Cuando Lula estuvo en Montevideo

Hay evidencias de que Lula vino a Montevideo en una misión privada para hacer gestiones a favor de la empresa de construcción OAS –una de las implicadas en el Lavajato– que fue designada por el gobierno de Mujica para hacer parte de la obra de la regasificadora.

Según denuncias que están radicadas en la comisión investigadora parlamentaria Lula estuvo en Montevideo en misión privada, en 2013, para interesarse por diversas obras públicas y para influir en las concesiones a favor de las empresas brasileñas.

El ex presidente brasileño fue traído a Uruguay por la empresa brasileña de construcción OAS y participó en una reunión con empresarios de distintos sectores en un hotel de Carrasco donde se analizó la obra de la regasificadora de Puntas de Sayago. OAS, envuelta en uno de los escándalos de corrupción en Brasil, fue luego la responsable de la construcción de la obra en Puntas de Sayago que quedó trunca.

La información fue dada en la comisión investigadora de la Cámara de Representantes que analiza todo lo vinculado a la regasificadora por el presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, según lo que se divulgó a principios de 2017. Hasta ese momento, la visita de Lula se había mantenido en reserva.

Según el diputado denunciante Pablo Abdala, tras esa visita de Lula el gobierno de Mujica concedió la obra a OAS –que no era la que hizo la mejor oferta– tras un procedimiento irregular. Abdala sostuvo que “ ha quedado demostrado que fue un proceso absolutamente irregular, ya que la adjudicación se realizó en 10 o 12 días, un tiempo absolutamente récord, por lo que fue una adjudicación política”. La empresa no calificaba para ser adjudicataria y la licitación se resolvió en forma irregular aseguró el legislador nacionalista.

Además de este hecho, la comisión investigadora analizó en el pasado, sin poder llegar a conclusiones, una denuncia de la prensa brasileña según la cual el ex ministro de energía de Brasil, Fernando Pimentel, procesado ahora por el Lavajato, habría indicado que el jefe de la casa civil del gobierno uruguayo era la persona con la que habían hablado en Uruguay para digitar la adjudicación. Ese cargo no existe en Uruguay, pero podría asimilarse a la secretaría de la Presidencia.



Basta de desidia politiquera
Mal con todos
Julio María Sanguinetti
Ahora, Uruguay se suma tardíamente al reclamo de elecciones libres
Director de Human Rights Watch condenó duramente al gobierno uruguayo
Sanguinetti y el gobierno de coalición
Improvisaciones de un candidato
Luis Hierro López
Una amplia visión de la democracia y los problemas de la región
Un café con Sanguinetti
Las preocupaciones de Miranda y los desvaríos de Muñoz
Castillo y la doble moral del Partido Comunista
Novick y Sartori violaron normas sobre publicidad
La calidad del agua y su cuidado público
Elena Grauert
Nadie se hace cargo
Santiago Torres
Los enemigos ideológicos del agro están en el propio Poder Ejecutivo
Tomás Laguna
Por favor, ¡basta!
Julio Aguiar Carrasco
Observatorio de la Violencia
Fátima Barrutta
La hipocresía de Juan Raúl Ferreira
Leo Roca
Parecido no es lo mismo
Jorge Bentos
Ana María Bozzo
Con Venezuela, la izquierda se está suicidando
Cayó el Chapo, pero el narco sigue
La inteligencia artificial promete mejorar los diagnósticos médicos
Frases Célebres 750
YO, JULIA
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.