Un agradecimiento y un homenaje

Por Fátima Barrutta

La figura de Sanguinetti resurgió con grandeza

Entre el domingo y el lunes, durante horas que nos convirtieron en un manojo de nervios y emociones, tuvimos tiempo de agradecer a los cientos de militantes montevideanos y de todo el país que colaboraron para que nuestra lista fuera la más votada del sublema Batllistas. Pero quizás no agradecimos lo suficiente a alguien que, mirado superficialmente, no resultó triunfador, pero analizando la jornada electoral con la cabeza y el corazón, ofrendó un servicio de valor incalculable para el Partido y el país.

Me refiero, claro está, a nuestro presidente y capitán de tormentas, el Dr. Julio María Sanguinetti. Un intelectual de primera línea del país y América Latina que ocupó dos veces el cargo más honorable que cabe a un ciudadano, que supo sacar al país de la noche autoritaria con maestría política y que más tarde impulsó y concretó grandes cambios, con una vocación inquebrantable por la justicia social. Un batllista de todas las horas, que en estos años documentó en sus libros la verdadera historia, la que cierta academia ideológicamente flechada había pretendido escamotear o falsear. Este rara avis que ha conjugado a lo largo de su vida un impresionante instinto político con una sólida formación cultural y un sentido intuitivo de lo popular, cuando fuimos a buscarlo, no tuvo dudas en postergar sus libros y el tiempo dedicado a su familia, para ponerse el Partido al hombro y, recorriendo cada rincón del país, volver a hacerlo crecer.

Hay un lugar común de la historiografía que habla de las generaciones "parricidas", entendiendo por tales aquellas que se rebelan contra lo logrado por sus mayores y lo demuelen o modifican. Vaya si nos resultaría difícil a nosotros ser parricidas con este constructor del Uruguay del siglo XXI, cuyas extraordinarias presidencias son de una grandeza reconocida ya por todos, aún por sus tradicionales detractores.

Haber compartido una elección interna con Sanguinetti es una experiencia que quedará en lo más profundo de nuestro corazón, como un ejemplo a seguir de idealismo y persistencia. Si algo nos enseña Julio es que no alcanza con soñar: hay que jugarse por entero para llevar esos sueños a la realidad, en beneficio de nuestros semejantes. Y también aprendemos de él la lección de que la edad no está en el cuerpo, sino en el alma.  Que luchar por la democracia y la justicia social nos debe convocar siempre, sin excusas ni miramientos.

Gracias Julio, por tu cátedra siempre renovada de templanza, coraje e idealismo.



Una nueva y alarmante omisión del Ministerio de Interior en el uso y abuso de El Guardián
El Frente Amplio y las FF. AA.
Julio María Sanguinetti
El Partido Colorado y Talvi
Luis Hierro López
Tras la muerte de un paciente en una ambulancia, Asse dice que coordinará los servicios móviles
Para Sanguinetti, la discusión sobre Robert Silva está equivocada
Cambia para nosotros, los uruguayos, señor Canciller
Con los pies de barro, no de cemento
Elena Grauert
Tamberos tomaron la Plaza Independencia
Tomás Laguna
¡Dos ejemplos notables!
Julio Aguiar Carrasco
Obras demoradas dificultan enormemente el tránsito
Una epidemia silenciosa que debemos combatir
Fátima Barrutta
Regulación del consumo abusivo de alcohol y consecuencias no previstas
Ruth Furtenbach
Cuando la paridad es esquiva
Consuelo Pérez
Diez minutos y nada más
Uruguay como solución
Otra vez la pelota en la casa del vecino
Nuevamente el gobierno cede y le pasa la factura al país
Casinos: Como te digo una cosa te digo otra
Jorge Ciasullo
El sufrimiento de los inmigrantes
Marcela Pérez Pascual
La influencia de un formidable caudillo
Miguel Lagrotta
Facebook y su moneda Libra ponen en jaque la soberanía monetaria
El riesgo de la precarización del trabajo
Una tiranía en crisis
Conocer y aceptar la historia fortalece la democracia
La cuota de la carne bovina del Mercosur al mercado europeo
Alvaro Valverde Urrutia
Frases Célebres 771
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.