Un descontrol oficial alarmante

Por Jorge Ciasullo

La sociedad uruguaya siempre respetuosa de quienes, muchas veces con gran esfuerzo y sacrificio, han lograda culminar estudios terciarios, se ve conmovida ante la reiteración de situaciones  de funcionarios, que desempeñan tareas vinculadas a estudios inexistentes, cuya designación está basada en ideologías, sin importar las consecuencias de todo tipo, en  las actividades bajo su responsabilidad  que, al no  estar calificados para ello, puede tener  consecuencias de todo tipo.

Al ya conocido hecho de la inexistente  licenciatura con medalla de oro del vicepresidente de la República Raúl Sendic, ha trascendido que el  ex subdirector Técnico del Instituto Nacional de Rehabilitación Gustavo Belarra, no es sociólogo; tampoco es psicólogo  el director del IMPO Gonzalo Reboleldo. Este último, estuvo a cargo de Gestión  de Juventud de la IMM, en cuyos documentos oficiales figura su firma y  “título”. También poco tiempo atrás, se conoció que Leticia Ferrari  quien ejercía como abogada,  en el Ministerode Industria y en ese carácter redactaba  informes, no poseía título.

Se suma ahora que en el Ministerio del Interior, fue designada en razón de su supuesta  especialidad-psicóloga-  como Asesora del Departamento de Recursos Humanos, la Sra. Laura Anzalone. A la irregularidad de la falta de título habilitante se suma que el nombramiento fue realizado por su hermano, Leonardo Anzalone,  quien, según declaró, fue autorizado por el Subsecretario del Ministerio  Jorge Vázquez. Hecho que fue negado por éste. También trabaja en el Mini9sterio del Interior un hijo de ambos.

Esta designación es  irregular desde la base, toda vez que el Texto Ordenado de Normas sobre Funcionarios  Públicos (Tofup),  prohíbe expresamente la contratación de familiares, agravado por el hecho   que éste no debía desconocer que su hermana no tenía título.  Si bien en el caso de Raúl Sendic, éste no hizo uso profesional  del supuesto título,  no deja de ser una enorme falta de ética, inadmisible para quien ostenta esa jerarquía. En los otros casos que hasta el momento se conocen, sí  sus “actuaciones profesionales”, pueden tener consecuencias graves.

En esa percepción ha actuado el fiscal Gustavo Zubía, quien, en conocimiento de los hechos, realizó un pedido de procesamiento con prisión por conjunción de interés público y privado para Leonardo Anzalone, y procesamiento sin prisión para su hermana Laura, por el ejercicio de psicóloga sin título habilitante.

La función de Laura Amzalone consistía,  en la realización de  entrevistas, para determinar, mediante test psicológicos, eliminatorios, si aspirantes a ingresar al Ministerio del  Interior como policías,  que ya habían superado las pruebas físicas,  tenían las condiciones psíquicas, para ser designados.

Surge de los trabajos realizados por Laura Anzalone, entre Noviembre de 2013 y hasta Noviembre de 2015, algunos datos llamativos: Se realizaron 4.703 evaluaciones, siendo aceptados 2.313 postulantes. Porcentajes que, curiosamente, coinciden con los simpatizantes del Frente Amplio en la elección pasada. En una palabra tenemos derechos a suponer que ha habido cierta inclinación a quienes, se identificara como ideológicamente afines al gobierno.

El Ministro del Interior, es de recurrir a datos estadísticos, cuando  estima son beneficiosos para su gestión.  En nuestro caso, nos gustaría conocer de los 500 policías procesados en el último año, acusados algunos de violencia doméstica e impedidos de usar el arma de reglamento, cuantos  fueron evaluados por la Sra. Laura Anzalone. Y ello porque más allá de su aparente inclinación a muchachos de la barra, le cabe una enorme responsabilidad, frente a quienes quedaron en el camino en su aspiración laboral y frente a eventuales víctimas de quienes no están psicológicamente habilitados para integrar el cuerpo policial.

Y esto es grave, porque actuando con la misma irresponsabilidad en el área de la salud por ejemplo, puede designarse a un estudiante de medicina o falso médico que, en base a esa falsedad hasta recete medicamentos.

Creemos que es hora de verificar, mediante copia certificada ante escribano, la veracidad de los títulos declarados por   todos los profesionales, que fungen como tales en la administración pública y por supuesto condición imprescindible, cuando sea exigencia, para   ingresar a ella.

Es lo mínimo de un país serio o prometido país de primera.



La desproporción
La “candidatitis”
Julio María Sanguinetti
La cuestión no es izquierda-derecha
Luis Hierro López
Los engaños de la historia oficial
Un subsidio cada vez más polémico
Competitividad por arte de magia
Nos toman el pelo con la “transformación productiva”
Tomás Laguna
¡Así estamos!
Julio Aguiar Carrasco
Hay que cuidar los ríos y exigir cooperación de Brasil
El viejo vizcacha y el empresario
UTE, UPM y los uruguayos
Proponen bajar tarifas, pero las subirán
El hombre sin cara
Lo que la central obrera no quiere escuchar
¿Justicia por mano propia?
Consuelo Pérez
Zelmar
Atilio Arrillaga Simpson
Temporada y paros
Jorge Bentos
De la ilusión a la tragedia
Enriquecerse fue legal, dicen los Kirchner
Ya no Podemos: la crisis del populismo español
Frases Célebres 696
AMIGOS ENEMIGOS
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.