Juan Pueblo13.11.2017 / 15:3
El asunto es que el cerebro de los llamados "intelectualoides frustrados┬Ę", contrariamente a lo cantado por su fallecido héroe, sigue ALAMBRADO, al igual que su pasar cómodo. Fascistas? Noooo, que va!
 
ceviro10.11.2017 / 23:12
Afortunadamente parece que el terreno cedido por los demócratas hace demasiado tiempo a la intelectualidad radical de izquierda, aún con extrema timidez,se va recuperando gracias a voces y actitudes valientes como la de Mercedes Vigil. Lo cuestionable a mi juicio fue la oportunidad ;creo que no era el momento. La reacción de tinte corporativo-fascistoide era esperable viniendo de los que viene.
Página 1 de 1