El delirio del Pit-Cnt

Hace una semana titulamos con esa expresión –delirio, locura– una nota sobre la visita del dirigente sindical Marcelo Abdala a Venezuela y sus elogios al régimen. Lamentablemente el estado febril que aquejó a Abdala se contagió a toda la central sindical, que apoyó al presidente Maduro y acusa de la violencia al imperialismo yanqui.

El Pit Cnt ratificó su posición antidemocrática y volvió a apoyar al presidente Maduro, sin esbozar ninguna crítica a la severa represión que el gobierno venezolano ordenó contra la oposición. La central obrera cree que la culpa de lo que ocurre en el país caribeño es del imperialismo yanqui. A la vez, en una “declaración política”, los dirigentes sindicales repudian la represión del presidente Macri a los profesores huelguistas. Para completar este impúdico torneo de cinismo, hace unos días el Pit Cnt condenó el ataque con misiles de Estados Unidos a Siria pero no dijo nada de la agresión con armas químicas cometida por la dictadura de Bashar Al Asad.

Tampoco le preocupó a la central obrera la suerte del periodista uruguayo-francés Sebastián Pérez Pezzani, detenido hace varios días en Caracas, a quien se le requisaron sus equipos de televisión y un video que registraba diversas persecuciones.

La declaración agrega otros tópicos, como una descolgada afirmación a favor de Palestina, con la que los dirigentes sindicales zanjaron una polémica interna a propósito de una visita de varios de ellos a Israel. Como la delegación viajera estuvo integrada por el presidente de la central, Fernando Pereira –que estuvo el miércoles en las deliberaciones que durante 10 horas mantuvieron los sindicalistas– no hubo una censura explícita a Israel pero en cambio se incluyó una reiteración de la posición histórica a favor de Palestina.

Es decir, la declaración del Pit Cnt tiene de todo como “en botica”, menos un apoyo explícito a los sistemas democráticos.



Fue despedido como un héroe pese a la frialdad oficial
Condena de Lula
La conexión uruguaya
Los excesos no pagan
Julio María Sanguinetti
El policía Wilson Coronel
Luis Hierro López
La herencia de Mujica
“Yo vi el título”
Daniel Martínez, el refrigerador simpático
Los “cincuentones”, el fondo y el oportunismo
Los perros y la depredación de la majada
Tomás Laguna
Qué difícil es defender a este gobierno
Una apresurada acusación
James Bond
Consuelo Pérez
Servir, matar y morir
El militarismo venezolano sostiene hasta ahora a Maduro
No hay peor ciego que el que no quiere ver
Jorge Ciasullo
El Estado Islámico aún no está muerto
No tengo enemigos, no conozco el odio
Siempre hay un camino bueno
Juan Andrés Fernández
Frases célebres 678
La vergüenza de haber sido (o ser aún) frenteamplista
Jorge Bentos
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.