El transporte público y la libre competencia

Por Jorge Ciasullo

El transporte, sea en ómnibus, taxis o por medio de aplicaciones, vive una transformación, en general positiva para el usuario, pero que presenta ciertas ventajas para unos en desmedro de otros, lo que debe ser regulado con el fin de alentar la libre competencia y la mejora del servicio.

El director de la división Transporte de la Intendencia Municipal de Montevideo, licenciado en Economía Gonzalo Márquez, fue entrevistado el pasado 28 de marzo (FM Del Sol), con relación a un informe y recomendaciones que presentó a la Junta Departamental de Montevideo, en particular relacionado al servicio de taxímetros y aplicaciones (Estudio sobre el funcionamiento del sector transporte por aplicaciones y sus consecuencias).

En relación al servicio de taxímetros, no es secreto para nadie que la patronal y el gremio, lograron que la IMM, no autorizara, el aumento de permisos para taxis (chapas) entre los años 2002 y 2015, lo que provocó una burbuja que significó una enorme rentabilidad para el sector, muy por encima de otras inversiones y consecuentemente, un aumento en el valor de los permisos. Todo lo cual significó un beneficio para los propietarios y un efecto nocivo para los consumidores.

Más recientemente, cuando la IMM intentó autorizar la circulación de 50 taxis eléctricos, la patronal del taxímetro presentó un recurso de amparo frenando la iniciativa.

En el mencionado informe, se establece que para obtener datos relacionados con el sector taxis, hubo que recurrir a diversas fuentes, que cita en la entrevista: “DGI, BPS, algunos taxistas e informantes calificados” obteniéndose una base de información que permitió arribar a las conclusiones y recomendaciones, que constan en el informe. En una palabra, reconoció que la IMM no tiene información actualizada, ni siquiera en el número de taxímetros efectivamente circulando diariamente por Montevideo.

En cambio, sí cuenta con información digitalizada, relacionada con ómnibus y aplicaciones, como ser: personas relacionadas con cada vehículo, vehículos efectivamente circulando, cantidad de viajes diarios, discriminados por hora, frecuencias y cumplimento de horarios (en el caso de los ómnibus) todo lo cual permite controles así como verificar costos-ingresos y rentabilidad.

El informe comentado, nos parece necesario y oportuno, pero debería ser tomado como base de discusión para adoptar cambios o medidas-en principio transitorias- para que luego que se tenga información precisa sobre la situación real del servicio de taxímetros y su competencia, actuar o regular en consecuencia.

En ese sentido, Se anuncia una aplicación en el reloj de cada taxi, que nos parece imprescindible que permitirá conocer detalladamente la situación. . En los hechos, nos parece relativa la información base del estudio del sector, proporcionada, entre otros, por “algunos taxistas” es decir “el regulado le cuenta al regulador”.

No deja de llamar la atención, que luego de décadas de contar Montevideo con un servicio de taxímetros, solo se tenga información de la cantidad de permisos (chapas) autorizadas. Todo lo contrario al servicio de ómnibus y aplicaciones.

Entre las recomendaciones, si bien se propone aumentar los permisos para aplicaciones tipo UBER, se limita la autorización a que el permisario sea el propietario y chofer del vehículo. En cambio en los taxímetros, puede ser su propietario chofer o no, tener varios choferes y un administrador. Además, el otorgamiento del permiso (chapa) no sólo es vitalicio sino también hereditario.

También el taxímetro goza de exoneraciones impositivas para la importación del vehículo, patente rebajada (ficta) combustible subsidiado (fideicomiso de la nafta) y, si se trata de un vehículo gasolero, no genera IMESI (6%). Beneficios que no se otorgan a las aplicaciones.

En definitiva, consideramos que en un régimen de mercado y libre competencia, no debería haber mayores diferencias entre un sistema u otro, y que, así como el inversor perciba su justo beneficio, el consumidor debe ser especialmente protegido y contemplado.



La injustificable morosidad del gobierno provoca que Uruguay ingrese a la lista negra
Faltan dos semanas
Julio María Sanguinetti
El pensamiento desde el mundo del revés
Luis Hierro López
Luis Batlle y la ocupación de las plantas de trabajo
Empleo: déficit estructural
Alfie: bajar el gasto en vez de subir impuestos
El peligroso aislacionismo de Uruguay
Zenda o la agonía de la industria nacional
Tomás Laguna
Cierra un tambo por día
Sendic figura en lista de Andrade
El propuesto desarme policial
Jorge Ciasullo
Los “nabos” no tienen idea de lo que pasa con la seguridad
¡¡Es la Economía Imbécil!!
Eduardo Pacífico
Tierras para el Pueblo.
Leonardo Vinci
La crisis del batllismo: de los Colegiados a Gestido. Una aproximación.
Miguel Lagrotta
Los tratan como si fueran plagas
Ruth Furtenbach
30 de junio, una fecha capital
Alfredo Menini
Compromiso batllista: transparencia
Fátima Barrutta
Más incentivos y menos impuestos
Matias Marino
Aprendimos mucho de Decalegrón
Jorge Bentos
Políticas Sociales Republicanas del Futuro
Mercosur-UE: El acuerdo sigue en suspenso
Alvaro Valverde Urrutia
Irán ejecuta a los homosexuales por “principios morales“
Las coaliciones de gobierno para defenderse de un golpe de Estado
Palestina se encuentra al borde del colapso financiero
La promesa de Normandía
Frases Célebres 766
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.