El triunfo de los tupamaros

La falacia histórica de los tupamaros tiene aún mucha influencia, según una carta publicada por nuestro columnista Jorge Ciasullo en Búsqueda, que nos interesa reproducir

En la edición de Búsqueda del pasado jueves 3, se incluye una columna del Dr. Carlos Ramela: El triunfo de los tupamaros, que suscribo en todos sus términos, considerando que los argumentos en ella expuestos, relacionados con la tergiversación histórica de los hechos que llevaron al golpe de Estado, presentando a los guerrilleros que fueron ladrones secuestradores y asesinos, como los salvadores de la patria, es una enorme falacia que debe señalarse reiteradamente, sobre todo para los que, por razones etarias, no vivieron ese período oscuro de nuestra historia.

Se debe asumir que la izquierda uruguaya o por lo menos sus grupos radicales, que son los mandamases, no creen en la democracia, tan crudamente reconocido por el expresidente Mujica cuando declaró: “Lo jurídico está por encima de lo político”.

No creen en la democracia y lo han demostrado permanentemente, cuando se desconocen pronunciamientos de la ciudadanía cuando les son contrarios a sus ideales.

Y es demostrativo de ello, como hemos comentado en algunas publicaciones que transcribo: “Cuando la ley de caducidad, espejo de la de amnistía que estableció la impunidad de los guerrilleros fue sometida a referéndum y ratificada por el pueblo en 1989”.

“En el año 2009 (20 años después) se intentó su nulidad por vía del plebiscito constitucional y volvieron a fracasar. Todos pensamos que el tema con dos pronunciamientos de la ciudadanía estaba definitivamente cerrado” (Correo de los Viernes).

Pero no, inventaron, contrariamente a la opinión de la Suprema Corte de Justicia y de todos los juristas consultados, la “ley interpretativa” que extendió los delitos de “lesa humanidad” a los ocurridos durante la dictadura. En un acto basado en mayorías parlamentarias y sobre todo en deseos de venganza y no de justicia.

Para qué seguir, pensar en el TLC con Estados Unidos o en el TLC firmado por el presidente y su ministro de Relaciones Exteriores con Chile, que la Mesa Política no aprueba, órgano que está por encima no solo de los parlamentarios sino hasta del Poder Ejecutivo y que, más allá de su enorme daño económico, es un papelón internacional que le resta credibilidad al Dr. Tabaré Vázquez.

Lo anecdótico es que quienes dominan en la Mesa Política del FA, a pesar de ser minoría y cuyos integrantes (todos) no han sido electos por la ciudadanía, son el Partido Comunista y Casa Grande.

Triste papel de nuestro presidente y el ministro de Economía, que deberían enviar el TLC con Chile, sin más trámite al Parlamento, donde están los votos para ratificarlo, solo hay que animarse.

En definitiva, el Frente Amplio sigue la zanahoria de los grupos radicales que la integran, ¿democracia?, veremos.

Jorge Ciasullo



La dramática realidad detrás de Los Palomares
La política importa (2)
Julio María Sanguinetti
Construyendo el retraso
El creador de su época
Luis Hierro López
El historiador Milton Vanger
Los TLC y el progresismo retrógrado
Tomás Laguna
Impotencia absoluta para evitar los robos de cajeros
No hay plenario que valga
Murro NO puede ser candidato
Las señoras totalitarias
Julio Aguiar Carrasco
Abusos sindicales
CONAPROLE, entre la irresponsabilidad sindical y la subsistencia
Jorge Ciasullo
La Universidad requiere cambios de fondo
La Intendencia, el “agujero negro”
Consuelo Pérez
Uruguay
Alfredo Menini
Ateísmo, religiosidad y conducta
Argentina y el glamour del fracaso
El narco llegó a las urnas
Gatopardo mexicano
El “día después” de la tragedia venezolana
Frases Célebres 724
LA HERIDA
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.