EL GRAN PENSAMIENTO

Por LA LIBRERIA

“El jardín imperfecto”,
por Tzvetan Todorov, Ed. Paidós, Barcelona, 1999

“El tiempo apremia”,
por Zygmunt Bauman, Ed. Arcadia, Barcelona, 2010.

En este enero murieron dos de los mayores pensadores de nuestro tiempo, Tzvetan Todorov (Sofia, 1939 - París, 2017) y Sygmunt Bauman (Poznan, 1925 - Leeds 2017).

El primero, el búlgaro, es la expresión mayor de un intelectual completo y complejo, que va desde la lingüística hasta la historia, desde la filosofía al arte, con la misma lucidez y vastedad de pensamiento. Toda su obra es monumental. Son apasionantes sus libros de arte, sobre los pintores flamencos del Renacimiento o Goya, en el mundo de la difícil Ilustración española. Luego de sus iniciales trabajos lingüísticos, sus abordajes históricos, como el relativo a la conquista de América, fueron modelos de análisis para mirar el pasado con perspectiva, sin los blancos y negros que suelen infectarlo de juicios interesados, que al estar pensados para el hoy no sirven ni para entender lo de antes ni orientar lo de hoy. La historia y su vínculo con la moral, el uso abusivo de la memoria, han sido temas frecuentes notablemente analizados en profundidad. El conjunto de su obra es una gran lección de humanismo, de filosofía liberal en el profundo y amplio sentido de la palabra, de combate a los dogmatismos de todos los signos, desde el marxismo y el fascismo hasta los excesos de los conservadores liberales. Cualquiera de sus libros es notable. Recomendamos uno, entre tantos, pero podría ser cualquiera.

Bauman, en cambio, es más complejo. Judío polaco, se fue a la Unión Soviética frente al nazismo y retornó comunista a Polonia. En 1968, a su vez, se tiene que alejar de Polonia por las persecuciones antisemitas. Su pensamiento, entonces, tiene ese apasionante sesgo, que comienza en corrientes dogmáticas y termina en un pensamiento abierto y humano, influido muy especialmente por Levinas, que le aporta una visión humanista a una formación inicial, impregnado aún de Gramsci. Es fundamentalmente un sociólogo, que reflexiona sobre las grandes corrientes de la sociedad y la economía, pero —a la vez— sobre la vida cotidiana, los sentimientos de la gente, las relaciones humanas. En los últimos tiempos se difundió mucho su obra a partir de lo que él llamó la “sociedad líquida”, esa versión de la modernidad en que las instituciones van declinando y el pensamiento y la vida se van amoldando a estructuras cambiantes; los principios pierden rigidez, se hacen flexibles , acomodándose a lo que encuentran, como un líquido que recorre el suelo. La conversación que recomendamos tiene ese interés. Pueden no compartirse muchos de sus conceptos, pero siempre vale su reflexión.



Fue despedido como un héroe pese a la frialdad oficial
Condena de Lula
La conexión uruguaya
Los excesos no pagan
Julio María Sanguinetti
El policía Wilson Coronel
Luis Hierro López
La herencia de Mujica
“Yo vi el título”
Daniel Martínez, el refrigerador simpático
Los “cincuentones”, el fondo y el oportunismo
Los perros y la depredación de la majada
Tomás Laguna
Qué difícil es defender a este gobierno
Una apresurada acusación
James Bond
Consuelo Pérez
Servir, matar y morir
El militarismo venezolano sostiene hasta ahora a Maduro
No hay peor ciego que el que no quiere ver
Jorge Ciasullo
El Estado Islámico aún no está muerto
No tengo enemigos, no conozco el odio
Siempre hay un camino bueno
Juan Andrés Fernández
Frases célebres 678
La vergüenza de haber sido (o ser aún) frenteamplista
Jorge Bentos
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.