Todo a contramano

El avión presidencial sigue generando polémicas. Tras la tan discutida compra y reconversión a medias en nave sanitaria, las gremiales médicas sostienen que no será útil.

La compra del avión presidencial evadió todos los controles del Estado. Primero, el gobierno intentó comprarlo sin licitación y luego, ante las observaciones del Tribunal de Cuentas, se preparó una licitación “a medida”, provocando en el medio la renuncia forzosa de un miembro del Tribunal, de orientación política oficialista, quien se vio obligado a dejar su cargo porque osó oponerse a la maniobra de adquisición.

Luego vino la excusa de que era necesaria la compra porque se necesitaba un avión para trasladar enfermos, aunque la aeronave no tenía inicialmente las instalaciones necesarias para desarrollar esas tareas. Ya comprado por el Estado, se trasladó al aparato a Buenos Aires para hacerle transformaciones –cuyo seguramente elevado costo se desconoce hasta ahora– para que pueda entrar una camilla, la que notoriamente ingresa con mucha dificultad, ya que la puerta de una plaza no pudo ser modificada. Los aviones especialmente preparados para funcionar como ambulancias tienen puertas más amplias, lo que facilita el ingreso de las camillas sin que sus ocupantes tengan que ser sometidos a maniobras forzadas.

Ahora se sabe que el avión tiene poca vida útil, que sólo podrá aterrizar en otros tres aeropuertos uruguayos además de Carrasco y que por su antigüedad deberá ser retirado de todo servicio dentro de tres años. Cuando se saque la cuenta final, lo que costó ahora, lo que se gastó en sui remodelación y lo que realmente será utilizado, sabremos que la operación fue enormemente costosa para el país. Un fiasco.

Además, las gremiales médicas manifestaron que no ven verosímil el pretexto utilizado por la Presidencia, ya que no es un avión adecuado para trasladar pacientes agudos o graves, y sostuvieron que antes de haber dispuesto su adquisición deberían haber sido consultados, ya que pudieron dar opiniones técnicas que habrían permitido hacer mejores inversiones.

La compra fue ilegal –para ayudar a un amigo de Presidencia, según se sostiene– y el tiempo irá determinando que, además, fue inútil.



La dramática realidad detrás de Los Palomares
La política importa (2)
Julio María Sanguinetti
Construyendo el retraso
El creador de su época
Luis Hierro López
El historiador Milton Vanger
Los TLC y el progresismo retrógrado
Tomás Laguna
Impotencia absoluta para evitar los robos de cajeros
No hay plenario que valga
Murro NO puede ser candidato
Las señoras totalitarias
Julio Aguiar Carrasco
Abusos sindicales
CONAPROLE, entre la irresponsabilidad sindical y la subsistencia
Jorge Ciasullo
La Universidad requiere cambios de fondo
La Intendencia, el “agujero negro”
Consuelo Pérez
Uruguay
Alfredo Menini
Ateísmo, religiosidad y conducta
Argentina y el glamour del fracaso
El narco llegó a las urnas
Gatopardo mexicano
El “día después” de la tragedia venezolana
Frases Célebres 724
LA HERIDA
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.