Sobreviviendo en la calle

Por Consuelo Pérez

Se ha generado una gran confusión con relación a la cantidad de gente que vive en la calle, pues los datos divulgados por el MIDES, no son coherentes con las afirmaciones de la ministro de la cartera en ese sentido.

En efecto, a pesar de que la ministro de Desarrollo Social, Marina Arismendi, estimó el viernes 12 que la cantidad de indigentes casi se duplicó en el último año, lo que implicaría unas 3000 personas viviendo en la calle, posteriormente el Mides señaló que para la temporada de frío venidera habrá 1.727 cupos disponibles para albergar a personas en situación de calle, lo que se señala como suficiente, en clara contradicción con las cifras que maneja la ministro.

"Nosotros calculamos que siempre hay una población (en la calle), que para este período pensamos que duplican los cupos que teníamos el invierno pasado", dijo Arismendi según declaraciones difundidas por el portal de la Secretaría de Comunicación de Presidencia de la República, mientras el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) anunció en un comunicado que desde el 30 de mayo "habilitará 162 nuevos cupos para atender a personas en situación de calle, que se sumarán a los 1.565 disponibles en la actualidad”.

El Censo de Personas en Situación de Calle realizado por el Mides el 21 de junio de 2016 registró 1651 indigentes, de los cuales 556 pasaron la noche a la intemperie, mientras 1095 lo hicieron en refugios.

Nos encontramos entonces con que en el estudio del año pasado se constató un incremento de 52,6% en comparación con los datos obtenidos en 2011.

La contradicción entre los datos oficiales y los manejados por la ministro es asombrosa, y además de promover la incredulidad, el asombro y el descreimiento en la ciudadanía, genera dudas sobre el destino de la población “sobrante” que necesariamente deberá pernoctar a la intemperie, si los datos que maneja Arismendi son correctos.

Si bien la titular de la Cartera se mostró enojada con la situación generada con la nota publicada en Presidencia -lo que provocó que el artículo fue dado de baja de la web principal- no aclaró a quién debemos de tener como generador de información creíble, si a su Cartera, o a ella misma...

Suena todo muy complicado, pero más complicada será la situación de los que viven en la calle, si Arismendi tiene razón.

En este marco, se registraron declaraciones muy curiosas con relación a determinado equipamiento hogareño que la población deshecha y deja en la calle: "Estamos trabajando con aquellos (indigentes) que se instalan en espacios públicos; se instalan muchas veces también con la colaboración en el mejor sentido y buena voluntad de los vecinos. Porque la semana pasada la Intendencia de Montevideo ha hecho una levantada de sillones realmente record, y es porque nos sorprende la cantidad de sillones que aparecen en la calle y esos sillones que aparecen en la calle conforman mini asentamientos de personas en situación de calle", se aventuró a afirmar Arismendi.

Deberíamos entonces concluir en esa línea de razonamiento, que seguramente el envasado del gas en garrafas fomenta y genera la violencia en el deporte.

Es como poner el carro delante del burro.



El manoseo de las fechas patrias
En torno al duelo
Julio María Sanguinetti
El gran engaño
Luis Hierro López
Adiós a un Caudillo
Homenaje suicida
La Fiscalía cobra al grito
El Frente Amplio se niega a ser investigado
¿Cuántos muertos se necesitan para que Uruguay reaccione?
Sigue creciendo la clientela
Grotescas e irresponsables tomadas de pelo
Tomás Laguna
Gasoil: sólo un atisbo
Tragicómico.
Consuelo Pérez
Darío Pimentel
Remate y punto final
Jorge Ciasullo
Cuán difícil es pensar
Guillermo Asi
El relato falso
Ramiro Tafernaberry
¡Qué medio siglo...!
El hoy del ayer
El mundo se cerró a los judíos
Para Venezuela, una solución sin precedentes
Cinco ideas que Trump mató
Frases Célebres 675
Mauricio Macri - La nueva política horizontal de las redes
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.