Las falsedades de Bonomi

El Ministro Bonomi, cuyas insólitas declaraciones al semanario “Búsqueda” ya hemos comentado, insiste en decir que “por vez primera desde 1980, las rapiñas rompieron su tendencia alcista, al caer 3,7% en 2016 con respecto a 2015”.

La afirmación del Ministro es falsa. En 2003 bajaron, un 22,4%: fueron 6.993 (en plena crisis económica). En 2001 también habían bajado un 9,8%, a 6.147. También bajaron en 1998 y en 1988. O sea que miente y sigue mintiendo, como lo ha hecho reiteradamente. Da la impresión que le aportan datos equivocados y que luego ni se entera de las rectificaciones.

Lo mismo pasó con los homicidios, que bajaron en 2003, en 1999 y 1988.

UYCHEK, la empresa que analiza declaraciones públicas en “El País”, ya lo desmintió en junio de 2016, estableciendo que era “falsa” su afirmación, pues en varias oportunidades habían bajado las rapiñas.

Es increíble cómo el Ministro mantiene esa impunidad absoluta en las declaraciones. Luego de sostener que ahora los ladrones ya no van a los grandes casinos europeos sino al Uruguay, porque “aquí está la plata”, ya todo le cabe. El hecho es que el día que él asumió se registraban 9 mil rapiñas, hoy hay 20 mil por año y ya en este período acumula la friolera de 60.901 en los primeros tres años.

Lo peor es que el Ministro nunca asume la responsabilidad. Siempre es culpable la víctima que se resistió o el policía que no se puso el chaleco. Nunca hay una mención a las cosas terribles que han pasado. Como la turista que los “motochorros” arrastraron por la calle en la puerta del hotel para robarle la cartera. O el policía internado gravemente por recibir un balazo en el pecho para robarle el celular. O la joven maestra que fue a comprar pasta un domingo al mediodía y murió de un balazo durante la rapiña al comercio. O la madre y joven cajera de un supermercado asesinada a sangre fría y por la espalda en su lugar de trabajo en Luis Alberto de Herrera y Urquiza. La lista es dramáticamente interminable. Sobre todo lo cual el Ministro, frío, tupamaro viejo al fin, sobrenada como si fueran números de teléfono.



Una nueva y alarmante omisión del Ministerio de Interior en el uso y abuso de El Guardián
El Frente Amplio y las FF. AA.
Julio María Sanguinetti
El Partido Colorado y Talvi
Luis Hierro López
Tras la muerte de un paciente en una ambulancia, Asse dice que coordinará los servicios móviles
Para Sanguinetti, la discusión sobre Robert Silva está equivocada
Cambia para nosotros, los uruguayos, señor Canciller
Con los pies de barro, no de cemento
Elena Grauert
Tamberos tomaron la Plaza Independencia
Tomás Laguna
¡Dos ejemplos notables!
Julio Aguiar Carrasco
Obras demoradas dificultan enormemente el tránsito
Una epidemia silenciosa que debemos combatir
Fátima Barrutta
Regulación del consumo abusivo de alcohol y consecuencias no previstas
Ruth Furtenbach
Cuando la paridad es esquiva
Consuelo Pérez
Diez minutos y nada más
Uruguay como solución
Otra vez la pelota en la casa del vecino
Nuevamente el gobierno cede y le pasa la factura al país
Casinos: Como te digo una cosa te digo otra
Jorge Ciasullo
El sufrimiento de los inmigrantes
Marcela Pérez Pascual
La influencia de un formidable caudillo
Miguel Lagrotta
Facebook y su moneda Libra ponen en jaque la soberanía monetaria
El riesgo de la precarización del trabajo
Una tiranía en crisis
Conocer y aceptar la historia fortalece la democracia
La cuota de la carne bovina del Mercosur al mercado europeo
Alvaro Valverde Urrutia
Frases Célebres 771
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.