Sentido homenaje a Jorge Sanguinetti

El miércoles pasado realizó el Senado, a pedido del Senador Pedro Bordaberry, una sesión de homenaje a Jorge Sanguinetti, ex brillante Ministro de Transporte y Obras Públicas, empresario progresista y figura política de enorme trascendencia en el Partido Colorado.

En la ocasión, hicieron uso de la palabra los Senadores colorados Pedro Bordaberry y José Amorín Batlle, el Senador Rafael Michelini por el Frente Amplio, el Senador Luis Alberto Heber por el Partido Nacional y el Senador Pablo Mieres por el Partido Independiente.

Todos reconocieron la formidable personalidad de esta figura ciudadana de particular relieve a la que CORREO rinde hoy también su homenaje de admiración  y afecto.

“El Negro” fue un empresario particularísimo. Vivía en Juan Lacaze, al lado de su empresa, dando la cara día y noche a la gente que con él trabajaba. Allí vivió con su familia, que allí se mantiene. En Fanapel ocupó todos los cargos, desde jovencito, y, siendo ya presidente de la empresa, la renovó audazmente en 1969 con una fábrica de celulosa que trajo desde Noruega, en tiempos en que se temía que el papel fuera desplazado por la incipiente computación. Si la empresa logró durar hasta ahora fue por esa renovación tecnológica, desgraciadamente hoy superada por los tiempo.

También fue pionero en el terreno agropecuario, trabajando en las empresas rurales de su familia, su estancia y por entonces en el arrozal Treinta y Tres, donde innovó en materia de riego y sistemas de productividad.

Su primera actuación pública fue, entre 1968 y 1971, como Consejero de la Universidad del Trabajo, donde con inteligencia y empeño produjo un acercamiento entre la industria y el establecimiento educativo público, en tiempos en que esto era inusual.

A partir de la instauración de la dictadura, se lanzó a la actividad clandestina del Partido Colorado en Colonia, del que fue su Secretario General. En 1980, cuando el histórico plebiscito, batalló incansablemente, fue varias veces detenido por la Policía y resultó pieza fundamental en que el NO a la propuesta de la dictadura fuera mayoría en su departamento.

Al retornar la democracia, en 1985, fue designado Ministro de Transporte y Obras Públicas del gobierno del Presidente Dr. Sanguinetti, acompañado de Alejandro Atchugarry como Subsecretario y un formidable equipo técnico con el que realizaron una labor fundamental en la caminería nacional y el desarrollo portuario. En 1989 abandonó el Ministerio para acompañar a Jorge Batlle en la campaña presidencial en que resultó triunfador el Dr. Lacalle.

En ese período trabajó estrechamente con el Ministro de Agricultura Pedro Bonino y el de Economía Ricardo Zerbino para proyectar la revolucionaria ley forestal que cambió la estructura productiva de la agropecuaria nacional. Dominaba el tema, pues había desarrollado en Fanapel importantes áreas de plantación.

Retornó luego a sus actividades empresariales y a una paciente labor de trabajo político y social en Colonia, donde fue candidato a la Intendencia en la elección de 2000, perdiendo por unos pocos votos frente al Dr. Carlos Moreira.

En el gobierno del Dr. Batlle presidió Ancap desde 2002 y renunció en 2004, luego que un plebiscito rechazara la ley que autorizaba su asociación con capitales privados previo a su desmonopolización.

Más allá de estas actividades apenas reseñadas, Jorge Sanguinetti fue un ejemplar humano extraordinario. Hombre de acción, se movía incansablemente de un lado a otro del país. Era un realizador, un hacedor, constantemente desafiado por proyectos de emprendimientos de la más diversa naturaleza. Creía en la gente, especialmente en la más modesta, a la que le buscaba oportunidades de crecer en la vida. Nunca le ganaba el pesimismo. Nunca hablaba mal de nadie. Siempre confiado en que lo mejor estaba por venir. En todos los ámbitos en que actuó dejó un imborrable recuerdo, que sin duda alguna perdurará.



Menoscabo de la República
La venganza
Julio María Sanguinetti
Lo digo con firma: son un montón de indecentes
Luis Hierro López
El berrinche del Pepe
Santiago Torres
El precio de la improvisación
En vez de cazar brujas, podrían destituir corruptos
Maduro, marihuana y corrupción, problemas de Uruguay
¿Por qué no te callas?
Definiciones sobre la inserción internacional
Tomás Laguna
La nueva “agenda” de derechos
Preocupación ante la incertidumbre jurídica
La reforma laboral brasileña
Elena Grauert
Master Chef: Mucho más que un programa de televisión
Jonás Bergstein
I.M. “Jugando al urbanista”
Consuelo Pérez
Argentina abre un nuevo tiempo
El Foro de San Pablo, Odebrecht y sus aliados latinoamericanos
Los argentinos, en buena hora, confían en Macri
Jorge Ciasullo
Entre Castro y Pinochet
La impunidad y el mito
De cara a “la Nostalgia” y con el ojo en la droga
Jorge Bentos
Frases Célebres 683
PATRIMONIO NACIONAL
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.