contrario, Astori recuerda: “En la dirección del Frente estaba prácticamente sólo. Defendí la tesis de que el camino del default nos llevaba a una ruptura que traería consecuencias muy negativas para el país y que, en cambio, el camino de la negociación que lideró Atchugarry provocaba llegar a acuerdos que luego le permitieron al país ir saliendo de a poco de esa situación muy difícil que tenía y evitaba una ruptura de consecuencias impensables. La verdad que había una interacción entre una crisis de deuda y una crisis bancaria, con bancos que se vaciaban porque la gente por falta de confianza se llevaba los depósitos. Y bancos que actuaron muy mal. Esas eran las dos opciones. Yo perdí, no pude convencer a mis compañeros del otro camino, que fue, en definitiva, el que se siguió y fue lo que ayudó al país a tener la situación que tiene hoy financiera, de deuda bancaria, absolutamente holgada”.

La crisis no era únicamente económica, las instituciones estaban en juego, el presidente en jaque. Los cabildazos no eran sólo rumores, hubo movimientos para destituir al presidente y que asuma el vicepresidente, nadie acompañó y la vieja enseñanza de Luis Batlle nuevamente floreció, “a la presidencia se entra caminando y se sale caminando o con las patas pa’ delante”.

La salida económica, requería una salida política, un zurcidor, ése zurcidor fue Atchugarry, quién hablaba con todos los sectores políticos y sindicatos, quien dejó el cuero en la estaca.

En la segunda parte del libro el autor aborda, desde historias puntuales, la crisis social, analizando proyectos alternativos que se intentaban implementar como el trueque, el aumento de suicidios, que sí los hubo; los saqueos que rápidamente fueron controlados; hasta la barbaridad (mentirosa) de que niños comían pasto.

De esta forma, a lo largo de estas páginas, a veinte años de uno de los peores momentos de nuestra historia, es posible apreciar cómo se arribó, se transitó y se superó la crisis económica, social, política e institucional, propio de un pueblo maduro, democrático y republicano, forjado en los muros de la defensa.

Por César Quintana



"El Frente Amplio te escucha"... cuando le conviene
La rendición, el hoy y el mañana
Julio María Sanguinetti
Las asignaciones familiares y el principio vareliano de la obligatoriedad
Hidrovía Laguna Merín, trascendentes gestiones del Embajador Guillermo Valles
¿Quiénes son los “mercenarios del odio”?
Háganse cargo de una vez
El TLC con China: antesala de los nuevos tiempos
Acto homenaje a Don Joaquín Suárez
El desafío de recomponer la fuerza internacional contra el régimen de Maduro
¿Los Andes vuelven a ser la Sierra Maestra del continente?
Ucrania, verano de 2022
¿El 9% de inflación es malo? Imagina el 90%
El proyecto de ley de tenencia compartida es un derecho de los menores
Elena Grauert
El drama del agro argentino y su contracara en Uruguay
Tomás Laguna
Tenencia compartida
Marcela Pérez Pascual
La reforma de la seguridad social y lo inaceptable
Jorge Ciasullo
Temas destacados y difíciles en la PPT uruguaya
Alvaro Valverde Urrutia
Don Joaquín Suárez y los gobiernos patrios
Daniel Torena
Frasses Célebres 912
Refugiados, migrantes e integración. Una breve antología.
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2021 Correo de los Viernes. Publicación de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.