Montevideo, ciudad resiliente

Por Fátima Barrutta

En julio de 1923 Montevideo fue escenario del peor temporal acontecido en toda nuestra historia país.

Todo comenzó el martes 10 de julio de 1923 a las 13 horas cuando “las aguas del estuario se elevaron hasta 3.30 metros llegando hasta la Plaza Independencia. La furia de la crecida hizo desaparecer el muro de la Rambla y hasta la famosa terraza de madera del Hotel de los Pocitos, levantó el empedrado de la Ciudad Vieja y hundió todos los barcos del Puerto del Buceo”.

A la mañana siguiente, la desolación imperaba: “toda la Rambla Wilson ha desaparecido, así como los balnearios Ramírez y Pocitos” expresan artículos de prensa de la época.

Anteriormente, en 1922, el ingeniero Juan P. Fabini, integrante del Consejo Departamental de Montevideo, ya había presentado a este organismo un proyecto de trazado de Rambla Costanera.

Volver a empezar después del temporal, constituyo para las autoridades un nuevo desafío de carácter social, económico y ambiental.

Emprender una obra catalogada como faraónica, con todas las críticas que pudiera tener, mostraba la visión de avanzada que tenían nuestros representantes y el esfuerzo aunado de una sociedad optimista que miraba a largo plazo.

La obra, que se inició en 1928, fue inaugurada oficialmente el 31 de diciembre de 1935.

Son 22 kilómetros de longitud, símbolo democratizador y socializador que nos identifica y representa uno de los grandes orgullos de nuestra ciudad.

Fue bajo la Presidencia del Dr. Julio María Sanguinetti por Resolución N° 584/986, que se declara “Monumento Histórico Cultural, en el departamento de Montevideo, la zona costera comprendida desde el Oeste hacia el Este, a partir de la escollera conocida como "Sarandí" inclusive, hasta el Arroyo Carrasco, y de Sur a Norte, desde Río de la Plata hasta Rambla Costanera, incluyéndose sus dos aceras y los espacios públicos adyacentes a la misma”.

La Rambla fue postulada por la UNESCO en 2010 como Patrimonio de la Humanidad.

Este próximo 31 de diciembre de 2018, al cumplirse 83 años de nuestro mayor icono costero, celebremos retrospectivamente por la visión de un país de avanzada que transformó a Montevideo en una ciudad Resiliente (mucho antes de que se implantara en el mundo el concepto público de Resiliencia Urbana)

Y firmes en nuestras ideas republicanas y democráticas; brindemos por un 2019 a la medida de nuestros sueños, y de nuestro amor a la libertad.



La injustificable morosidad del gobierno provoca que Uruguay ingrese a la lista negra
Faltan dos semanas
Julio María Sanguinetti
El pensamiento desde el mundo del revés
Luis Hierro López
Luis Batlle y la ocupación de las plantas de trabajo
Empleo: déficit estructural
Alfie: bajar el gasto en vez de subir impuestos
El peligroso aislacionismo de Uruguay
Zenda o la agonía de la industria nacional
Tomás Laguna
Cierra un tambo por día
Sendic figura en lista de Andrade
El propuesto desarme policial
Jorge Ciasullo
Los “nabos” no tienen idea de lo que pasa con la seguridad
¡¡Es la Economía Imbécil!!
Eduardo Pacífico
Tierras para el Pueblo.
Leonardo Vinci
La crisis del batllismo: de los Colegiados a Gestido. Una aproximación.
Miguel Lagrotta
Los tratan como si fueran plagas
Ruth Furtenbach
30 de junio, una fecha capital
Alfredo Menini
Compromiso batllista: transparencia
Fátima Barrutta
Más incentivos y menos impuestos
Matias Marino
Aprendimos mucho de Decalegrón
Jorge Bentos
Políticas Sociales Republicanas del Futuro
Mercosur-UE: El acuerdo sigue en suspenso
Alvaro Valverde Urrutia
Irán ejecuta a los homosexuales por “principios morales“
Las coaliciones de gobierno para defenderse de un golpe de Estado
Palestina se encuentra al borde del colapso financiero
La promesa de Normandía
Frases Célebres 766
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.