El acto del Primer Actor

El presidente Vázquez se sacó el gusto e hizo su acto electoral, demostrando importantes condiciones histriónicas: nos dijo, con cara de póker, que todo está bien. Un público que no colmó el Antel Arena, organizadamente convocado por el Frente Amplio y trasladado con decenas de ómnibus, aplaudió en forma disciplinada. Además de esa reunión netamente partidaria, el Dr. Vázquez envió al Parlamento el informe que previene la Constitución y utilizó la cadena de radio y televisión.

La Constitución es bien clara. El inciso 5to. del artículo 77 establece que “El Presidente de la República y los miembros de la Corte Electoral no podrán formar parte de comisiones o clubes políticos, ni actuar en los organismos directivos de los partidos, ni intervenir en ninguna forma en la propaganda política de carácter electoral”. El subrayado es nuestro: la expresión “en ninguna forma” es terminante.

En segundo término, la Constitución obliga al Poder Ejecutivo a “informar al Poder Legislativo, al inaugurarse las sesiones ordinarias, sobre el estado de la República y las mejoras y reformas que considere dignas de su atención”. Este mandato se cumple normalmente por escrito o asistiendo el primer mandatario a la Asamblea General.

Pero lo que queda claro es que la repetida frase de Vázquez “dentro de la Constitución, todo; fuera de la Constitución, nada”, ha sido vilmente maltratada por el propio señor Presidente: el acto político, partidario, electoral del Antel Arena está fuera de la Constitución. No hubo banderas o carteles del Frente Amplio, pero no hay dudas de que la concurrencia fue organizada y convocada por el Frente Amplio. Las decenas de ómnibus fueron financiadas por la organización partidaria, así como las invitaciones que profusamente circularon en las redes.

Y el discurso del presidente fue electoral, ya que no hizo un informe sobre el “estado de la República” como indica la Constitución. La versión que dio el primer mandatario fue subjetiva, manejando las estadísticas a su antojo y comparando estadísticas de años distintos.

Tras sostener que el acto fue político y electoral, un columnista hizo una serie de comentarios que nos interesa reiterar. “Durante estos 14 años que usted revindica, y por los cuales asume plena responsabilidad, se fundió la mayor empresa del estado, ANCAP, con pérdidas por cientos de millones de dólares y se comprobaron por la justicia y diversos órganos actos de inmoralidad, de ilegalidad y de corrupción. ¿Usted solo tiene que decir que le hicimos bullyng a Raúl Sendic? Fue usted que lo colocó en esos cargos totalmente inconvenientes, no solo como presidente de ANCAP, Ministro de Industrias, sino incluso como vicepresidente y que mantuvo durante todo un año la misma dirección de ANCAP que nos llevó al desastre. ¿Ayer se le olvidó ese detalle?”

“¿El desorden, los proyectos fallidos de todo tipo, como la regasificadora, el puerto de aguas profundas, la explotación minera, la búsqueda de hidrocarburos en tierra y mar, no le merecen una sola palabra? Porque lo pagamos contantes y sonantes, con plata y con expectativas todos los uruguayos y usted debería ser el presidente de todos los orientales. Y sus efectos y sus fracasos prosiguieron en este gobierno”.

Esto lo escribió un fundador del Frente Amplio, el ahora disidente Esteban Valenti quien le escribió una carta pública al orador del primero de marzo.

Tampoco habló el presidente de las más de 22000 rapiñas que se produjeron en 2018, ni de los 400 homicidios. Ni de la fracasada promesa electoral de bajar las rapiñas un 30% ni de tantos otros compromisos incumplidos. En una nota adjunta a este artículo, damos cuenta del informe de la organización independiente “Del dicho al hecho” que establece que el gobierno cumplió sólo el 36% de sus propuestas.

Manejó las cifras engañosamente. Sostuvo que creció la inversión en la Enseñanza, pero se olvidó de mencionar los terribles resultados: somos el peor país de América Latina en materia de deserción liceal y estamos por tanto muy lejos de la promesa de que el 100% de los alumnos de hasta 17 años termine el ciclo básico.

Si se repasaran todos los campos de la actividad económica y social, podríamos sacar conclusiones similarmente negativas. No hay discursos que puedan ocultar la triste realidad. Dijo que se habilitaron 70.000 “soluciones habitacionales” (¿?) pero no informó sobre el agraviante crecimiento de los asentamientos...

Para colmo, el señor Presidente equivocó el tono, manejándose más con actitud electoral que presidencial. Por un lado, poniéndose serio y al hablar de la campaña electoral, dijo “honremos la inteligencia del pueblo uruguayo, proponiendo y no agraviando, defendiendo con argumentos y no con mentiras y falsedades, que generan heridas que son difíciles de curar”. Pero de inmediato “le salió el barrio, el discurso de barricada, y dijo exactamente lo contrario. Refiriéndose a las redes, sostuvo que “en ellas hay una manga de descerebrados que desde la cobardía del anonimato se dedican a insultar a diestra y siniestra, a agraviar porque pretenden que quienes estamos en la contienda electoral dejemos de ser rivales -porque eso somos-, dejemos de ser competidores –porque eso somos– y quieren que seamos enemigos que no vamos a hacer porque el pueblo uruguayo no se merece que entre nosotros existan enemigos".

El presidente Dr. Vázquez en estado puro.



Sin noticias de la mediación y el diálogo propuesto por Uruguay
Lo limpio, lo sucio y la doble moral
Julio María Sanguinetti
El relevo del Comandante
Sanguinetti: la peor opción es el “partido militar”
Las Fuerzas Armadas y las reacciones políticas
Luis Hierro López
Una nueva edición de la Expo Activa
Tomás Laguna
Coaliciones a todo nivel
Inequidades en Salud: el “Informe Acheson” uruguayo
Ignacio Amorín Costábile
Siguen diciendo que hay que atacar las causas del delito
Inseguridad: preocuparse menos y ocuparse más
OIT insiste con que Uruguay debe impedir las ocupaciones de empresas
No habla bien de los candidatos que violen la veda electoral
Ante el mensaje del 1o. de marzo: una historia que viene de 1985
Todos los hombres del presidente
Julio Aguiar Carrasco
¡Gracias, ahora sí!
Consuelo Pérez
Carolina Cosse, el Antel Arena y su costo
Jorge Ciasullo
Una inverosímil realidad
Ruth Furtenbach
Educación Moral y Cívica
Jorge Bentos
Venezuela en la penumbra
Netanyahu y los votos de la ciudadanía árabe
El presidente hablador
Sesenta años de exilio no silencian al Dalái lama
Frases Célebres 754
Fructuoso Rivera y la patria posible
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.