Conflicto en Conaprole: otra omisión del gobierno

El sindicato quiere imponer su lucha clasista y el gobierno mira para el costado

El conflicto en Conaprole amenaza con transformarse en un enfrentamiento entre los productores y el sindicato. Y por más que el sindicato  quiera transformar su causa en una nueva lucha de clases apelando a los pequeños productores lecheros, estos tienen claro la división de aguas entre la lucha de clases y la causa de la familia tambera.  Ya han demostrado que no solo no están dispuestos a dejarse utilizar, sino que reivindican su responsabilidad en el destino de la cooperativa a la que deben su existencia y de la que son parte fundamental.

Lo peor del caso es la actitud parcial del Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Trabajo, permitiendo la descalificación grosera y soez por parte de un sindicalista hacia los productores rurales, a la vez de pretender enfrentar a los remitentes a Conaprole con aquellos que con angustia dependen de la empresa Pili en Paysandú.

Cuando sus funciones son las de lograr acuerdos en armonía, el  Ministro Murro acude a las mismas prácticas de sus ex compañeros del sindicalismo marxista, la confrontación lisa y llana.

Esto no va a terminar bien, la familia tambera acumula indignación contra un sindicalismo que ya la ha perjudicado anteriormente, además de atravesar tiempos angustiosos para la sobrevivencia de su rubro. El sindicato no se enfrenta al directorio de una empresa, lo hace con varios miles de productores cascados por heladas y solazos, curtidos en la rudeza de una actividad que no admite descansos ni privilegios como los que sí tienen los empleados urbanos de la industria a la que remiten.

Lo que ocurra será responsabilidad directa del Poder Ejecutivo.



Reconocimiento de un nuevo fracaso: las cárceles son parte del problema
Progresismo en estado puro
Repudian la bendición de un Intendente en su oficina
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.