Campeón del “yo no fui”

El aumento dramático que han tenido los delitos en los últimos meses se debe, según el ministro de Interior, a la vigencia del nuevo Código del Proceso Penal, lo que fue rebatido por los expertos

Tras volver de una prolongada licencia – que se registró durante las semanas en que hubo más asesinatos en la historia del país – el ministro de Interior Eduardo Bonomi no tuvo más remedio que reconocer la evidencia: el delito ha vuelto a crecer en los últimos meses, con lo que su obstinada y mentirosa campaña en el sentido de que había una supuesta tendencia a la baja, cae estrepitosamente.

Eso sí: la culpa es del otro. Incapaz de reconocer un error propio o de su oficina ministerial, mucho más del gobierno en su conjunto, el jerarca apuntó esta vez contra el nuevo Código del Proceso Penal, que cobró vigencia en noviembre pasado. Según una nota del semanario Busqueda y asumiendo un estudio que hizo la Policía, a la que se le reconoce por lo tanto la tarea de ser juez y parte en el asunto, Bonomi intenta explicar el auge delictivo por las nuevas normas, lo que fue rotundamente refutado por los expertos.

El semanario recoge también las expresiones del ministro de Apelaciones en lo Penal, Alberto Reyes; y del Fiscal Penal Carlos Negro, quienes desacreditaron la versión ministerial, explicando que es muy temprano para sacar una conclusión de esa índole y que no debe creerse –como insinúa el Ministro – que el nuevo Código está destinado a combatir la criminalidad. Se trata solamente de un cambio de forma y no de fondo, sostuvieron, y el fondo radica en el Código Penal y no el Proceso Penal.

Bonomi ha adulterado permanentemente las cifras del delito, inventando porcentajes de baja y manipulando los números, pero esta vez no pudo seguir dibujando inventos y en esa medida, apuntó hacia el nuevo Código del Proceso, pero la jugada le salió mal otra vez.

Sobre todo cuando las cifras de asesinatos han batido récords, con una tasa de un homicidio por día durante las primeras jornadas del año. Según el director de Fundapro, Guillermo Maciel, se vienen batiendo récords de asesinatos y de muertes en las cárceles. Para colmo, como explicó el experto los asesinatos no se aclaran y se registran precisamente en los barrios que Bonomi dice que están más vigilados a través del promovido Pado, el Programa de Alta Dedicación Operativa, un pomposo nombre que se le puso al viejo patrullaje.

Mucha dedicación operativa, pero también, muchos homicidios y brutales rapiñas y asaltos.



EN EL AÑO DEL RESURGIMIENTO
Vacilaciones y contradicciones de un candidato
Las “fake news” criollas
Julio María Sanguinetti
La inmoral fabricación de una mentira
Entre la traición a sueldo y los niños que comían pasto
Luis Hierro López
Cuando Sendic era bueno
Jubilación activa y voluntaria
Conrado Rodríguez
El diputado Placeres contra las cuerdas
La realidad de los Consejos de Salarios
Hay que cuidar el prestigio de la Justicia
Un sombrío panorama
La agroecología y lo políticamente correcto
Tomás Laguna
Honda preocupación de los tamberos
Uruguay ante la revolución científica
Julio Aguiar Carrasco
Como Leche Hervida
Consuelo Pérez
Regasificadora: la ciudadanía tiene derecho a saber
Jorge Ciasullo
Una huella imborrable
Fátima Barrutta
Último diciembre
Jorge Bentos
Belisario, letra y música
La ira de los chalecos amarillos
Brasil y Estados Unidos, una antigua alianza
Amenazas palestinas a la normalización árabe con Israel
Frases Célebres 746
La Patria Posible
LA LIBRERIA
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.