Tiempos de construcción

Por Lole Hierro

Casi nadie recuerda que hace unos años, Jorge Batlle y Julio Sanguinetti, convocaron desde el Partido Colorado, pero para toda la sociedad, un espacio de reflexión partidaria para construir abiertamente una agenda de debate nacional hacia el futuro.  Ateneo fue el nombre que eligieron.

Tuve el gusto de ir a esas reuniones. Y hoy tengo el gusto de ver que esa idea de un espacio plural de debate nacional para el cambio del rumbo del país, tiene el eco más que necesario. Sin diálogos y acuerdos no es posible construir.

O sea, dos ciudadanos que habían dado todo, que vivieron su vida para el servicio público,  la vocación política y la ética desde el gobierno, bajaban -de nuevo- a la cancha.

¿Cómo todos los demás, que somos nadie, no vamos a estar? Y tuve mis diferencias fuertes con Jorge y Julio. Y ellos la tuvieron como todos sabemos entre sí desde lo que es la política y la fraternidad partidaria. Pero con esa correntada de ideas que iniciaron para pensar el porvenir, pusieron por delante al país y al Partido Colorado y no sus vanidades.

Hoy Jorge estaría feliz de ver que éste fue el año del resurgimiento partidario y el 2019 será el año del cambio y la victoria; y que aquélla iniciativa que tuvieron con Sanguinetti fue una semilla más -de las que siempre han plantado- para generar un acuerdo programático que encamine al arco opositor tradicional -y quienes quieran sumarse- a ser una verdadera alternativa de gobierno.

El gesto de desprendimiento y amor por la política de siempre y la militancia es el mejor legado que nos dejarán eternamente, dirigentes que abrazaron lo mejor del país, su causa liberal, su convicción republicana y su compromiso en favor de la justicia social seria y el humanismo como valor superior. Esa definición de José Serrato que en una de sus últimas entrevistas en portal digital El Telescopio recordaba Jorge Batlle cuando le preguntaron cómo definía al Batllismo: "partido de  izquierda democrática liberal, de gente honesta, que respeta al ciudadano como centro de la sociedad".

Tenemos que estar todos en la cancha. Sin mirar chacras. Cada sector con su impronta y seguir sumando. Porque ellos, y parafraseando a Tarigo, siempre nos demostraron que la renovación no es un tema de Cédula de Identidad.

Agrego que la renovación es una cuestión de ideas, convicción, actitud, espíritu y capacidad cierta de poder llevar adelante lo que se dice.

Para eso se necesitan raíces fuertes. Sin raíces fuertes, difícil que algo florezca.



Un año de retrocesos
Aquellos polvos...
Julio María Sanguinetti
No es crisis, es decadencia
Luis Hierro López
Mucho humo
2018 agotado, 2019 movilizado
Tomás Laguna
PS sobre Trías: no sabemos si se equivocó no
La trampa no les resultó
Un proyecto inconveniente e inconstitucional
El Frente Amplio y los insultos a los gobernantes
Medios de producción y plusvalía: el totalitario túnel del tiempo
De la desinformación a la frivolidad
Medida acertada
Julio Aguiar Carrasco
Los disturbios navideños en Malvín
Jorge Ciasullo
Montevideo, cuidad resiliente
Fátima Barrutta
Tiempos de construcción
Lole Hierro
Hasta el 8 de febrero
El cambio climático entre las verdades y los cuentos de terror
Lo mejor de la cultura en 2018: Ida Vitale ingresa en el Olimpo
El Partido de la responsabilidad
Alfredo Menini
Steven Spielberg y sus videos de la memoria
Frases Célebres 748
La revuelta que otra vez hace temblar a una vieja nación
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.