La trampa no les resultó

El Frente Amplio pretendió imponer su aplanadora en la votación de la (mal) llamada “Ley de Financiamiento de Partidos Políticos” y fracasó en el intento porque el diputado Darío Pérez se retiró de sala. Luego acusó a la oposición de impedir la “transparencia”, ocultando que el proyecto de ley de marras era progreso de papel en materia de controles pero, en cambio, atribuía ventajas indebidas al oficialismo.

Decimos mal llamada ley de financiamiento de partidos políticos porque Uruguay ya cuenta con esa ley desde 2009, como claramente señaló el diputado de “Batllistas” Conrado Rodríguez en el plenario de la Cámara. En todo caso, lo que se proponía era introducir algunas modificaciones a esa ley.

En materia de controles, el proyecto le atribuía a la Corte Electoral nuevos cometidos para los cuales no se le brindaban más recursos económicos y humanos. La Corte Electoral, por boca de su presidente, señaló que al organismo le sería absolutamente imposible cumplir con la ley si el proyecto resultaba aprobado.

Pero el proyecto también incluía disposiciones diabólicas, como la que le atribuía a los partidos minutos gratos en televisión a partir del caudal de votos obtenidos en la última elección, lo cual claramente hubiera beneficiado al Frente Amplio sobre el resto de los partidos.

Durante varios meses el tema fue discutido en la comisión especial de la Cámara que trataba el proyecto que había sido votado en el Senado. Allí la oposición planteó innumerables iniciativas para mejorar el proyecto, algunas de las cuales la bancada oficialista se comprometió a incorporar. Pero nada se hizo. De buenas a primeras, apostando a sus 50 votos, el Frente Amplio pretendió imponer el proyecto sin cambiarle una coma. La deserción del diputado frenteamplista Darío Pérez impidió —felizmente— que el desatino se concretara.

La próxima legislatura —en la que no habrá aplanadoras— podrá entonces abordar con seriedad y auténtico espíritu democrático un nuevo proyecto de ley que mejore genuinamente la legislación ya existente.



La injustificable morosidad del gobierno provoca que Uruguay ingrese a la lista negra
Faltan dos semanas
Julio María Sanguinetti
El pensamiento desde el mundo del revés
Luis Hierro López
Luis Batlle y la ocupación de las plantas de trabajo
Empleo: déficit estructural
Alfie: bajar el gasto en vez de subir impuestos
El peligroso aislacionismo de Uruguay
Zenda o la agonía de la industria nacional
Tomás Laguna
Cierra un tambo por día
Sendic figura en lista de Andrade
El propuesto desarme policial
Jorge Ciasullo
Los “nabos” no tienen idea de lo que pasa con la seguridad
¡¡Es la Economía Imbécil!!
Eduardo Pacífico
Tierras para el Pueblo.
Leonardo Vinci
La crisis del batllismo: de los Colegiados a Gestido. Una aproximación.
Miguel Lagrotta
Los tratan como si fueran plagas
Ruth Furtenbach
30 de junio, una fecha capital
Alfredo Menini
Compromiso batllista: transparencia
Fátima Barrutta
Más incentivos y menos impuestos
Matias Marino
Aprendimos mucho de Decalegrón
Jorge Bentos
Políticas Sociales Republicanas del Futuro
Mercosur-UE: El acuerdo sigue en suspenso
Alvaro Valverde Urrutia
Irán ejecuta a los homosexuales por “principios morales“
Las coaliciones de gobierno para defenderse de un golpe de Estado
Palestina se encuentra al borde del colapso financiero
La promesa de Normandía
Frases Célebres 766
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.