El boleto de Montevideo es de los más caros de América Latina

El boleto pagado en efectivo a 36 pesos es, pese a los subsidios que recibe, el segundo más caro de América Latina, tras el precio del transporte público en Brasil y muy por encima de las tarifas en Chile, Colombia, México y Argentina

Según el semanario Búsqueda el precio del boleto montevideano cuando se le paga al contado es uno de los más altos de América Latina, pese a los enormes subsidios que recibe. Sólo es más alto el boleto en Brasil, pero Montevideo tiene precios más altos que Chile, Costa Rica, Colombia, Perú, México, Argentina, Bolivia y Ecuador.

La comparación que hizo el semanario no tiene en cuenta el precio rebajado de la tarjeta del Sistema de Transporte Metropolitano, pero en cambio señala que “desde los $ 24 que valía el boleto cuando asumió el actual intendente de Montevideo, Daniel Martínez, a los $ 36 que vale hoy en día hay un aumento del 50%, cuando durante la campaña electoral en 2015 por el máximo cargo del palacio municipal capitalino, Martínez declaró que “con algunas medidas, el boleto va a bajar”.

También se informa que los precios de las ciudades europeas y norteamericanas están por arriba de la tarifa montevideana.

La nota de Búsqueda también informa sobre el subsidio que beneficia a los montevideanos. “En Uruguay la discusión sobre el subsidio al boleto se reavivó la semana pasada en el Parlamento ya que en la sesión del miércoles 7, en la cual se aprobaron las medidas paliativas para ayudar a ciertos sectores agropecuarios, el senador colorado Pedro Bordaberry dijo que “el productor se cansó de pagar el gasoil más caro para pagar la fiesta de Ancap, de pagar el subsidio del transporte de Montevideo”.

“En los últimos 10 años llevan transferidos al Fideicomiso (de Transporte Colectivo) US$ 900 millones”, aseguró.

En referencia al mismo fideicomiso, que fue puesto en marcha en 2006, el Partido Nacional hizo públicas el 29 de enero un conjunto de medidas para bajar los costos de producción, de las cuales la primera apuntaba a la modificación de ese fideicomiso. El documento dice que “aunque el objetivo de promover y abaratar el transporte público resulta totalmente compartible, no parece adecuado que la financiación la hagan los consumidores de gasoil, que básicamente es el sector productivo”.

En la actualidad, por cada litro de gasoil consumido se destinan $ 3,70 al fideicomiso, que la intendencia utiliza para subsidiar principalmente el precio de boletos de estudiantes y jubilados, pero también del público en general.”



EN EL AÑO DEL RESURGIMIENTO
Vacilaciones y contradicciones de un candidato
Las “fake news” criollas
Julio María Sanguinetti
La inmoral fabricación de una mentira
Entre la traición a sueldo y los niños que comían pasto
Luis Hierro López
Cuando Sendic era bueno
Jubilación activa y voluntaria
Conrado Rodríguez
El diputado Placeres contra las cuerdas
La realidad de los Consejos de Salarios
Hay que cuidar el prestigio de la Justicia
Un sombrío panorama
La agroecología y lo políticamente correcto
Tomás Laguna
Honda preocupación de los tamberos
Uruguay ante la revolución científica
Julio Aguiar Carrasco
Como Leche Hervida
Consuelo Pérez
Regasificadora: la ciudadanía tiene derecho a saber
Jorge Ciasullo
Una huella imborrable
Fátima Barrutta
Último diciembre
Jorge Bentos
Belisario, letra y música
La ira de los chalecos amarillos
Brasil y Estados Unidos, una antigua alianza
Amenazas palestinas a la normalización árabe con Israel
Frases Célebres 746
La Patria Posible
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.