Correo de los Viernes - Imprimir Noticia
Imprimir

Como chiste, es muy bueno...

La izquierda vernácula tiene una capacidad sorprendente para generar momentos de ironía, pero el reciente planteo del Partido Comunista (PCU), solicitando al Frente Amplio "defender la democracia" es, como chiste, realmente bueno. Conocido por su defensa incondicional de regímenes autoritarios como los de Cuba y Venezuela, el PCU parece haberse transformado en un repentino adalid de la democracia.

El referido partido, que nunca ha ocultado su simpatía por las dictaduras de izquierda allí donde existan, llama a una "movilización popular" en "defensa de la democracia", tomando como bandera las supuestas -y hasta el hartazgo replicadas- presiones ejercidas por el expresidente del Directorio del Partido Nacional, Pablo Iturralde.

Juan Castillo, secretario general del PCU, declaró con cara seria que actitudes como la de Iturralde "socavan la democracia y deben terminar". Uno no puede evitar la risa al conocer al interlocutor. ¿Dónde estaban estas preocupaciones democráticas cuando los ciudadanos cubanos eran reprimidos por protestar, o cuando los venezolanos huían de su país por millones debido a la crisis humanitaria y política?

La propuesta del PCU fue presentada ante el Secretariado Ejecutivo del FA y, aunque muchos sectores mostraron escepticismo, el radical y hoy venido a menos Partido Socialista se mostró dispuesto a apoyar la movilización si se enmarcaba en una lucha contra "la corrupción". Recordemos que estos mismos socialistas intentaron sin éxito promover una iniciativa similar en el caso de Sebastián Marset. Parece que la "democracia" y la "corrupción" son banderas convenientes, siempre que no se trate de los "compañeros".

El senador comunista Óscar Andrade formalizó la propuesta ante la bancada de senadores y diputados del FA, encontrando una respuesta tibia. Inusitadamente, el Movimiento de Participación Popular (MPP) y otros sectores consideran -y reconocen- que la corrupción y mucho menos la "defensa de la democracia" no están entre las principales preocupaciones sociales actuales.

Quizás lo más irónico de todo es que, mientras el PCU clama por la defensa de la democracia en Uruguay, muchos de sus referentes internacionales estarían cerrando filas en defensa de sus regímenes represivos. Sí, como chiste, es muy bueno...

Correo de los Viernes.
Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.