Con los hijos y las hijas no, ¡con los corruptos sí!

El pasado domingo 7 de abril, el diario argentino Página12 publicó una carta titulada “con los hijos y las hijas no” en la que diversas personalidades de la autodenominada “izquierda latinoamericana” se solidarizan con la ex mandataria del vecino país, Cristina Fernández de Kirchner, y su hija, Florencia Kirchner. ¿Se justifica?
 
El cuerpo de la misiva, a la que suscriben, entre otros, los ex Presidentes Lula da Silva, Rafael Correa, Fernando Lugo y, por Uruguay, la Senadora Constanza Moreira y los Diputados Daniel Caggiani e Ivonne Passada del Frente Amplio, denuncia una supuesta trama de acoso contra la hija de la actual Senadora argentina.
 
“La persecución política, mediática y judicial se ha transformado en una constante en Latinoamérica”, sostiene el enunciado introductorio. Estas prácticas, continúa, “debilitan las democracias y pretenden imponer un disciplinamiento político para todos aquellos que promovieron el inicio de transformaciones con el nacer del siglo”.  Nuestros hijos e hijas, finaliza, “no eligieron eso y deben estar exentos de cualquier maniobra persecutoria”.
 
El nivel de descaro es brutal; vayamos por partes. Primero y principal, la Sra. Florencia Kirchner —que actualmente se encuentra realizando “un tratamiento médico en Cuba”, según sus abogados— está involucrada directamente en dos causas judiciales por su participación en empresas familiares acusadas de lavado de activos. No es, por tanto, víctima de ninguna “maniobra persecutoria”.

Por el contrario, según explica la prensa Argentina: “La hija de los Kirchner debería ir a juicio oral junto a su madre y su hermano Máximo en dos causas donde fueron procesados por lavado de dinero por los negocios de sus dos compañías con empresarios como Lázaro Báez y Cristóbal López. Heredera de las acciones de las firmas de sus padres, Florencia además fue gerente de Los Sauces SA y una de las dos empleadas de esa inmobiliaria. Su patrimonio fue investigado en la causa Hotesur SA y le secuestraron cerca de cinco millones de dólares que tenía en cajas de seguridad”.

En segundo lugar, llama la atención que aquellos que siendo condenados por corrupción, como Lula, o quienes están siendo o han sido investigados por éste y otros hechos delictivos, como Correa, Lugo y la propia Cristina Fernández de Kirchner, comparen la situación de sus países con la triste realidad que se niegan a condenar. La “persecución política, mediática y judicial”, ha sido —y continua siendo— una constante en la eterna dictadura cubana y en los regímenes de Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

Finalmente, y no por ello menos importante, cabe destacar nuevamente la doble moral frenteamplista. Los mismos que utilizaron todos los recursos a su alcance para hostigar y difamar al Senador colorado Pedro Bordaberry, son los que hoy pretenden encubrir un caso de corrupción bajo la consigna “con los hijos y las hijas no”. El mismo partido político que se ha negado a denunciar y condenar la dictadura de Maduro, hoy desconoce las instituciones democráticas de Argentina y se apresura a encubrir un caso más de corrupción que dejó el tan promocionado “giro a la izquierda”.

La Sra. Florencia Kirchner Fernández no es una menor de edad. Es una adulta, en pleno uso de sus facultades y, por consiguiente, plenamente responsable penalmente como cualquier persona. Vale aclararlo, porque el manifiesto al que hacemos referencia, por su título, podría inducir a pensar que se trata de una pobre adolescente hostigada por medios, políticos y jueces.

Y por último, si en algún punto puede coincidirse en el manifiesto, es en el título: “Con los hijos y las hijas no”. Pero esa coincidencia se agota allí y corre en un sentido completamente diferente al de quienes lo redactaron y de quienes lo suscribieron: esa sentencia la deberían tener en cuenta aquellos políticos que involucran a sus hijos en sus trapisondas y crímenes, convirtiéndolos en cómplices, penalmente responsables, o sea, convirtiéndolos también en criminales.



Faltan conducción y claridad...
El Partido Colorado y los desaparecidos
Educar es aprender
Julio María Sanguinetti
Ideas para el Gobierno 2020: Crecimiento económico y competitividad
Jueves 25, la modernización de la seguridad social
El estancamiento uruguayo según El País de Madrid
Las canalladas de turno
¿Atrapado sin salida?
Elena Grauert
Los estoicos productores arroceros enfrentan nuevas adversidades
Tomás Laguna
Con los hijos y las hijas no, ¡con los corruptos sí!
El stalinismo
Julio Aguiar Carrasco
El transporte público y la libre competencia
Jorge Ciasullo
Es Ahora
Consuelo Pérez
La obligatoria “inclusión”
Ruth Furtenbach
Hay que iluminar y cuidar el monumento a Wilson Ferreira
La transparencia del poder televisada
Jorge Bentos
1o. de marzo de 2020
Eduardo Pacífico
La reforma previsional del segundo gobierno del Dr. Sanguinetti
Miguel Lagrotta
Combatir el machismo ambiental
Fátima Barrutta
Ay Marina, Marina ¡Qué desfachatez!
Angelina Rios
Mirando al futuro
Matias Marino
Netaniahu, el “mago de la política israelí”
Edu Zamo
Hasta el viernes 26
Israel está empatado
El regreso de los autoritarismos moralizantes
La Salud en Venezuela está en cuidados intensivos
Derrotar a los populismos
Frases Célebres 758
Masones & Libertadores
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.