Apagón de vergüenza

Si el apagón del domingo en Montevideo fue grande, peor fue el del Presidente de UTE y la promocionada Ministro de Industrias, que se dedicaron a hacer un mea culpa propagandístico sobre sus debilidades de comunicación.

Realmente, si triste fue el papel del Ing. Casaravilla hablando de su página web (que era de un simplismo informativo alarmante), peor fue el de la señora Ministro, cuya única propuesta fue la de que se abriera un cuenta de Twiter...

Lo importante, lo sustantivo, lo grande, brilló por la ausencia en todo lo que hablaron y no es otra cosa que la razón del desastre. ¿Cómo puede ocurrir un incendio de esta naturaleza? ¿La subestación en cuestión es vieja o nueva, está mantenida como corresponde o hay una omisión técnica grave? ¿Cómo pueden “incendiarse” unos cables, como si se tratara de una lamparita en una mesa de luz o una estafa doméstica?

La comunicación fue mala para los usuarios, a los que le estuvieron mintiendo todo el tiempo, dando por resuelto lo que no lo estaba, cuando hasta el martes había gente sin energía. Pero esa es la anécdota, lo horrible es la pobreza infantil de la comunicación, reveladora de una pésima conducción técnica. No puede ser que nadie tenga idea de lo que realmente pasó y eso es gravísimo. Si no lo fuera, no se habría producido el tamaño apagón que sufrió una zona densamente poblada de Montevideo, en medio de un invierno frío, con miles de edificios sin ascensor y penurias de todo tipo para el comercio y las casas de familia.



Entre el secretismo y el despilfarro
Más vale tarde que nunca
Julio María Sanguinetti
“No sean imbéciles”
Sospechas sobre las tupabandas
La anomia social
Para Mujica la culpa no es de Maduro, es de los venezolanos
Impunidad para el Senador de León
Un exceso demagógico
Luis Hierro López
MERCOSUR - UE: Crónica de una muerte anunciada
Tomás Laguna
El país del más o menos
La perversidad del corralito mutual
Elena Grauert
Un discurso y un divague
Chorizo de rueda vs inocuidad alimentaria
Batllistas y la seguridad pública
Sanguinetti con Tabaré Viera en Artigas
A Maduro le conviene el caos
Horas de incertidumbre
Julio Aguiar Carrasco
Verdades Dolorosas
Consuelo Pérez
La gran calumnia contra el liberalismo
Necesitamos un nuevo contrato socioeconómico
La homeopatía en el banquillo
Frases célebres 734
Inicio - Con Firma - Ediciones Anteriores - Staff Facebook
Copyright © 2011 Correo de los Viernes. Publicación Oficial de la Secretaría de Prensa del Foro Batllista.