Correo de los Viernes - Imprimir Noticia
Imprimir

¿Unidad?

Pese a los esfuerzos de unidad, al intercambio público de sonrisas y halagos, los candidatos a la presidencia por el Frente Amplio no pueden esconder sus diferencias. En un hecho que pasó prácticamente inadvertido, la Ing. Cosse evitó asistir a un evento que tenía como centro al Prof. Orsi, patrocinando un bochornoso culebrón a la que fue arrastrada la expresidenta chilena, Michelle Bachelet, una de las invitadas de la ocasión.

La semana pasada, un evento celebrado en el Hotel Hyatt se convirtió en el epicentro de una discordia entre los candidatos a la presidencia por el Frente Amplio, evidenciando fisuras internas y exponiendo, de manera incómoda, a la exmandataria chilena Michelle Bachelet.

Según narra el periodista Leonardo Haberkorn, en una completa crónica para El Observador, la ausencia de Cosse en el lanzamiento de Ágora, un centro de estudios impulsado Gabriel Oddone, marcó un importante contrapunto.

Oddone ha manifestado públicamente que si Orsi logra la presidencia él podría participar del eventual gobierno nada menos que como Ministro de Economía. Tanto es así, que en la primera fila del evento se encontraba el propio Orsi acompañado por su líder político y mentor, el expresidente Mujica, y por una invitada de honor, la expresidenta chilena.

Aunque la presencia de Cosse estuvo pendiente hasta el último momento, al punto que le tenían reservado un lugar, la intendenta de Montevideo no asistió al acto, generando especulaciones y dejando entrever discrepancias internas.

Si bien Cosse había aludido razones de agenda, los organizadores del evento se mostraron sorprendidos cuando se enteraron que la intendenta Cosse aguardaba a Bachelet en otro salón del Hotel Hyatt, para tener un encuentro personal que, según recoge Haberkorn en base a información proporcionada por el equipo de Cosse, duró 45 minutos y versó sobre política, derechos humanos y democracia.

Esta no es la primera vez que la falta de concordancia entre Cosse y Orsi sale a la luz. Como analizábamos aquí en CORREO hace algunos meses, Cosse y Orsi prefirieron darle la presidencia del Congreso de Intendentes a un intendente blanco, ya que no lograron llegar a un acuerdo sobre quién de ellos debía presidir el órgano. Ni siquiera pensaron en su otro intendente, el salteño Lima, al que también descartaron.

Al parecer, los que presagiaban ansiosos una ruptura de la colación descuidaron la casa propia.

Correo de los Viernes.
Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.