El abuso

Por Elena Grauert

Lo sucedido en la empresa Envidrio no es más que una muestra de los excesos de poder que han existido en los últimos tiempos.

El que un “compañero” diputado con una intensa relación con el expresidente y la actual vicepresidenta justifique no aportar al BPS, diciendo que son “changas”, además de ser un acto de absoluta ilegalidad y violación a las normas tributarias, genera inequidad al no cumplirse con lo dispuesto en el artículo 8 de la Constitución, en cuanto a que todos somos iguales ante la ley.

Lo sucedido es un abuso de poder, dado que sí lo mismo hubiera pasado con cualquier otra empresa, ya la hubieran multado, pero siendo “empresa compañera”, salimos a justificar la violación de las normas dado que no todas las empresas son iguales, dependiendo de quién sea el posible infractor, el estatuto jurídico a aplicar.

Un desajuste parecido se ha dado en los últimos tiempos, con el fin de atraer inversiones, cuando se otorgan innumerables beneficios a empresas extranjeras, para que se instalen, como es el caso de las ventajas otorgadas a UPM, lo cual es otra muestra de trato desigual, dado que las empresas nacionales terminan subsidiando el tratamiento fiscal dado a esa empresa. Es cierto que Uruguay, para generar empleos deben otorgarse incentivos a efectos de atraer inversiones, pero las obligaciones que asumimos como sociedad, deben ser equiparables a los beneficios que ello nos trae, lo cual no se ha demostrado, siendo un claro manotón de ahogado para generar empleo a corto plazo.

Todos los economistas, hasta el propio Ministro Astori, son contestes en reconocer el enorme déficit fiscal, lo que genera un gran desajuste en la presión tributaria con la capacidad de reinversión y ahorro que afecta a las empresas, sin tomar en cuenta el atraso cambiario sufrido hasta la fecha que es un tributo silencioso e ilegal. Todo lo cual es refractario a atraer inversiones por la vía normal y natural, que es lo que debería pasar de acuerdo con las leyes de la economía. Tanto es así que los capitales uruguayos terminan yéndose a Paraguay, dado que tendrán mejor tasa de retorno, sin perjuicio de los menores costos operativos.

En el mismo sentido de inequidad, todos los inventos que se han realizado, amparados en los prestamos Fondes, han sido un fracaso rotundo, habiéndose entregado entre el 2012 y 2015 alrededor de U$S 50.000.000, a empresas como Cotrapay hoy cerrada, Envidrio con graves dificultades laborales y de funcionamiento, Alas U cerrada y ex Funsa con graves situación de funcionamiento.- En dos de ellas las pérdidas son totales, no pudiéndose recuperar nada por parte del Estado y lamentablemente en todos estos emprendimientos quienes los desarrollaron eran personas muy vinculadas al partido de gobierno, generándose una clara dependencia entre el proyecto y la facilidad de acceder a préstamos y prorrogas de seguro de paro, ampliándose la brecha entre la economía real y las meras aspiraciones políticas de los involucrados, lo cual aumento exponencialmente las pérdidas.

Se acabaron “las vacas gordas y se vendieron las joyas de la abuela”, dado que sin duda esto va de la mano del crecimiento de las tasas de desempleo. Las empresas al ver este despilfarro y con la carga fiscal y presión sindical existente, comienzan a retirarse del mercado o aumentar sus costos frente al riesgo. El costo de las tarifas públicas no es menor en la incidencia actual, lo cual también acarrea una clara retracción, amén de la baja de los precios de la materia prima, y la pérdida de oportunidades al no firmar varios TLC. Por lo que el achique de la torta marca un claro desincentivo al empleo, que se pretende revertir con la inyección de una megaempresa que impone enormes sacrificios a cambio de empleo a corto plazo, sin saber hasta ahora cuales es el saldo final de la misma en cuanto a costo y beneficio de la instalación de la empresa.

De todas formas los problemas son otros, como el abuso existente que se ha dado en el manejo del dinero de todos los ciudadanos, ya que no solo no ha sido cristalino, sino que se ha gastado con soberbia absoluta, diciendo que sí a proyectos que desde el vamos ya sabíamos que estaban destinados al fracaso como Alas U y mientras tanto quien paga siempre es Juan Pueblo.



EN EL AÑO DEL RESURGIMIENTO
Vacilaciones y contradicciones de un candidato
Las “fake news” criollas
Julio María Sanguinetti
La inmoral fabricación de una mentira
Entre la traición a sueldo y los niños que comían pasto
Luis Hierro López
Cuando Sendic era bueno
Jubilación activa y voluntaria
Conrado Rodríguez
El diputado Placeres contra las cuerdas
La realidad de los Consejos de Salarios
Hay que cuidar el prestigio de la Justicia
Un sombrío panorama
La agroecología y lo políticamente correcto
Tomás Laguna
Honda preocupación de los tamberos
Uruguay ante la revolución científica
Julio Aguiar Carrasco
Como Leche Hervida
Consuelo Pérez
Regasificadora: la ciudadanía tiene derecho a saber
Jorge Ciasullo
Una huella imborrable
Fátima Barrutta
Último diciembre
Jorge Bentos
Belisario, letra y música
La ira de los chalecos amarillos
Brasil y Estados Unidos, una antigua alianza
Amenazas palestinas a la normalización árabe con Israel
Frases Célebres 746
La Patria Posible
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.