Decir la verdad cuesta: al gobierno no le gusta la evaluación educativa

Los informes del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEEd), que registran un profundo retroceso en el desempeño educativo no le gustan al gobierno, que ha presionado reiteradamente para ocultar los datos o postergar su publicación. Como consecuencia de esa situación, han renunciado varios directores y técnicos.

Creado por la Ley de Educación, el INEEd tiene independencia técnica y su misión es, precisamente, la de evaluar —a través de herramientas estadísticas y programas especiales— el nivel de aprendizaje de los alumnos uruguayos y el comportamiento de las escuelas y liceos.

La semana pasada, por ejemplo, el INEEd publicó los resultados de un estudio denominado Aristas que daba cuenta que en las escuelas ubicadas en barrios de contexto social crítico, siete de cada diez alumnos tienen problemas serios de comprensión lectora.

Esa fue la gota que derramó el vaso, porque las presiones que se encadenaron tras la publicación de ese documento generaron la renuncia del argentino Mariano Palamidessi, doctor en educación y director ejecutivo del INEEd, y del director de evaluación, Juan Soca, quienes habían accedido a sus respectivos cargos por riguroso concurso. Ya es la cuarta renuncia que se registra en el organismo en pocos meses. En declaraciones a la a prensa, Palamidessi explicó que las presiones gubernamentales han generado un clima totalmente adverso. Otro de los integrantes del Directorio que apoya al director ejecutivo renunciante, el profesor Mario Cayota, representante de los colegios privados, anunció también que analiza su retiro.

La situación viene de antes. Hace poco, a Palamidessi le impidieron hacer declaraciones a la prensa y se llegó al colmo de exigírsele ir acompañado por un jerarca —una especie de comisario político— si concurría a algún medio. A la presentación de una documentación que arrojaba también resultados negativos no asistieron, deliberadamente, ni la Ministra de Educación, ni el Presidente del Codicen, Wilson Netto, “el José Pedro Varela del siglo XXI”, como increíblemente lo calificó la doctora María Julia Muñoz.

Como recuerda el diario “El Observador” el anterior director ejecutivo del INEEd, Pedro Ravela, renunció ante una situación parecida, ya que las autoridades postergaron la publicación de un informe también negativo ante la cercanía de las elecciones de 2014. En ese documento se sostenía que “las bajas tasas de finalización de la educación media, tanto básica como superior, colocan a Uruguay en una posición rezagada con relación al resto de los países de la región”.

Quiere decir que se hace evidente que el gobierno quiere ocultar los análisis técnicos que confirman el desgraciado retroceso que vive la Enseñanza. Así como desde el oficialismo se han intentado desacreditar a las pruebas internacionales Pisa —que siempre mostraron el rezago de Uruguay respecto a otros países— ahora la furia censora se dirige contra los estudios propios, surgidos de un instituto nacional y que no hace otra cosa que llevar a cabo aquello que le encomienda la ley.

Es imposible que el gobierno cumpla con la promesa electoral de que todos los estudiantes de 17 años iban a estar completando sus cursos en 2020. La deserción es del 60%, la peor de América Latina. Además, como demuestran los nuevos informes, el nivel de aprendizaje es paupérrimo. Quiere decir que en la Enseñanza al gobierno le pasa lo mismo que con las rapiñas: ante los resultados dolorosamente negativos, se intenta camuflar la realidad y esconder los números o —directamente— adulterarlos, como hizo el Ministro Bonomi durante todo este tiempo.

Es la peor reacción que pueden tener las autoridades, porque el primer paso para resolver un problema es asumirlo como tal, describir la situación con probidad y precisión técnica y actuar con honestidad intelectual ante la opinión pública.

El gobierno quiere tapar el sol con una mano.



El sistema penal hace agua y el gobierno no puede mirar hacia el costado
El corto y el largo plazo
Julio María Sanguinetti
Avance feminista
Volvieron las odiosas categorías A, B, y C.
Luis Hierro López
¿MIDES un comité del FA? ¡No, para nada!
Carlos Julio
El historiador José Rilla y la fábula de los tupamaros
Reivindicación de Zenobio Rosas
Tomás Laguna
Delirante
Julio Aguiar Carrasco
Di Candia y los dueños de la falsa razón
Una expresión de desorden
Consuelo Pérez
Puro verso
Esperando a ser feliz
Angelina Rios
Meses y meses para reparar una calle
Reclaman a la Justicia que impida la demolición del San Rafael
Las mentiras tienen patas cortas
Jorge Ciasullo
Las torturan antes de matarlas
Jorge Bentos
Siesta en Montevideo
Es hora de contar la verdad sobre la cuestión palestina
La lacra del antisemitismo entró nuevamente en erupción
El insulto, bandera nacional
Frases Célebres 755
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.