Para Murro, el déficit (y los impuestos) no importan

El ministro de Trabajo y Seguridad Social afirmó que el déficit fiscal de casi el 4% del producto no importa tanto, ya que hay varios países con desniveles similares. No dijo nada sobre la contrapartida del aumento incesante de los impuestos y las tarifas que eso significa. Con el mismo gesto inmutable sostuvo luego que le duele mucho el crecimiento del desempleo al 9.3%.

El ministro Murro, en un nuevo capítulo de su sorda lucha contra el equipo económico, dio a entender que es posible seguir aumentando el gasto público, tanto en la ronda de consejos de salarios como en la próxima rendición de cuentas, ya que el déficit fiscal del 3.5% (en realidad se ubica más cerca del 4%) no es dramático, dado que muchos países tienen desniveles similares. Aunque Murro no abundó sobre el punto, seguramente está de acuerdo con las propuestas de algunos de sus correligionarios para seguir aumentando los impuestos.

En el caso del movimiento de participación popular, el mujiquismo, piensa en reestablecer el impuesto a las herencias, que precisamente fue derogado por su muy bajo rendimiento y fue sustituido por el impuesto al patrimonio.

En el caso del Instituto Cuesta Duarte, asesor de la central obrera, prepara una batería de aumentos impositivos para gravar al “gran capital” que hasta ahora no ha sido tocado por los gobiernos del Frente Amplio.

La ecuación es muy simple, dado que el ministro de Economía Danilo Astori indicó que el “espacio fiscal” para la próxima rendición de cuentas debe ser igual a cero, por lo que quienes, como Murro y otros dirigentes frenteamplistas, propongan aumentos del gasto deberán estar promoviendo, a la vez, nuevos impuestos.

Con una población muy castigada ya con los incrementos de tarifas y de aumentos, seguir por ese camino supone una gran insensibilidad y una gran irresponsabilidad.

La misma actitud tuvo el ministro Murro con el desempleo, que llegó al 9.3% en febrero pasado. La cifra se dio en plena temporada turística y tras un retroceso en el que el país ha perdido 44.000 puestos de trabajo en tres años. Ante la dramática situación, Murro dijo que estaba “muy dolido”. Eso sí, no se le ocurrió explicar que el pesado déficit fiscal, el costo país, las cargas al capital y al trabajo hacen caer sistemáticamente la inversión y, por lo tanto, la creación de trabajos genuinos. Uruguay se ve sometido a una política económica que según han advertido reiteradamente los expertos, va a castigar el empleo, precarizándolo o directamente haciéndolo desaparecer. Es lo que lamentablemente está ocurriendo, al mismo tiempo que alegremente el ministro de Trabajo dice que el Estado puede seguir gastando más y algunos de sus más influyentes compañeros proponen seguir aumentando los impuestos. Vamos bien...



Un país al revés
Hora de cambiar
Julio María Sanguinetti
Entre el dogmatismo y el delirio
Luis Hierro López
Generosidad mal entendida
La hemiplejia de los Derechos Humanos
Difícil para sagitario...
Crecimiento y destrucción de empleo
Al fin la granja tendrá su nuevo mercado
Tomás Laguna
70 años de Israel
¡Qué bajo hemos caído!
Julio Aguiar Carrasco
Los tiempos de la oposición
Lole Hierro
La destitución de Celsa Puente muestra las luchas por el poder
Jorge Ciasullo
ASSEsinando la legalidad
Consuelo Pérez
¿Quiénes son los perjudicados por el paro de la Caja de Profesionales Universitarios?
Jorge Bentos
El precio de la Independencia
19 de Abril
Pruebas implacables contra Lula
¿Qué dirán ahora?
Macron apuesta fuerte a la unidad europea
La sombra de la vuelta al populismo
Ratifican que en Siria había armas químicas
Trump “no está moralmente capacitado”
Frases Célebres 712
EL URUGUAY QUE PENSÓ
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.