El mal humor del gobierno ante las denuncias sobre Asse

Provocativa, ocultando datos y atacando a la prensa, la titular de Asse doctora Muñiz, se siente con apoyo político y sigue adelante. El Presidente y el Dr. Miranda también expresan su mal humor.

Mientras el Presidente Vázquez sostiene que las irregularidades en Asse se han enfrentado ya pese a que la comisión investigadora parlamentaria recién inicia su actividad y a que la Justicia todavía no se ha expedido, la presidente de Asse, refugiada en el cascarón que le ofrece el Partido Comunista, sigue desafiando a la prensa y al sentido común. Afirmó que el diario El Observador defiende los intereses privados de las mutualistas, que estarían incómodas ante la competencia de Asse. El diario le contestó con dureza pero la señora ni se inmutó.

Ahora agregó una nueva perlita a su larga saga de agresiones, al sostener que “a la gente le importa poco si compramos por compra directa o licitamos”, lo que es una verdad a medias, porque puede ser cierto que los usuarios de los servicios no estén pensando en esas cosas mientras hacen colas para obtener números o están en las salas de espera de los hospitales, pero eso no quiere decir que la forma en que compra sus servicios Asse no interese. A la prensa le importa, para el sistema político y seguramente para buena parte de la población que observa y sufre el desquicio en los gastos del Estado, el asunto les preocupa. Por algo la Constitución y las leyes establecen los procedimientos que deben seguir las oficinas públicas al hacer sus adquisiciones; normas que han sido sistemáticamente violadas por Asse.

Es que, tras el calvario vivido con el ex Vicepresidente Sendic, da la impresión de que el Frente Amplio no quiere dejarse arrinconar otra vez y en esa medida, el Presidente Vázquez le contestó en mal tono al diputado blanco Martín Lema, quien le aportó documentos sobre las irregularidades; el presidente del Frente Amplio Dr. Miranda luego sostuvo que ese diputado es un atrevido por haberse dirigido al Presidente y la doctora Muñiz arremete contra la prensa.

Todo ello habla de soberbia y de desacomodo, porque se advierte que las investigaciones del Parlamento y de los medios de comunicación no le caen bien a los gobernantes, quienes en vez de reaccionar con mal humor deberían impedir los acomodos o sancionarlos de inmediato. Por lo visto, en vez de ello el Frente y el gobierno se abroquelan y usan el mal tono y el agravio como contra ataque.



Un maquillaje más
45 años
Julio María Sanguinetti
Entre el cielo y el barrio
José Mujica me ganó por abandono
Con Balcedo, fracasaron todos los controles
El cuento de “la derecha”
Luis Hierro López
Más prebendas
Comenzó el autobombo
La fractura sigue estando ahí
Ope Pasquet
El boleto de Montevideo es de los más caros de América Latina
Competitividad y eufemismos dilatorios
Tomás Laguna
Los pretextos de Bonomi
Silencio cómplice
Julio Aguiar Carrasco
¿Queremos turistas?
Jorge Ciasullo
La langosta estatal carnavalesca
Jorge Bentos
La política en tiempos de “bots” y de “trolls”
El lobby de las armas puede más
El asesinato como forma de vida
Netanyahu acusado, pero no hundido
Maduro cada vez más solo
Frases Célebres 704
Justicia y corrupción
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.