Cómo empeorar lo que venía mal

El proyecto de Rendición de Cuentas del gobierno empeorará las cosas porque difícilmente consiga abatir sustancialmente el déficit fiscal, pero se aumentará la carga tributaria. En suma, aparece la gran mentira de la campaña electoral oficialista del año 2014.

“Hemos dicho en reiteradas oportunidades con total claridad que los cambios que puedan haber irán en dirección a beneficiar al contribuyente. No vamos a aumentar las cargas tributarias, no va a haber más impuestos. Lo puedo asegurar con total precisión”
, explicaba el hoy Ministro Astori en noviembre de 2014, en la campaña rumbo al balotaje.

Unos meses antes, en setiembre, el actual Presidente de la República señalaba que el Frente Amplio apostaba a mantener “las reglas de juego claras y precisas, y no cambiarlas a mitad de camino. Lo que proponemos en política fiscal lo vamos a cumplir”.

Semejantes audacias verbales —mentiras— eran fundamentadas con otra mentira, aún más gigantesca. También en setiembre de 2014, Astori —con desparpajo— espetaba con su soberbia característica: “La situación fiscal del país es la más sólida que yo recuerde en décadas”.

Una vez más, se puede “asegurar con total precisión” que nos mintieron a cara de perro y a conciencia: la situación fiscal no sólo no era “la más sólida en décadas” sino una de las peores que se recuerde —pese a más de diez años de bonanza y recaudación a raudales— y además aumentaron los impuestos, por lo que no cumplieron lo que proponían.

Así se empezó con un tarifazo, se siguió con un cambio en la liquidación del IRAE y se coronó a partir de este año con un incremento del IRPF que afectó a varias franjas de trabajadores. Y como no alcanzó —como era previsible— ahora se anuncia otra suba de tributos. Pero de ajuste del gasto, que es la verdadera madre del borrego, nada de nada.

Pero como el Ministro Astori es experto en entreverar las barajas, su discurso disimula que el gasto no sólo no se ajusta sino que vuelve a expandirse. Así, empleando el mismo tono doctoral con que mintió “con total precisión” en 2014, ahora nos habla de “restricciones en gastos e ingresos”, de “mantener el equilibrio fiscal” y compungidamente dice que “no es el camino que hubiéramos preferido seguir”.

En primer lugar, no existe ningún “equilibrio fiscal” a “mantener” porque en realidad sigue habiendo un déficit monumental, que prácticamente se mantiene intacto desde el fin del “mujicato”, pese a los tarifazos y el incremento de impuestos dispuesto en la anterior rendición de cuentas.

Pero lo más importante es que cuando el Ministro habla de “restricciones” y parece que anunciara un recorte en el gasto público, en realidad está escamoteando que —una vez más y pese al déficit— se incrementa el gasto en 172 millones de dólares. Y de ese incremento, 112 millones de dólares necesitan financiamiento extraordinario. Por eso el incremento impositivo que incluirá esta nueva Rendición de Cuentas.

Pero hay algo peor: el gobierno no se tiene fe y —como se verá— lo bien que hace.

Como ya señalamos la semana pasada, ha decidido no pensar más en el mediano plazo (el largo plazo está perdido ya) y a duras penas planifica para un año. Con ello da cuenta de sus temores de que la situación fiscal, ya muy mala, se mantenga o empeore. Y son temores muy fundados: pese al enorme esfuerzo que el país viene haciendo para cerrar la brecha fiscal, ésta se mantiene prácticamente intacta, como expresamos más arriba, porque el gasto público no baja sino que crece.

En buen romance, de nuevo es altamente probable que este nuevo esfuerzo de la sociedad no sea suficiente y el gobierno se sienta compelido a aplicar otra vuelta de tuerca tributaria. Y la explicación de semejante derrotero es que sigue incrementando el gasto público por razones estrictamente políticas: cumplir —aunque sea a medias— con el manirrotismo existencial del Frente Amplio y con sus clientelas electorales asociadas. Por eso las mentiras, los discursos tramposos, los incumplimientos.

Es que, en el fondo, todo tiene una sola explicación: el Frente Amplio. Precisamente allí reside el origen de los desastres en el plano económico, educativo, sanitario, etc. Por tanto, la única posibilidad cierta para poder enderezar el rumbo es que 2019 marque el cierre del extravío frenteamplista.



El manoseo de las fechas patrias
En torno al duelo
Julio María Sanguinetti
El gran engaño
Luis Hierro López
Adiós a un Caudillo
Homenaje suicida
La Fiscalía cobra al grito
El Frente Amplio se niega a ser investigado
¿Cuántos muertos se necesitan para que Uruguay reaccione?
Sigue creciendo la clientela
Grotescas e irresponsables tomadas de pelo
Tomás Laguna
Gasoil: sólo un atisbo
Tragicómico.
Consuelo Pérez
Darío Pimentel
Remate y punto final
Jorge Ciasullo
Cuán difícil es pensar
Guillermo Asi
El relato falso
Ramiro Tafernaberry
¡Qué medio siglo...!
El hoy del ayer
El mundo se cerró a los judíos
Para Venezuela, una solución sin precedentes
Cinco ideas que Trump mató
Frases Célebres 675
Mauricio Macri - La nueva política horizontal de las redes
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.