Hijos y entenados, o ¿Quién paga el almuerzo?

Por Tomás Laguna

Bella Unión invitada al banquete del Estado en el 2005, Juan Lacaze paga el almuerzo en el 2017.

En 1994, en una de sus primeras giras como candidato presidencial, el Dr. Tabaré Vázquez visitó Bella Unión para reivindicar el cultivo de caña de azúcar y las fuentes de trabajo para aquellos sufridos pagos. En la oportunidad decía “Hay que proteger la producción de caña y la de arroz, hay que producir azúcar porque fomenta puestos de trabajo que deben ser defendidos y respetados.” Siendo Presidente de la República, en su discurso de asunción el 1º de marzo de 2005, al anunciar sus prioridades en materia productiva afirmó: “…vamos a tomar medidas para aumentar la plantación de caña de azúcar en la zona de Bella Unión a los efectos de mejorar la producción azucarera como materia prima nacional”. Estas propuestas luego las reivindicó en el segundo Consejo de Ministros abierto que instauró como práctica habitual de gobierno, realizado precisamente en Bella Unión. Fue entonces que anunció apoyos vía créditos, la intervención directa del Estado y finalmente anunció la posibilidad de que ANCAP elaborara alcohol carburante a partir de la caña de azúcar.

En forma expeditiva, en el 2006 se creó Alcoholes del Uruguay S.A. (ALUR), propiedad de ANCAP, la que junto con la Corporación para el Desarrollo adquirió las instalaciones de CALNU en el departamento de Artigas. Ese mismo año, en el inicio de zafra a la cual asistió el Presidente Vázquez, el gobierno comunicaba “el mayor anuncio que se realizará esta jornada será la explicación del proyecto sucro-alcoholero del gobierno, condensado en ALUR, así como sus implicancias económicas y sociales. Para entender su importancia solo hay que pensar que si el ingenio seguía parado ahora en Bella Unión íbamos a tener cientos de familias desocupadas”.
Nos trasladamos 11 años en el tiempo. FANAPEL, la primera industria papelera de nuestro país, fundada en los últimos años del siglo XIX, razón de vida para los pobladores de Juan Lacaze, anuncia por estos días su cierre definitivo, precisamente en tiempos del Uruguay productor de celulosa. Una empresa que cotizó en bolsa, que supo tener más de 7.000 has forestadas propias asegurándose el suministro de materia prima, termina por anunciar su inviabilidad. La razón principal, su imposibilidad de competir en el mercado externo con su principal producto. En el Uruguay progresista y productivo que con jactancia proclamó el Dr. Vázquez y toda la izquierda en cada campaña electoral, se cierran empresas por su inviabilidad para competir en los únicos mercados lógicos a los cuales puede proyectarse la producción nacional, los externos. A la vez del cierre de FANAPEL se dilucida el futuro de Molino Dolores, otra empresa agroindustrial proyectada a la exportación. En el caso de la papelera se pierden 300 puestos de trabajo y un pueblo entero queda sumergido en la incertidumbre sobre el futuro de sus familias.

La pregunta surge de inmediato. ¿Irá el Dr. Vázquez a organizar un gabinete abierto en Juan Lacaze anunciando lo que anunciaba en el 2005 en Bella Unión? Porque si hubo un programa para Bella Unión con intervención directa del Estado, voluminosos subsidios mediante, ¿por qué no hacerlo para Juan Lacaze? Pero claro, en el pueblo coloniense no hubo marchas de peludos, ni se incubaron revoluciones, ni tuvo líderes violentos que proclamaban la patria socialista y la dictadura del proletariado...

Lo más triste de esta historia de contrasentidos, es que FANAPEL y los habitantes de Juan Lacaze son víctimas indirectas del descomunal despilfarro que ha significado para el Estado la existencia de ALUR. El desborde financiero descontrolado del populismo en el gobierno, pero en particular el desquicio administrativo del Sr. José Mujica, el descomunal vaciamiento de las finanzas de ANCAP, dónde ALUR sigue siendo uno de los principales motivos, determinaron que el Estado apuntalara a ANCAP en más de 1.000 millones de dólares. Fiesta absurda que pagamos todos vía costo país, pero en particular los sectores productivos cuyos insumos energéticos los hace inviables en su necesaria proyección a los mercados externos. Sin mencionar el rezago de la inversión en caminería y logística.

Y lo que sufre la población de Juan Lacaze lo sufren los productores lecheros, sobreviviendo a una de las peores crisis conocidas, con costos de producción crecientes, solicitando nuevas asistencias financieras sobre un endeudamiento ya preocupante para poder al menos realizar la siembra de sus cultivos forrajeros en el próximo otoño o bien para reponer vientres. Una agonía desesperante en la espera de que los mercados externos se tonifiquen.

Y lo sufre el arroz, aquel cultivo que el por entonces novel presidente Tabaré Vázquez dijo querer apoyar junto a la caña de azúcar en aquel su primer discurso en Bella Unión. Rubro de costos incompatibles con el valor de la producción, que debe recurrir una y otra vez a instrumentos financieros para “ir tirando”, como lo es el Fondo Arrocero al cual el propio Ministro de Ganadería debe acogerse para sobrevivir el mismo como productor.

Y lo sufre la agricultura de secano, en particular el trigo, dónde entre los costos de siembra y el elevadísimo costo del transporte carretero el país enfrentará la mayor disminución de área en muchos años para el próximo invierno.

Y ni mencionemos otras muchas industrias y rubros del agro todos afectados por un mismo mal.
Para sobrellevar el desenfreno y los caprichos populistas el gobierno sale a mendigar inversiones para un rubro dónde las empresas en actividad ya instaladas cierran por falta de competitividad.

Seguramente las muchas familias de Juan Lacaze estén esperando del gobierno un gesto similar al de Bella Unión, sin entender que su tragedia de hoy es consecuencia de aquellas políticas. Es difícil hacerle entender al ciudadano común que en la economía “no hay almuerzo gratis”, que alguien lo paga y a Juan Lacaze le toca hacerlo hoy. ALUR, el FONDES, y una larga serie de despilfarros PLUNA incluido, son en gran medida la causa de sus males.

¿Será que el Presidente Vázquez arriesgará un gabinete abierto en Juan Lacaze a su vuelta de Finlandia?



El manoseo de las fechas patrias
En torno al duelo
Julio María Sanguinetti
El gran engaño
Luis Hierro López
Adiós a un Caudillo
Homenaje suicida
La Fiscalía cobra al grito
El Frente Amplio se niega a ser investigado
¿Cuántos muertos se necesitan para que Uruguay reaccione?
Sigue creciendo la clientela
Grotescas e irresponsables tomadas de pelo
Tomás Laguna
Gasoil: sólo un atisbo
Tragicómico.
Consuelo Pérez
Darío Pimentel
Remate y punto final
Jorge Ciasullo
Cuán difícil es pensar
Guillermo Asi
El relato falso
Ramiro Tafernaberry
¡Qué medio siglo...!
El hoy del ayer
El mundo se cerró a los judíos
Para Venezuela, una solución sin precedentes
Cinco ideas que Trump mató
Frases Célebres 675
Mauricio Macri - La nueva política horizontal de las redes
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.