Un ciclo de 15 años que llega a su fin

Por Marcela Pérez Pascual

El domingo los uruguayos nos pronunciamos en las urnas y la mayoría optó por la Coalición del Cambio, liderada por Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón, para gobernar nuestro país los próximos 5 años. Pero ¿qué pasó una vez que se supo esos resultados?

Se podrá debatir si la diferencia que se obtuvo entre las fórmulas fue la que se esperaba o no, pero es indiscutible que en la noche del domingo hubo un ganador firme e irrefutable. Los números así lo indicaron. Esa noche Luis Lacalle Pou se convirtió en el Presidente electo de la República.

En un acto sin precedentes en nuestro país desde la vuelta a la democracia, el perdedor no reconoció de inmediato la victoria de su competidor.

El Ingeniero Daniel Martínez optó por no aceptar su derrota. No supo perder. No abrazó los valores democráticos y republicanos que los uruguayos valoramos y defendemos y no llamó a su competidor para reconocerle su victoria. Todo lo contrario. Salió al escenario con una euforia desmesurada, golpeándose el pecho y arengando a su público como si él hubiera sido electo presidente. Actitud muy poco digna que llevó a que muchos pensaran que aún existía la posibilidad que él fuera el vencedor. Demostró no estar a la altura del cargo para el cual se postuló. Su actitud fue irresponsable y muy poco seria desconociendo la expresión de la voluntad popular, y más aún si tenemos en cuenta que él como ingeniero maneja muy bien los números y sabía que el resultado era irreversible. Lamentamos mucho su actitud no democrática y muy poco republicana y, por sobre todo, que no haya sabido perder y reconocer a quien fue elegido legítimamente como el nuevo presidente de los uruguayos.

En Bulevar Artigas y Chaná vimos como Lacalle Pou subió al estrado donde lo esperaban los líderes de los partidos que junto con él conforman la Coalición de Gobierno. Se dirigió al público presente de forma tranquila y serena siempre transmitiendo seguridad y calma. Su discurso demostró la jerarquía y grandeza necesaria para ocupar el cargo para el que la ciudadanía lo eligió. Si bien no se proclamó ganador, reconoció su victoria. Siempre remarcó el hecho que los uruguayos elegimos 5 partidos, demostrando que, para él, lo más importante es la Coalición de Gobierno que lidera, incluso por encima de su propio protagonismo.

Muchos podrán argumentar que la diferencia por la cual Lacalle y Argimón ganaron es menor a la esperada. Si bien esto puede ser cierto, es importante recordar que en 2012 el Frente Amplio ganó en 12 de los 19 departamentos. En esta oportunidad solamente ganó en 2 de ellos. Claramente hay un cambio muy positivo y la gente comienza a darse cuenta que el modelo político del Frente Amplio es un modelo agotado. La hegemonía Frenteamplista que duró 15 años finalmente llegó a su fin. De a poco iremos recuperando esos valores que nos han ido arrebatando y volveremos a ser una sociedad unida, respetuosa del prójimo, sin envidia, ni resentimiento y que valora lo que tiene por mérito propio.

Confío plenamente en Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón para liderar la Coalición de Gobierno estos 5 años. Sé que junto al Partido Nacional, Partido Colorado, Partido Independiente, Partido de la Gente y Cabildo Abierto lograrán los cambios fundamentales que nuestro país necesita.

Lo que quedó claro la noche del 24 de noviembre es que nuestro Presidente electo actuó con entereza y respeto por las instituciones democráticas y republicanas. Se muestra siempre como un presidente de todos los uruguayos y no solamente para los de su partido. Tiene claro que las instituciones están por encima de las personas, éstas pasan y aquellas quedan.

Este será un gobierno que se haga cargo, con un Presidente con visión de estadista para plantear los temas que nos preocupan y nos ocupan, y con la prioridad de unir a los uruguayos. No se someterá una mitad a la otra como lo intentó hacer el Frente Amplio. Será un gobierno de todos y para todos.



La herencia maldita
Problemática América...
Julio María Sanguinetti
Halcones y palomas
Luis Hierro López
Tarifas y (des)lealtad institucional
La calificadora Fitch reclama un enorme esfuerzo fiscal
Triunfalismo vs. autocrítica
Los actos vandálicos deben investigarse y reprimirse rápidamente
Elena Grauert
Hogares pierden poder adquisitivo y cae distribución del ingreso
El poder de compra de los asalariados está casi estancado en 10 meses
Conjunción del interés público con el privado
COP 25 y la necesidad de construir Valor Agregado Ambiental
Tomás Laguna
Comprueban graves irregularidades en el INIA
Natural y necesario
Consuelo Pérez
Busquemos recuperar, como sociedad, nuestros valores
Jorge Ciasullo
¿Y Ahora?
Eduardo Pacífico
Desafíos y responsabilidades de la Coalición
Marcela Pérez Pascual
Colorados elegirán autoridades
Quedó claro que manda la reina
Sin bajar el Arancel Externo Común, se limita la flexibilidad
Alvaro Valverde Urrutia
Cómo reinventar un país
¿Qué es la igualdad?
Le cuesta abrirse paso a la innovación en Latinoamérica
“El espíritu nuevo”
Francisco Berchesi
El otoño del patriarca
Fátima Barrutta
Frases Célebres 791
Los desafíos para quien esté al frente del MGAP
Tomás Laguna
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.